Postemporada'2018: En busca de las mejores historias y un posible campeón en el Juego 6

Esto es lo que más me apasiona de los playoffs: Estamos a la caza de las historias del Juego 6, donde un triunfo de los Alazanes de Granma podría ofrecerle su segundo campeonato en fila, pero una victoria de los Leñadores de Las Tunas en casa obligaría a llevar esta final de la 57 Serie Nacional del béisbol cubano al máximo de siete desafíos.

Mientras usted y yo estamos a la espera del ¡play ball! a partir de las 4:00 de la tarde de este sábado, tengo dos pensamientos que no se van de mi memoria sobre el Juego 6: Estoy recordando como los Piratas de la Isla de la Juventud lucharon recientemente en 2015 ganando el sexto partido contra los Tigres de Ciego de Ávila, pero cedieron en el Juego 7, cayendo con una deficiente apertura del tunero Yoalkis Cruz. 

Por otro lado, estoy rememorando el jonrón que le bateó Yordanis Alarcón a Vladimir García en la primera entrada del Juego 6 de 2016, donde Pinar del Río llegó al decisivo séptimo choque después de estar abajo 0-3, actuación sin precedentes. Sin embargo, al día siguiente, Dachel Duquesne encabezó el camino y los Tigres se hicieron invencibles en su carrera de dos títulos en fila que, un año después, perdieron con un tropiezo por barrida frente a estos Alazanes de Granma.

Tenemos delante de nuestros ojos toda la acción necesaria para pasar algunas horas disfrutando del mejor béisbol que ha presentado esta temporada 2017-2018. Yo sé que no es el enfrentamiento de estrellas que invadían el diamante hace quizás diez o doce años atrás, pero si te gusta el béisbol, vas a disfrutar estos momentos que nos obsequia.

Como de cada pitcheo nacerá una historia diferente, aquí están todos los turnos que no te puedes perder de vista antes de que caiga ese out final con la decisión del campeonato o la extensión a un día más de fiesta:

Positivo: No lance fastball contra Roel Santos

Lo más interesante de Roel no es exactamente su éxito, golpeando 10-for-15 contra la bola rápida en esta final: Mejor aún es que, de 17 bolas puestas en juego, el 47.0% han sido batazos contundentes. Su producción de hits se extiende por todo el campo, aunque cubre con más fortaleza el left-center. Hacia el lado opuesto tiene cinco hits, que incluyen dos en el infield. También ha aplastado la bola baja en zona de strike: Golpea 1.000, 4-for-4, con solo un turno detrás en el conteo en tres de esos turnos al bate. 

¿Cuál será el antídoto para detener a ese madero? Mantenga el conteo por delante y lance algunas pelotas pegadas con mejor comando. La suspicacia de Roel es grande: Él se clava bien cerca del home plate, y espía todos esos pitcheos que van en la esquina de afuera para hacer daño con su swing parejo y rápido como un rayo láser.

Roel Santos

Si ves bien ahí la zona de calor de Roel en esta final, apreciarás que su habilidad para golpear la pelota baja y afuera es más que un momento de buen contacto: Su swing está diseñado para sacar los brazos desde ahí, y enviar la pelota al lado opuesto, ya sea con un timón para tocar la pelota o balanceándose por un golpe más sólido.

Intrigante: Alfredo Despaigne todavía no atrapa un lanzamiento quebrado

El súper slugger de los Alazanes tiene 0-for-6 contra pitcheos rompientes en esta final. Tres de esos fallos han llegado con la curva, donde su swing no ha podido golpear la bola en el centro. También la ansiedad ha hecho estragos en sus apariciones al cajón de bateo: Tiene 0-for-5 con bolas ubicadas fuera de la zona de strike, con tres strikeouts, dos de ellos recientemente en el Juego 5 frente al zurdo Luis Ángel Gómez.

¿Cómo esto podría cambiar? En el primer pitcheo en que los tuneros descuiden contra Despaigne, sobre todo en la zona alta y adentro. Durante sus 23 PA’s en esta final, él ha tenido un pobre 20.0% HARD (Bolas conectadas con dureza), y solo dos batazos a los jardines, uno de línea y otro de fly, ambos dirigidos hacia la parte derecha del campo. 

Mientras los lanzadores de Las Tunas persistan en alejarle la pelota a Despaigne, es posible que disminuyan su poder –sobre todo porque él está desesperado por halar y elevar la bola—, pero no se olviden que sus muñecas pueden sacar la pelota del parque por cualquier lugar…

Positivo: …No muerda la curva de Raidel Martínez

Sus rivales van 1-for-7, mientras él ha obtenido ocho outs, con dos rodados para doble play y dos ponches.

¿Cuál será el antídoto para detener a esos maderos? No la persiga… Ni se deje seducir… Solo vaya tras ella si está realmente decidido, sino, esto puede suceder…

Intrigante: Danel Castro tiene 0-for-7 contra sliders

Dentro de todos esos fallos, el veterano de 41 años tiene tres strikeouts y dos rodados para doble play. Aunque, un aspecto a considerar es que, en cinco de esos siete turnos, Danel se vio debajo en la cuenta. Solo estuvo por delante en el conteo antes de fallar en 3-0 vs Blanco en el Juego 1, y luego cuando bateó para doble matanza en el Juego 4, después de estar en 2-0 en el tercer inning con un out y corredor en primera. 

La diferencia entre los promedios de Danel ante la bola rápida (.444, 4-for-9) supera fácilmente su rendimiento sobre los pitcheos quebrados (.167, 2-for-12), algo que deberían saber los lanzadores de Granma.

¿Cómo esto podría cambiar? Todas las sliders que vienen no son iguales a la de Lázaro Blanco, que lo ha dominado tres veces. La desventaja de Danel es que, de siete fallos contra la slider, dos de sus cuatro puestas en juego salieron con un impacto débil de su swing.

Positivo: Cuídese de una bola rompiente al enfrentar a Carlos Benítez, Raúl González, Yordanis Alarcón y Alexander Ayala

Benítez tiene 4-for-8, González 4-for-8, Ayala 5-for-13 y Alarcón 7-for-13 en esta final, así que es hora de mirar un poco como han encendido su zona de calor:

Carlos Benítez y Raúl González

Alexander Ayala y Yordanis Alarcón

De todos ellos, Raúl González es quien más daño ha hecho, golpeando jonrones tanto con lanzamientos quebrados como bolas rápidas.

¿Cuál será el antídoto para detener a esos maderos? Como indica la lógica, no lance un pitcheo rompiente tan cómodo. Analizando la zona de calor, parece obvio que el rendimiento de estos tres hombres sea despiadado: Los han atacado poco utilizando bolas rápidas, cuando ellos han presentado algunos problemas con pitcheos pegados y altos, en perfectas localizaciones para lanzarle fastball.

Obviamente, la victoria en el béisbol se compone por el juego de equipo, pero hay turnos que suelen definir los partidos y el que mejor los afronte (tanto pitcher como bateador) definirá a su favor cada paso para ganar el título. La producción de los maderos tendrá que encabezar el ataque, mientras nosotros estaremos atentos a ver si este sábado termina el campeonato o tenemos un decisivo Juego 7.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más