MLB 2019 | ¿Cómo el impacto de “Pito” Abreu este lunes podría ser el comienzo de su ascenso?

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 23, 2019

Antes de entrar al plato en la noche de este lunes contra el zurdo de los Orioles Tanner Scott, el cubano José Dariel (“Pito”) Abreu ya había sentido una sensación diferente a la de sus anteriores 75 apariciones en home.

Sí, acababa de exhalar un poco de aire cuando sus spikes pincharon la almohadilla de la inicial durante el quinto inning, mientras los White Sox estaban ocupados provocándole un terremoto ofensivo a cada lanzador que los Orioles enviaban al montículo del Oriole Park en Camden Yards. 

Abreu se sentía bien. Estaba mascando picadura de tabaco y susurró unas palabras bajando la cabeza a espaldas del primera base Randy Ruiz, mientras se giraba hacia su izquierda para saludar al coach de la inicial Daryl Boston. Se quitó las guantillas grises de reverso verde, al tiempo que disfrutaba su pieza de bateo en la pantalla del parque, una de sus 26 conexiones calificadas con más de 100 mph esta temporada, según StatCast. El cienfueguero había sonado un disparo de rolling a 108.0 mph hacia el leftfield, devorando la entrega de David Hess, una bola rápida no muy desafiante de 91.3 mph.

Abreu, que entró a Baltimore exhibiendo una barra ofensiva pulida por las bolas rápidas (bateaba solo .100) y estaba siendo abrumado en el intento de machacar cada curveball (el 56.0% de sus swing fue en vano), sintió de nuevo el calor típico que ha experimentado la mayor parte de su carrera cuando el vapor del swing emana de la palma de sus manos tras un sólido impacto.

A mitad de juego en el inicio del quinto episodio, Abreu no estaba apurado y su serenidad de alguna manera podía interpretarse como cuando estos chicos dicen, “oh, bien... quiero golpear de nuevo”. Así que, mientras “Pito” estaba ansioso por otra vuelta rápida del lineup, los White Sox se habían contagiado en una fiesta ofensiva que concluyó con tres rallys de cuatro anotaciones en el quinto, séptimo y octavo inning. Registraron 12 carreras en total y 15 hits contra los seis lanzadores que utilizaron los Orioles de Baltimore. Pero, antes de resumir toda esa explosión ofensiva final, donde los White Sox solo fallaron 21 swings de los 187 pitcheos recibidos durante la noche, había una reacción justa para detenernos: José Abreu estaba entrando en calor otra vez.

Sí, era tarde en el juego. Séptimo inning, 54 bateadores ya habían pasado por el plato y el zurdo Scott era el segundo de cinco relevistas que intentaron apagar el fuego ofensivo de los White Sox. Sin embargo, para Abreu la noche apenas comenzaba. No era un capricho, solo simplemente el momento de ajustar su swing y corregir algunos dolores de cabeza que había soportado entre varios de los 376 pitcheos recibidos esta temporada antes de la noche de este lunes. Y así fue como Abreu comenzó a sentir de nuevo sus brazos aplastando las bolas rápidas de Grandes Ligas.

Consiguió pegarle a un tiro de 94.2 mph de Scott, que envió a 388-ft, buscando un espacio por las gradas del rightfield.

Si detallaste dónde le pegó Abreu, sabes que, a pesar de sacar la pelota, no llegó lo suficientemente temprano como para halar. Pero, al final, el resultado de su jonrón hacia el lado opuesto reveló una de las cualidades más típicas de “Pito” cuando está bien al bate: La capacidad de trabajar los pitcheos en cualquier zona y convertirlos en conexiones hacia el center/right. También, otra razón por la cual no se desesperó con esa bola rápida, podría ser esta: El 41% de las veces, los lanzadores le han tirado bolas rápidas en dos strikes, marcada superioridad sobre los sliders, el segundo pitcheo que más le lanzan (18%).  

