MLB | ¿Qué necesitan los Dodgers para calentarse? ¿Algo más que la inspiración de Yasiel Puig?

Por: Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

¡Bienvenido a casa, Yasiel Puig!

El rightfielder cubano regresó al lineup de los Dodgers en la noche de este miércoles y bateó 3-for-4, una inspiradora producción en el rally de tres carreras durante el sexto inning, decisivas para el éxito 6-3 sobre Arizona en Dodger Stadium.

A pesar de que los Dodgers juegan para (16-20) y están a ocho partidos de los D-Backs (24-12), líderes en la División Oeste de la Liga Nacional, aún estamos entrando a la mitad de mayo y quedan muchas historias por ver y definir.

De momento, tendremos que esperar hasta el 30 de agosto para disfrutar nuevamente (en una serie de cuatro partidos) del clásico entre D-Backs y Dodgers, que marcha a favor de Arizona por 8-4 en lo que va de temporada. Los D-Backs ganaron los primeros cinco juegos en abril: 8-7, 6-1, 3-0, 8-7 y 9-1, hasta que apareció el astro de los Dodgers, Clayton Kershaw, para salvar 7-2 la honrilla de los subcampeones de la Serie Mundial de 2017, lanzándoles una joya de pitcheo en siete innings, con 12 strikeouts y apenas 100 pitcheos desde la colina (71 de ellos fueron strikes).

En lo acontecido durante este inicio de mayo, parece que los Dodgers comenzarán a recuperar su orgullo, pues han ganado tres de cinco decisiones, sin contar la victoria que se le escapó 8-5 en 13 innings al bullpen el martes pasado.

Con el regreso de Yasiel Puig, la alineación parecía funcionar al menos en el punto bajo del orden, pero golpearon apenas ocho hits, y fueron ayudados por dos wild pitchs y un pelotazo a Chris Taylor antes de que Chase Utley golpeara un doble de línea para producir dos carreras en el final del 8th contra el relevista Jorge de La Rosa.

Mientras el punto crítico de los Dodgers parece ser la ofensiva, el bullpen ha vuelto tener ciertas averías, con el rostro principal, Kenley Jansen, lanzando para 4.02 ERA y una irreconocible tasa de 8.04 strikeouts por cada nueve innings. Sin embargo, ¿qué pasaría si los bates comienzan a apoyar más la actuación del pitcheo? Sí, es la hora de que esa ofensiva con varios bateadores veteranos comience a calentarse. 

Aunque, posiblemente, los Dodgers no consigan robar bases en todo el año (son 27th en MLB con apenas 12 robos), y sin Corey Seager y Justin Turner los jonrones no se van a multiplicar, este equipo de bateadores puede producir más. Lo interesante aquí es que, siendo el 27th team en jonrones con 32, los Dodgers están bien arraigados en paseos (143) y OBP (.327) en el puesto 5th y 9th, respectivamente.

¿Qué necesita esa ofensiva para calentarse de una vez, ahora que enfrentarán a los Rojos de Cincinnati y los Marlins de Miami en sus próximos siete partidos? ¿La entrada de Yasiel Puig podría ser inspiradora para que la ofensiva de los Dodgers se caliente?... Vamos a mirar el punto justo del problema, pues la producción de estos chicos podría aumentar de alguna manera.

Utilizando los datos de FanGraphs, evaluemos parte de lo que no ha funcionado aquí:

Leyenda: O-Swing%: Swing a pelotas fuera de la zona. O-Contact%: Contacto a pelotas fuera de la zona. Z-Swing%: Swing a pelotas en la zona. Z-Contact%: Contacto a pelotas en la zona. H/Hard: Es el porcentaje de impactos con dureza sobre porcentaje de “Line Drive”. O/Pull: Es bateo hacia el lado opuesto por encima de las pelotas que fueron haladas.

Nombre O-Swing% O-Contact% Z-Swing% Z-Contact% H/LD% BABIP O/Pull% BB-K% wRC+
A. Verdugo 34,4% 78,1% 77,1% 89,4% 13,1% .321 -3,4% -10,8% 92
A. Barnes 15,0% 92,3% 49,0% 92,1% -5,1% .237 -15,4% 0,0% 115
C. Utley 21,1% 84,3% 51,3% 94,1% 1,2% .300 -18,0% -5,4% 106
C. Taylor 21,8% 56,3% 70,3% 83,4% 7,2% .280 -10,7% -17,5% 96
C. Bellinger 26,2% 57,7% 71,4% 75,5% 21,1% .340 -23,1% -11,6% 125
C. Seager* 25,2% 57,4% 77,9% 89,9% 7,1% .301 -9,4% -5,2% 109
K. Hernández 22,8% 60,0% 64,0% 83,6% 8,1% .259 -27,1% -14,4% 115
J. Pederson 20,7% 60,8% 57,4% 82,2% 12,7% .306 -15,9% 0,0% 123
K. Farmer 31,3% 70,7% 58,2% 93,0% 1,6% .279 -39,5% -9,8% 69
L. Forsythe 16,2% 82,4% 57,8% 92,3% 20,0% .179 -10,0% -6,1% 41
M. Kemp 34,7% 58,4% 70,1% 75,4% 16,6% .425 -12,9% -17,4% 165
M. Muncy 21,8% 45,5% 58,1% 88,0% 17,9% .231 -3,6% -16,7% 73
Y. Puig 30,9% 63,2% 72,2% 91,7% 11,4% .243 -8,6% -12,5% 42
Y. Grandal 22,4% 60,6% 56,6% 80,5% 20,9% .329 -35,8% -9,5% 148

