¿Qué cubanos están en la Postemporada MLB 2017?

Acabó la etapa regular de la temporada 2017 de Las Mayores, y con el inicio en menos de 24 horas de la Postemporada 2017, una mirada a los cubanos que se han incluido en la misma y a lo que se puede esperar de ellos, me parece oportuno.

Yulieski Gurriel, Houston Astros: El Yuli, como ya se logró establecer en uno de los equipos favoritos al banderín de este 2017, apenas quedó a solo un punto de los .300 en su primera temporada completa en Las Mayores. Gurriel se puede decir lo hizo todo bien, o casi todo. Llegó a Houston el pasado año, con grandes expectativas basadas en su experiencia dentro y fuera de Cuba con el elenco nacional, además de la historia de haber sido uno de los jugadores más atractivos para el mercado en la primera década del 2000, sin embargo, no se pudo ver todo el calibre del jugador en tan solo 36 choques. Este año la historia fue diferente. Gurriel no solo se adaptó a una nueva posición a la defensa, sino que, además, asumió varios roles en la alineación y no defraudó a una afición que ya cuenta con él. Línea ofensiva de .299/.332/.486 con 62 XBH que incluyeron marca de 43 dobles, dicen mucho de un bateador que debe ser importante en la parte baja del “lineup” o quizás en un rol de mayor responsabilidad, para un elenco Houston que tiene de todo para aspirar al título, sobre todo después de la adquisición, en la última recta de la temporada, del as derecho de pitcheo, Justin Verlander.

Aroldis Chapman, New York Yankees: El veloz cerrador holguinero ha tenido una temporada de altibajos con lesiones, salidas “extrañas” y sensacionales, acrecentando el sentimiento entre aficionados de no ser un cerrador confiable al estilo Mariano Rivera o Kenley Jansen. Pese a esto, con 22 JS, PCL de 3.22 y un WHIP de 1.13, a Chapman le toca demostrar que sus salidas de 2016 no fueron obra de la casualidad y que el jonrón permitido en el 8vo inning del Juego 7 de la Serie Mundial 2016 ya es cosa del pasado. Los Yankees cuentan con él y este histórico elenco, que no posee el más balanceado equipo de cara al Play Off, si necesita mucho de un Chapman con deseos de hacerlo bien, calmado y sobre todo dominante. Y el cubano lo ha demostrado desde corregir algunos detalles que lo hicieron inestable esta temporada. Chapman, en todo el mes de septiembre desde su regreso tras una mala salida el 25 de agosto ante Seattle, no ha permitido carreras en 12 IP con 17 SO/.077 AVE/0.42 WHIP y 6 salvamentos. De tener oportunidad de lanzar este martes, cuando New York enfrente a Minnesota en el choque de “Wild Card” de la Liga Americana por el último boleto a la Serie Divisional, Chapman pudiera continuar su trabajo del mes pasado y dejar atrás una temporada irregular en donde incluso perdió su rol de cerrador.

Yasiel Puig, Los Angeles Dodgers: Puig viene de un año en que para muchos definió su futuro rol en Las Mayores. Su average se mostró igual que apenas 12 meses atrás, con un .263, pero esta vez el jardinero derecho no batalló con lesiones y sus 152 juegos le dieron una marca personal que se extendió a cuadrangulares (28) y remolcadas (74), con mayor paciencia en la caja de bateo, muestra de sus solo 100 ponches y 64 BB, algo de velocidad en las bases con 15 estafas y 72 anotadas. Sin embargo, pese a estos números positivos, Puig también se vio bateando para la mayor cantidad de “doble matanzas” de su carrera, 21, y mantuvo su perfil de “problemático” a la orden del día. Con esto dicho, sin duda que el cienfueguero, que es bien conocido por su, a veces “atropellado” y brillante juego, resulta uno de los jugadores más atractivos del béisbol y en etapas como la que se dispone a jugar, esto solo pudiera estar a su favor. A la defensa, sin duda los Dodgers necesitan de su desplazamiento y su brazo en la pradera derecha, pese a mostrar solo 4 asistencias en este 2017, todos conocen la diferencia que hace desde esa posición, sobre todo cuando su mente está completamente en el juego.

