Entre las noticias de béisbol del año hemos ignorado la más importante

Se fue poco más de un tercio de este 2016 y las noticias del béisbol cubano inundan las plataformas digitales, siendo la vía de acceso común para la realidad de la pelota nuestra. Hemos compartido escándalos por cantidades, éxitos, sanciones, alegrías y sobretodo optimismo, siempre optimismo. Sin embargo, lo más trascendental aún está por pasar y lo hemos ignorado en gran medida.

Entendamos que esta no es una comparación de los niveles de importancia entre sucesos, pero si creemos que es justo volver a echarle un vistazo al ‘movimiento’ más trascendental del año.

Hemos tenido hasta el momento la deserción de los Gurriel y toda la saga posterior de lo que ya era un novelón. La acusación legal de una familia pinareña a Víctor Mesa, la manera que la Federación del deporte ignoró este hecho y cómo después eligió a Víctor para ser manager del Cuba ante los Rays.

La visita del propio equipo de Tampa a La Habana. Un desertor jugando de vuelta en Cuba, contra Cuba. OBAMA EN EL LATINO!!!

Denuncias de Julita Osendi y Yasel Porto.

El desastre anunciado de Ciego en la Serie del Caribe, su título revalidado en la Nacional, tras una finalísima donde Pinar logró el milagro de proponer un séptimo juego.

El contrato de Céspedes. Los autos de Céspedes. El cerdo de Céspedes.

Peloteros deportados de vuelta a la isla. Atletas declarados agentes libres. Showcases.

Las desfachateces de quienes están al frente del Salón de la Fama del béisbol cubano (sí es que existe).

El Cuba unificado, que parece cada día más quimérico.

En fin, muchas noticias que podemos hacer públicas gracias a internet. 

Pero más allá del chisme y el morbo de enterarnos que pasa tras bambalinas, un hecho sin precedentes está al ocurrir en el deporte nacional.

Se trata, perdonen nuestra obsesión por el optimismo, de que el equipo Cuba va a tomar parte por casi un mes de las actividades de la Liga Can-Am.

La noticia la dimos acá y paso sin penas ni glorias, la han repetido los medios de prensa en la isla y ocurre lo mismo, por lo que les pido un alto para apreciarla en toda su magnitud.

El equipo nacional va a jugar 19 partidos en dicha liga, incluyendo enfrentamientos ante los 6 conjuntos oficiales, asentados tanto en Canadá como los Estados Unidos.

Este detalle ha sido ignorado, ya que algunos han replicado la presencia de Cuba en la Can-Am, como un asunto de partidos de exhibición.

ERROR, craso error.

Exhibición ninguna, ni siquiera para Cuba, pues hay mucho en juego, sobretodo dudas históricas por aclarar.

Y es que los partidos están incluidos dentro del calendario regular de evento, todos los resultados cuentan para las ciudades envueltas (New Jersey (USA), Rockland (USA), Sussex County (USA), Ottawa (CAN), Trois-Rivieres (CAN) y Quebec (CAN)).

O sea, que no es tope Cuba-Estados Unidos, ni contra Japón, ni los Rays de visita, ni los Orioles. Todos los rivales que verá el conjunto cubano durante esos 19 partidos estarán es su temporada regular, intentando sumar victorias en un campaña para la que se prepararon y creánnos, esta vez no habrá escusas, pues van a salir a ganar.

Habrá quienes salten al instante para criticar la calidad de la Can-Am, pero está por verse el resultado de los nuestros, quienes nunca han encontrado un evento con estas premisas y en especial por lo debilitado que estará un equipo nacional actual.

En puro español, un Cuba mediocre jugará en un torneo mediocre, pero hay más que calidad por probar.

Estamos hablando de enfrentar rotaciones de pitcheo reales, especialistas del relevo, cerradores.

Estamos hablando de enfrentar profesionales en su labor y no de paseo.

Estamos hablando de ver quién es el director de este equipo Cuba, como asume la rigurosidad del evento y como mueve sus piezas.

Estamos hablando de 19 partidos en 22 días (del 9 al 30 de junio), con sus viajes incluidos.

¿Cuántas veces soñamos o discutimos en el barrio sobre qué haría un equipo Cuba jugando verdaderamente contra profesionales, en una liga profesional?

Este es el momento de ver la realidad que nos ha sido negada por décadas.

Este es el momento que necesitaban todos los empresarios que han hablado, soñado y/o considerado tener un equipo cubano en las Menores.

El alcance de este mes de junio del 2016 puede ser infinito para la pelota cubana.

La selección nacional está acostumbrada a eventos que no duran más de medio mes, donde se clasifica en la primera semana y hay días de descanso incluidos por doquier, en fin un escenario totalmente distinto, pues ahora enfrentarán subseries de 3 o 4 juegos contra los mismos rivales y solo tendrán 3 jornadas de asueto entre esos 22 partidos.

Insistimos en que lo más trascendental es la severidad del calendario y que nuestros rivales no estarán ‘de tope’.

El Cuba va a jugar un torneo real, nada de muertes súbitas, grupos, eliminatorias. Béisbol en su verdadera concepción. No sé ustedes, pero está sigue siendo para mí la noticia del año y cuento los días para poder disfrutarla.

Sin más por ahora,

 
J.C.C.' 2014/Team Cuba
USA Baseball recibe a Cuba en Serie Amistosa 2015
Nicaragüa y Cuba topan desde mañana
Torneo de Rotterdam: Lista nómina cubana
Tope USA-Cuba 2015: Listo elenco norteamericano
Tope USA-Cuba 2015: Yadiel Hernández deja elenco cubano

ver más