MLB 2019 | ¿Qué esperas de Yasiel Puig?: El impacto de su regreso a los Ángeles podría revelar el guión perfecto

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 16, 2019

La esperada noche del regreso de Yasiel Puig a los Ángeles, comenzó mucho antes del primer pitcheo a las 10:10 de la noche en Dodger Stadium. Puig, que debería haber llegado a las 3:00 de la tarde para participar en la conferencia de prensa, arribó 1 hora y 10 minutos después.

Sus compañeros de equipo Matt Kemp, Alex Wood y Kyle Farmer, quienes también fueron cambiados de los Dodgers hacia Cincinnati, recibieron sus anillos de campeones de la Liga Nacional el año pasado.

“Puig no lo logró”, dijo el manager de los Dodgers Dave Roberts a Alden González de ESPN.com, detrás de una sonrisa algo sarcástica.

¿Era lo que esperabas? Tal vez, como de costumbre, mucho antes del playball en Dodger Stadium para disfrutar del duelo entre Dodgers-Reds, Yasiel Puig ya era noticia, despertando reacciones de todo tipo entre reporteros y fanáticos, incluso sin estrenarse el uniforme de Cincinnati contra su ex equipo.

“No he visto los juegos… no sé cuántas personas, cuántos fanáticos han estado viniendo aquí”, dijo Puig refiriéndose a la asistencia de la afición al Dodger Stadium, al tiempo que respondía una oleada de preguntas en español. “Pero estoy seguro de que, cuando jugué aquí, había más fanáticos”.

Esas son confesiones tan ardientes, que tal vez no creerías haber escuchado de otro jugador de los Reds que no fuera el cubano Yasiel Puig. “Cuando está motivado, incentivado, es un muy buen jugador”, aseguró Roberts, ex manager de Puig. “Esto es toda la motivación que puede estar frente a él”, agregó, antes de que la conferencia en Dodger Stadium se diera por terminada. Y, mientras, por su parte, Puig elogió la camaradería que siente dentro de los Reds de Cincinnati, haciendo referencia también a su admiración por Joey Votto: “Él es el mejor chico que he conocido en mi vida, e insinuó de manera enérgica, que no tenía suficiente con los Dodgers”.

¿Atrevido? ¡Sí! ¿Polémico? ¡De manera excesiva! ¿Retador? ¡Sin dudas! ¿Incontrolable? ¡Wild Horse!: Así lo bautizó el legendario e icónico ex narrador de los Dodgers, Vince Scully. Puedes amarlo u odiarlo, pero Yasiel Puig nunca cambiará y, si lo hace, tal vez perdería parte de su esencia como persona y esa naturalidad desenfrenada que lo caracteriza. Entró al gran show con tan solo 22 años y, hasta este lunes (15 de abril de 2019) por la noche, sigue mostrando la apariencia de ese chico que parece no madurar jamás. Para muchos, es arrogante, pero no podemos negar que ha sido un niño mimado y adorado por millones de fanáticos.

Tal vez es demasiado temprano para afirmar que ambos equipos ganaron con el cambio de los Dodgers a los Reds, pero algo que sí estuvo delante de nuestros ojos la noche de este lunes, fue de nuevo la imagen del prototipo de jugador que visualizamos una vez cuando Yasiel Puig debutó en las Grandes Ligas. Sí, el hombre al cual de cierta manera, se le podían permitir algunos deslices, porque su brillantez era lo suficientemente encantadora. Ese chico que corregía parte de lo negativo esculpiendo una gran pieza de bateo, para darle un giro emocionante al marcador. O, como sucedió en múltiples ocasiones, levantando a los fanáticos en Dodger Stadium con una atrapada fantástica en el outfield, sin temor a sacrificar su físico. 

Así es, no hay dudas de que el lado sensacional de Yasiel Puig brindaba un show entretenido hasta un punto, mezclando extravagancia y genialidad al mismo tiempo, una fórmula que contribuyó a asegurar la taquilla en los Ángeles. Lo hizo en cada uno de sus 2765 viajes por el plato durante seis temporadas y 712 juegos con los Dodgers, y puedes estar seguro que eso no cambiará ahora vistiendo el traje de los Reds. Puig seguirá siendo el chico de las mismas costumbres: Desde esas acostumbradas lamidas de bates que ya conoces, hasta los cambios de semblante de su rostro enfurecido al perder un elevado de foul, para luego obsequiarle la pelota a cualquier fanático como si estuviera haciendo una entrega de pizza.

Entonces, ¿estabas esperando anoche el regreso de Yasiel Puig a Dodger Stadium? ¿Clayton Kershaw vs Yasiel Puig, por vez primera en la historia? Ambos haciendo par de debuts en la misma noche. Kershaw regresando de su lesión de músculo en la parte inferior de la espalda y, Puig, sintiendo de nuevo el coro de casa, aunque esta vez con una tonalidad diferente. Ese era el titular que nos mantenía expectantes y seguros de que la noche de Jackie Robinson sería realmente inolvidable. Y ese primer duelo de la noche nos demostró solo parte de la rivalidad y esa esencia pura que nos hace amar tanto este deporte:

Sí, en solo segundos, acabas de ver un match  para la historia, con Yasiel Puig recordándole a las 10:18 de la noche a Kershaw que ha sido bueno contra las sliders en toda su carrera. Eso fue impactante, y las imágenes en Dodger Stadium pueden mostrarlo también a través del silencio: Puig, regresando a enfrentarse a sus ex compañeros de los Dodgers, y lograr ese jonrón contra Kershaw, un batazo que tal vez estuvo idealizando por mucho tiempo antes de entrar a su antigua casa este lunes 15 de abril de 2019.

