MLB 2019 | ¿Quién diría no?: ¿El comienzo de Yandy Díaz con los Rays muestra signos de breakout?

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodriguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 3, 2019

Antes de iniciar la temporada de 2019, estas eran varias de las principales referencias que teníamos de Yandy Díaz: 

  • El 3 de abril de 2017, se convirtió en el cubano No. 200 que debutaba en Grandes Ligas, y pegó de 4-1 con un doble, en la victoria 8-5 de los Indios de Cleveland frente a los Rangers de Texas.
  • Después de esa experiencia, nunca pudo viajar más de 65 veces por el plato durante el mes de abril, ni más de 75 con Cleveland en la 1st-Mitad de temporada.
  • Siempre fue un jugador versátil, que  agregaba la facilidad de moverse en varias posiciones del infield y el outfield. Toda esa habilidad, la aumentó más contando con su gran potencia de brazo y el prodigioso instinto para defender dentro del campo.
  • Luego de un primer año deficiente en Triple-A durante 2015 (aunque esas cortas 19 PAs le sirvieron de gran fogueo durante su presentación), Yandy siempre logró buen éxito en el plato. Entre 2016 y 2018, estabilizó sus números en las Menores, marcando al menos .293 de promedio, .399 de OBP (Porcentaje de embasado) y .388 slugging.
  • Algo que también se podía apreciar del pelotero villaclareño de 27 años (nacido el 8/8/1991), era su talento para pegarle a la pelota: Tras la experiencia de 179 PAs con los Indios de 2017, aquel enfoque de 16.0 BB% (la tasa de bases por bolas) que registró en Triple-A, solo se cayó hasta 11.0% luego de medirse contra el rigor del pitcheo en las Grandes Ligas. Así que, obviamente, cuando ves resultados de esa magnitud en jugadores menores de 25 años, vale la pena pensar que hay signos y proyecciones estimulantes.
  • Conocíamos que el swing de Yandy Díaz podía obtener buenas conexiones de línea, pero todavía su ángulo de salida necesitaba un perfil renovado. Durante sus dos primeros años en MLB, Yandy promedió 56.7% GB (porcentaje de rodados), una tasa que le ofreció agradable promedio de .295, aunque apenas .607 OPS. ¿Cuál era la situación? De sus 36 hits, solo dos habían sido extra bases. Tenía buenos parámetros en la velocidad de salida media, 92.1 y 91.5 MPH en 2017 y 2018, según STATCAST, pero ese swing necesitaba golpear de línea con más frecuencia para ascender a otro nivel.

Eso era parte de lo que conocíamos de Yandy Díaz, al menos en su recorrido profesional después de acumular apenas 303 PAs en dos temporadas con Cleveland, donde había bateado menos jonrones (1) que su compatriota, el inolvidable lanzador José Delfín Fernández. Entonces, llegó el Spring Training en febrero, y comenzaron a crecer las expectativas de que Yandy podía obtener un puesto como titular en los Rays. Eso fue hace más de un mes, pero, ahora, seis días después del Opening Day: ¡Yandy Díaz sigue disfrutando de su primera gran semana en el plato!

¿Cuál es el mayor impacto que está logrando Yandy? El enfoque: ¡Ha bateado hits en los seis juegos de los Rays! Tiene un solo partido de dos imparables, el del pasado 29 de marzo contra los Astros de Houston, cuando envió a 420 ft una bola rápida del derecho Gerrit Cole. Está promediando .333, con siete hits en 21 turnos, después de irse de 4-1 en la victoria 4-0 de los Rays sobre los Rockies de Colorado en la noche de este martes. 

Sin embargo, lo más interesante aquí no es la racha de hits, pues Yandy está logrando mucho más que eso. Si has estado al tanto de los partidos de los Rays, podrás recordar al instante que el utility villaclareño debutó como cuarto bate del team. Pero, ¿dónde lo ha colocado el manager Kevin Cash en los últimos cuatro juegos? Sí, ¡como leadoff-hitter!

Ese ha sido un gran reto para Yandy, comenzar la tanda de Tampa Bay, donde tomará más turnos y, obviamente, no tendrá el mismo chance de remolcar que estando de cuarto bate. A pesar de eso, Yandy ha salido a combatir cada turno, y una buena razón para creer en sus habilidades con el madero la demostró este martes contra los Rockies de Colorado: ¡Tomó 21 pitcheos! ¡Eso te dice de su enfoque renovado en el plato!

