VI SN SUB-23 | ¿Los principales contendientes de 2018 pueden repetir?

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 22, 2019

Los Piratas de la Isla de la Juventud, campeones de la pasada edición de la Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano, ganaron 5-3 este lunes su primer partido del año después de dos derrotas contra La Habana.

Luego de un empate 2-2, los Piratas consiguieron aprovechar los deslices del bullpen de La Habana y una defensa que no ha sido buena, para lograr el primer éxito del año luego de la aceptable apertura de Luis Michel Rodríguez (5 IP, 4 H, R, ER, 4 SO, 3 BB) y un rally decisivo de tres carreras en el final del octavo.

El abridor cabecera del team, Jonathan Carbó, quien admitió siete carreras y cuatro hits en 4 ⅓ innings —a pesar de sus seis strikeouts, todos dentro de los primeros nueve outs que sacó— no pudo sostenerse en el día inaugural y Yeinel Zayas paseó en una gran apertura de nueve strikeouts en siete innings este domingo, pero La Habana levantó el partido y venció en el último tercio. Al mismo tiempo que los Piratas penetraban en la nave habanera, los Leñadores de Las Tunas, subcampeones de la categoría en 2018, conseguían también su primera victoria, 6-1 sobre Ciego de Ávila, detrás del dominante pitcheo de Jesús Daniel García y cierre de Rodolfo Díaz.

Obviamente, es demasiado temprano para comenzar a discutir si los Piratas y los Leñadores pueden repetir su actuación de 2018, pero lo que sí vale la pena analizar es cómo ha sido su desempeño dentro del grupo. Recuerda que, a diferencia de 2018, esta temporada los equipos volverán a jugar solamente contra los teams de sus respectivas divisiones. Los Piratas jugarán 12 matchs contra Pinar del Río, La Habana y Artemisa, mientras Las Tunas deberá enfrentar igual número de veces a Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Camagüey.

Debido a eso, entonces tenemos que mantener toda nuestra atención sobre el impacto de cada uno de los posibles contendientes en sus respectivos grupos.  Y, si de eso se trata, sería bueno darle un vistazo a algunos números, pero haciendo hincapié por ahora en el rendimiento del campeón y el subcampeón:

Estadísticas de victorias dentro de su Grupo: A y C 

Grupo A       Grupo B    
Teams G/H G/2017   Teams G/H G/2017
Artemisa 72 18   Sancti Spíritus 84 27
La Habana 64 19   Camagüey 69 20
Isla de la Juventud 60 25   Ciego de Ávila 65 22
Pinar del Río 58 28   Las Tunas 64 23
Stats-Info, BaseballdeCuba 2019

Leyenda: G/H= Juegos ganados en la historia contra equipos del grupo. G/2017= Juegos ganados contra equipos del grupo desde 2017.

Ahí puedes ver qué equipo ha dominado en los juegos contra sus oponentes del grupo en la historia del evento desde 2014, gracias al ordenamiento que nos ofrece Stats-Info BaseballdeCuba. Sin embargo, también se pueden apreciar los casos de regresión que han pasado desde 2017, por ejemplo, Artemisa y Camagüey, quienes se han convertido en los peores equipos del Grupo A y C, respectivamente. Eso te dice mucho, aunque cuando analizas las perspectivas para 2019, el team camagüeyano parece tener muchas más posibilidades de ser contendiente. Volviendo al tema sobre el campeón y subcampeón, vale señalar que ambos equipos, tanto la Isla como Las Tunas, han tenido significativas mejorías dentro de sus zonas. Pero, ¿qué tan buenas han sido? Exploremos…

Isla de la Juventud

2017: 14-26

2018: 26-13

Las Tunas

2017: 15-24

2018: 26-13

Creo que ahora sí estamos claros sobre el impacto de Isla de la Juventud y Las Tunas, campeón y subcampeón de 2018: La temporada pasada fue la mejor en toda su historia dentro del torneo. De hecho, el balance combinado de ellos en 2017 sumaba solo 29 éxitos y 50 derrotas, para un promedio de victorias de 21 juegos por debajo de .500. Entonces, ¿qué podemos esperar del campeón y subcampeón para esta temporada de 2019? ¿Será que pueden repetir su actuación de 2018? Por supuesto que sí, pero si nos guiamos por los números, nuestra respuesta positiva esperada podría cambiar. 

