Postemporada'2018: ¿Qué significa iniciar 2-0 una final?: Los Leñadores confían plenamente en Yariel Rodríguez

¡Ya estamos en la final de la 57 Serie Nacional del béisbol cubano! 

Los Leñadores de Las Tunas iniciaron con éxito por 6-5 en la noche de este sábado, luego de una maratón que se extendió a causa de la lluvia ocho horas más allá de las 4:00 pm, el punto de partida destinado para escuchar la voz de ¡playball! en el Juego 1 del duelo oriental.

BOXSCORE

El clima no pudo evitar la asistencia del público para ver a su equipo por primera ocasión en la finalísima: Desde horas tempranas del mediodía, la afición tunera desbordó el estadio Julio Antonio Mella, y los Leñadores pudieron ganar su cuarto partido en cinco decisiones jugando como home club en esta postemporada. A su vez, en la 19na final de estreno en 32 años de historia de los playoffs en Series Nacionales, el triunfo de Las Tunas los convirtió en el octavo equipo que debuta ganando. De los anteriores, solo cuatro han conseguido el título ese año: 

  • 1990, Henequeneros
  • 1992, Industriales
  • 1993, Villa Clara
  • 2017, Granma

Después de que los Alazanes de Granma volvieron a demostrar su garra levantando el match de una desventaja de 6-1 hasta colocar el empate en segunda durante octavo y noveno innings, José Ángel García hundió a Yordan Manduley con un deslizador que taladró su swing en la cuenta de 1-2 para el out 27.

Los Leñadores iniciaron ganando un duelo donde ninguno de los dos abridores de cabecera se sostuvo en el montículo. Lázaro Blanco se enfrentó apenas a 15 bateadores y estuvo delante en el conteo ante solo uno, Yunior Paumier, quien precisamente lo despidió con un doble de línea directo al callejón del left-center. Del otro lado, Yoalkis Cruz volvió a ser demasiado predecible, llevando a solo ocho de sus 20 enfrentados a la cuenta de dos strikes. Admitió el 45.4% (5-for-11) de contactos sólidos, y si pasó del tercer inning fue porque ponchó dos veces a Carlos Benítez y eliminó a Yordan Manduley en un rodado al infield con las bases llenas en el segundo episodio.

Para el Juego 2, tenemos algunas preguntas interesantes en el tintero, desde quién será la mejor carta de pitcheo entre el zurdo Ulfrido García y el derecho Yariel Rodríguez, hasta ver cómo la ofensiva de los Alazanes podría seguir caliente y resolver de una vez todos esos problemas con corredores en bases en el Juego 1.

¿Si vas a confiar en la apertura de uno de estos chicos, con quién te quedarías?: La bola rápida de Ulfrido García o la energía de Yariel Rodríguez… Estoy pensando que este duelo puede ser el mejor de toda la final si de potencial de brazos frescos y talento se trata. ¿Aún es atractivo un duelo entre Yoalkis Cruz y Lázaro Blanco? Ambos han estado inconsistentes como abridores principales de sus conjuntos. 

Así que un duelo entre Ulfrido y Yariel, aunque resulte lo peor de la postemporada 2018 –algo que no creo— parece más atractivo para mirar. Ulfrido posee una bola rápida respetable, aunque sabemos que su comando es el problema: 1.82% SO/BB todavía es una tasa mediocre. Ese descontrol lo ha llevado a ser presa fácil en ciertas ocasiones contra los Leñadores esta campaña, aunque desde que lanza con Granma ellos le batean apenas .260 y su 2.84 ERA en 12.1 IP no se ve mal. Aquí están sus numeritos contra el line up de los tuneros esta temporada:

Estadísticas por tanda, teniendo en cuenta los numeritos de la de los bateadores del line up de Las Tunas en el Juego 1:

1-2-3: 3-for-20, .377 OPS

4-5-6: 6-for-24, .625 OPS

7-8-9: 5-for-15, 1.089 OPS

Todo está claro aquí, ¿verdad? Mientras Ulfrido obsequió una tasa de 8.3% boletos a la tanda de 1-2-3, y su promedio contra el resto del line up fue de 13.89%, lo que hizo un tanto vulnerable su fastball en la etapa regular. ¿Has encontrado la misma clave que yo?: ¡Por supuesto!, si Ulfrido lanza strikes, es posible que se parezca bastante al lanzador eficiente que generó 52.4% de rodados en 126 puestas en juego recibidas durante la segunda etapa con los Alazanes de Granma.

¿Cómo Yariel Rodríguez podría dominar de nuevo?