Yandy Díaz, Cleveland Indians: Un elenco que quedó apenas corto del título la pasada temporada, es otro de los grandes favoritos a imponerse este año…si su pitcheo cumple. En el mismo, Yandy Díaz logró ganarse un puesto en la tercera almohadilla a fuerza de perseverancia. Sí, el villaclareño no lució nada bien en su entrada inicial al elenco. Antes del “All-Star break”, Díaz exhibía un .203 de promedio y solo su presencia en el equipo se debía a la lesión del segunda base Jason Kipnis. Sin embargo, cuando Díaz fue bajado y después recibió otra oportunidad tras el bajo accionar del recuperado Kipnis, el muchacho logró acomodar su juego hasta terminar su temporada con un aceptable .263 de promedio. Díaz, en realidad, ha tenido una de esas suertes inmensas con un gran elenco y debería aprovechar la experiencia única de poder jugar una Postemporada a este nivel. Sin embargo, hay que ser realistas y los números no lo ayudan para nada de cara a esta decisiva etapa. Solo echando una mirada a sus estadísticas del año, vemos que con corredores en posición anotadora Díaz lo hizo para línea de .227/.340/.295, en situaciones donde el juego estaba cerrado en los finales su línea mejoró muy poco con .263/.263/.316 y además en solo 19 VB y sin siquiera remolcada alguna. ¿Sus mejores momentos? Simplemente iniciando entradas en donde colocó un .400/.471/.467 en 30 VB con 4 boletos. ¿Podrá el cubano repetir algo de esto último, pero cuando de verdad importa?

Yasmani Grandal, Los Angeles Dodgers: Grandal tiene un puesto reservado como receptor y a la ofensiva, de unos Dodgers que vienen tocando la puerta de campeonato hace cuatro temporadas, pero no acaban de ser recibidos. El cubano bateó la mayor cantidad de XBH en un año de su carrera (49), pero puso línea ofensiva de solo .247/.308/.459, nada lejos de su accionar de por vida en Las Mayores. A la defensa sufrió otro penoso año, con un engañoso .995 de AVEF y pese a ser primero en RF (Range Factor) por segundo año consecutivo, esta vez con 9.77. Pero, a decir verdad, Grandal no es el típico receptor que ofrece gran confianza detrás del plato, exhibiendo la mayor cantidad de “passed balls” de todas Las Mayores este año (16) - igualado con Gary Sánchez de New York – además de un desastroso promedio de cogidos robando (CR%) con solo 32% de los 65 hombres que le corrieron en bases. Un dato adicional, si su valor crece por su aporte ofensivo sobre todo si hablamos de XBH, Grandal deberá mejorar sus números de Postemporada, que lo tienen con solo 4 indiscutibles en 14 partidos en sus últimos tres años, y línea ofensiva de .105/.261/.184 con además, un solo cuadrangular en esas etapas. 

Leonys Martin, Chicago Cubs: ¿Qué hace el villaclareño en esta Postemporada con el actual campeón defensor? Simplemente aportar su mejor arma, la defensa en innings finales y algún que otro buen turno al bate. Martín es otro jugador como Yandy Díaz, que ha navegado con una gran suerte para esta Postemporada, gracias a su condición de gran guante y las necesidades de un campeón defensor. Fue recogido por Chicago después de un horroroso año que lo vio quedar excedente en Seattle y aunque sus números este año no se pueden ni ver, .172/.232/.281, aún así, pudiera ser un jugador para el futuro de este equipo, si a largo plazo logra acomodar una temporada cercana a la de 2016 con Seattle.

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Cubanos en la Postemporada 2015
MLB: Estrellas de Grandes Ligas visitan Cuba
MLB: Puig no recibirá sanción
MLB: Yasiel Puig admite errores del pasado
¿Cómo marchan los cubanos en la Postemporada 2017?
Dodgers vencen 5-2 a Cubs en Juego 1 del NLCS

ver más