Tany Pérez: El arte de impulsar carreras y su impacto en la “Gran Maquinaria Roja”

Por: Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

La gran estrella cubana del Hall of Fame (HOF), Tany Pérez, está cumpliendo este lunes 76 años.

Fue justo en 1942 cuando nuestra Patria vio nacer a uno de los jugadores más ilustres y representativos dentro de la historia beisbolera de Cuba. Natural del antiguo Central Violeta (perteneciente al municipio avileño de Primero de Enero), el hombre del swing corto pero impactante, nuestro único jugador cubano en el Salón de la Fama de Cooperstown en el béisbol de las Grandes Ligas: Es un honor mencionar tu nombre, ¡Tany Pérez!

Quien fuera por varios años el cuarto bate de “La Gran Maquinaria Roja de Cincinnati” en los 1970s, aquella donde hicieron historia estrellas de MLB como Pete Rose, Johnny Bench, Ken Griffey, Sr., Joe Morgan y David Concepción, entre otros. Ese fue y será por buen tiempo, sin dudas, uno de los teams más icónicos de todos los tiempos en el béisbol profesional estadounidense.

Aunque Tony o Tany Pérez, como se le conoce popularmente, ya que su nombre es Atanasio Pérez Rigal, utilizó solo tres números en su carrera de 23 temporadas en MLB —el “24”, “5” y “37”—, pero los recuerdos que lo unen al “76” son memorables: En 1976, Tony venía de ganar su primera Serie Mundial con los Reds de Cincinnati, “La Maquinaria Roja” de los 1970s y, en el 76’, ganó su segundo anillo, formando parte de una clase única de estelares peloteros en la historia del béisbol profesional estadounidense. 

En el 2000, Tany recibió el 77.2% de los votos favorables para ingresar al Hall of Fame y, hasta hoy, aún sigue siendo el único cubano con ese honor entre los 202 que ya han debutado en las Mayores. No sé tú, pero mi momento favorito de su carrera fue el jonrón que le pegó al zurdo abridor de los Red Sox, Bill Lee, para alentar a los Rojos, quienes perdían por 3-0 en el inicio del sexto inning del Juego 7 en la World Series de 1975:

Después de ese batazo inspirador, los Rojos empataron el marcador 3-3 por un sencillo de Pete Rose en el lucky seven con dos outs, y ganaron el juego decisivo en el noveno, cuando Joe Morgan golpeó un elevado que cayó delante de Fred Lynn en el center field. Los Rojos se fueron delante 4-3, y todavía el clavado de Rose en la antesala —aunque no fue la carrera de la victoria— parece una joya apreciable para las nuevas generaciones:

Después de decidir con un jonrón en la 15th entrada durante el All-Star Game de 1967, Tany Pérez estuvo presente en siete ocasiones hasta 1976 (entre sus 25 y 34 años), siempre representando a los Reds de Cincinnati

En 16 temporadas con los Rojos, bateó 287 de sus 379 jonrones, impulsó 1192 de 1652 carreras y vio acción en 1948 partidos de los 2473 en que participó dentro de la Liga Nacional.

Aunque no ganó ningún Premio de M-V-P de liga —quedó tercero en 1970, después de pegar 40 jonrones y remolcar 129 carreras—, completó siete temporadas con 100 o más impulsadas, incluso sin llegar a batear más de 30 jonrones en varias de ellas (67’, 73’, 74’, 75’ y 80’). 

A los 38 años, rubricó 105 RBIs en su primera de tres seasons con los Medias Rojas de Boston, y se retiró seis años después, a los 44, pegando su último jonrón en casa, contra el lanzador Ed Whitson, de los Padres de San Diego, el 4 de octubre de 1986.

Para las nuevas generaciones —donde me incluyo, ya que no lo vi jugar— aquí hay algunos de sus más grandes logros en numeritos:

76 -- Esta cifra tiene varios significados: El principal, es que hoy lunes Tany Pérez está cumpliendo 76 años. ¿Qué otros logros en su carrera lo unen a este número? ¡Seguro que lo recuerdas!, por supuesto, dos anillos de Serie Mundial consecutivos, en 1975 y 1976. A estos récords personales, podemos agregar que, Tony, celebró tres de sus cumpleaños con jonrón: Lo consiguió en 1968, 1972 (dos contra los Cardenales de San Luis) y 1981, a los 26, 30 y 39 años de edad, respectivamente.

