Luis Tiant Jr.: El béisbol, los retos de la vida y esa inolvidable temporada de 1968

Por: Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

Luis Tiant Jr. aún respira béisbol.

Aunque no pude tener el honor de robarle un abrazo en el histórico juego entre Tampa Bay y Cuba en marzo de 2016, lo recuerdo perfectamente, cuando lanzó el pitcheo ceremonial en el montículo del estadio Latinoamericano, junto a otro de los lanzadores cubanos más icónicos de todos los tiempos, el pinareño Pedro Luis Lazo.

Tiant Jr. había regresado al sitio ilustre donde comenzó a rodar el sueño beisbolero de su niñez, justo en la colina que también sirvió de ritual para el windup de su padre, Luis Tiant Sr., quien lanzó en aquel partido inaugural en el Gran Stadium del Cerro el 26 de octubre de 1946.

Así se unieron pasado y presente, en un instante que quedará en el corazón de muchos cubanos, aunque el tope bilateral entre los Rays y el team Cuba, luego no haya cumplido las expectativas de acercamiento que no pocos esperábamos. Sin embargo, para una gran inmensidad de cubanos amantes al deporte de las bolas y los strikes, por muy pequeño que fue, significó un sorbo incalculable de sentimientos encontrados.

Lazo vestía el tradicional traje del team Cuba, mientras el público disfrutaba el momento único entre los dos ganadores más grandes en la historia del béisbol cubano en Series Nacionales y MLB, respectivamente. A su derecha, estaba Tiant Jr., quien lucía la gorra de los Red Sox, orgulloso de su cubanísimo vicio de fumar tabaco, y con ese bigote que, aun tapándole parte del rostro, lo reconocerías, pues ha dibujado un estilo típico en su cara.

¡Tiant Jr. aún respira béisbol! ¡Y para él, las emociones en el diamante siguen oxigenando su vida!

***

La entrada de Tiant Jr. al Big Show

Desde la primera vez que Luis Tiant Jr. subió a un montículo de Grandes Ligas, fue un ganador.

El debut del cubano, aquel 19 de julio de 1964, fue como abridor de los Indios de Cleveland en el segundo partido de una doble tanda contra los Yankees de New York en Yankee Stadium I.

 

Justo antes del primer pitcheo —a las 4:34 minutos de la tarde en el Bronx—, su reto era inmenso: Debía enfrentar un duelo de pitcheo contra el actual Hall Fame Whitey Ford, y un lineup de los Bombarderos que contaba con Roger Maris, Tom Tresh y Joe Pepitone en los turnos 4-5-6, ya que Mickey Mantle estaba de descanso. Dos horas y 21 minutos después, Tiant Jr. había eliminado a Johnny Blanchard en un flyball al right field, para así debutar con blanqueada de 3-0 y 11 strikeouts contra los Yankees, quienes jugaban para un récord de (53-34).

¡Bienvenido a las Mayores, Tiant Jr.! Fue un debut impresionante, rodeado de 30 061 personas en Yankee Stadium I, dejando a los Yankees en apenas cuatro hits a sus 23 años de edad. Ese fue el primer y gran momento de muchos que saboreó Tiant Jr. en el Big Show, donde lanzó hasta los 41 años. Desde aquella tarde en adelante, inició 483 juegos de béisbol en 19 temporadas, con tres visitas al All-Star, dos títulos de ERA (1968 y 1972) y 229 victorias, la mayor cifra entre los lanzadores cubanos en la historia de MLB.

El muchacho de Marianao, en La Habana, supo asumir los retos de chocar contra una cultura diferente, sin el calor de la familia, lanzar en ocasiones con teams perdedores y superar las lesiones en su brazo derecho, cuando las esperanzas parecían marcharse. Con su típico windup de hamaca, mostrando el número en un movimiento flash (inmortalizó el “33”, el “23” y el “38”), enriqueció su carrera con el arte de pensar en la colina, y entendió que el lanzador podía seguir siendo dominante a pesar de perder velocidad. Lanzó para seis equipos y trabajó en ambas Ligas, Americana y Nacional, pero entregó sus años más memorables por el éxito de los Red Sox.

