¿Cómo decir adiós?: Cinco momentos únicos en la carrera de Yorelvis Charles

Yorelvis Charles ya no jugará más béisbol, pero nosotros seguiremos apreciando el legado que dejó en su paso por cada estadio de pelota en Cuba. 

El legendario número “1” de los Tigres de Ciego de Ávila ha dicho adiós al deporte activo, según conocimos de manera oficial este martes. La decisión llegó tras una gran carrera de 21 temporadas, siendo, quizás, uno de los peloteros más subvalorados en la historia beisbolera de los últimos 20 años. 

Él ha sido el avileño de más hits conectados en la historia del equipo, luego de desplazar a otro icónico bateador, el zurdo Isaac Martínez, con sus 1725 en 21 campañas. Charles debutó en 1997, durante la 37 Serie, y si miramos quienes eran los mejores bateadores en un rango de 1997 a 2002, seguro te sorprenderás al ver esta lista, ordenada por promedio de bateo.

Yorelvis Charles

Aquí, BA/OBP/SLG

1. Osmany Urrutia ,358/,425/,485

2. Michel Enriquez ,357/,444/,522

3. Omar Linares ,353/,503/,548

4. Alexander Ramos ,350/,423/,450

5. Yasser Gómez ,349/,422/,433

6. Oscar Macías ,348/,444/,564

7. Yobal Dueñas ,347/,400/,515

8. Juan Carlos Linares ,339/,428/,476

9. Robelquis Videaux ,338/,441/,571

10. Giorvis Duvergel ,337/,397/,458

11.Reemberto Rosell ,332/,367/,381

12.Yorelvis Charles ,329/,390/,464

13.Félix Ajete ,328/,386/,467

14.Javier Méndez ,326/,467/,486

15.Luis Felipe Rivera ,324/,388/,424

¡Es fascinante recordar! Ese es un Top-15 de grandes bateadores, aunque creo que solo Félix Ajete no fue tiempo después tan bueno como en ese quinquenio. Así que ver ahí a Yorelvis Charles entre tantos hombres excepcionales golpeando pelotas en esa época, es interesante. Sobre todo, si tenemos en cuenta que él debutó en 1997, y solo Michel Enriquez, Yasser Gómez y Giorvis Duvergel fueron jugadores de su misma generación.

En su experiencia de novato, Charles recorrió el plato en solo 87 PA, y en su año del salto a la regularidad en el line up en 1999, promedió un .354 (108-for-305) que le alcanzó para ganar el campeonato de bateo, en una temporada donde se utilizó la pelota “Batos”, de muy pobre vote.

Charles perdió la siguiente temporada por una sanción, pero regresó con los Tigres en 2002 y pegó 120 hits, en una de sus tres campañas con 115 o más imparables. Recuerdo haberlo visto como primer bate del equipo Cuba que se enfrentó en un juego Amistoso ante el team profesional japonés Dragones de Chunichi, asumiendo la titularidad en un descanso del titular Eduardo Paret. Pero las oportunidades que le ofrecieron de jugar más fueron pocas, en gran medida porque tenía a ese astro villaclareño del número “2” delante. Aun así, Charles aprovechó su primer chance, bateando de 5-2 (con doble y triple) en la Copa Intercontinental de 2002, con sede en La Habana. También hay que recordar que las lesiones lo persiguieron, y luego le fue difícil regresar a la élite, al menos para la consideración de quienes conformaban las selecciones nacionales por esos tiempos.

En sus cuatro primeros eventos internacionales, entre 2002 y 2004, Charles bateó .321, con 2-2B, 3B, HR, 3-RBI’s, 10-BB y solo 3-K’s, llevándose también una medalla de Oro Olímpica, como parte del plantel cubano que escaló a la cima del podio en Atenas 2004.

Ha sido una larga carrera para el bateador derecho de mediana estatura, que terminó en la noche de este martes, con un corto reconocimiento donde anunciaron su retiro antes del partido de Comodines entre Artemisa y Ciego de Ávila.

