Serie Mundial 2017: Bergman decide y Astros vencen a Dodgers 13-12 en Juego 5

En el segundo partido más largo en la historia de las Series Mundiales, un sencillo de Alex Bregman en la parte baja de la 10ma entrada, propulsó al Houston Astros a un triunfo de 13-12 y una ventaja de 3-2 en la Serie Mundial 2017, todo en el siempre importante Juego 5, en una impredecible noche en el Minute Park, que no solo tuvo otra fiesta de cuadrangulares, sino de lanzadores que desfilaron por ambos elencos.

El choque de cinco horas y 17 minutos es solo el segundo después del Juego 3 del Clásico de Otoño de 2005, cuando los Astros cayeron ante el White Sox, 7-5, en 14 entradas en un juego de cinco horas y 41 minutos.

Serie Mundial 2017

Astros lideran la serie 3-2

Juego 5

Astros 13, Dodgers 12

Los Astros lideran la serie al mejor de siete, 3-2, y enviarán a Justin Verlander al montículo en el Juego 6 en el Dodger Stadium el martes por la noche, con la posibilidad de darle a Houston su primer campeonato de Serie Mundial de su historia. Por los Dodgers, el zurdo Rich Hill tomará la lomita. Los equipos con una ventaja de 3-2 en una Serie Mundial al mejor de siete han ganado en 43 de 65 veces.

Lo que debió ser un duelo entre dos de los mejores zurdos de Las Mayores hoy día, terminó resultando con las salidas de ambos mucho antes de lo esperado, y con estos no luciendo ni remotamente en su mejor forma.  

Los Dodgers sacaron temprano al abridor Dallas Keuchel, cuando primero marcaron tres en el inning de apertura, por sencillo de Chris Taylor, y boletos a Justin Turner y Kiké Hernández que llenaron las bases. Keuchel ponchó a Cody Bellinger para el segundo out del inning, pero Logan Forsythe le dio sencillo al izquierdo que trajo las dos primeras. Un viraje a primera que sorprendió al corredor Forsythe, provocó un error en tiro del cubano Yulieski Gurriel a segunda, y la jugada hizo a Kiké anotar la tercera. Poco después Gurriel tendría su oportunidad de revindicarse.

Los Dodgers pondrian el partido 4-0 en la 4ta, por un doble de Forsythe y un sencillo de Austin Barnes. Otro indiscutible, de Charlie Culberson, provocaría la sustitución de Keuchel, quien se retiraría con 3 2/3 de 4 carreras – 3 limpias – con 2 boletos y 4 ponches, en trabajo de 86 lanzamientos.   

Pero ante el estelar Clayton Kershaw, en la parte baja del 4to, los Astros remontaron y de que manera. George Springer inició recibiendo boleto, José Altuve dio sencillo y Carlos Correa golpeó doble remolcador de la primera de Houston. Solo para que con un out, Yuli Gurriel dejara atrós todo su pesar de dos días atras – y de un error en el choque -, y al primer lanzamiento de Kershaw largara cuadrangular enorme por el izquierdo para empatar a cuatro las acciones.

Sería todo lo que necesitaba Houston para demostrar que podían batallar con el abridor rival. Para el Yuli este era su segundo cuadrangular de la Serie Mundial, y su primer indiscutible desde la controversia con el japonés Yu Darvish en el Juego 3 de la serie. Para Kershaw significaba su 8vo cuadrangular en esta postemporada, un record personal para él.

Pero la respuesta de los Dodgers no se hizo esperar ante el relevista Collin McCugh en la 5ta. Corey Seager y Justin Turner recibieron boletos, y tras un dudoso ponche sobre Kiké Hernández – el arbitraje en home plate no fue de lo mejor tampoco -, Cody Bellinger disparó cuadrangular por el jardín derecho, para dar ventaja de 7-4 a los Dodgers.

La celebración de la afición de los Azules no duraría mucho. En la parte baja del 5to, Kershaw regresó al montículo, nuevamente con ventaja buscando colgar un cero más para tener oportunidades de triunfar, pero después de lograr los dos primeros outs del inning, concedió boletos consecutivos a Springer y Bregman, arribando a los 94 lanzamientos, momento en que el mentor Dave Roberts decidió apelar a su bullpen y llamar al derecho Kenta Maeda para que le lanzara a Altuve. El venezolano no volvió a defraudar, en conteo de 3-2 golpeó una recta de 93.6 mph, para despachar cuadrangular de tres carreras por el centro del terreno para otra igualada, esta vez a siete.

Con el cuadrangular de Altuve la labor de Kershaw en la noche se resume en 4 2/3, 6 limpias con 4 hits, 3 boletos y 2 ponches, números sin duda muy distantes de su labor en el Juego 1 de la serie. Los seis jonrones para empatar partidos en esta Serie Mundial, son la mayor cantidad para cualquier Clásico de Otoño que se haya registrado desde 1974.

