VI SN SUB-23 | Santiago de Cuba clasificó a los playoff — ¿Será el año de los Elefantes?

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

May 29, 2019

El shortstop y leadoff de los Indios, Aulieski Columbié no podía contener la emoción por apuntarse el sencillo que dejó al campo a Santiago de Cuba para el éxito 2-1 de Guantánamo, este martes en la parte baja del décimo inning. 

Sin embargo, luego de salir derrotados en un match de puro pitcheo, donde los lanzadores se combinaron para ponchar a 26 bateadores y admitir apenas seis hits, Santiago de Cuba celebró su clasificación a la postemporada de la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano. ¿Cuál fue la razón? El doble triunfo de Holguín ante Granma, 14-11 y 5-4, evitó que los Alazanes alcanzaran las 17 victorias y crecieran sus perspectivas de clasificación. Ahora, quedándole solo cuatro partidos tanto a Granma como a Guantánamo, quienes descansaron este martes con marca de 15-17, las Avispas de Santiago de Cuba serán inalcanzables.

Con marca de (20-9) y siete desafíos sin efectuar, para los dirigidos por el manager debutante Elizardo Guillart, resultó la tercera ocasión que intentarán subir al trono desde 2015, cuando se estrenó el actual formato de clasificaciones a la postemporada.

Santiago de Cuba ha bateado .273/.407/.366, con solo seis jonrones en 29 juegos, una línea bastante discreta si la comparamos a la del año pasado (.308/.429/.449), pero he aquí cómo las Avispas de esta temporada han marcado la diferencia: Están anotando 6.1 carrera por juego, un índice bien superior al 4.8 de 2018. Sin embargo, tenga en cuenta también que, durante la pasada campaña, los equipos extendían sus partidos contra rivales de toda la zona. Y, a diferencia de eso, este año los matchs se resumieron solo a cada grupo. No estoy dudando del potencial de este team santiaguero, pero el nivel de competencia en el Grupo “C” debe revelar un oponente superior.

De cualquier manera, será interesante ver el regreso de Santiago de Cuba a la postemporada de la Serie Nacional Sub-23, después de haber dejado un gran impacto con aquellos dos títulos de manera consecutiva en 2016 y 2017, contra Artemisa y Villa Clara, respectivamente.

¿Este podría ser el año de los Elefantes de Cienfuegos?

Bueno, luego de tanta espera… tal vez este sea el año del gran salto. Desde las primeras ediciones del Nacional Sub-23, los Elefantes han tenido equipos lo suficientemente bueno como para discutir el otro, pero se han quedado en el camino. Casi todos esos jugadores brillantes en la liga que no dejan de generar expectativas, como los infielders Daniel Pérez, Adrián Rivero y Luis Vicente Mateo, el centerfielder Félix Rodríguez y los lanzadores Abel Campos y José Córdova, han crecido en estos años. También puedes sumarle a esa lista otros nombres, recordando que César Prieto, el Novato del Año de la pasada 58 Serie Nacional, ganó un título de bateo (.433) y lideró en WAR-O (5.3) en el campeonato pasado. 

Ariel Yera, Gabriel Suárez, Orlando Santos, Hermes González, Francisco Tellería, Orlando Roa y Adrian Bueno fueron otros chicos que aportaron en esos primeros años, pero los Elefantes no pudieron dar el gran salto. El año pasado, les faltó propinarle la estocada final a los Piratas de la Isla y perdieron los últimos dos match de la semifinal. Esta temporada, están a una victoria de clasificar, pero si son barridos por los Cocodrilos de Matanzas, tendrían que marcharse a casa.

Siendo honesto, no creo que a estas alturas los Elefantes pierdan cuatro juegos consecutivos contra Matanzas. Sin embargo, la posibilidad de los Cocodrilos podría tomar fuerza, aunque las probabilidades estén indicando que los sureños son favoritos.