De ese total, 13 pitcheos fueron en los primeros dos turnos (6 y 7, respectivamente) cuando alcanzó una base por bolas y anotó en el primer inning, aunque luego falló ponchándose. Este es otro punto interesante: De preparar su plan de ataque para empujar carreras desde el Opening Day, ahora Yandy ha mostrado algunas de las virtudes que lo podrían llevar a una temporada de breakout en 2019: Se está adaptando rápidamente a varias funciones estratégicas dentro del lineup, y algo que me fascina es su energía y el deseo voraz de jugar béisbol.

Por supuesto que es demasiado pronto, pero vale la pena confiar en el talento de Yandy Díaz, esperando grandes resultados para esta temporada si se mantiene sano. No obstante, en caso de que estés esperando un “breakout real” del cubano, explora dónde debería mejorar a la ofensiva:

Estadísticas de Yandy Díaz contra todos los pitcheos en MLB entre 2017 y 2018

Pitch Pitches AVG OPS K% LD% O-Contact% Z-Contact% SwStr%
Splitter 19 .333 .667 33.30% 25.00% 50.00% 80.00% 15.80%
Fourseam 472 .236 .683 24.00% 44.30% 72.70% 85.60% 6.60%
Cutter 51 .308 .819 0.00% 30.80% 100.00% 86.40% 5.90%
Curveball 132 .189 .448 23.10% 13.80% 60.00% 90.60% 9.90%
Changeup 110 .259 .545 10.70% 16.70% 66.70% 90.60% 9.10%
Slider 184 .457 1.189 13.00% 35.90% 65.50% 90.70% 8.20%
Sinker 230 .271 .655 12.70% 17.10% 88.90% 96.90% 1.70%

DATA: FanGraphs. Leyenda: Pitch: Tipo de lanzamiento. Pitches: Cantidad de lanzamientos recibidos. AVG: Promedio de bateo. OPS: OBP más slugging. K%: Tasa de strikeouts recibidos. LD%: Tasa de batazos de línea conectados. O-Contact%: Contacto del swing a pitcheos fuera de la zona de strike. Z-Contact%: Contacto del swing a pitcheos dentro de la zona de strike. SwStr%: Porcentaje de swings strikes.

Sí, problemas con las curveballs: Díaz bateó .189, con .448 OPS, 23.1% en la tasa de strikeouts y registró el índice más alto de swings/strikeouts (9.9%). Sin embargo, aquí hubo problemas mayores, y fueron con las bolas rápidas. Contra el pitcheo más impactante de las Grandes Ligas, esos dardos encendidos que atacan a los bateadores llegando al plato con velocidades aterradoras, dejaron a Díaz con el peor contacto en la zona de strike (85.6%) —asumiendo que no deberíamos colocar delante el 80.5% contra el Splitter, pues fue en una muestra de solo 19 pitcheos—. Entonces, ya sabes, el gran combate de Díaz y sus principales ajustes deberá hacerlos contra las bolas humeantes. Esperemos que el pellizco que sufrió en su tobillo izquiero a finales del juego este martes, no le genere males mayores. 

¡Suerte, seguimos al tanto!

 

Rivalidad del día entre cubanos: Yasmani Grandal volvió a sonreír más que su compatriota y ex compañero Yasiel Puig. Tal vez de esa manera no podamos resumir la actuación individual de Grandal, ya que bateó de 4-1 —se tomó un ponche y falló dos veces contra las sliders—, mientras Puig consiguió registrar dos cañonazos en cuatro turnos. Vale, está bien, Puig: Pero los Cerveceros de Milwaukee se llevaron el éxito otra vez 4-3 sobre los Reds de Cincinnati. Ahora Puig está bateando .200/.294/.267, y Grandal .211/.200/.211, aunque en estos dos últimos días han soltado varios cohetes a más de 100 MPH.

Los Tigres de Detroit derribaron a Aroldis Chapman. Dustin Peterson entró a la temporada de 2019 registrando apenas dos turnos fallidos con los Bravos de Atlanta, pero nunca olvidará la noche de este miércoles 3 de abril de 2019… ¿Por qué? Pues consiguió su primer hit y la primera producida en las Grandes Ligas contra el cubano Aroldis Chapman. 