Dividamos a los bateadores de los Dodgers por grupos, ubicando a los que más responsabilidades tendrán por delante:

Bateadores de la élite, “sin considerar a los lesionados Corey Seager y Justin Turner”

Matt Kemp: ¡Ese .425 BABIP en exhibición se ve robusto!, pero no creo que termine siendo real. Aunque Kemp está demostrando que aún puede ayudar, en su mayor temporada de explosión con los Dodgers en 2011, donde bateó 39 jonrones, robó 40 bases y puso un dominante 8.3 WAR, su BABIP fue .380. Obviamente, ese .425 de 2018 tendrá que bajar, pero si se mantiene bordeando los .350 podría ayudar bastante a los Dodgers. La clave hasta ahora de Kemp es que ha rebajado su swing a pelotas fuera de la zona (34.1%) y, cuando busca hacer contacto ahí, está golpeando un admirable 58.4% de los pitcheos. En su regreso al club, él está liderando el equipo en promedio (.343) y jonrones (5), mientras va segundo en RBIs (17). Si su impacto del 16.6% H/LD sigue imperando, él tendrá una temporada que nos hará recordar sus años mozos en California.

Yasmani Grandal: El cátcher cubano tuvo un caluroso mes de abril, pero en mayo ya están apareciendo algunas discordias en su swing. La esperanza es que la tasa BB-K% (de paseos sobre ponches) se estabilice debajo de un menos-10.0% con el paso de las apariciones al home, ya que esa será la única manera en que el .329 BABIP de este inicio de temporada se mantenga. No obstante, Grandal está aportando una alta probabilidad de dureza cuando pone la pelota en juego, y eso es importante. Detrás de Cody Bellinger, sus conexiones del H/LD suman 20.9%, un indicador de consistencia, aún sin pegar batazos de línea.

Cody Bellinger: Sí, sé que lo sabes… este no es el Bellinger que rompió la tapa de la pelota en 2017. Pero eso es lo que casi siempre se espera de un estudiante de segundo año. Bellinger deberá ajustarse pronto, tal y como lo indica el rastreo que le hemos hecho a sus estadísticas. Todavía su habilidad para escupir las pelotas malas en la zona es bastante buena. En 2017, promedió 27.4% de swing a bolas malas y, como aparece arriba en la tabla vía FanGraphs, él se ha ajustado para el 26.2% este año en esa situación. El enfoque de Bellinger trascendió tanto en su temporada de novato el año pasado, que terminó en el 16th puesto de cualquier bateador de los Dodgers en O-Contact% (56.5) desde 2013. Su BABIP es .340 y es capaz de disparar cohetes para cualquier lado del campo. Sus éxitos (y quizás, esos esperados jonrones) llegarán cuando deje de poncharse (-11.6%) tanto por encima de sus paseos.

Chris Taylor: ¡Hay algo en su swing que me encanta! Quizás sea el balance cuando carga y el trabajo de las manos para buscar el pitcheo trasladando con astucia la masa del bate. Así que estuve pendiente de su porcentaje de líneas desde la Serie Mundial 2017, y veo que aún es predominante en el contacto sólido de sus batazos. El H/LD lo delata, con 7.2%, un paso debajo de Corey Seager (7.1). ¿Qué nos dice eso? Simplemente que Taylor sigue puliendo la pelota con sus golpes de línea, pero en el resto de las conexiones no es proporcional. Por ahí anda escondido el 69.1% de foul-strikes, una de las razones que está frenándole un mejor impacto.

Yasiel Puig: No te rías… Yasiel Puig tiene su mejor año de disciplina en el plato. Ok, eso es lo que dicen sus patrones de ataque: Tiene su mejor año de contacto general (81.3%), y en la zona de strike (91.7%). Sin embargo, eso no es suficiente, recuerda que todo se provoca después de conectar la pelota. Entonces, he aquí el mal año de Puig, sin jonrones en sus primeras 100 PAs: Su BABIP es pésimo, .243, unido al WPA de solo -0.53, por debajo al 4.14 de su carrera.

