Final de Cuba | Postemporada’2019 | ¡Terminan 42 años de espera, Las Tunas es el nuevo campeón de Cuba!

Ray OteroPor Ray Otero | Director de BaseballdeCuba | @baseballdecuba

Ene 18, 2019

¡¡¡Acabó la sequía de títulos que se extendió por largos 42 años!!!

Las Tunas, el elenco del Oriente cubano, que nunca antes de 2018 había sido real contendiente a la corona de Cuba, en este 2019, apenas un año después de quedar en el terreno con su derrota 3-2 en el Juego 7 de la Final de 2018 ante Granma, ratificó ser el mejor elenco de la temporada cubana 2018-19, despachando a un histórico como Villa Clara, 8-4 en el Juego 5 y 4-1 en la serie final, para llevarse a sus vitrinas su primer título de Cuba.

El triunfo, por demás, permitirá al elenco ser el representante de la isla en la Serie del Caribe, a celebrarse en Barquisimeto, Venezuela, en febrero venidero.

Así termina la temporada cubana 2018-19, con un quinto título nacional en línea para un elenco de los llamados “no históricos”, este junto a los triunfos más recientes de Ciego de Ávila (2015-2016) y Granma (2017-2018). 

Pero no resulta suficiente el decir que los Leñadores resultaron el mejor equipo de la terminada campaña cubana perteneciente a la 58 Serie Nacional. El elenco, de manera convincente, dispuso en semifinales de Ciego de Ávila por 4-1, para por igual margen mostrar su superioridad sobre Villa Clara, en ambos casos sin siquiera necesitar regresar a sus predios del estadio Julio A. Mella.

Las Tunas inició la 58 SNB el pasado 9 de agosto con una derrota de 8-7 ante Granma, en el parque Mártires de Barbados de estos últimos, y en aquel choque, el derecho Yoalkis Cruz cargó con el revés en su rol de abridor estelar del equipo. Apenas 100 juegos después y Cruz, en su nuevo rol de cerrador asumido en estos Play Offs, se encargó de cerrar las puertas del encuentro que dio el título a su equipo, en lo que resultó su quinta salida en igual cantidad de choques de esta final, alcanzando su cuarto salvamento, con además un triunfo en toda la Postemporada’2019, como uno de los artífices del primer título de su equipo en Series Nacionales. El propio Cruz, al culminar el choque, expresaría sobre su trabajo: ”Si me preparé bien para esa función, y ya ve estuve en las mejores condiciones y le doy gracias a Dios y Las Tunas campeón”

Con Pablo Civil al mando - en solo su segunda campaña - el ahora mánager titular condujo a sus jugadores a un triunfo que, desde la derrota en el Juego 7 de la Final’2018, resultó más que un objetivo de todos. 

El propio Civil, a una pregunta sobre esto diría: “El equipo de Las Tunas se ha convertido en una familia, en una seria familia, creo muchas personas, en algún momento, pudieron haber pensado que Las Tunas no iba a lograr este objetivo, después de un segundo lugar el año pasado, pero creo los peloteros, desde el punto de vista mental, desde un inicio comenzaron a creer que iban a ganar el campeonato y trabajaron bien duro, trabajaron duro horas sin descanso, yo mismo soy una de las personas que después de dos años no puedo dormir más de 4 horas y esto me ha ayudado a estudiar más al contrario”

Y esta Postemporada fue una prueba más de esto. 

Después de ganar la mayor cantidad de partidos en toda la temporada – 51, igualados con Ciego de Ávila -, los Leñadores conocían, que, ya en los Play Offs, enfrentarían primero a un elenco que, pese a los resultados de la 2da Vuelta, había obtenido igual cantidad de victorias que ellos en el año, y no resultaría fácil de vencer. La realidad, Ciego nunca tuvo chance alguno ante un rival superior y con una ofensiva que no dejó de producir. Algo parecido podemos decir cuando el elenco enfrentó a Villa Clara. El terreno, se dice, siempre tiene la última palabra y, en este caso, con excepción del Juego 3 de la serie donde un “milagro” del dúo Freddy Asiel-Pablo L. Guillén produjo el único triunfo Naranja, los Leñadores jamás pudieron ser contenidos, con una muestra de esto sus cuatro triunfos en donde sus bateadores respaldaron a su pitcheo siempre con más de 8 anotaciones por partido. 

