Judge, Sánchez y Yankees se elevan para igualar el ALCS

Sin nada que perder y más gloria que ganar, los Baby Bombers siguieron su increíble campaña de 2017, remontando una desventaja de 4-0 por vez primera desde el Juego 7 del 2003 ALCS ante Boston, para imponerse 6-4 al Houston Astros, en el Juego 4 del ALCS, celebrado este martes en la tarde en el Yankee Stadium en New York.

La serie ahora marcha con empate a dos, y este miércoles se jugará el Juego 5 desde las 5:00 pm nuevamente en New York, con el zurdo Dallas Keuchel, por Houston, y el derecho Masahiro Tanaka, por New York, anunciados.

Aaron Judge disparó su segundo cuadrangular del ALCS, mientras disparó un doble en el 8vo episodio que empató las acciones, solo para minutos después ver a Gary Sánchez remolcar las dos decisivas, con otro doble entre el jardín derecho y central, en un interminable inning donde los Yankees marcaron cuatro veces.

Los Yankees caían 4-0, gracias a un doble con las bases llenas del cubano Yulieski Gurriel ante David Robertson en la 6ta entrada, que limpió las bases. Resultaba el batazo más importante del espirituano en su carrera en Las Mayores. Mientras, la cuarta entraría un inning más tarde, por doble de Marwin González y el segundo error defensivo del segunda base, Starlin Castro.

Pero a esta edición de los Yankees de verdad que hay que enterrarla…si es que no deseas que regresen. 

Ante el abridor de descendencia cubana, Lance McCullers Jr., New York había recibido seis innings en blanco. El derecho, que para el juego más importante de su carrera calzó unos “spikes” con la cara del cubano y gran amigo José Fernández, fallecido el pasado año en un accidente de bote, abrió el séptimo inning con un solo indiscutible permitido y 80 lanzamientos, pero al primer envío de la entrada, fue víctima del tercer cuadrangular de Aaron Judge en esta Postemporada 2017, un batazo que salió a 111.6 mph y que recorrió .427 pies, acorde a Statcast.

El mentor A. J. Hinch posiblemente realizó un cambio no esperado por muchos, quitando demasiado temprano la pelota a su abridor, y al final esto le costaría caro.

Ante el relevista derecho Chris Devenski, el oportuno Didi Gregorious disparó triple al centro y anotó en elevado de sacrificio al derecho de Gary Sánchez, para el 4-2 que metió a New York en el choque.

Una entrada más tarde llegaría la debacle para Houston. Con solo seis outs por sacar para ver en el montículo a su estelar Dallas Keuchel, el pitcheo de relevo de los Astros debió haber sido lo suficientemente efectivo para respaldar la ventaja, pero no fue así. 

En el 8vo, ante el relevista Joe Musgrove, Todd Frazier abrió el inning con sencillo, y el emergente Chase Headley le siguió con otro indiscutible al izquierdo que llevó a Frazier a tercera. Headley pretendió seguir hasta segunda, pero se cayó entre ambas bases, a lo que el intermedista Altuve señaló al cortador, el torpedero Carlos Correa, que tirara a primera – de manera errónea – lo que aprovechó Headley para anclar en segunda, cuando una vez más Altuve erró, esta vez al estar ubicado detrás de la almohadilla para tocar al corredor.

La jugada probaría ser fatal en el resultado del choque, para Houston. Ante su cerrador, el derecho Ken Giles, Brett Gardner negoció rolata por la posición del segunda base que trajo la tercera carrera de New York, y Aaron Judge disparó doble contra la cerca del jardín izquierdo que remolcó la igualada. Acto seguido Didi dio sencillo al izquierdo, y Sánchez le siguió con el decisivo doble al central que remolcó dos.

En el noveno todo fue del cerrador Aroldis Chapman, quien se llevó a Yuli Gurriel y Alex Bregman por la vía de los strikes, y dominó al emergente Evan Gattis en elevado a las manos de Gardner en el izquierdo.

El Juego 4 probó lo que todos sabían, Houston no posee un "bullpen" tan profundo como el de New York, pero, además, en general la serie ha demostrado que es diferente jugar bajo la presión de considerarse favoritos, sobre todo, desde que la serie estaba 2-0 a su favor. Hombres vitales como Altuve y Correa no se han visto igual a la ofensiva, a medida que la serie avanza, y los ajustes que deben hacer ya a estas alturas aún no aparecen. 

Juego 5 sin duda será otro emocionante. El Yankee Stadium también tiene su parte en el regreso de su elenco en esta serie, y New York buscará no desperdiciar ese récord de 5-0 que posee jugando en casa en esta Postemporada. Un dato para Houston, los Yankees han anotado 10 carreras con dos outs en este ALCS, y ahora batean para .297/.405/.514 en la Postemporada 2017.

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Chapman suspendido 30 juegos
CMB'2017: Chapman pudiera lanzar por Team USA
MLB: Chapman no cede con su velocidad
MLB: Chapman necesita mejorar su labor en New York
MLB: Chapman a la lista de lesionados
MLB: Los cubanos mejor pagados

ver más