57 SNB: ¿Cuál inicio de los bateadores es real o solo una ilusión?

Tengo una teoría sobre los buenos inicios de campeonato: ¡Cualquier bateador puede tener una semana caliente!

¿Conoces a los peores bateadores en una temporada desde que se regresó a jugar con el bate de madera en 1999? Incluso ellos tuvieron un día para recordar dentro de sus momentos improductivos en el rectángulo de bateo.

Yirsandy Rodríguez Gráfica

No sé si escogí tu manera preferida de seleccionar cuál debería ser el peor bateador del campeonato, pero seguro que te gusta la moderna métrica w/BA, una especie de average de bateo, pero tomando solo las BIP (Bolas puestas en juego). Es decir, siempre que un bateador conecte la pelota, aquí se reflejarán la cantidad de sus hits, dejando fuera todos esos turnos malos donde el jugador tuvo apariciones al plato y terminó ponchándose. 

El w/BA es similar al BABIP (Average de bolas puestas en juego), pero a diferencia de esa interesante estadística, toma los jonrones que, al final, son batazos fuera del alcance de los fildeadores. Quizás usted habría optado por hacer esta lista comenzado por las peores tasas de boletos o las más altas en ponches, o tal vez el OBP u OPS. Todo es válido, pero cada una de esas métricas –dejando un espacio para el w OBA— expresa diferentes facetas de los bateadores, mientras w/BA da fe del éxito real de un bateador, a no ser que sus conexiones sean mal sentenciadas por el Anotador Oficial.

En 2006-2007, Yorbis Borroto bateó un pobre .194 w/BA, y .183 BA con Ciego de Ávila y, aun así, él tuvo algunas jornadas memorables. Estos fueron los mejores contactos de Borroto, muestras de que, hasta el peor bateador en una temporada, tiene más de un día a lo grande.

*Matchups

Vs. Noelvis Entenza: 1-de-2, HR, 2 RBIs.

Vs. Ciro S. Licea: 1-de-3, 2B, 2 RBIs.

Vs. Yoanis Negrín: 2-de-2, RBI.

Vs. Yusdel Tuero: 2-de-2, RBI.

Todos los jugadores del béisbol tienen un pico de rendimiento dentro del campeonato, donde algunos logran sostener un buen promedio, y otros tienen simplemente algunos días de suerte y uno que otro buen contacto. Hay quienes inician lento ofensivamente, y a medida que avanza el torneo mejoran su rendimiento. 

Sobre lo que he visto en la primera semana de la actual temporada en la 57 Serie Nacional de Béisbol de Cuba, aquí está mi lista de quienes batearán, y quienes solo están teniendo un agradable inicio golpeando la Mizuno 150.

La pregunta es, ¿quién es real y quién solo una ilusión? Vamos a respondernos eso analizando las temporadas que van teniendo los primeros diez bateadores del campeonato (con un mínimo de 16 PAs).

1. Michael González, shortstop | Mayabeque: Ilusión. Michael está golpeando .588/.720/.765, con dos inusuales robos de bases, ocho boletos, tres dobles y 2 RBIs en sus primeras 25 PAs de la temporada. Esos numeritos están mostrando un poco de todo, menos de poder, al menos para el turno de cuarto bate que está ocupando ahora en la alineación. Ha pegado de promedio, con algunos hits oportunos, y su tasa de walks está cerca de su genial 19.7% de 2016, cuando reforzó a Villa Clara. No cabe duda, a sus 33 años, Michael ha incorporado todas las experiencias de sus 13 temporadas en la Serie Nacional, pero él no es realmente un bateador de más de .350 BA, aun teniendo en cuenta que el nivel del pitcheo ha bajado considerablemente. Este podría ser solo el inicio de una gran campaña, uniendo algo de méritos para convertirse de nuevo en refuerzo, pero no creo realmente que estemos viendo venir al líder de los bateadores.