Ya hemos visto todas las bajas que hubo en los rosters de la liga y el impacto del actual campeón y subcampeón en los últimos años. Los Piratas han jugado mejor béisbol que La Habana y Artemisa desde 2017, pero se han visto superados por Pinar del Río. Sin embargo, el nivel de los desafíos de 2019 puede borrar todo el valor de esos números. Así que pensemos simplemente en ellos como expectativas para estar al tanto. Algo parecido ocurre con Las Tunas detrás de Sancti Spíritus, aunque la ventaja proyectada por los Gallos parece concederle la etiqueta de principales contendientes. 

¿Lo que podríamos aseguro desde ahora, después de solo tres fechas? Los principales teams de 2018 volverán a la pelea. Por el título del banderín del Grupo A, Isla de la Juventud, Pinar del Río y La Habana parecen ser los competidores a tener en cuenta. Y, por el Grupo C, no hay dudas de que el subcampeón Las Tunas tendrá el camino más difícil en comparación con los Piratas, pues tanto Ciego de Ávila como Camagüey y Sancti Spíritus serán rivales desafiantes.

Jesús Daniel García lanza la primera joya del año para el pitcheo de Las Tunas. Los Tigres le anotaron dos carreras a García en el inning de apertura, aprovechando la velocidad de José Ramón Alfonso Jr. en la primera entrada. Alfonso abrió el inning con sencillo al left, luego avanzó a segunda por un rodado y a tercera cuando García lanzó un wild pitch. Con apenas un out, el tercer bate Yuddiel González bateó un bounce al montículo y García se aventuró a intentar poner out a Alfonso Jr. en el plato, pero la velocidad del leadoff-hitter avileño lo venció. Sin embargo, después de que los Tigres comenzaron ganando el juego 1-0, en el resto del partido se fueron de 19-1.

Contra García, batearon de 23-2 en su apertura de ocho innings, con tres strikeouts y cinco bases por bolas. El derecho de 21 años no tenía mucho control sobre la lomita, pero logró superar sus cinco bases por bolas y sacar esos valiosos 24 outs para el primer éxito del equipo. Rodolfo Díaz, quien registró marca de 5-1, 3.37 ERA y salvó siete partidos en 2018 como pieza clave del bullpen, sacó los últimos tres outs del noveno con dos ponches.

¿Frank González puede ser un candidato de breakout? El joven inicialista de 21 años, bateó .315/.402/.416 en 2018, pero empujó solo nueve carreras en 103 PAs. Su porcentaje de extra bases por cada hit fue de 28.6%, superando la media en un equipo que promedió 24.9%. Sin embargo, tenía problemas frecuentes contra lanzadores zurdos, al dejar una línea de barra con solo .211 OBP y .474 OPS. Tal vez sobre esa deficiencia González haya trabajado durante toda su preparación y, aunque aún no podemos garantizar mejorías, este lunes golpeó un largo jonrón por el centerfield contra el zurdo de Artemisa Michael Ortiz. El batazo fue clave en el rally de tres carreras del quinto inning, que transformó el juego de 3-1 a 6-1, antes del éxito final de los Vegueros 7-1 por tercer día en fila. 

Después de que González celebró su jonrón, Ortíz le propinó un deadball a Lanier Azcuy, que provocó su expulsión del partido. Al final, Ortiz, el lanzador con más experiencia del equipo, se fue permitiendo seis carreras en apenas 4 ⅔ innings. Sin dudas, los Cazadores van a pasar bastante trabajo esta temporada. Batearon solo de 28-2 esta tarde y su pitcheo, el punto más sólido que puede exhibir el team, no ha logrado detener a Pinar del Río.

Vale señalar, que otra de las claves del juego fue el dominio de Noel Reyna, quien lanzó seis innings con ocho strikeouts, dejando a los artemiseños de 18-1.