Fue un impacto tan rápido esa línea, recogida por StatCast a 104.4 mph, que Abreu ni siquiera dedicó tiempo para celebrar el jonrón número 150 en su carrera de Grandes Ligas. Él estaba aislado de los números y cualquier otro detalle que no fuera ver cómo la pelota volaba sobre las cercas en menos de dos parpadeos y un giro de bate sobre el home. Y, por supuesto, había una razón de gran peso en la mente de “Pito” mientras corría las bases: De alguna manera sintió el despegue de ese slump desconcertante en el plato, que ha desatado tantas notas inherentes por estos días:

  • Había bateado un solo jonrón en sus últimas 75 PAs, donde también acumuló 17 strikeouts.
  • Tenía solo 3 juegos de multi-RBI y multi-hits en la temporada.
  • Promediaba solo .100 contra las bolas rápidas, luego de batear .277 en 2018 y registrar promedio de .320 en su carrera.
  • Acumulaba ocho juegos sin hits, donde terminó sumando de 32-0.
  • Había bateado solo seis hits en sus últimas 52 PAs.

Luego del jonrón, su cuarto después de 94 apariciones en home esta temporada, Abreu concluyó de 6-3 con cinco impulsadas, su cuarto juego de multi-RBI y las mismas producidas que había marcado en sus anteriores 61 PAs. ¡Oh!

Entonces, ¿podemos asegurar que este slump ha terminado? Es decir, ¿Abreu comenzará a corregir sus mayores deficiencias en el plato? Si algo está claro, es que un solo juego no puede borrar esto, pero sí tenemos como esperar un repunte ofensivo, sólo si “Pito” puede superar algunos puntos que investigué para usted:

Tasas de swing y fallos

José Abreu Whiffs per Swing

Nota: En el cuadro de la izquierda, están los porcentajes de Abreu en toda su carrera antes del juego de este lunes. A la derecha, los porcentajes de esta temporada.

¿El desbalance y qué debería ajustar?: Si te fijas en el cuadro interior de nueve zonas, podrás encontrar una buena porción de los fallos de Abreu sobre lo alto en zona de strike. También en los puntos internos, donde más le están lanzando las bolas rápidas este año. Lo que no aparece ahí, es que varios de los fallos del swing de “Pito” también se han expandido en la esquina de afuera, donde sus oponentes han colocado una buena parte de las curveballs que lo tienen bateando apenas .214 esta temporada. Una buena clave para Abreu será evitar su excesivo ataque a las curveballs (56%) y los sliders (37.3%) en zonas malas, para entonces ganar más pitcheos y mejores conteos. Si se mantiene persiguiendo obsesivamente todos esos envíos, entonces la comodidad de golpear como lo hizo este lunes no será tan frecuente en el día a día. 

Promedios de bateo por zonas

José Abreu Batting Average

Nota: En el cuadro de la izquierda, están los averages de Abreu en toda su carrera antes del juego de este lunes. A la derecha, los averages de esta temporada.

Ahí están los resultados del promedio de bateo de Abreu y no es difícil apreciar dónde ha fallado. Si te fijas, antes de este lunes, tenía 42 turnos definidos fuera de la zona de strike y 41 dentro. ¿Llamativo, verdad? ¿Pero qué tal si hubiera evitado hacer swing a varios de esos pitcheos que fueron dirigidos hacia zonas malas? Así es, ese ha sido un éxito que, en un gran por ciento, se han apropiado los lanzadores, pero Abreu puede comenzar a evitar eso.

Obviamente, no puedes asegurar que su repunte en el plato va a comenzar a partir de este martes, después de su noche encendida con cinco producidas, pero fue excitante para “Pito” volver a ejecutar algunas buenas piezas. También recuerda: Es una carrera larga, y estamos apenas en abril. Otro detalle que no puede pasar por alto es la profesionalidad de este hombre. Y, si recuerdas, tampoco deberíamos olvidar cómo ha cambiado la rutina de Abreu este año, después de estar acostumbrado a pasar la mayor parte de su carrera dentro de la acción a la defensiva y no en el puesto de bateador designado.

De cualquier manera, vamos a confiar.

“Al final del día, al final de la temporada, los números, las estadísticas estarán ahí”, dijo Abreu a través de un traductor luego del éxito de los White Sox 12-2 sobre los Orioles de Baltimore. 

Claro mensaje, ¿verdad? Tampoco podemos olvidar que “Pito” ha hecho el trabajo, resurgiendo casi siempre de inicios lentos en abril, pero cuando muestra el enfoque similar al de la noche de este lunes, tienes que creer en sus palabras.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más