MLB 2019 | Dentro del asombroso giro ofensivo de Yuli Gurriel y sus expectativas para la segunda mitad de temporada

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Jul 8, 2019

No busques a Yuli Gurriel entre los inicialistas con grandes números de impacto en la Liga Americana durante esta primera mitad de la temporada.

Eso está claro y tal vez no cambiará en el resto de la campaña. Hasta este sábado, la posición era dominada por Carlos Santana (3.0 fWAR y .968 OPS), José Abreu (63 RBIs) y el recién llegado de los Marineros de Seattle a New York, Edwin Encarnación (25 jonrones). Aunque Gurriel tiene la menor tasa de strikeouts, sus índices periféricos no han calificado entre los mejores, bateando .275/.309/.466 antes de este sábado. A no ser su promedio, esa línea estaba ligeramente distante si la comparamos con la media de los inicialistas de la Liga Americana esta temporada: .263/.345/.476.

Sin embargo, al remitirnos directamente hacia las estadísticas de los últimos 10 juegos, se puede apreciar cómo la situación de Gurriel ha cambiado de manera radical. Esto es lo que encontramos: Tiene ocho jonrones (cinco de ellos en los últimos cuatro partidos) y 11 extra bases, una combinación inalcanzable por cualquier otro bateador de Grandes Ligas.

Matt Olson (Athletics), Danny Jansen (Blue Jays) y su hermano menor Lourdes Gurriel Jr. (Blue Jays), son los bateadores que le siguen con seis jonrones en dicho lapso de juegos. El antesalista de los Red Sox, Rafael Devers, es el único que ha empatado a Gurriel en extra bases, pero su porcentaje ha sido de 55%, mientras el del cubano anda por 68.8% (con ocho jonrones y tres dobles de sus últimos 16 hits).

Gurriel también lidera con astronómico slugging de 1.049 y un ISO (Poder Aislado) de .659, dándole a los Astros de Houston el calor suficiente de manera inesperada. Sí, ha sorprendido porque Gurriel ha sido un eficiente empujador de carreras desde que fue contratado por $47.5 millones de dólares en 2016, pero no se ha destacado como un gran productor de jonrones. De hecho, su mayor registro de bambinazos no llega a 20, si recordamos los 18 que bateó en 2017.

Eso sí, su producción como bateador de limpieza ha sido eficiente, tanto que, con apenas 13 jonrones el año pasado, fue capaz de impulsar 85 carreras. ¿Sabías cuántos bateadores de Grandes Ligas han empujado al menos 85 carreras con una cifra igual o inferior a los 13 jonrones durante la última década? Apenas siete, incluyendo a Gurriel. Sé que agradecerás esta lista:

Como ves, todos esos bateadores, especialmente James Loney y Joe Mauer, se caracterizaron en esas temporadas y buena parte de sus carreras por ser excelentes productores sin batear más de 13 jonrones. De hecho, Mauer, quien ganó tres títulos de bateo durante 15 temporadas con los Twins, fue seis veces All-Star y el MVP de la Liga Americana en 2009, empujó 85 carreras con tan solo nueve cuadrangulares después de celebrar su segundo título de bateo en 2008.

Si analizas las habilidades actuales de Yulieski, quien llegó a los 32 años a las Mayores —una década después de despertar un gran impacto a nivel internacional en el I Clásico Mundial de Béisbol, 2006—, podríamos decir que su capacidad ofensiva se corresponde con la de los bateadores presentados anteriormente. Es el típico bateador agresivo de excelente contacto, que se poncha muy poco comparado con la media de la liga y puede producir carreras a un alto nivel. Sin embargo, como le ha ocurrido a buena parte de los bateadores con esas características, la producción de jonrones no suele ser el punto más fuerte.

Entonces, después de empatar con la marca de 13 vuelacercas que registró en 136 juegos y 537 PAs el año pasado, aplastando una sinker (92 mph) del derecho de los Angels, Trevor Cahill este sábado, nos asaltan varias interrogantes: ¿Podrá Yuli Gurriel mantener este paso arrollador, proporcionándole más poder al lineup de los Astros? ¿Hay índices capaces de mostrarnos que Gurriel ha estado buscando elevar más la pelota para aumentar sus cifras de jonrones? ¿O estará viviendo simplemente la mejor racha de poder en su carrera? Son varias preguntas que ahora debemos respondernos.

Si has seguido la carrera de Yulieski, sabes que siempre se ha caracterizado por ser un bateador bastante completo, capaz de combinar la velocidad con el poder y una defensa de primera en la antesala. Sin embargo, el alto reto de debutar en las Mayores se le presentó a los 32 años y, a pesar de su excelente forma física, es obvio que sus habilidades ya no son ni serán las mismas de antes. Por esa razón, los Astros decidieron enviarlo a defender la inicial, aunque dada la experiencia del cubano, nunca han perdido la perspectiva de utilizarlo como utility del infield.

Su velocidad ya no es ese complemento que lo convertía en un jugador de cinco herramientas en el pasado y, hasta hace menos de 29 días, su poder (digamos, caracterizado a la altura de un slugger) no había impactado de manera consistente el pitcheo de las Grandes Ligas. Cuando digo “poder”, me refiero únicamente a su producción de jonrones (no a la de dobles), la cual aún no lo convierte en un bateador de peligro. No obstante, vale señalar que Gurriel ha aprovechado la posibilidad de batear detrás de George Springer, Alex Bregman, José Altuve y Carlos Correa, en la mayoría de las ocasiones dentro del lineup de los Astros. 