Logan Forsythe: No ha sido un inicio fértil para Forsythe: Tiene solo 41 wRC+, su OPS es de .507 y ha fallado en 38 de sus 46 ABs. Su pobre resultado es aún más preocupante al ver que trabaja para 92.3% de contacto en las bolas ubicadas dentro de la zona de strike. El Forsythe de los 37 jonrones y 120 RBIs, sumando sus últimos dos años con los Rays de Tampa Bay tuvo un contacto promedio de 87.5% en la zona, así que con ese porcentaje mayor este año, habría sido una sensación entre todos los segundas bases de la Liga Americana.

Bateadores en la segunda línea de ataque

Joc Pederson: La expresión no cambia, sus problemas siguen (y seguirán) siendo sus ponches. La única temporada donde Pederson calificó con más de 502 PAs fue en 2015, y golpeó .210, con .517 slugging y una tasa de 29.1 K%. Ese año, su contacto general fue de 66.9% en 585 PAs y este va por 75%, luego de cruzar el plato en 94 ocasiones. Lo importante aquí es que Pederson tiene 15-for-15 en sus notas de paseos-y-strikeouts, algo que está comenzando a expresar un posible éxito cercano.

Enrique Hernández: El hombre que trajo el calor a los Dodgers en la pasada Serie por el Campeonato de la Liga Nacional contra los Cubs, aún está intentando calentarse en el home. Quizás la muestra de Kiké Hernández en la postemporada de 2017 haya sido su expresión ofensiva máxima, pero creo que este año puede ser mejor. Aunque 9.7% es una tasa altísima de swing-strike, Kiké suple eso con 115 wRC+, y el ISO reinante en los Dodgers, este brutal .241. Ese es el punto esperanzador para creer que Kiké podría ayudar a los Dodger una vez que ajuste su balance en el plato. El .259 BABIP de su inicio no se debe totalmente a la tasa de 26.8 K%, pero están concatenados por la misma situación: Siguen molestando los ponches.

Chase Utley: A sus 39 años, las 106 wRC+ es solo el destello de una gran carrera de béisbol, reflejado en este ritmo inicial de la temporada. Utley todavía puede ayudar, pero no creo que sea exactamente en un papel diario dentro del lineup. Esos turnos de emergente serían un buen reto para sostener el .300 BABIP, y Dave Roberts sabe bien de eso. Obviamente, Utley también puede asumir aún algunos días de titularidad en el lineup, aunque el asunto mayor lo tendrán que resolver desde la banca Joc Pederson y Kiké Hernández, quienes han estado titilantes en la caja de bateo.

Kyle Farmer: Su contacto débil es el 2nd más alto del equipo entre los bateadores, mientras el 55.8% de halar la pelota es el 7th en MLB entre jugadores sin popouts este año. Para mi gusto (que podría ser el suyo en este caso), Farmer todavía está lejos de significar un peligro en el plato. En este inicio de campaña, todavía sus conexiones sólidas dependen de que él golpee de línea la mayor parte de las ocasiones.

Alex Verdugo: El outfielder de 21 años está en plena etapa de exploración, y su promedio de .265 nos deja un corto mensaje de que él (quizás) puede batear… Eso sí, para mostrar aún más calor y convencernos de creer en su capacidad, Verdugo deberá rebajar el excesivo ataque de swing a bolas fuera de la zona de strike: Abanica en el 34.8%, y ha bateado el 37.9% de las bolas puestas en juego.

Austin Barnes: Su problema principal es un monstruo de dos cabezas: Tiene la más alta tasa de contacto débil en el team, 38.5% y, cuando envía la pelota en juego, destapa un horrible 27.3% de popout al infield.

Max Muncy: Esos 14 strikeouts en sus primeros 16 juegos no fueron halagüeños. Sin embargo, ¿crees que Muncy pueda repetir con más frecuencia esos tres extra bases (dos jonrones) cada ocho hits?... Pensamiento ambicioso, ¿verdad?

Sin Corey Seager y Justin Turner, la alineación de los Dodgers tendrá que resolver el ataque ofensivo para apoyar la calidad de su pitcheo abridor. No sé qué piensas, pero quizás la entrada de Yasiel Puig de la lista de lesionados pueda ser una gota inspiradora en este momento. Aunque, por supuesto, este equipo ganará cuando comience a entender que no todo el tiempo se puede contar con grandes alineaciones.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Cubanos en la Postemporada 2015
MLB: Estrellas de Grandes Ligas visitan Cuba
MLB: Puig no recibirá sanción
MLB: Yasiel Puig admite errores del pasado
¿Qué cubanos están en la Postemporada MLB 2017?
¿Cómo marchan los cubanos en la Postemporada 2017?

ver más

ver más