Postemporada'2018: Revive cómo los Alazanes de Granma cabalgaron nuevamente a la final

Por favor, seamos totalmente honestos: Ni los propios granmenses pensaron que eliminarían tan rápido a los Cocodrilos de Matanzas, en una serie semifinal de apenas cinco partidos. Romperle el favoritismo a los yumurinos por segundo año en fila, convierte a los Alazanes de Granma una vez más en el equipo a derrotar.

Aunque Granma le apagó la vida a Matanzas en apenas una semana, hubo muchas historias, momentos y emociones que no podríamos olvidar… al menos tan fácilmente. Los Cocodrilos se tendrán que conformar con otro tercer lugar —su cuarto de manera consecutiva y quinto desde 2012—, mientras los Alazanes viajarán de nuevo a la final a revalidar su título.

Estamos a menos de 24 horas de la final, no te desesperes, rememora aquí como los Alazanes de Granma volvieron a colarse en la final, dejando atrás en solo cinco partidos al amplio favorito de la temporada regular, los Cocodrilos de Matanzas:

Playoff History

Resultado final: Los Alazanes de Granma ganaron por 4-1.

Lo que será historia para los ganadores: Están en el sendero de ganar su segundo título en fila. Así que, la sorpresa de 2017 con una barrida al poderoso Ciego de Ávila, ya no nos dejará boquiabiertos esta vez. Por supuesto, los Alazanes son ahora los favoritos frente a Las Tunas, pero será difícil ver menos de seis desafíos en esta final de estreno.

La decepción de los perdedores: Es lamentable lo que sucede con Matanzas. Desde 2012, han sido fieles animadores y contendientes en las semifinales y algunas finales, pero jamás han podido ganar un campeonato y se han sumergido en cinco terceros lugares. Les falta más garra pues, a la larga, la presión los ha envuelto en una emboscada que los lleva loma abajo hasta tropezarse una y otra vez con la eliminación. ‘Algún día será’, pues el primer paso para lograr un título es seguir ahí, clasificando y dando batalla. Ojalá y esta provincia no se apague y sus jugadores sigan adelante. Han sido par de años duros, con 131 victorias en 180 partidos, para luego ser eliminados por los Alazanes de Granma.

Del desafío

Mejor partido del playoff: El Juego 4. Teníamos un clásico duelo de béisbol entre dos ases derechos de cierta similitud, el pinareño Yosvany Torres y el granmense Lázaro Blanco. Ambos imponentes en el montículo, controlados en sus pitcheos y poseedores de un curtido repertorio. Blanco, lanzando slider, sinker y recta por diferentes ángulos. Torres, apelando a su tenedor, para luego sorprender con la recta y romperle el ritmo del swing a los bateadores. Matanzas le anotó la única carrera a Blanco en el primer episodio, cuando Frederich Cepeda le atrapó una sinker bien afuera y pegó un doble a lo corto del left field. De ahí en adelante, a Blanco le batearon solo tres hits, ponchó a seis y regaló un boleto. 

Del otro lado, Torres tuvo solo dos malos momentos: Alfredo Despaigne le agarró una bola rápida afuera y mandó una línea monstruosa al right center. Luego anotó por par de rodados con una carrera salvaje al home plate. Con el juego 1-1 en el cuarto, Torres cometió su peor pecado de la noche: Se le escapó una recta al centro en la cuenta de 0-2 y Yordan Manduley abrió el inning con hit de línea al left. Acto seguido, vienen dos pasaportes (más por cuidarse de un batazo que por descontrol) a Guillermo Avilés y AD54 y un rodado al infield de Carlos Benítez sirvió para doble play, pero puso el encuentro 2-1.

Peor partido del playoff: El Juego 2. Sin palabras: Ganó Granma 12-11, en un partido de 25 hits entre ambos equipos, cinco errores y 13 bases por bolas. Matanzas anotó nueve carreras en el final del sexto y empató el duelo 11-11, con lo que pudo ser la remontada más grande en la historia en 32 años de la postemporada. ¿Cómo se decidió el desafío? Como casi nadie imagina en un choque de poderes ofensivos: Un passed ball de Ariel Martínez en el inicio del séptimo marcó la diferencia. Alaín Sánchez, quien era el abridor anunciado para el Juego 3, fue enviado al montículo por el mentor Carlos Martí para resolver la situación. Granma igualó la serie 1-1 y jamás volvió a perder frente a Matanzas.

Puntos clave del día decisivo: Geidy Soler gozó su debut en esta postemporada, y golpeó un sencillo de oro que rompió el emparejamiento de 2-2 en el final del octavo capítulo. Bayamo ardió… ¡pero de emoción!

El momento más emocionante: No hay palabras para describir la alegría de Carlos Benítez cuando anotó la carrera decisiva en el Juego 5, para el triunfo final por 4-2.

Dos innings que será difícil olvidar

Cuando la semifinal estaba 1-1, el ataque de Granma en el primer inning del Juego 3 pareció apagarle el ímpetu a los Cocodrilos. Un avileño despidió a otro, Raúl González a Dachel Duquesne con un doble enorme al left field en la cuenta de 1-2. Pero, acto seguido, Geidy Soler recibió al relevista Jonder Martínez con otro doble enorme directo a los 360 pies por el jardín derecho. Siete bateadores y cinco carreras fue u nocaut psicológico del cual Matanzas jamás pudo levantarse.

