MLB, Postemporada'2018 | ¿Cómo se comportarán Puig y Grandal alrededor de la discusión entre Brewers-Dodgers?: Tres datos claves para ver

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez │Senior Writer en BaseballdeCuba

En algo que podemos coincidir usted y yo con certeza, es que la serie entre Brewers-Dodgers ha sido una noticia inesperada en nuestros planes y visualizaciones de la discusión por el campeonato de la Liga Nacional.

Sin embargo, ese pensamiento desde antes de abril de este año en la pretemporada, pudo haber cambiar hace pocas semanas, después de que los Cerveceros de Milwaukee le robaron la titularidad de la División Central de la Liga Nacional a los Cachorros de Chicago. Guiados por un mes fascinante de Christian Yelich, los Brewers se convirtieron en una amenaza. Luego de quitarle la titularidad a los Cubs en un juego extra (el No. 163 de la temporada) que ganaron por 3-1, los Cerveceros entraron a la postemporada con una racha de ocho victorias consecutivas y un diferencial de carreras de más-33 — Ahora son un equipo temible de 11-0 con más-44. 

En corto tiempo, después de pasar por encima de los Piratas en Pittsburg entre el 21 y el 23 de septiembre, los Brewers intensificaron su arte para regalarnos juegos emocionantes en un tramo decisivo. Ya dentro de los playoffs, cada sentimiento, análisis o predicción alrededor del team dirigido por  Craig Counsell necesitó una rectificación a tiempo. Ellos fueron aún más increíbles, y creo que nunca sabemos lo suficiente sobre su barrida o manera de ganar. Con un movimiento salvaje del bolígrafo, los hits necesarios en momentos de presión y una defensiva élite —me encanta Lorenzo Cain en el centro—, parece un reto pronosticar qué sucederá en su desafío de poderes contra los Dodgers de los Ángeles.

¿Serán ampliamente favoritos los Dodgers? — Las predicciones de las Vegas revelan que Astros-Dodgers son favoritos otra vez para discutir la World Serie.

¿Milwaukee será la sensación de la postemporada 2018? — Christian Yelich podría estar más cerca de ser una sensación en estos playoffs si vamos más adentro de ese contexto.

¿Son los Brewers los Royals de 2015? — ¿Lo tomas o prefieres olvidarlo? Puede ser, ¿verdad? Ellos tienen a Mike Moustakas y Lorenzo Cain, quienes se dieron a conocer con más fuerza en los Royals de 2014 y 2015. Y, al mismo tiempo, su historia de playoffs no es muy extensa. Milwaukee menos que Kansas City, con solo dos discusiones por el campeonato de la liga nacional. En ambas ocasiones, el destino de los Brewers terminó cuando chocaron con los Cardenales de San Luis. En 1982, perdieron el Juego 7 durante su única aparición en una Serie Mundial. Y, 29 años después, fueron enviados a casa en seis juegos durante la NLCS de 2011. De esas dos pérdidas, San Louis cosechó par de títulos de World Series.

Al final, lo que sí está claro es la ventaja que tenemos usted y yo sobre todo esto: Estamos dentro de millones de espectadores, que vamos a disfrutar del enfrentamiento entre Brewers-Dodgers todo el tiempo. Será especial, y eso es suficiente si amas el béisbol de las Grandes Ligas.

A partir de esta noche a las 8:09 PM/ET en Miller Park, Clayton Kershaw y Gio González nos mostrarán un avance de lo que podría ser una batalla de siete dramáticos partidos.

¿Cómo y dónde se moverán Yasiel Puig y Yasmani Grandal en la discusión entre Brewers-Dodgers por el título de la NLCS?

Aquí hay tres numeritos que podrían adelantarnos ciertas tendencias antes del primer pitcheo:

1. 83.7 MPH.

SWINGS DEPRIMIDOS VS GIO GONZÁLEZ

Quizás, con decirte que Yasiel Puig y Yasmani Grandal se unen para 1-for-19 con siete strikeouts en su carrera contra el zurdo de los Brewers, Gio González, sería suficiente. Sin embargo, eso no es lo peor. Como puedes apreciar, González —la mayor parte del tiempo lanzando por los Nationals— ha sido letal contra ambos, pero hay una estadística aún más sensacional aquí: El dúo cubano de los Dodgers se ha combinado para una velocidad de salida promedio de 83.7 MPH en sus 12 bolas puestas en juego. Oh, fatal. Aunque, si miras más adentro, eso dejó de ser realmente “fatal” hace buen tiempo. ¿Que si puede ser peor? Sí.

Mira: Puig se ha ido con 1-for-14, seis ponches y un slugging de .143 (aún más bajo que el del abridor principal de los Brewers, Jhoulys Chacin, quien promedió .179 en 78 PA durante la etapa regular). Pero lo peor no es precisamente eso: Ha producido para .129 wOBA y sus seis ponches significan el 40% de esas 16 PA. Falla demasiados swings en el ataque, no produce, se poncha y, cuando golpea, sus conexiones carecen de pólvora.

En la alineación de los Dodgers, dejando fuera a Grandal (30.8%), la tasa de swings fallidos de Puig (44.8%) duplica la de cualquier otro jugador con al menos 10 PA contra Gio González. 