Carlos Benítez, Granma

2. Carlos Benítez, segunda base | Granma: Real. La mejor temporada de Benítez fue en 2011 y él golpeó .340/.433/.545, con 15 HRs y 55 RBIs. Ese año, en sus primeros seis juegos, bateó 5-de-13, con 2 RBIs, y en la mitad de la campaña tenía .320/.416/.480. Eso nos da la medida de que Benítez fue un bateador progresivo en su gran año con el madero. En la temporada siguiente, él bajó a .264/.372/.436 en 357 PAs, con 9 HRs y 42 RBIs, siendo un bateador diferente totalmente a su serie anterior. A la mitad del torneo, él golpeaba solo .208/.323/.369, con 5 HRs y 18 RBIs. No es un error lo que estás pensando, Benítez ha sido un bateador de segunda mitad de contienda. Él viene este año de una campaña de 54 RBIs, la segunda mejor marca de su carrera, así que, lo que parece una buena semana, no lo podemos descartar como solo el inicio de grandes momentos.

Yolbert Sánchez. Foto: Yuhki Ohboshi

3. Yolbert Sánchez, shortstop | Industriales: Real. Estoy viendo jugar a Yolbert desde que tenía nueve años. Él siempre ha sido un pelotero hábil, tanto al bate como en las bases y a la defensiva. Una tarde en su serie de debut con Isla de la Juventud en 2015, lo vi golpear con facilidad un triple sobre la recta pesada de Vladimir García, tocar la pelota y desenvolver el swing para un hit and run. Eran apenas sus primeras 40 PAs, y él estaba siendo el mismo jugador de siempre, valiente y con tacto envidiable. Lo que está haciendo con Industriales es solo el inicio, estoy seguro de eso.

4. Juan Miguel Soriano, jardinero | Cienfuegos: Real. El cienfueguero está en una lágrima: tiene 22 bases recorridas en 28 PAs, y un promedio de .545 en RIPS (Corredores en posición de anotar). La pregunta es si él podrá mantener ese slugging en un rango decente, pues en las últimas dos campañas su estabilidad a estado con al menos .400 OBP, cuando su mejor ISO es solo de .182. Vamos a pensar que esto será más de un gran inicio…

Yunior Paumier, Holguín

5. Yunior Paumier, infielder | Holguín: Real. Este es uno de mis jugadores favoritos: Él juega todo el cuadro y lo hace bien –al menos es capaz de fabricar dobles jugadas sin contratiempos a ambos lados de la segunda almohadilla—. Paumier pone la bola en juego con frecuencia, es paciente –lidera en la SNB desde 2015 con 35 partidos de multi-boletos— con corredores en el circuito y tiene poder ocasional. Lo que está haciendo para los Cachorros no solo es “real”, sino que será clave en las aspiraciones de clasificación. Solo tiene que estar saludable.

6. Lázaro Hernández, tercera base | Artemisa: Ilusión. El antesalista pinareño no está activo en la SNB desde 2014, cuando dejó su peor tasa de 37.5 SO%. Su talento es totalmente real, lo que habría que ver hasta donde llegarán sus ajustes –es cierto, la baja del pitcheo es un alivio—, pero una gran temporada no sería más que el cumplimiento de su parte con lo que estábamos esperando de esas habilidades que tiene. 

7. Raúl González, infielder | Ciego de Ávila: Ilusión. En ninguna de las temporadas que él ha jugado, su OBP ha ido por arriba de .400. Entonces, por el momento, este inicio es solo un espejismo.

8. Dariel Rodríguez, receptor | Mayabeque: Ilusión. Él inició esta temporada con 21 años y un 1.000 BA, con solo 1-de-1 en su carrera… Así que esto ahora es solo un golpe de suerte.

9. Yohan Moreno, jardinero | Artemisa: Ilusión. No quiero quitarle el brillo al pequeño jardinero de los Cazadores, pero lo que ha hecho constituye un gran destello. Él ha golpeado tres jonrones en 22 PAs este año –uno de ellos Grand Slam—, lo mismo que el resto del equipo en 202 PAs. Moreno no tenía jonrones en 161 PAs de su carrera de tres temporadas, y lo más increíble es que Artemisa ha tenido un pobre poder en los primeros seis juegos de cada contienda desde su fundación en 2011: Durante 2013, cero HRs en 217 PAs, y en 2015, un HR en 212 PAs. Por eso es que los batazos de Moreno han tomado categoría de ilusión.

Norel González, Villa Clara

10. Norel González, jardinero | Villa Clara: Realidad. Lo que está haciendo el bateador zurdo villaclareño no es nuevo. Pero si él consigue rebajar esa tasa de 25.0% SO contra zurdos en 2016, lo que veremos será solo el inicio de la construcción de un gran bateador en el béisbol cubano.

 

 

ver más