Después de otra salida de calidad del zurdo Abel Campos —su sexta en ocho aperturas este año—, lanzando ocho innings para llevarse el éxito 5-3 sobre Villa Clara, los Elefantes elevaron su registro general a (22-10). Están jugando para (8-2) en los últimos 10 juegos y le ganan la serie 5-3 a Matanzas. Pero, al mismo tiempo, los Cocodrilos se están preparando para desafiar a los cienfuegueros en casa, durante una serie final que podría mostrar matices interesantes.

¡Arde el Grupo “C”!

La batalla de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila del Grupo “C” ha sido una de las más interesantes en la historia de la liga. Esto me recuerda cómo Santiago de Cuba (24-15) se quedó a las puertas de la clasificación el año pasado, a solo ½ juego de Las Tunas (26-13) y 2 ½ de Granma (27-13). También, cuando Camagüey (19-17) perdió su pase a la postemporada en 2016, terminado a un juego por detrás de Ciego de Ávila (20-16), al perder dos desafíos contra Las Tunas (15-21). Las últimas series del año siempre nos traen momentos interesantes, y este match de Ciego de Ávila contra Sancti Spíritus no será la excepción. Ambos están empatados con record de (19-12), pero los Gallos se fueron delante en la serie 6-5 después de noquear a los Tigres 13-1 el pasado lunes. 

En estos cinco partidos finales, uno que tienen pendiente (estaba pactado para este miércoles) y su última serie del año, Ciego de Ávila de visita en Camagüey y Sancti Spíritus recibiendo a Las Tunas, se decidirá quién será el rival de Santiago de Cuba en la semifinal Oriental.

Pinar del Río aún tiene posibilidades de clasificar a su primera postemporada en la Serie Nacional Sub-23

El manager debutante Mario Luis “Pototo” Valle estaba claro desde el inicio, cuando conversó con BaseballdeCuba durante su primera visita al estadio Latinoamericano esta temporada: “Estamos, posiblemente, en el grupo (“A”) más difícil de la liga”, dijo Valle, refiriéndose a la presencia de tres campeones compitiendo, Artemisa (2014), La Habana (2015) e Isla de la juventud (2018).

“Debemos decir que ha sido un gran reto desde el inicio. Es un grupo muy parejo y de gran nivel”, consideró Valle, incluso, sin dejar fuera a Artemisa. “¿Los Cazadores?... ¡Cuidado!, tienen un elenco de lanzadores bastante buenos y, aunque no nos produjeron mucho a la ofensiva, también es un equipo a considerar”.

Después de 30 decisiones, los Vegueros de Pinar del Río tienen marca de (19-11) y están a dos juegos de los Piratas, a quienes deberán desafiar aún seis veces más. Los “pativerdes” le ganaron la serie 8-4 a Artemisa y 9-3 a La Habana (12-20), luego de vencerlos este martes 4-2 en el estadio Latinoamericano. Jorge Montano (2-2, 3.80 ERA) encabezó la joya de pitcheo por espacio de seis innings y, como ha sido característico en toda la campaña, el diestro cerrador Frank Álvarez se encargó del último tercio, con nueve outs y cuatro ponches. 

Para suerte del staff pinareño, a diferencia del .358 OBP soportado por el bullpen en 2018, el ascenso de Álvarez ha sido clave. El chico de 20 años acumula 11 decisiones en siete relevos, con marca de 4-1 y siete salvados, actuación determinante en el 57.8% de los 19 éxitos de Pinar del Río. Ha lanzado para 1.35 ERA en 20 innings, con 21 ponches y cuatro hits permitidos (un solo doble como extra bases) luego de enfrentar a 77 bateadores. Si Pinar del Río aún está buscando su clasificación, buena parte se debe al ascenso de Frank Álvarez.

“Eso es algo que nos ha caracterizado, el buen trabajo del pitcheo, gracias al colectivo de entrenadores que está aquí y todos los que ayudaron en la preparación. De verdad que la ofensiva hizo un gran trabajo, pero el pitcheo ha sido la clave, sacándonos de varios momentos difíciles”, dijo Valle, quien, a pesar de contar con la experiencia de haber ganado campeonatos en categorías juveniles e integrar equipos de Serie Nacional como coach de Pinar del Río, se estrenó como manager esta campaña en la VI Serie Nacional Sub-23.

