WBSC Premier 12' 2015: Taipei vence a Cuba 4-1 y la pone contra la pared

En un disputado partido en donde una vez más las imprecisiones de Cuba salieron a flote por doquier, la selección nacional de China Taipei venció a la cubana por marcador de 4-1 este sábado en la mañana, en un estadio Intercontinental que reunió mas de 19,000 aficionados.

BOXSCORE

La derrota deja a Cuba en el cuarto lugar de la tabla de posiciones de la etapa clasificatoria del torneo mundialista Premier 12, y compromete sobremanera su posible avance entre los cuatro mejores elencos de este inaugural evento.

Cuadrangular de C. S. Lin con dos hombres en base en la parte baja de la 8va entrada ante el relevista derecho Danny Betancourt, resultaría todo lo que necesitaba Taipei para obtener un necesario triunfo, que los hizo moverse del quinto al tercer lugar de la etapa clasificatoria en el Grupo A del torneo.

Hasta el cuadrangular de Lin el choque se mantenía con empate a una carrera, tras buenas labores de los monticulistas de ambos elencos, quienes habían dominando a las ofensivas rivales en los momentos claves.

Los anfitriones anotaron la primera carrera en el final del segundo inning, con tres sencillos ante el zurdo Yoanni Yera, incluyendo uno impulsor de D. K. Yang para el 1-0 de los de casa.

Los cubanos, en todo el choque pese a conectar sólidamente, no pudieron igualar el marcador en entradas como la cuarta y la quinta. Taipei tuvo momentos en los que pudo ampliar el marcador, como en el cuarto inning cuando el relevista cubano Miguel Lahera fue ayudado por sendas jugadas defensivas de Yulieski Gourriel y Yordan Manduley en tercera y el campo corto, respectivamente. Ese inning lo terminó Lahera con un ponche que evitó daños mayores.

Cuba igualaría en el sexto inning por intermedio de un hombre que profesionalmente ha crecido un montón, Yulieski Gourriel, quien con dos outs conectó triple al jardín derecho y anotó por un error a la defensa del torpedero Yen Wen Kuo sobre rolata de Alfredo Despaigne.

Pero Taipei siguió incisivo y normalmente cuando se juega así los resultados deben llegar. En el sexto fue el relevista cubano José A. García el encargado de salvar a los nacionales cuando con las bases llenas ponchó al tercer madero C. S. Lin para cerrar el inning.

Cuba tuvo muestras de poco juego de equipo o incluso de mala dirección – no digamos solo del manager solamente, sino en general del colectivo – cuando en el séptimo regalaron otra oportunidad de tomar la delantera. Sería el receptor cubano Yosvany Alarcón, autor de tres indiscutibles, quien en segunda base con solo un out en la pizarra, fue mandado por el coach de tercera Lázaro López al robo de la misma y fue enfriado por el brazo de Jin-De Jahng, quien mucho exhibió en el partido con tres cubanos capturados tratando de correrle en las bases. La jugada probó ser fatal pues acto seguido Julio P. Martínez sonó doble y Cuba se quedó sin otra anotación clara.

En el octavo,  esta vez con Yunieski Gourriel en segunda y un out, Yulieski falló en elevado de foul al jardín izquierdo y cuando Despaigne disparó cohete al izquierdo, el tiro de Kuo-Hui Kao fue preciso al “home plate” para terminar el inning con out sobre Yunieski.

Y con tantas oportunidades perdidas llegó el batazo de Lin, un hombre al que se subestimó mucho lanzándole dos veces consecutivas, después de enviar al segundo bate hacia primera por boletos intencionales, y quien esta vez respondió como tercer madero que es del elenco asiático. En esa misma entrada mucho se habló del cambio de José A. García, un hombre que no debió haber sido traído, pero que nuevamente venia haciéndolo bien, por el relevo esta vez de Betancourt, una fórmula que ante Holanda funcionó pero que esta vez no fue igual.

Ahora Cuba se mide en la madrugada de este domingo ante Italia, desde las 5:30 am, en el partido final de la etapa clasificatoria y un triunfo resulta necesario para al menos avanzar a la ronda de cuartos de final.