28.6 — Matt Kemp

27.3 — Enrique Hernández

23.8 — David Freese

16.2 — Justin Turner

14.3 — Manny Machado

¿Notable, verdad?

Ok, ya sabes lo que hemos dejado atrás. ¿Qué sucederá esta vez? Recuerda que estamos hablando de béisbol.

2. 35 HOMERUNS.

¿PUEDEN PUIG Y GRANDAL CONTRA EL BULLPENING DE LOS BREWERS?

Lo reconozco, esa es una pregunta sádica. Así que imagino que mientras tomas un aire, estás pensando en Corey Knebel, Josh Hader y Jeremy Jeffress. Tienes razón, ellos son magníficos y será difícil atravesarlos, especialmente si el manager Craig Counsell mueve las piezas y encuentra un matchups diferente de su trío fantástico contra la parte gruesa del lineup de los Dodgers. Knebel (14.3 K/9), Hader (15.8) y Jeffress (10.4) fueron tipos fuertes todo el tiempo, considerablemente el sustento de las victorias de los Brewers. Han sido dominantes, pero estuvieron en un nivel superior: Fueron ponchadores. Y eso, sobre todo, se destaca como el gran talento explosivo en el bullpen de Milwaukee.

En cambio, del otro lado, tenemos una buena página para mirar. Según lo que vimos en la temporada regular de 2018, Puig y Grandal fueron tipos indeseables contra el bullpen. Ambos se combinaron para golpear 35 jonrones del cuarto inning en adelante, un registro que podría significar una potencial amenaza para los Brewers. De sus primeros 22 jonrones, Grandal golpeó 12 entre el 5th y el 8th episodio — dejando un OPS de 1.008 en el 5th. Y, por su parte, Puig no dejó de ser un látigo contra los relevistas. He aquí las notables diferencias:

Ofensiva vs lanzadores abridores: .230/.305/.418, 10 HRs, 30-RBIs, .723 OPS.

Ofensiva vs relevistas: .307/.351/.578, 13 HRs, 33-RBIs, .929 OPS.

Más bombas, mejor porcentaje de embasado, y una considerable diferencia en el OPS y slugging, mientras las empujadas son de esperar, ya que recibió mejor corredores en la pista después de la 5th entrada.

Todos esos numeritos pueden o no aparecer en el tablero contra los lanzadores de Milwaukee, delante del bullpen o frente a los iniciadores, pero pertenecen a un antecedente bastante bueno.

3. 17.9% y 41.5% WHIFF.

¿CUÁL SERÁ EL ÉXITO DE PUIG Y GRANDAL CONTRA JHOULYS CHACIN?

Los porcentajes que encabezan este tercer punto se refieren a las tasa de Whiff% de Grandal y Puig en su carrera contra Chacín. La de Grandal tiene una oscilación menos pronunciada, pero su éxito ante el as de los Brewers se resume a un sencillo, un jonrón y una pobre velocidad de salida de 81.5 MPH. En cambio, Puig, que falla más su balanceo contra Chacín, acumula un slugging de .500 en 25 PA y .370 wOBA.

¿Lo que podemos sacar de aquí? Todo apunta a que Grandal volverá a pasar un poco de trabajo, viendo el kit de herramientas que trae Chacín. Slider, curveball, cambio de velocidad, cutter y puede haber una bola de nudillos oculta. Con todo ese repertorio de breaking balls y pitcheos fuera de velocidad, Chacín permitió la menor cantidad de contacto de sus oponentes en la zona de strike desde 2012 (89.2%). Esas son malas noticias para Grandal, que bateó apenas .215 contra pitcheos rompientes y .223 sobre bolas fuera de velocidad, según STATSCAST. 

A diferencia de esas dificultades de Grandal, Puig lució como un castigador en el plato. La velocidad de salida de sus batazos mejoró contra offspeed de 87.5 MPH en 2017 a 90.6 MPH durante la temporada regular, a pesar de que el ascenso en el promedio no fue para nada notable (solo de .268 a .271). En ese punto, quizás tuvo menos suerte, pero sí tenemos bien definido este arsenal de éxito: De sus 23 jonrones, Puig consiguió 16 contra pitcheos que no fueron fastballs. Once llegaron con breaking balls y cinco con pitcheos fuera de velocidad, proporcionando un slugging superior a los .580 puntos en ambos casos.

¿Qué nos queda por decir? Está claro que, tanto Brewers como Dodger, se han nutrido bien del scouting report para meditar sobre esto.

Viste aquí solo tres grandes numeritos y tendencias que podrían estar rondando las visitas al home plate de Yasmani Grandal o Yasiel Puig. Pero, puedes dar esto por sentado: El choque de poderes entre los Cerveceros de Milwaukee y los Dodgers de los Ángeles nos va a regalar una serie de campeonato para el recuerdo.

Jonrones, drama, emociones, rallys incontenibles y mucho, mucho bullpen".

¡Gracias, octubre!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Cubanos en la Postemporada 2015
MLB: Estrellas de Grandes Ligas visitan Cuba
MLB: Puig no recibirá sanción
MLB: Yasiel Puig admite errores del pasado
¿Qué cubanos están en la Postemporada MLB 2017?
¿Cómo marchan los cubanos en la Postemporada 2017?

ver más

ver más