El mejor y el peor movimiento de los managers:

Carlos Martí, Granma:

El mejor: Después de sufrir un desastroso empate 11-11 en el sexto capítulo del Juego 2, Martí activó a su abridor del Juego 3, Alaín Sánchez, lo que le permitió irse del estadio Victoria de Girón con la serie iguala 1-1 y no 2-0. 

El peor: Sacrificar la ofensiva por defensiva, un sello de siempre de los Alazanes. Pero le salió a la perfección a Martí… una vez más. Obviamente, el poco carácter ofensivo de Matanzas lo propició, y su pitcheo, que parecía lo más preocupante, terminó registrando notas sobresalientes.

Víctor Figueroa, Matanzas

El mejor: No cambiar a los regulares cuando perdía por 11-2 en el final del sexto en el Juego 2. Es cierto que ese partido lo terminó perdiendo, pero… ¿qué habría pasado si Matanzas se iba de sus predios 2-0? El Juego 2 se luchó, pero no pudieron llevárselo y eso les costó la decisión final por 4-1.

El peor: Enviar al box a Royd Hernández en el Juego 2, cuando debió ser Dachel Duquesne. Al final, Royd lanzó la recta demasiado predecible en la zona de strike y fue golpeado con furia en el primer inning. Mientras, Duquesne se mostró distante de su mejor control en el Juego 3: 21 días de descanso le afectaron indudablemente. 

La estadística que deberías apuntar: La alineación de los Alazanes suele ser tan completa, que aún sin acumular jonrones en 164 PAs en estos playoffs (quitando los dos de Avilés con las bases vacías), todavía produce. Batean para .301 con corredores en posición de anotar, con un porcentaje de 30.0% de líneas bateadas, lo que indica que ellos han tenido un poco de mala suerte al poner la bola en juego. Veremos qué pasa contra el pitcheo de los Leñadores de Las Tunas.

Las hazañas de los protagonistas

El jonrón más memorable del playoff: Guillermo Avilés golpeó dos pelotas por el left center en el estadio Victoria de Girón de Matanzas durante el Juego 2, y todavía es una pesadilla como en el Juego 6 de 2017 contra los Cocodrilos.

La joya de pitcheo: Yoanis Yera atrajo la atención en la noche del 4 de enero, con esos 10 strikeouts en seis capítulos. Aquí hay algunas “perlas estadísticas” de nuestro equipo de trabajo, que todavía vale la pena recordar…

La jugada “salvadora” a la defensiva

Alaín Sánchez se movió con decisión en el toque de pelota de Ariel Martínez en el noveno inning y disparó una recta que puso out en segunda a Ariel Sánchez. Con el juego 12-11, Alaín evitó que entrara en posición de anotar la carrera del empate.

¡Los M-V-P!:

Bateador: Guillermo Avilés. Su habilidad con el madero demuestra que él sigue creciendo, y que aquellos jonrones de enero de 2017 no llegaron por un simple fin de semana caliente con el madero. Avilés bateó los únicos dos cuadrangulares de los Alazanes en 185 PAs del equipo en la semifinal. Pero, además, aportó un mascotín seguro en la inicial y fue el único bateador en impulsar dos veces el empate o la ventaja. Su papel de tercer madero lo manejó con consistencia, con un .429 OBP, defendiéndose de algunas pelotas fuera de la zona de strike. El calor que brinda antes de Alfredo Despaigne será una de las claves para Granma en la final.

Lanzador: Alaín Sánchez. En mi primer trabajo dentro de la cobertura de la postemporada, escribí sobre algunos jugadores que todavía tenían la estufa fría en su carrera de postemporada, y Alaín Sánchez sobresalía entre los abridores. Su historia era poco relevante, dejando un altísimo 5.31 FIP. Pero todo eso cambió en 2018: Alaín Sánchez se coinvirtió en un héroe de la semifinal, gracias a sus dos victorias, una como relevista y otra como abridor. Sánchez, que contó con la ayuda de Yulexis La Rosa, su receptor de varios años, se presentó en ambas ocasiones con aceptable comando y velocidad en su bola rápida. Sin embargo, su gran clave estuvo en inducir a los bateadores a perseguir su slider, y a no ser Eduardo Blanco –quien le pegó jonrón con una bola alta y afuera— el resto de los matanceros se fueron sin golpear con éxitos sus pitcheos.

Refuerzo: Raúl González fue realmente productivo. Bateó apenas .188 BA, pero .357 en RISP, con cinco bases por bolas, ocho producidas y dos dobles. 

Jugador que no cumplió expectativas: Yurisbel Gracial se perdió en una estela de fallos durante 14 PAs. Registró un .250 wOBA y .000/.375/.000 con corredores en el circuito. Su .083 BABIP fue pésimo, acompañado por un 8.3% HARD que muestra la peor tendencia de sus fallos: Él no pudo tener éxito, ni suerte y mucho menos contundencia en sus conexiones. Fue un enero totalmente gris y el line up de los Cocodrilos se lo sintió.

Héroe desconocido: Yulexis La Rosa. El juego no solo se compone de ofensiva, y el cátcher villaclareño activó la batería de los Alazanes con su entrada detrás del home. Pero, además, produjo 2-for-6 con corredores en posición de anotar, inyectando un poco más de energía a la tanda baja. Los playoffs suelen tener un héroe diario en cada jornada, y La Rosa fue uno de esos colaboradores —que parecen ocultos— para la victoria del Juego 2.

Fuente: (Fotos: rafael Martínez)

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Cocodrilos se alejan a dos
Cocodrilos ganan por la mínima
Leones sacan la artillería

ver más

ver más