Wild Card Series’2018 | Después de cinco años, ¡Los Gallos están de nuevo en la élite!

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

El derecho de Santiago de Cuba, Alberto Bisset, subió a la colina en la tarde de este martes con 101 lanzamientos para iniciar el noveno inning con el juego empatado 2-2.

Sus compañeros en el dugout no dejaron de apoyarlo todo el tiempo y, mientras la presión se paseaba por el parque Guillermón Moncada, Bisset estaba tranquilo en el montículo, batallando contra la garra de los Gallos espirituanos durante el Juego 2 de la Serie de Wild Card 2018.

BOX SCORE

Después de un out, el cátcher Yunior Ibarra le pegó un doble (en cuenta de 0-1) a lo profundo del center-left. Esa fue la primera gran amenaza del noveno episodio, pero el shortstop Ricardo Ramos alcanzó un rodado de Daviel Gómez que pretendía colarse en leftfield, y retiró sensacionalmente a Ibarra en tercera — hizo un pésimo corrido, mirando hacia atrás en vez de atacar y deslizarse, después de salir sin fundamento hacia la antesala.

Con Orlando Acebey entrando al home plate, Bisset tenía 13 pitcheos para buscar el out y así mantenerse disponible por si el partido se extendía a extra innings. Sin embargo, el terrible handicap de las Avispas apareció una vez más: Sus problemas a la defensiva y, sobre todo, la carencia de un cátcher más experimentado.

Daviel Gómez robó segunda en cuenta de 0-1 y, al siguiente pitcheo, Acebey bateó un bounce al shortstop que Ramos, después de obsequiarle a su afición una gran atrapada hacía apenas minutos, pifió para darle vida a los Gallos. Dos pitcheos después, Santiago de Cuba se despidió de la 58 Serie Nacional del béisbol cubano.

Yunier Mendoza dirigió un batazo hacia la línea del leftfield a la perfección (tomando un pitcheo alto y afuera de Bisset en cuenta de 0-1) y envió al home la carrera de la ventaja 3-2 en las piernas de Gómez.

Después de irse de 4-0 con un strikeout, ese consistente bateador espirituano, apodado “La Regadera Trinitaria”, que ha vestido por 20 temporadas el traje con el número “18”, hizo enmudecer a la inmensa fanaticada que se dio cita en el estadio Guillermón Moncada. Pero ahí no se detuvo el empuje de los Gallos. Cepeda, que había sido dominado con elevado de foul al cátcher en su turno anterior (dejó dos hombres esperando remolque), le ganó la base por bolas a Bisset después de cinco pitcheos.

Ese había sido el pitcheo No. 116 del as santiaguero, su último de la tarde, donde mereció mejor suerte. Cuando el coach de pitcheo Elizardo Guillart le pidió la pelota, fue reconfortante ver a todos los jugadores del infield saludar a Bisset. Y, al mismo tiempo, el veterano les devolvió un toque de guante, incluso a Ricardo Ramos, quien sobresalió como villano del inning.

Carlos Font fue llamado al box, pero, en apenas su tercer pitcheo, enterró por completo el partido de béisbol. Lanzó una bola rápida en zona al cuarto madero Duniesky Barroso, que haló a gusto para mandar a la registradora par de carreras más. El juego se puso 5-2, y las esperanzas de los santiagueros parecían marcharse al ritmo de cada abrazo de los espirituanos, festejando unos metros delante del dugout de tercera.

En el final del noveno, Ángel Peña completó el resto del trabajo. El veterano de 39 años envolvió en su slider corto y una bola rápida baja a sus cuatro rivales. Ponchó al emergente Maikel Castellanos. Dominó en rodado a tercera al hombre proa, Dasiel Sevila, y luego ponchó a Rudens Sánchez después de enviar a la inicial a Francisco Martínez por bases por bolas.

Antes de que Sánchez abanicara, los integrantes del team espirituano estaban delante del dugout, preparados para celebrar el momento que han esperado por años. En cuenta de 1-2, Sánchez golpeó un foul, y luego, en un intento de atrapar el slider de Peña, abanicó para el out 27.