Los grandes recuerdos de Tiant Jr. y su corazón todavía están en Boston, donde mandó a inscribir casi todos los récords más gloriosos de su carrera. Ahí rubricó marca de 122-81, ganó el juego No. 200 (1978), y un año antes firmó la respetada cifra de 2000 strikeouts, después de una temporada de 21-12, 3.06 ERA y 131 ponches en 279 innings, quedando 5th en las votaciones por el Cy Young de la Liga Americana a los 36 años.

En el Juego 6 de la Serie Mundial de 1975 entre los Reds Sox y la Maquinaria Roja de Cincinnati, Tiant Jr. fue el abridor del partido donde Carlton Fisk hizo historia con su decisivo jonrón en la 12nd entrada, para dejar en el terreno a los Rojos 7-6.

Esa noche del 21 de octubre de 1975 fue aún más especial, porque Tiant Jr. contó con la presencia de sus padres viéndolo lanzar en vivo desde los palcos de Fenway Park, por vez primera desde su partida de Cuba a principios de los 1960s. 

Si has visto esa memorable Serie Mundial del 75’, que ganó La Gran Maquinaria Roja en siete partidos, podrás apreciar el orgullo que hacía brillar los ojos de Luis Tiant Sr. en la casa de los Medias Rojas, al inicio de aquel sexto juego. 

Aquel anciano de 68 años, quien fuera pitcher en las Ligas Negras de Estados Unidos y México, e hizo historia por 15 años en la Liga Profesional cubana —dejando un récord de 15 innings lanzados en un partido el 2 de diciembre de 1942 contra Marianao—, desató su emoción ante las cámaras, viendo como su hijo había logrado el gran sueño de lanzar en las Grandes Ligas, venciendo inmensas barreras como la racial. 

Tiant Sr. se sentía feliz con un cigarrillo zigzagueando en los labios, levantando la mano derecha en señal de victoria. Dos años después de aquella épica Serie Mundial, Tiant Sr. murió.

***

La inolvidable temporada de 1968

Cuando miras este inicio de un lanzador de 27 años y tres temporadas de experiencia en la liga —como le sucedió a Tiant Jr. en 1968—, creo que no tienes mucha fe de que va a ganar un título en ERA: Durante sus primeras tres aperturas, lanzó apenas 16.1 innings, admitió 12 hits, tres jonrones y su tasa de rodados era de apenas 4.0 por juego. Con esos numeritos y el predominio de los flyballs (6.0 por apertura), ¿es posible apostar por un campeón del pitcheo seguro? Ok, Tiant Jr. destrozó el peñasco de las probabilidades en su contra. 

A partir de su cuarta salida con los Indios de Cleveland en el 68’, no abandonó un partido antes del quinto inning hasta su 33rd apertura, el 21 de septiembre, a pesar de sus cinco strikeouts en dos innings contra los California Angels. En la primera mitad de la temporada obtuvo récord de 14-5 en 152.2 innings de 18 aperturas, con 1.24 ERA y 14 juegos completos.

Todos esos impresionantes numeritos lo enviaron a su primero de tres All-Star Game, y sirvieron para que quedara 5th en la votación por el MVP de la Liga Americana. Solo la excelencia monticular de Denny McLain con Detroit (31-6, 1.96 ERA y 280 strikeouts) robó el Cy Young y quizás hasta el MVP de la Liga a Tiant Jr.

Su último juego de la temporada regular en 1968 parecía una copia firme del lanzador que trotó y fue imbatible con 13 victorias y 12 juegos completos en casa, al ponchar a 11 bateadores de los Yankees y dejarlos en solo un hit.

Hasta hoy día, cuando celebramos el 147th Aniversario del debut de Steve Bellán, el primer jugador cubano y latino en las Grandes Ligas estadounidenses, aún Luis Tiant Jr. está sentado esperando a que se le tenga en cuenta para entrar al Salón de la Fama de Cooperstown.

Quizás algún día será, pues en el béisbol todo puede suceder. Sin embargo, Tiant Jr., usted debería saber que, desde hace ya varios años, su legado permanece intacto en el corazón de todos los cubanos amantes al pasatiempo nacional, como el homenaje más grande que podemos ofrecerle.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más