Los Yankees de New York y los Tigres llegaron empatados 1-1 al noveno inning, después de un fascinante duelo de pitcheo entre Jordan Zimmermann (6 ⅔ IP, 6 H, 1 R, 1 ER, 6 SO, BB) y Masahiro Tanaka (6 ⅔ IP, 8 H, 1 R, 1 ER, 7 SO), contando con las piezas ofensivas de Clint Frazier (produjo un elevado de sacrificio en el segundo) por los Yankees y John Hicks (empató el juego con un doble remolcador en el sexto) de Detroit. El poder había escaseado toda la noche, pero los Tigres lograron vencer a Chapman. 

 

“El Misil Cubano” inició el noveno con un ponche, pero luego Niko Goodrum le sacó una base por bolas en seis pitcheos y, acto seguido, Dustin Peterson, que no tenía hits ni empujadas en Grandes Ligas, bateó un doble decisivo al left-center, tomándole una bola rápida de 94 MPH a “Chappy” al primer lanzamiento. Pero ahí no quedó todo para los Tigres, ya que Jordy Mercer le sonó una línea al centerfield a Chapman, para poner el juego 3-1. Fue el primer “salvado bloqueado” para “El Misil Cubano” y apenas el séptimo en sus últimos 111 relevos de 2017 a la fecha, una derrota en solo siete pitcheos —los seis a Goodrum y uno a Peterson—.

Matchup de la noche

La bola rápida de Yoán López superó a Manny Machado. Volvamos a recrear este duelo… ¿qué encontrábamos? La situación: Juego 7-5 a favor de Arizona sobre San Diego, final del lucky seven en el Petco Park, con un estudiante de segundo año sobre el montículo (López) y, delante de él, un ex agente libre (Manny), que firmó uno de los tres “mega contratos” más grandes de la historia en la pasada primavera —$300 millones de dólares por 10 años con los Padres de San Diego—. Entonces, ¿qué sucedió? Bueno, este duelo se resumió a solo tres pitcheos: López le aplicó la velocidad a Machado, enviando bolas rápidas que rozaban las 95 MPH y lo retiró con un rodado a la antesala. Esa fue la última oportunidad real de los Padres (3-3) en el match de este martes, antes de que los Diamondbacks de Arizona ampliaran el score 8-5.

Más notas de la acción… Yuli Gurriel terminó la noche de 5-1 en la derrota 6-4 de los Astros de Houston contra los Rangers de Texas, y está promediando .227, aunque tiene un OPS de .610. En par de ocasiones, Gurriel, que bateó .403 y marcó 1.052 OPS con corredores en posición anotadora el año pasado, falló dos de las 10 veces que los Astros (11-1) se fueron sin producir carreras en esa crucial situación ofensiva.

¡Cuidado, ahí viene una curveball! En Kauffman Stadium, Jorge Soler (.313 y .853 OPS) se fue de 5-0 y, aunque no se ponchó, fue dominado por un enjambre de curveballs: Recibió nueve curveballs de 14 pitcheos en toda la noche, las primeras siete relativamente bajas y pegadas, aunque luego los relevistas se las dirigieron hacia afuera. En su último turno durante el 10 inning, antes que los Royals perdieran 5-4 contra los Twins, el relevista Blake Parker cambió un poco la rutina en su secuencia. Con la carrera del empate en la inicial, comenzó combinando su bola rápida media de 87 MPH, seguida del splitter de 85 contra Soler. Pero, en la cuenta de 2-2, Parker volvió al guion que comenzó José Berríos: La “Curveball”. 

Soler terminó conectando un elevando al shortstop para el out final.

Esta no era una noticia de los cubanos en las Mayores, pero podría tomar aún más trascendencia en el futuro:

Después de la noticia, lo que posiblemente estuviste pensando: ¿Quién será el primer jugador cubano contratado por alguna organización de Grandes Ligas, después del acuerdo entre la FCB (Federación Cubana de Béisbol) y la MLB? Hay 34 perspectivas ahí, pero, ¿quién será el primero?... 

¿Te lanzas a dar un pronóstico? 

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más