MLB: Los Mets finalmente obtienen el jardinero que necesitaban

Los Mets lucían como un discreto elenco que con un impresionante cuerpo de lanzadores, incluyendo la sabiduría de un siempre necesario veterano como Bartolo Colón, los ubicaba con posibilidades de batallar con el hasta el momento casi predestinado a la Postemporada 2015, el elenco de los Washington Nationals.

El viernes 31 de julio veía al conjunto, después de infructuosas búsquedas de jugadores que incluían los bates de jardineros de la talla de Carlos Gómez y Jay Bruce, y a pocos minutos de que cerrara el plazo para la firma de jugadores como parte del bien conocido “Trade Deadline”, adicionar un hombre como el cubano Yoenis Céspedes, un jugador que ha servido ya a varios elencos en las Mayores en su corta carrera en la misma, pero que bien pudiera encontrar un lugar donde residir en varios años por venir, New York.

El costo para los Mets fue mínimo. El muy decepcionante Detroit recibía dos lanzadores en el abridor de Doble-A Michael Fulmer y el de Triple-A Luis Cessa, ambos salían a cambio de un Céspedes que al menos garantizaba dos meses en la Babel de Hierro, para probar su futura suerte en Las Mayores.

El cubano arribó a un elenco que se encuentra en una seria competición por el banderín del Este de la Liga Nacional (LN) con los capitalinos de Washington, y al parecer nada que no indique primer lugar ubicará a uno de estos dos elencos en la Postemporada 2015, sobre todo considerando la forma en que las divisiones Central y Oeste de la LN, se encuentran jugando en estos momentos.

Los Mets estaban necesitados de un cambio así, camino a lo que pudiera ser su primera posibilidad de Play Off desde el 2006, en aquella ocasión donde vencieron a los Dodgers 3-0, pero cayeron en cerrado 4-3 ante los futuros campeones, el St. Louis Cardinals. 

El elenco, sumergido en una crisis ofensiva que veía antes del viernes números ofensivos de .239/.302/.374, adicionaba un hombre que no había podido probarse del todo en elencos competitivos como Boston y Detroit, después del desastroso manejo de Billy Beane con su filosofía que cada día hunde más a un expoderoso como el Oakland Athletics.

Céspedes llegó a New York mostrando números cotizados, .293/.323/.506, con además 18 cuadrangulares y 48 extrabases, que lo ubicaban esta temporada, en este último departamento, solo por detrás de dos fenómenos como los jóvenes norteños Mike Trout y Bryce Harper, este último en su mejor campaña en Las Mayores.

El resultado se vería a las claras en el primer reto del elenco ante un tembloroso Washington que no tuvo la suficiente sabiduría para al menos asegurar uno de los tres choques de fin de semana, que al menos le hubieran garantizado el lugar de honor en solitario en el Este.

La presencia de Céspedes, un jugador que ya se comunica en Inglés con sus compañeros anglosajones y quien se ve como una inspiración en una cueva no dominada por un jugador como él, a levantado la inspiración ofensiva de un conjunto que tuvo a muchos de sus jugadores sin claridad a la hora de poder mantener su rol de regulares. Si tiene alguna duda de esto vea que los Mets, desde la llegada del cubano, han ganado sus cuatro choques jugados mostrando ofensiva que los ha visto marcar 22 carreras y solo recibir 6 con un total de 7 cuadrangulares en el período, incluyendo tres del ahora más relevante primera base y cuarto bate Lucas Duda.

Y es este mismo el ejemplo más claro de como se beneficia el elenco con la presencia de Céspedes. El inicialista es ahora un hombre que se encuentra en mejor posición de aportar a la ofensiva y de disparar cuadrangulares, cuando con 18 compartía la misma cantidad que el recién arribado Céspedes solo el viernes pasado, y ahora mismo muestra ya 21. 

Por demás, el arribo de Céspedes impone una alineación más balanceada para el conjunto metropolitano, con la presencia de cuatro bateadores zurdos y cuatro derechos en la misma, pero además, agrega al mejor jardinero izquierdo de la liga este año, un hombre que a salvado a su elenco 11 carreras más que el average de los jugadores en su posición, según estadísticas de Baseball Info Solutions.

Céspedes también le otorga flexibilidad en los jardines a un elenco que con el bajo rendimiento del ganador del Guante de Oro en el jardín central en el 2014, Juan Lagares, puede ubicar al cubano tanto en esa posición, como en la custodia del izquierdo, sin sufrir la defensa del “outfield”.

Para los Mets, el obtener a Céspedes significó solo ganancias, primero por lo poco que el elenco cedió y segundo, por las posibilidades de avanzar a una Postemporada que si estaba en duda apenas una semana atrás, ahora, con lo demostrado ante los Nationals el fin de semana y lo visto por Cépedes este lunes, cada día parecen elevarse más.