Yorlevis Charles

Como usted y yo traemos el béisbol en las venas, aquí están los que considero cinco momentos cumbres en la carrera de Yorelvis Charles en Series Nacionales. 

1. El título de bateo en 1999. Bueno, qué podría ser más significativo para un jugador, que alcanzar el campeonato de bateo. Fue un año oscuro, y no por el promedio de .354 que tejió el avileño para comandar la ofensiva individual del país: La situación problemática fue que se jugó con la pelota “Batos”, de poquísimo vote, lo que nos dejó –a muchos amantes y fieles seguidores del juego— un amargo sabor de boca. Todas las estadísticas de ese año estuvieron distantes de la realidad, y solo basta con citar otro recuerdo: Iván Correa, quien era el regular de la receptoría en Industriales, lideró los jonrones con solo 10. ¿Es esta una cifra coherente para 90 juegos por equipo? Bueno, eso fue más que tres equipos, Camagüey (9), Holguín (7) y Cienfuegos (8) en 9926 PA totales. ¡Para el olvido!

2. Charles encabeza el paseo por el home plate, en la primera victoria de Ciego de Ávila en postemporada. Fue un 25 de abril de 2006, cuando los Tigres superaron 5-3 a Santiago de Cuba, en el estadio Guillermón Moncada, iniciando la postemporada de la 45 Serie Nacional. Los avileños anotaron tres veces en el décimo episodio, con sencillos de Lisdey Díaz y Yaibel Tamayo. Charles anotó por un error, y el relevo de 3.2 IP con una limpia permitida, le daba a Lázaro Santana Jr. el éxito en rol de relevo. Parece increíble, pero los avileños pasaron ocho años sin ganar en juegos de playoff, con nueve derrotas consecutivas.

3. Ciego de Ávila… ¡Al fin vencía a Villa Clara en una serie de postemporada! En el inicio parecía intrascendente, cuando Yorelvis Charles roleteó por el short stop y Eduardo Paret no pudo ni siquiera alcanzar a ponerle out en segunda a Yoelvis Fis. Rusney Castillo anotaba desde tercera, y Ciego de Ávila, como pocas ocasiones, le abría anotando una carrera a Freddy Asiel Álvarez, su “Bestia Negra” por aquellos tiempos. El juego decisivo del playoff estaba en las manos de los Tigres, pero nadie lo creía hasta que Vladimir García sacó el out 27 de un gran pitcheo 1-0, sentado en el box en un momento de alegría insuperable. ¿Quién decidió el partido? Obvio, Yorelvis Charles, con ese hit dentro del infield.

4. ¡Sí, fue una gran corrida desde la inicial! El veterano de 38 años entró en circulación por un hit al right field en una recta baja del relevista Livan Moinelo, cuando se jugaba (a meda noche) la 13ra entrada del Juego 2 de la final entre Tigres y Vegueros. Acto seguido, Yoelvis Fiss levantó otro pitcheo bajito del zurdo de los pativerdes y encaramó un batazo a lo profundo de left center. Charles hizo la carrera de su vida, con una corrida que le dio la victoria a los Tigres 2-1. Fue divertido ver como sus compañeros corrieron para mostrarle su afecto detrás del plato.

5. Un ponche que valió la pena. Yoelvis Fis corría en segunda, con el juego 5-5 entre Alazanes y Tigres en el fondo del noveno inning. Se podía decidir la Semifinal Oriental en la Serie 50: Charles se ponchó, y Fiss salió al robo de segunda, pero el receptor Carlos Barrabí Jr. coló la pelota en el jardín central, error que abrió las puertas del plato a la carrera de la victoria. De esa manera, Ciego de Ávila discutía la final por vez primera en 34 campeonatos, y el ponche de Charles, quizás negativo, desencadenó el empujón final del triunfo.

Nunca se dice adiós en el béisbol, Yorelvis Charles: ¡Gracias por regalarnos algunas alegrías!, a nosotros, los fieles amantes del béisbol.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

¡Aquí vienen los Cazadores!

ver más