¿Camagüey no puede contra Santi Spíritus? Me encanta la rivalidad que se ha generado entre los Gallos y los Toros, aunque particularmente no me gustaría que se repitiera la riña tumultuaria de 2017. Este lunes, los Gallos volvieron a demostrar que tienen el equipo a derrotar dentro del Grupo C, ganando una maratón 11-8 que comenzó con el duelo entre el talentoso derecho Juan Sebastián Contreras y el zurdo Ariel Zerquera, pero terminó en medio de un festival de 11 relevistas. 

Santi Spíritus remató con dos rallys de cinco carreras en el quinto y sexto inning, respectivamente. Y, oye, de momento parecía que el potencial de Yandy Yanes y Danny Luaces podía empujar a los Toros, combinándose para dos jonrones y las ocho impulsadas del equipo. Sin embargo, Loidel Rodríguez y Alejandro Rojas no se quedaban atrás por los Gallos: Batearon de 8-4 con tres anotadas y seis impulsadas, mientras Sancti Spíritus marcaba 11 carreras con un solo extra base.

¡Aquí viene Cienfuegos! Los Elefantes se apoyaron en la actuación del zurdo Abel Campos, quien retiró ocho innings casi impecables, permitiendo una limpia para el éxito por 2-1 en un duelo de pitcheo contra Marlon Cruz de Mayabeque. El antesalista Adrián Rivero decidió el juego con un doble después de dos outs en el tercer inning, que encontró en bases a Luis Mateo y Daniel Pérez. Rivero bateó apenas .241 con corredores en posición de anotar durante 2018, pero si puede contribuir regularmente teniendo delante a Pérez, un chico que promedió .435 OBP el año pasado, el lineup de Cienfuegos será productivo en este Grupo B.

Tal vez los Elefantes no consigan el .813 OPS de 2018, cuando contaban con la energía que aseguraba César Prieto, pero aún tienen material suficiente para competir.

Biorgelvis Roque rompe el empate 2-2 y le da el primer éxito del año a los Indios. El año pasado, en los primeros 14 días de abril, Guantánamo ganó solo dos de sus primeros 12 partidos. Permitieron 131 carreras y anotaron solo 55, además de cometer 23 errores. Así es, los Indios eran un desastre rodante que terminó con marca de solo 6-32 después de ese inicio en abril, para cerrar el año con 8-32 y 8.8 carreras permitidas por juego. Esta vez, aunque los Indios perdieron sus primeras dos decisiones, ganaron en la tarde de este lunes gracias al trabajo de bullpen y un jonrón decisivo de Biorgelvis Roque en el inicio del octavo inning.

Roque bateó de 4-3 y pegó un doble antes de sacarle la pelota a Alejandro Cedeño, quien había relevado a Kelvin Rodríguez (3 ⅔ innings, 4 ER, 6 H). Con el jonrón, el marcador se puso 3-2, aunque luego tres sacrificios consecutivos le dieron otra anotación a los Indios en el inicio del noveno. Aunque Biorgelvis promedió apenas .267 el año pasado y un anémico .211 frente a lanzadores zurdos, el .336 BABIP nos demuestra parte de su habilidad de contacto. Ah, y vale señalar también, que Dairon Mena y Yeudis Reyes extendieron el dominio del bullpen por espacio de 4 ⅔ innings con cinco strikeouts, para dejar a los Alazanes de 16-3. 

Mena fue uno de los titulares que logró números interesantes este año en el Sub-18. Lanzó para marca de 5-6, 2.27 ERA y propinó 61 strikeouts en 71 ⅓ innings. Tampoco admitió jonrones después de enfrentar a 299 bateadores, aunque los cuadrangulares no suelen ser frecuentes en los juveniles. Sin embargo, a este nivel, tanto Mena como Reyes tienen talento para convertirse en brazos importantes dentro de la rotación de los Indios. 

Si ellos llegan a dominar, entonces tal vez este equipo de 2019 pueda conseguir algunos éxitos más que la desastrosa rotación del año pasado.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más