Ahora el pitcheo, ese fuerte complemento histórico de los Vegueros, está trabajando para 3.26, la segunda mejor efectividad de la Zona Occidental, detrás de los Piratas (2.63), y la tercera de todo el país, si recordamos que Santiago de Cuba está lanzando para 2.59.

¿Ronney Muñiz es el Candidato a MVP de 2019? Tal vez esto sea una discusión interesante para los próximos días, pues Lázaro Martín (Ciego de Ávila) y Félix Rodríguez (Cienfuegos) aún podrían agregar varios capítulos de emoción. Martín tiene nueve jonrones, está a dos del récord de Lionard Kindelán, quien pegó 11 en 2017, y Rodríguez lidera la liga en WAR-O con 5.4. Sin embargo, no estés seguro de que Muñiz ande lejos de ser el favorito al premio de Jugador más Valioso de este año. Batea .396, lidera en dobles con 12, está a cuatro remolcadas del récord de 45 (también de Kindelán en 2017) y marcha tercero en OBP (.537) —precisamente detrás de Rodríguez (.545) y Martín (.540)—. 

Después de tanta paridad, ¿sabes qué diferencia a Muñiz de sus dos más cercanos contendientes?: Su promedio de .397 con corredores en posición de anotar. Martín está detrás con .344, pero Rodríguez no ha sido brillante, bateando apenas .287.

La actuación (¡récord!) de pitcheo de la semana: Jonathan Carbó está de vuelta. ¿Aún recuerdas su primera apertura de esta campaña lanzando en casa contra La Habana? ¡Buena memoria!: Tiró 4 ⅓ innings, permitió siete carreras, seis de ellas limpias, además de jonrón (Rafael Fonseca) y doble (Nalbe Cruz) como extra bases, que ayudaron a La Habana a remontar con rally de siete carreras cuando perdían 5-1 en el inicio del quinto. Sin embargo, trae tu mejor borrador a esta conversación: Después de esa mala presentación, Carbó ha marcado siete salidas de calidad de manera consecutiva.

Comenzó ganándole 5-1 a Artemisa (24 de abril), luego 6-0 a Pinar del Río (30 de abril), perdió 4-0 contra La Habana (pero admitió tres carreras en siete innings el 5 de mayo). El 10 de mayo, volvió a la senda ganadora 13-4 sobre Artemisa y una semana después, dejó a Pinar del Río con una limpia en siete entradas, antes de que los Piratas ganaran 5-1. El 23 de mayo pasado Carbó blanqueó 4-0 a La Habana y, este martes, llegó al 7-7 de “salidas de calidad”, con ocho innings y 10 strikeouts en la victoria 3-0 de la Isla frente a Artemisa.

De iniciar soportando seis carreras limpias el día inaugural contra La Habana, la recuperación de Carbó ha sido sensacional a base de bola rápida entre 88-91 mph y curveball, con apenas ocho limpias admitidas en sus últimas 51 ⅓ entradas, para registrar efectividad de 1.04 en esta racha. ¿Cuántos lanzadores han logrado una recuperación así? Eso sería… ¡ninguno!

¿Existe alguien más dominante que Roberto Hernández en esta VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano? No lo creo. Hernández ha sido la sensación de esta temporada, tanto que ya está en la mirilla para futuras actuaciones con el team Cuba para eventos internacionales este mismo año. Si no has seguido la actual campaña del Sub-23, quizás te hayas perdido buena parte de estas hazañas de Roberto Hernández:

  • Hernández lanzó el sexto “No-Hitter” en la historia de la liga —si contamos el juego sin hits del capitalino Yoel David Paula contra Pinar del Río la temporada pasada, aunque permitió una carrera—, dejando de 24-0 con 11 strikeouts a la alineación de Ciego de Ávila el 10 de mayo pasado.
  • Lidera actualmente en WAR-P (WAR de pitcheo) con 1.7 y 1.69 FIP (Bateo independiente de la defensa) entre lanzadores derechos.
  • Tiene 77 ponches en 58 innings, para una tasa de 11.9 SO/9 (ponches por cada nueve innings), la quinta más alta en la historia del evento: Yosver Zulueta (Villa Clara) 13.5 en 2017, Edialbert Valentín (Santiago de Cuba) 12.6 en 2014, Navid Luis Cosme (Artemisa) 12.5 en 2014 y Edelso Montesinos (Sancti Spíritus) 12.3 esta campaña.
  • Enfrentó a 200 bateadores y permitió un solo extra base, un jonrón de Denis Peña (Las Tunas).
  • Sus oponentes le promedian .277 OBP, el más bajo admitido por cualquier lanzador esta temporada.
  • Tiene siete salidas de calidad en ocho aperturas, con dos blanqueadas y marca de 7-1 y 1.24 ERA. ¿Cuántos lanzadores en la historia del evento habían ganado siete o más juegos? Apenas ocho. Pero, de ellos, ¿quiénes pudieron lanzar dos blanqueadas en alguno de esos siete u ocho triunfos? El único era el diestro de Cienfuegos, Adrián Bueno, quien lanzó para 7-2, 2.66 ERA en 2017. Y, seguimos. ¿Por qué? 

Bueno, acabas de verlo: Adrián registró una efectividad de 2.66, mientras Roberto Hernández ha lanzado para 1.24 en 58 innings este año. ¿Eso te dice algo? Sí. Hernández ha sido el único lanzador con al menos siete éxitos, dos lechadas y una efectividad por debajo de 1.30 en la historia del Sub-23 del béisbol cubano.

Con esos números, el diestro espirituano está a punto de ganarse la Triple Corona del Pitcheo en la liga, un premio intocable aún por cualquier otro pitcher luego de seis temporadas. Pero, a pesar de su asombrosa campaña, una razón de gran peso indica que Hernández no ganará la Triple Corona. ¿De qué se trata? No sé si has escuchado hablar del lanzador santiaguero Yunior Tur.

Tur viene de un 2018 donde sus oponentes le batearon para línea general de .313/.459/.391/.849 (AVG/OBP/SLG/OPS), sí… ¡.459 OBP!, luego de pasar trabajo contra bateadores zurdos (le pegaron para .350) y lanzar 18 bases por bolas en 18 innings. Sin embargo, Yunior se ha dado un “tour” fabuloso esta campaña con Santiago de Cuba, lanzando para marca de 3-1, con cinco salidas de calidad en seis aperturas y una efectividad de 0.74 tras cruzar 36 ⅓ innings. Su última actuación fue una joya de pitcheo este martes, dejando a Guantánamo de 22-2, con nueve strikeouts y una carrera limpia admitida en siete entradas. 

Eso nos sugiere que Tur posiblemente no volverá a lanzar esta temporada, aunque a Santiago de Cuba le restan siete partidos por jugar. Entonces, si es así, las probabilidades de que Roberto Hernández gane la Triple Corona se hacen mínimas. De hecho, si Hernández lanza su tercera blanqueada de nueve entradas, rebajaría la efectividad hasta 1.09, empatando hipotéticamente con otro santiaguero, Adrián Sagarra (5-0, 1.09 ERA), pero estaría bien lejos de Tur.

La probabilidad más cercana para que Hernández gane la Triple Corona, sería lanzando nueve ceros contra Las Tunas, pero que se combine con tres limpias de Granma contra Sagarra o Tur, en menos de ocho entradas lanzadas. A pesar del corto calendario de 36 juegos en apenas 43 días, ¿cuántas expectativas interesantes, verdad?

¡Béisbol!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Ratificada sanción a santiaguero Danny Betancourt
Leones sacan la artillería
Resurgen los campeones
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Otro al Club de los 100 triunfos, Alberto Bicet

ver más

ver más