MLB 2019 | Jorge Soler, Leonys Martín y Kendrys Morales, ¡muestran su mejor breaking de abril!

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 12, 2019

En 14 días de béisbol, no podíamos decir que Jorge Soler, Leonys Martín y Kendrys Morales habían tenido un inicio estable de temporada o, lo que es igual, estábamos sintiendo una sensación a pólvora mojada cuando salían del plato.

Cada uno de ellos ha tenido un trabajo diferente en sus organizaciones, tanto como retos y perspectivas, pero vale señalar, que sus antecedentes también estaban girando alrededor de marcados problemas a la ofensiva. Martín presentó su peor tasa de bases por bolas sobre strikeouts contra curveballs, ponchándose 13 veces en 40 PAs (recibió 158 curveballs en 2018), pero su peor regresión fue cuando su .813 OPS de abril se había derrumbado hasta .473 en julio. Y, luego en agosto, las noticias fueron aún más devastadoras, pues su vida peligró tras ser atacado por una bacteria en su torrente sanguíneo.

“Estoy al cien por ciento, entusiasmado de volver aquí con estos chicos (en el clubhouse de los Indios de Cleveland), dijo Martín a ESPN en febrero pasado, cuando recibió una calurosa bienvenida de primavera en Cleveland. Después de un Spring Training lleno de motivación, Martín entró a la temporada de 2019 buscando la forma que lo llevó a despertar el interés de los Indios en la fecha límite de cambios.

Por su parte, Jorge Soler, resurgiendo de su recuperación, también entró al 2019 con varias perspectivas en mente, comenzando por estar saludable y jugar su primera temporada como titular en Grandes Ligas. Soler había tenido el mejor inicio de su carrera en 2018, con nueve jonrones y 27 remolcadas después de sus primeros 50 juegos entre abril y mayo. Pero, el viernes 15 de junio, luego de terminar una vez al bate contra los Astros de Houston, Soler se fracturó un hueso de su pie izquierdo y salió del partido.

“Es muy duro. Él (Soler) estaba totalmente decepcionado, muy molesto anoche”, dijo el manager de los Royals, Ned Yost, al término del partido, donde Kansas City sufrió una derrota por 7-5. De manera frustrante, así terminó la temporada de Soler en 2018, después de apenas 61 partidos y 257 visitas por el plato antes de que se cumpliera la primera mitad de la campaña. No obstante, dejó un bombillito encendido, que podríamos tomar como punto de partida para evaluarlo en 2019: Su inicio deslumbrante de .434 OBP en abril y luego .500 de slugging en mayo, parecían comenzar a expirar cuando ves la línea que dejó tras 39 PAs en junio: .194/.256/.389. Vale, eso no se parecía a la brillantez que Soler irradió en sus primeros 50 partidos de 2018, pero tal vez, quién sabe si de haber estado sano esa hubiera trascendido como su única baja del año. 

Después de recordar algunos antecedentes de Martín y Soler, entonces nos queda el recorrido más reciente de Kendrys. ¿Lo más importante que deberíamos recordar de su última temporada con los Blue Jays? Tres notas al respecto:

  • Empujó solamente 57 carreras, su segunda cifra más baja en temporadas con al menos 400 PAs—la peor fue en 2014, cuando consiguió apenas 42 RBIs en 401 PAs jugando para los Twins y los Mariners.
  • Bateó apenas .176 de promedio cuando le pegó de rolling a la pelota. ¿El promedio general en su carrera?: .213. No es mucho más alto que ese, pero 37 puntos por menos son suficientes para preocuparnos, sobre todo si se trata de una regresión por debajo de .200.
  • El OPS de .499 en abril pasado marcó el peor arranque de su carrera. Además, se tomó más strikeouts (15) que sus hits (8) y promedió apenas .160. Ese fue el inicio de temporada de Morales, pero he aquí su rendimiento en septiembre: Impulsó apenas 4 carreras en 61 PAs, se ponchó 14 veces y produjo solo 10 hits, con solo uno de ellos tomando la categoría de extra base.

¿Suficiente? Luego de analizar las perspectivas y algunos asuntos por definir que traían Martín, Soler y Morales desde el año pasado —incluso, ciertas situaciones que se han extendido por todas sus respectivas carreras—, ¡llegamos a la acción de este jueves! ¿Qué sucedió tras el playball? ¡Habían algunos buenos swings logrando conexiones extravagantes!:

¡LEONYS!