Ambos equipos se repartieron ceros en la 6ta entrada, pero la parte alta de la séptima resultó para el olvido, por ambas partes. Justin Turner inició el inning por los Dodgers con doble ante el nuevo relevista, el derecho Brad Peacock, y en una jugada muy mala del alto mando de los Dodgers, toque de bola fue ordenado con Kiké, jugada mal ejecutada que terminó con Turner siendo out en tercera base. Pese a esto, ante Cody Bellinger, el relevista Peacock permitió cohete al centro sobre el cual George Springer trató de fildear de cordón de zapato infructuosamente en una jugada de pobre pensamiento, para que Bellinger se apuntara triple remolcador de la ventaja, 8-7.

Pero Huston no cedería. En la parte baja del 7mo y en otra garrafal decisión, el mentor Dave Roberts trajo por quinto juego consecutivo al relevista Brandon Morrow, y este se vio no tenía nada para dominar a una ofensiva que lideró Las Mayores este año. El propio director había dicho antes del juego que evitaría a toda costa dar uso al derecho, pero todos sabemos cuan complicado resulta en este tipo de juegos ajustarse a un libreto predefinido. Primero fue Springer, quien al primer lanzamiento del derecho largó cuadrangular por el izquierdo para el empate a ocho. Minutos más tarde, Alex Bregman dio sencillo y Altuve lo trajo para el plato con doble al centro, solo para que Carlos Correa disparara altísimo cuadrangular por el izquierdo para dos más y desatar la locura en todo un estadio con el 11-8 que por un momento parecía definitorio.

Pero la alta dosis de ofensiva no terminaría. Los Dodgers marcaron la novena en el 8vo, por doble de Joc Pederson y pelotazo a Chris Taylor, lo que significó la explosión de Peacock. Ante Will Harris, Seager dio doble al izquierdo para remolcar a Pederson, pero con corredores en tercera y segunda, Turner falló en línea al derecho para el segundo out. El derecho Chris Devenski fue traído para lanzarle al emergente Andre Either, y este cedió en rolata a las manos de Gurriel en la inicial. 

En el 8vo los Astros marcaron una carrera que resultó vital al final, por cuadrangular de Brian McCann ante el zurdo Tony Cingrani. Su batazo del 12-9, fue el quinto jonrón del juego de los Astros, una marca para el elenco y McCann se convirtió en el decimocuarto jugador diferente con cuadrangular en la Serie Mundial, estableciendo otro récord. 

Sin embargo, en el 9no con solo tres outs para el triunfo de los Astros, los Dodgers no se dieron por vencidos ante el relevista Devenski. Con Cody Bellinger en base por boleto, Yasiel Puig disparó su segundo cuadrangular de la serie, un batazo alto por el izquierdo que acercó 12-11 al elenco visitante. El batazo de Puig significó el jonrón 22 en esta Serie Mundial y el 101 en la postemporada, ambos también récords en las Grandes Ligas. A su vez, con su jonrón y el de Gurriel en el 4to inning, se unieron al cubano Tany Pérez (dio 3 en la SM de 1975) en la lista de cubanos con más de un cuadrangular en una SM. Acto seguido, Austin Barnes dio doble al centro, y desde allí anotó, cuando Chris Taylor enmudeció a todo un estadio con sencillo al centro ante Devensi para el empate, en una gran comparecencia al bate.

En el 9no Yuli Gurriel casi se convierte en héroe, con un doble contra la cerca del jardín central ante Kenly Janse ya con dos outs , pero Jansen terminaría dominando a Josh Reddick con elevado a las manos de Either en el izquierdo.

Pese a una amenaza de los Dodgers en el 10mo, la decisión llegaría en la parte baja de esa entrada. Con Kenley Jansen en el montículo y dos outs, un cuadrangular de foul de Brian McCann parece haber cambiado al derecho, que acto seguido propinó pelotazo al bateador y regaló cuatro pelotas malas a Springer. Como en toda la noche, los boletos siempre tuvieron implicación en las carreras, Derek Fisher salió a correr por McCann en segunda y una conversación con Jansen lo dejó en el monticulo para enfrentar a Bregman, pero este decidió las acciones con cohete al izquierdo, batazo sobre el cual Andre Either poco pudo hacer con su tiro al plato.

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Cubanos en la Postemporada 2015
MLB: Estrellas de Grandes Ligas visitan Cuba
MLB: Puig no recibirá sanción
MLB: Yasiel Puig admite errores del pasado
¿Qué cubanos están en la Postemporada MLB 2017?
¿Cómo marchan los cubanos en la Postemporada 2017?

ver más