Las imágenes hablaban por sí solas. Como casi siempre, me quedé mirando la reacción del cátcher, ya que el bateador estaba en cuenta de dos strikes. Ibarra, quien ha sido uno de los héroes anónimos de este equipo, pero que ha brillado detrás del home, soltó la pelota y saltó rápidamente en dirección al montículo para abrazar a Peña. Al instante, en un solo parpadeo, todos los jugadores se reunieron alrededor del box, mientras una buena parte del estadio Guillermón Moncada parecía enmudecida.

Quizás esta sobresalía como la Serie de Wild Card más reñida de pronosticar en 2018, pero los Gallos espirituanos rompieron todos los termómetros, mostrando enfoque, cohesión y agresividad en el terreno de juego.

Del otro lado del dugout, Santiago de Cuba también merece la felicitación. Mostraron una gran recuperación en este proceso de renovación por el que aún están pasando, y sus jugadores jóvenes exhibieron destellos de su talento. Cuando parecía que no podrían dar el golpe final, se levantaron frente a los Piratas de la Isla y luego ganaron el partido que le ofreció la condición de home club para el Wild Card venciendo a Cienfuegos.

En cada inning, sus deseos de ganar y de sorprender a su fanaticada fueron fáciles de apreciar. Si este colectivo joven se mantiene y los veteranos siguen en forma, para 2019, estoy seguro de que las Avispas de Santiago de Cuba sorprenderán aún más. Desde la pretemporada, su complexión me parecía bastante fuerte como para dar el gran salto este año. Y, creo fielmente, que parte de ese resultado esperado lo consiguieron. Para este analista, su temporada no ha sido nada decepcionante.

Es cierto que las oportunidades de producir carreras no faltaron en este Juego 2, incluso para ambos equipos. Pero, lamentablemente, las Avispas no pudieron producir. Dejaron a nueve corredores en circulación después del tercer capítulo y, luego de empatar el marcador 2-2 en el final del quito, el hit decisivo no apareció. 

De todos los momentos claves que dejaron pasar los santiagueros, el cero que les pintó Yoen Socarrás en el séptimo round fue fulminante. Llenaron las bases luego de dos outs, con Gelkis Jiménez subiendo al plato, quien promedió .302 cuando encontró corredores en posición de anotar. Rápidamente, Socarrás lo atacó con un slider y otro, todos en lo bajo de la zona de strike, hasta que Gelkis envió una línea sobre el inicialista, pero… el árbitro de la inicial, Luis Figueredo, marcó el “foul”. 

Ese fue un instante de confusión, pues apenas se podía apreciar en la cámara lenta si el batazo había sido foul o no. Sin embargo, el manager santiaguero, Heriberto Rosales, prefirió no reclamar la sentencia en el video.

Una slider después, Jiménez enterró el inning, con un swing que no pudo golpear con fuerza y sacó un rodado al campo corto para el tercer out. 

Socarrás entró al dugout de los Gallos dándose en el pecho con su guante, mientras sus compañeros le mostraban su afecto entre abrazos. Se habían ido a la historia siete capítulos y, para frustración de los locales, las oportunidades de anotar se esfumaron en el resto del desafío.

Con el éxito por 5-2, los Gallos de Sancti Spíritus clasificaron a la Segunda Fase de la 58 Serie Nacional por vez primera desde 2013, cuando encabezaron la liga con balance de 31-14 después de los primeros 45 partidos. 

Al final del partido, en un caballeroso gesto, el team de los Gallos cruzó la línea de cal de la inicial para saludar a los miembros de las Avispas de Santiago de Cuba. Fundiéndose entre abrazos, terminó una de las batallas beisboleras de la Serie de Wild Card en 2018. 

Los Gallos consiguieron su clasificación por barrida 2-0, y este miércoles regresarán a casa, donde ya se anunció que serán recibidos por todo lo alto desde el municipio de Jatibonico hasta la capital provincial en Sancti Spíritus. Ha sido una gran victoria, después de continuar la lucha de 2017, cuando se quedaron a un juego de entrar a la Serie de Comodines.

¡Bienvenidos de nuevo los Gallos de Sancti Spiritus! ¡Gracias, Santiago de Cuba!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Fumigaron el tabaco
Más con menos
La Serie para, pero el béisbol sigue
Luis D. Serrano iguala récord en Series Nacionales
El final de los Gallos
55 SN: Conformado elenco de los Gallos
55 SN: Tres blanqueadas en la jornada del viernes

ver más

ver más