Me encanta como trabaja el derecho camagüeyano: Tiene sangre fría, es acucioso en el montículo, siempre buscando el mejor punto para colocar su bola rápida contra cada uno de sus rivales. Pero él puede pecar si aísla la idea de lanzar su curva. Lo primero es que debería olvidar ese jonrón que le pegó Alexander Malleta, tomando la curveball muy mansa al centro en la cuenta de 1-1. Después de eso, Yariel no confió una bola rompiente más cuando estuvo en conteos delante del bateador y menos al primer pitcheo, buscando un ataque desesperado de los swings de Industriales. Después del jonrón admitido en ese cuarto inning del Juego 5, que le hizo daño a un duelo impecable frente a Erlis Casanova, Yariel soportó otro imparable con una recta al centro en el primer pitcheo a Yoasan Guillén.

De cualquier manera, fue una gran entrega monticular frente a más de 42 mil aficionados, así que dos errores como esos pueden marcar una gran experiencia para la estrategia presente y futura del derecho de 20 años.

Es hora de calentar la estufa y apoyar un poco ese poder natural de Guillermo Avilés

Esto parece blasfemia: Detrás de los cuatro jonrones de Guillermo Avilés en esta postemporada, los Alazanes se esconden con 206 PA’s sin conseguir un contacto más allá de los límites. Sin embargo, esto le había ofrecido a forma de producir sustituyendo esa falta de poder por contacto: Golpeaban .301 con corredores en posición de anotar, lo suficiente para aniquilar a Matanzas en la semifinal por 4-1. 

Sinceramente no creo que la ineficiencia ofensiva con hombres en circulación durante el Juego 1 sea una constante de los Alazanes en esta final: Ellos embasaron al menos un corredor en todos los innings y, de sus primeros 23 bateadores que visitaron la caja de bateo dejaron a diez. No todos los días Carlos Benítez tiene un juego de tres ponches, Alfredo Despaigne cae en dos strikes y es obligado a roletear por el infield o Yordan Manduley tiene una racha de 0-for-12 con hombres en las almohadillas. El único equipo que perdió en una final bateando al menos 15 hits y anotando cuatro o menos carreras fue Henequeneros, el 15 de febrero de 1991, cuando Camagüey le empató la final 1-1.

Si de efectividad se trata, los Leñadores trabajaron mejor al bate en el home plate, pero la habilidad incansable de embasarse la mostraron los Alazanes realmente. Solo dejo otro dato en retrospectiva: Granma bateó 5-for-8 al primer pitcheo en el Juego 1, pero al caer abajo en la cuenta se fueron con 1-for-11 y seis ponches. El ataque en la zona de strike tendrá que ser cuidadoso en los primeros pitcheos contra el line up de los Alazanes.

Andrés Quiala debería ocupar el turno de Jorge Yhonson

Es posible que Pablo Civil se siente a dirigir una vez más en estos playoffs con la esperanza de que, al menos por dos buenos turnos, Jorge Yhonson vuelva a ser el bateador integral que lideró el circuito regular con un notable .408 (y récord personal de 154 OPS ajustado). Pero eso está más cerca de ser otro fracaso que un éxito. Quizás Civil pensará que el descenso de Yhonson no está afectando las victorias de los Leñadores, pero eso es totalmente imposible: Con Danel Castro en el tercer turno, bateando .545 en RISP, es absurdo mantener a Andrés Quiala (202 OPS ajustado y .565 BABIP) como noveno en el line up. Cada vez que el orden ofensivo gane una ronda completa visitando el rectángulo de bateo, Yhonson entrará al home plate primero que Quiala y delante de Castro, lo suficiente para romper un rally o no conectar un inning de dos outs con el poder grueso de los Leñadores.

¿Quién sacará la ventaja en el manejo del bullpen?

Estoy viendo cierta ventaja en el bullpen para Granma, ya que tienen frescos y disponibles a sus brazos de poder, Raidel Martínez y Yosver Zulueta, y al experimentado zurdo Leandro Martínez. En cambio, Pablo Civil deberá ofrecerle descanso a José Ángel García, y entonces reordenarse en pos de defender la apertura de Yariel Rodríguez. Pero algo sí tiene que tener claro el manager tunero: Iniciar delante 2-0 aseguraría el regreso a casa (con desventaja en el peor de los casos), y pondría a los Leñadores con la mitad del camino ganado. Mantenga esto en sus notas: El 87.4%, 14 de 16 equipos que alcanzaron estar delante 2-0 en la final, terminaron ganando el campeonato. Tenemos solo dos remontadas para recordar después de un 0-2: Santiago de Cuba vs Industriales en 1999 y, 11 años después, los propios Azules, cuando levantaron la final contra Villa Clara en 2010.

A las 4:00 pm de este domingo arrancará el Juego 2 de la final, y justo con el primer pitcheo, BaseballdeCuba comienza su cobertura, dejando en tus manos la noticia clave del día, los Higthligths y esos recuerdos que mereces guardar en tu memoria. ¡Disfrutemos del béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más