COOL STAT: Fue un batazo que salió a 106.6 MPH y recorrió 436-ft. El jonrón estuvo a solo 8 pies de empatar el récord de distancia máximo alcanzado por Martín, un flyball de 444-ft que bateó en 2015. Agréguele a esa nota, que Leonys marcó una distancia promedio de 394-ft en 2018, según STATCAST, así que golpear de esa manera regularmente es una buena sensación.

¡SOLER!

COOL STAT: ¿Cómo se siente descargar esa fuerza después de conseguir un bombazo a 454-ft la noche anterior?: Ese impacto de 109 MPH, que cayó a 424-ft del plato, se convierte en una joya cuando sabes esto: Soler sigue aumentando la velocidad de salida promedio en los elevados, tras mejorar el registro de 94.4 MPH en 2017 con 96.3 la pasada campaña.

¡KENDRYS!

COOL STAT: Kendrys Morales no tenía extrabases después de 38 PAs de esta temporada en su debut con los A's, así que despedir esa pelota a 111.2 MPH fue divertido.

WOW.

Acabas de ver tres cohetes emocionantes. Tres swings que lograron su propósito y la definición más excitante: ¡enviar bien lejos del home las pelotas de béisbol! Fueron tres maneras diferentes de golpear pero, sobre todo, momentos que necesitaban disfrutar estos chicos. Sí, porque sus primeras semanas no habían sido buenas desde el Opening Day. 

Leonys Martín acumulaba 11 strikeouts en sus últimas 25 veces al bate, Soler pasó un slump de 16-1, con siete strikeouts y, Kendrys, hasta el éxito de los A’s anoche, había caminado 38 ocasiones por el plato sin apuntarse un extra base en esta campaña. Entonces, ¿qué podemos agregar ahora, después de verlos a todos tener un breaking interesante?

Por supuesto, sabemos que la dimensión de estos jonrones no borrará ninguno de los problemas de Martín, Soler y Kendrys en este inicio de temporada, pero sí hay algo a lo que podemos dar crédito: Ellos necesitaban comenzar a redirigir su enfoque y sentir aún más confianza. A decir verdad, las actuaciones de Martín, Soler y Kendrys este jueves no aseguran que ellos comenzarán a explorar su primer gran impacto del año, pero algo que sabemos al detalle es cómo podrían entrar en calor. Este es el problema más apremiante que deberán solucionar cada uno de ellos:

Leonys Martín: Las deficiencias de Martín contra las sliders nunca fueron peores. El año pasado, su tasa de swing creció de 44.0% a 53.1%, pero eso no será tan importante si no sabes esto: Antes de batear de 4-3 este jueves, Martín estaba de 11-0 con siete strikeouts contra las sliders. 

Jorge Soler: Ahora los números dicen, mediante el Z-Contact% (Porcentaje de contacto contra bolas dentro de la zona de strike), que la tendencia de fallos de Soler se hace mucho más frecuente cuando le mezclan la curveball y el cambio de velocidad: Estas fueron sus peores tasas de contacto en 2018, 63.3% contra el cambio y 70.4 frente a la curveball.

Kendrys Morales: A casi dos meses de cumplir sus 36 años, las curveballs y los sliders se están convirtiendo en un problema mayor. Antes de este jueves, Kendrys estaba de 13-1. ¿Cómo fueron esos numeritos en 2018?: Terminó de 146-24 (.164), con 50 strikeouts.

¡Yasiel Puig regresa y es ovacionado en Cinci! ¡Yasielll! ¡Yasielll! ¡Yasielll! Así recibieron los fanáticos de los Reds de Cincinnati a Puig, después cumplir con una sanción de dos partidos y regresar esta tarde al Great American Ball Park. Puig bateó de 4-1 y envió dos carreras al plato con un doble para poner el juego 4-0 en el séptimo inning, contribuyendo para la primera barrida de los Reds sobre los Marlins en casa desde 2010.

Puig entró al partido de este jueves pasando por un slump de 15-1 con cuatro strikeouts y una sola producida, para dejar su línea ofensiva en .147/.194/.206. Todavía esa barra estadística puede mejorar, pero te en cuenta que abril nunca ha sido el paraíso para “El Caballo Loco”. Bateó .193/.250/.250 el año pasado con los Dodgers, y los numeritos generales de su carrera en abril han sido los peores en cualquier mes desde su debut profesional: .241/.318/.393. Sí, los fanáticos de los Reds de Cincinnati están seguros de que eso pronto puede cambiar. 

¿Usted qué piensa?

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más