Ese fue apenas el segundo jonrón de Puig esta temporada en sus primeras 46 PAs, pero lo curioso es que ambos han sido en turnos consecutivos. O sea, en sus apariciones número 45 y 46, llegaron sus primeros dos vuelacercas de la temporada. ¿Solo dos jonrones y ocho remolcadas en 46 PAs? Sí, además de una línea ofensiva de .163/.200/.302, con 12 strikeouts y apenas dos bases por bolas, antes de despedir esa pelota a 102.7 MPH y 405-ft por el centerfield.

Los Reds de Cincinnati (5-9), que habían ganado cuatro de sus últimos cinco partidos, también estaban disfrutando ese momento inicial, al menos hasta que A. J. Pollock tomó un paseo en cinco pitcheos para igualar el score 2-2 en el final del quinto inning. A las 11:59 de la noche en Chavez Ravine, con seis innings completos y un empate 2-2, una buena pregunta era… ¿qué había significado realmente ese jonrón de Yasiel Puig contra Clayton Kershaw iniciando el juego? ¿Qué había definido?

En teoría, incluso hasta el conteo de C-H-E (carreras, hits y errores) se había detenido en 2-4-0 para ambos equipos, con Kershaw lanzando cinco ceros consecutivos y 74 pitcheos en seis entradas. Como ves, Kershaw se recuperó de ese jonrón de Puig en la primera presentación de la temporada, después de registrar la peor efectividad de su carrera a los 30 años (2.73), al menos desde que lanzó para marca de 21-5 en 2011. Y, aunque Puig estaba de 3-2, luego de un ponche y sencillo al left en el séptimo, todavía su línea no era la esperada por los Reds: .196/.229/.391. ¿Apenas .196 de promedio y .194 (36-7) en sus últimas dos semanas? Ahora, sigo pensando en esto:

“Voy a tener la mejor temporada de mi carrera este año”, le dijo Puig a Jon Tayler de Sport Illustrated. He aquí otra muestra de lo que puedes encontrar en esa energía de este chico intrépido. Sin embargo, aún no está cumpliendo sus palabras con este inicio desconcertante en el plato. Eso no es lo que esperaban los Reds de Puig, aunque ahí está el punto: ¿Será que su pasado puede cambiar realmente? A decir verdad, esa ha sido una pregunta frecuente en nuestra memoria. ¿Yasiel Puig estará a la altura de sus palabras? ¿Puede madurar como esperamos? ¿Va a superar las grandes críticas a su comportamiento? ¿O seguirá quedándose distante del jugador superestrella que hemos estado idealizando por años? Tal vez su gran breakout será esta temporada, con menos presión jugando para los Reds, o el impacto de rebotar cada día en un equipo perdedor, arrastrará a Puig hasta el desenfoque.

Por ahora, al menos después de que Puig saliera feliz de su regreso a Dodger Stadium en la noche de Jackie Robinson, bateando de 4-2 con un jonrón y dos producidas, su rendimiento nos conduce por el camino equivocado: Está bateando solo .191/.224/.383, y deberá trabajar bien fuerte para salir de ese hoyo, a pesar de que al verlo definir sus turnos este lunes no se haya parecido a un bateador de menos de .200.

Mi perspectiva aquí no es que Puig deja de ser brillante sin pegar 30 jonrones, impulsar 100 carreras, robarse 20 bases al año o encabezar a los outfielders con los mejores números defensivos, aunque nunca ha logrado esa categoría en una temporada. Se trata, desde mi visión, que el talentoso outfielder cubano nos ha dejado esperando aún por la máxima expresión de sus habilidades para este maravilloso juego.

Posiblemente esta noche, después de la victoria emocionante de los Dodgers 4-3 sobre los Reds, decidida por Joc Pederson con un jonrón de 384-ft, derritiendo una slider del cubano Raisel Iglesias en el final del noveno, aún estés pensando en el bambinazo que le pegó Yasiel Puig a Clayton Kershaw.

Y sí, aunque los Reds perdieron, ese primer enfrentamiento entre Puig y Kershaw quedará grabado para siempre, a pesar de que los retos y el nivel de competencia van mucho más allá de eso. Pero, ¿quién quita que puedas estar rememorando el jonrón de Puig que sepultó a los Cerveceros de Milwaukee, para decidir el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en la postemporada del año pasado?… O su sensacional batazo contra el zurdo de los Red Sox Eduardo Rodríguez, que le dio ventaja de 4-0 a los Dodgers antes de perder 9-6 en el Juego 4 de la Serie Mundial.

Si todos esos momentos están apareciendo ahora como agradables postales de recuerdo, es porque sabemos parte de lo que Puig puede lograr, incluso bajo la presión y el calor de la postemporada. Entonces, fanáticos o detractores del “Caballo Loco”, nunca deberíamos decir que es demasiado tarde… ¿podemos esperar un poco más?

De cualquier manera, aunque Puig no haya cumplido todas las expectativas de ese gran talento que proyectamos, su carrera también guarda grandes momentos. El de la noche de este lunes, será uno de esos que también definirán su trascendencia, aunque la muestra final tendrá mucho más peso.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más