5x5 -- ¿Cómo se siente golpear a parte de la realeza en el béisbol de su época? A pesar de que a Tany Pérez no le fue nada bien contra su compatriota Luis Tiant Jr. —bateó 1-for-15 y se ponchó en seis ocasiones—, probó el éxito frente a varios de los grandes pitchers de su generación. Contra todos estos ases que vienen a continuación, bateó 20 jonrones y remolcó 68 carreras: Gaylord Perry (5-HRs/16-RBIs), Don Sutton (4/13), Tommy John (4/9), Juan Marichal (4/11) y Tom Seaver (3/19). ¿Qué les pareció esa lista? Imagínense si era difícil pegar a menudo frente a esos artistas de la colina, que Pérez saboreó esos resultados, pero se ponchó contra ellos en un total de 120 oportunidades.

600 -- Fue la cantidad de empujadas de Tany con dos outs en la pizarra. Aunque ahí no entran las dos que consiguió con su jonrón en el sexto inning del Juego 7 contra Boston, decidiéndose la Serie Mundial de 1975, la cifra es admirable. Después de dos outs, Tany fue tan efectivo, que cerró su carrera bateando .261/.334/.427 y la mayor cantidad de apariciones al home, un total de 3696.

901 -- Remolcadas como cuarto bate de “La Gran Maquinaria Roja” en la mayor parte del tiempo, demuestra la calidad de bateador que era Tany en situaciones de alta presión. En el 4th turno, abrió en la alineación durante 1376 de sus 1400 juegos, y registró .798 OPS, además de 507 extra bases, 207 de ellos jonrones.

40x40 -- Tany Pérez destrozó el pitcheo de los Bravos de Atlanta y los Astros de Houston. Contra ambos, bateó 40 jonrones, para sumar 80, y empujó 160 y 158 RBIs, respectivamente. Si miras los numeritos de la carrera de Tany en Baseball-Reference, verás que sus 197 jonrones jugando como visitante sobrepasan la cifra de 182 dentro de casa.

.980 -- La cifra de homeruns de Tany iniciando innings es sensacional (95), pero solo cuando detallas ese OPS que construyó pegándole a los lanzadores en extra innings… ¡tiemblas! Una empujada cada 6.7 turnos en esa situación tampoco se ve nada mal.

1.115 – Ese fue el OPS que Tany cifró contra los Orioles de Baltimore en su carrera. Así que, después de que los Mets ganaron la Serie Mundial de 1986 contra los Red Sox, y Pérez se retiró de vuelta en Cincinnati, creo que los pitchers de la organización de los Orioles dieron un largo suspiro. 

.419 -- ¿Cuál es la fórmula para hacer que abanique y se vaya en blanco?... Fue una pregunta épica de los White Sox cuando sus lanzadores se medían a Tany. Ese .419 fue el BABIP histórico del cubano contra el club de Chicago.

.335 -- Sí, Wrigley Field era como su segunda casa. Ahí bateó .335/.381/.577, 141 hits en 122 juegos, con 27 jonrones y 92 RBIs, además de un .958 OPS y .335 BABIP. ¡Seguro, nuestro Tany Pérez maltrató la hiedra de Wrigley!

12x57 – Los Niekro no encontraban el antídoto. Ambos lanzadores, Phil y Joe, retaron a Tany en 256 PAs, pero su mayor esfuerzo en cada pitcheo resultaba un manjar para el swing hábil y compacto de Tany Pérez. Supongo que esto se fue por encima de un simple “buen resultado”: 12 jonrones y 57 RBIs, con 78 hits, 25 de ellos extra bases.

¿Cuántos numeritos significativos alrededor del cumpleaños 76 de nuestro orgullo en el Salón de la Fama de Cooperstown, Tany Pérez?... ¿Cuántos sentimientos encontrados cuando se recuerda a Tony luchar por representarnos al más alto nivel del béisbol mundial?

¡Gracias por tu legado, Tany! ¡Eres realmente inmortal!

“En días así, creo que es cuando este escritor siente ese infinito honor de pertenecer al hogar de los peloteros cubanos en todos los tiempos, aquí, en BaseballdeCuba”. – Yirsandy Rodríguez.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más