Odrisamer Despaigne: "No soy político, pero soy cubano..."

Gran semana para el pueblo cubano, pues por primera vez en mucho tiempo, alguien "(el presidente de los Estados Unidos en este caso)" nos habló de democracia, nos dijo a la cara que el mundo gira en dirección opuesta hace más de 50 años y que "los americanos" no son tan malos como nos quieren hacer creer. 

Ese mismo alguien nos habló de evolución, de esperanza, de no discriminar a las personas por pensar diferente. Nos dijo que el sistema de su país no era perfecto, pero aún así brinda miles de oportunidades tanto a nativos como inmigrantes. 

Y este martes, más que un juego de béisbol, Tampa y Obama llevaron esperanza al pueblo de Cuba; el resultado pasó a segundo plano, pero que el Latino se llenara con 55,000 personas escogidas por el gobierno de Cuba no es nuevo, que corearan el nombre de Raúl no me sorprende, pues eso todos los cubanos sabemos que no fue real. Los fanáticos reales no estuvieron en el estadio, esos que son los mejores del mundo, que son capaces de reconocer tanto a Evan Longoria como a "el Duque", esos no estuvieron. El pueblo real jamás volvería a corear el nombre de quienes nos han maltratado por tantos años; este martes ganó el pueblo cubano por nocaut, fuimos el centro de atención del mundo (empañado por los terribles atentados en Bruselas). Este martes 22 fue la más grande derrota de quienes por muchos años han conseguido apagar nuestras voces, este martes 22 de marzo ha sido un perfecto retrato ante el mundo. 

Los cubanos tenemos derecho a opinar, a recibir información de todo tipo, a conocer el mundo, a comparar, a votar, a soñar y a todas esas cosas que hemos perdido con los años. Este martes 22 de marzo del 2016 es un nuevo día que debe marcar la diferencia, nos toca a los jóvenes cambiar el rumbo de la historia. 

Creo sinceramente que debí decir estas cosas mucho antes, aún cuando estaba en Cuba y pensaba de la misma manera que hoy lo hago, pero nunca es tarde, especialmente por lo mucho que amo mi país.

No soy político, pero soy cubano...