Eso le ha proporcionado acumular casi 140 turnos más que el mismísimo Mike Trout (¡sí, estás escuchando bien!), donde había al menos un corredor en posición de anotar cuando caminaba hacia el plato. De hecho, las definiciones de Gurriel han sido tan buenas en dicha situación, que implantó récord para la franquicia, promediando .403 el año pasado. Sin embargo, esta temporada no ha sido el mismo bateador oportuno, aunque deberíamos considerar lo difícil que es repetir tanta efectividad. 

Este año, Gurriel ha bateado apenas .259 con corredores en posición de anotar, y ocho de sus jonrones han llegado con bases limpias. Eso, a diferencia de su impresionante rendimiento en la pasada campaña, está generando sus mejores proyecciones si de vuelacercas se trata, aunque queda toda la segunda mitad de la temporada por ver. Entonces, ¿más jonrones y (posiblemente) menos promedio, si sus tasas de elevados siguen aumentando? Ciertamente, las tasas de flyball de Yuli Gurriel no están alteradas, pero sí está produciendo más batazos de línea. La gran pregunta ahora sigue siendo si esta racha de jonrones puede extenderse y qué tanto podría ayudar a los Astros de Houston.

Eso sí, una buena señal es que, si conecta más jonrones, la contribución de Yulieski podría mejorar en un lineup tan productivo como el de los Astros. Sin embargo, sacrificar varios turnos en busca de jonrones puede afectar la eficiencia del cubano con corredores en posición de anotar. Y, por otro lado, tampoco será fácil mantener este paso de bambinazos que ha incrementado notablemente en sus últimos 10 juegos. Si analizamos cómo ha logrado este repunte, podemos encontrar que nueve de los jonrones Gurriel los ha conectado contra la bola rápida, marcando nuevo récord en una temporada de su carrera. Contando su vuelacercas de este sábado, había logrado sólo tres bambinazos contra breaking balls.

Este es mi punto: No tengas dudas de que el dato ya ha sido procesado por todos sus rivales y, quizás a partir de este mismo domingo, ese plan de lanzarle bolas rápidas a Yulieski en el 56.1% de los pitcheos vaya abajo. Es lógico, ya que el cubano está bateando .308 y ha producido un slugging de .527 frente a las fastball. Incluso, su xSLG (slugging esperado/predictivo) es de apenas .410 contra las bolas rápidas, así que muy pronto deberá hacer ajustes para aumentar su pobre promedio de .206 contra pitcheos fuera de velocidad.

También, por supuesto, una razón para creer que Yuli Gurriel ha encontrado el ajuste perfecto contra la bola rápida y puede extender su poder este año, está aquí: 16 de sus últimos 29 jonrones antes de 2019, los bateó contra breaking balls. De hecho, los nueve de este año ya constituyen un récord para Gurriel, pero ahora la única situación indescifrable para el cubano han sido los cambios de velocidad. Lo cierto es que no hay mucho tiempo para corregir detalles de su swing y preparase, ya que el cambio de velocidad se está convirtiendo en una de las primeras alternativas de sus oponentes:

Información de los pitcheos utilizados contra Yuli Gurriel

Lapso FB% FBv SL% SLv CT% CTv CB% CBv CH% CHv SF% SFv
2019 51.1% 92.8 19.0% 84.5 6.8% 88.2 10.7% 78.9 10.8% 83.6 1.6% 85.1
Desde el 22/6/2019 53.1% 92.8 26.0% 84.9 12.7% 87.5 17.2% 80.1 24.4% 83.5 13.1% 86.5
8 al 21/6/2019 51.7% 94.1 35.6% 84.6 10.6% 88.3 14.9% 81.1 14.6% 86.7 8.6% 87.8
  1.4% -1.3 -9.7% 0.3 2.1% -0.8 2.4% -1 9.8% -3.2 4.5% -1.3
Fuente: Pitch-Info, provisto por FanGraphs.

Aquí puedes apreciar cómo ha sido la evolución de los pitcheos utilizados contra Gurriel: Desde el 22 de junio pasado, un día antes de entrar en esta racha ardiente de ocho jonrones en diez juegos, ha recibido más bolas rápidas, pero las tasas de cutter (CT), curveballs (CB) y cambios de velocidad (CH) están tomando cada vez más fuerza en la mezcla de la oposición.

Si te fijas, aunque los porcentajes de utilización han aumentado, las velocidades no están subiendo al mismo nivel. Ahí puedes verlo: Ahora los pitchers rivales le están lanzando 9.7% menos de sliders y 9.8% más de cambios de velocidad. Estamos viviendo la era de la analítica en el béisbol de las Grandes Ligas, y para romper ese plan Gurriel tendrá que superar sus problemas contra los cambios de velocidad.

Los números rara vez te engañan, sobre todo si los tienes con este nivel de detalles: El slugging de Gurriel se ha caído de .511 contra bolas rápidas a .324 frente a pitcheos fuera de velocidad. 

De cualquier manera, Yuli Gurriel es el único que puede marcar la diferencia y hacer de esta impresionante racha una tendencia aún mayor en la segunda mitad de la temporada.

Ahora solo nos queda mantenernos expectantes. Simplemente, ¡disfrutemos del momento!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más