MLB 2019 | MLB: “Candelita” destrozó la slider de Edwin Díaz; Abreu’s time; walkoff de Alonso

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

May 2, 2019

En la noche de este martes José Iglesias subió al plato durante el inicio del noveno inning en Citi Field con un plan inicial frente a Edwin Díaz, uno de los cerradores más dominantes de las Grandes Ligas en las últimas dos temporadas: Estaba decidido a trabajar la cuenta.

Parecía paciente, a pesar de que en las 2472 anteriores visitas al home plate de su carrera había sido un bateador de .309/.342/.426 al atacar el primer lanzamiento. Pero, esta vez, Iglesias estaba enfocado en explorar la agresividad de Edwin Díaz. 

Esa era una perspectiva interesante que pudimos corroborar cuando Edwin le lanzó a “Candelita” una bola rápida pegada a 97 mph para el primer strike. Y luego, le repitió un dardo encendido por dentro a 95, que Iglesias tampoco exploró más allá de mirar cómo la pelota sonaba en la mascota del cátcher Wilson Ramos.

Una bola y un strike, estaba el conteo.

Entonces, tal vez era el momento. Sí, el de Edwin Díaz intentando morder atacando la esquina exterior baja con su slider letal… pero también podía ser el instante perfecto para que, “Candelita” Iglesias, se anticipara con su mejor balance en el afán de poner la pelota en juego. ¿Qué sucedió en fracciones de segundos, cuando Edwin activó su windup característico? Probablemente, antes de que se quedara esta slider sin llegar a su punto más calibrado sobre el home, no habrías creído esto:

¡Adiós pelota!

¿Sorpresa? Los Reds abrieron el marcador 1-0 en el noveno inning, cuando buena parte de los 22 119 aficionados que asistieron al Citi Field habían visto pasar a 63 bateadores por el plato sin disfrutar la emoción de una carrera. Así que, ya era hora, y José “Candelita” Iglesias fue el rey del drama: Mostró la habilidad de contacto en su máxima expresión y fue capaz de azotar una de las sliders más despiadadas del Big Show, frente al cerrador que lidera en juegos salvados desde 2017 a la fecha (99). 

Y aunque, a decir verdad, un jonrón no es la pieza de bateo que esperas ver tallada por el swing de “Candelita” Iglesias, tampoco los lanzadores deberían subvalorar su movimiento de muñecas sobre el home.  Pues, si bien Iglesias no ha sido ni por asomo un frecuente bateador de jonrones, los 129 dobles que acumula en su carrera muestran una prueba interesante de su contacto. 

Además, como escribí este lunes, parte de ese impacto puedes verlo revisando el BABIP de .301 en su carrera y ese cintillo recordando que nunca se ha ponchado más de 65 veces en temporadas con al menos 450 PAs.

Pero, al mismo tiempo que analizamos eso, también es justo decir que no es ni fácil y mucho menos frecuente atrapar una slider de Edwin Díaz: Antes de la noche de este miércoles, luego de 1116 sliders lanzadas en las Grandes Ligas había permitido apenas cinco jonrones. ¿Qué frecuencia era esa? Algo tan ínfimo como soportar un bambinazo cada 223 sliders (el 60.8% de los ponches de Edwin en MLB han sido lanzando sliders). ¡Oh! Entonces, ¿crees que Díaz y el cátcher Wilson Ramos hayan pensado en oprimir el botón equivocado preparando ese deslizador? Recuerda los números. Al final, es béisbol. Díaz lanzó el envío correcto, pero “Candelita” Iglesias se adelantó con un swing perfecto que aplastó ese pitcheo y lo mandó a 375-ft del plato a 98.5 mph.

Como puedes apreciar, ese jonrón que viste fue la explosión de dos frecuencias bastante difíciles de coincidir: Iglesias, batea un jonrón cada 107 turnos al bate y, a Díaz, le pegan un con slider cada 223 pitcheos. De hecho, los tres jonrones admitidos por Díaz han ingresado en sus récords personales relevando en casa después de enfrentar a 25 bateadores. En cambio, ninguno de los 24 oponentes que ha retado fuera de Citi Field le han podido sacar la pelota del parque esta temporada.

Por su parte, aquí hay algunas notas bien interesantes sobre Iglesias, quien entró de promediar para .317 luego de su última semana de abril y ahora está bateando .313/.352/.434, con dos jonrones y siete remolcadas:

    • Pegó el 23er jonrón de su carrera y resultó el 10mo con bases limpias.
    • Bateó el primer jonrón en 29 PAs contra los lanzadores de los Mets de New York.
    • Registró el tercer jonrón en 318 PAs con dos outs y bases limpias.
    • Fue apenas su cuarto jonrón en 548 PAs con el score empatado.
    • Su cuarto jonrón en 220 PAs durante el noveno inning.
    • De sus 23 jonrones en MLB fue el 18vo halando la pelota —solo dos de ellos los ha conectado hacia su banda opuesta—.
    • Antes del juego, tenía 11 jonrones tanto contra zurdos como contra derechos y, para más coincidencia, esos mismos números jugando de home club y visitador: Así que esa paridad la rompió con un solo swing.

¿Cuál fue tu nota favorita? Esta última es una de mis preferidas, de ese tipo de bocadillo estadístico que encuentras y te diviertes al quedar sorprendido. 11, 11, 11, 11: Antes de pegar ese jonrón decisivo para los Reds, Iglesias estaba rodeado de “onces” en sus registros de jonrones jugando como home club, visitador, pero también contra lanzadores zurdos y derechos. 

Luego de irse de 4-2, tal vez no sea coherente esperar muchos más batazos como ese bombazo de Iglesias ante Edwin Díaz, pero sí algunos buenos momentos más de emoción de “Candelita”.

Abreu’s time. El repunte ofensivo de “Pito” sigue siendo impresionante: Ya llegó a seis jonrones este miércoles y sumó también el remolque número 30 del año. Después de estar bateando por debajo de .200 hace apenas 10 días, Abreu ha retocado su línea ofensiva de manera sensacional. Está promediando .292/.362/.531, simplemente la barra periférica que esperamos de su capacidad para aplastar pelotas dentro del plato.

 

Y eso, en una jornada donde a varios cubanos le fue difícil batear fue un alivio: Yandy Díaz (8-0), Leonys Martín (4-0), Kendrys Morales (4-0), Yuli Gurriel (3-0) y Yasiel Puig (4-0) se fueron con cifra combinada de 23-0. Ah, tampoco olvidemos que Aledmys Díaz bateó un doble en cuatro turnos y registró su 10 remolcada del año, esta vez iniciando como leftfielder de los Astros, y Yasmani Grandal regresó a los .500 de sluggings luego de batearle de 4-2 a los lanzadores de los Rockies de Colorado.

Jorge Soler bateó de 7-2 en el doble juego contra Tampa Bay y llegó a 19 RBIs cuando se fue de 4-2 a segunda hora. Por cierto, no pudo haber un mejor cierre para otra doble tanda, la de los White Sox contra los Orioles de Baltimore. ¿Cómo terminó la maratón en Guaranteed Rate Field?:

¡Walk-off hit de Yonder Alonso para el éxito 7-6!

¡El béisbol es emocionante!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más