Este jueves, en el decisivo choque, todo parecía sería más complicado a lo que muchos seguidores de los tuneros predecían. Ambos elencos mostraron inmensos deseos por la victoria, realmente decidida en el último inning del encuentro, cuando con ventaja de 5-4, el trabajador Jorge Johnson – con dos en base - se encargó de golpearle cuadrangular al relevista Yosvany Torres, un batazo que resultó sepultador de la última esperanza de Villa Clara en la noche.

Y si antes del Juego 5 los Naranjas aspiraban a una victoria, para ellos estaba claro que debían marcar temprano buscando sacar del montículo al abridor tunero, Erlis Casanova. 

En la misma parte baja de la primera entrada llegaría la que inauguraba el marcador, por sencillo remolcador de Carlos Benítez, que trajo para el plato al sensacional César Prieto. Pero Las Tunas, que también conocía no debía dejar escaparse a su rival y de paso extender la serie, rápido ripostó ante la designación del mentor Eduardo Paret, el zurdo Misael Villa, marcando dos en la parte alta del segundo episodio, en parte por otra de las innovaciones que el propio Paret ha producido bajo presión en esta final. Con un out, Alex Ayala soltó doble al centro, tras los cual el mentor villaclareño – cuando la cuenta arribó a 3-0 ante Jorge Alomá - decidió regalarle ¡boleto intencional! La loca idea, en solo un segundo episodio y al parecer buscando preservar una mínima ventaja, quedó desvanecida al momento, cuando Yasiel Santoya soltó doble al izquierdo para dar mínima ventaja a su elenco.

Y a partir de este momento la presión se hizo sentir, cuando ambos equipos intercambiaron carreras, hasta que el relevo se hizo sentir. La igualada de Villa Clara llegó en la parte baja del propio segundo inning, por sencillos de Yunior Paumier y Yulexis la Rosa, y un fielder’s choice en batazo de Andy Zamora. Un inning más tarde, los Naranjas rompieron la igualada, llenando las bases cuando Stayler Hernández y Benítez recibieron boletos – Yurién Vizcaíno se ponchó – pero William Saavedra dio sencillo. Otro boleto de Casanova, este a Norel González, produjo la del 3-2, en lo que sería la explosión del abridor. La cuarta de los de casa se produjo en la misma entrada, por fielder’s choice en batazo de Paumier ante el relevista Yadián Martínez. Villa Clara no volvería a pisar el plato.

A partir de ese momento, un relevo largo de Yadián Martínez - donde no aceptó carreras por espacio de 5 2/3 con 3 Ks, un boleto y solo tres hits - fue lo más justo para un lanzador ganador de 10 choques esta temporada con Mayabeque y Las Tunas, y quien no se había podido hacer justicia en esta Postemporada.

Por su parte, Villa realizaba una mejor apertura a la vista en el Juego 2 de la serie, caminando 5 1/3 de 3 limpias con 6 hits, 4 Ks y un boleto. ¿Su gran problema en el choque?: Alex Ayala, quien le golpeó doble en el segundo inning para anotar la primera de los Leñadores, y HR de dos carreras en el cuarto, para producir el abrazo a cuatro. Cuando Villa abandonó su trabajo en el sexto, fue reemplazado por el derecho Yosvany Torres, quien aceptaría las decisivas carreras del encuentro.

En el séptimo, Las Tunas rompería la igualada a cuatro y su sequía de dos innings sin marcar, cuando con un out, Andrés Quiala soltó sencillo, Yuniesky Larduet se sacrificó avanzando al corredor, y la figura ofensiva de este Juego 5, Jorge Johnson, soltó cohete remolcador al izquierdo. Las Tunas ganaba 5-4.

El resto es historia. En el noveno, entrada donde Torres no debía ya estar en la lomita, Johnson le soltó el mencionado cuadrangular por el derecho que extendió la ventaja 8-4, un batazo que inició la escurrida de gran parte de la afición de 16,853 que se había dado cita en el Sandino y que de paso sellaba el marcador final de este Juego 5.

En el noveno, tras la excelsa labor de Yadián Martínez, este cedió su puesto al zurdo Yudier Rodríguez, quien venía a trabajar a los bateadores de turno de su mano. Sin embargo, Andy Zamora inició la entrada con sencillo, mientras, después del out sobre Prieto, Stayler soltó otro indiscutible, este al centro, que rápido generó la salida del mentor Civil, llamando a su cerrador Yoalkis Cruz. 

Cruz pareció complicar todo elevando la tensión en los finales, cuando llenó las bases por boleto a Benítez, pero rápidamente se repuso, metiendo su brazo ¡y de qué manera!, al dominar a Vizcaíno en elevado de foul a las manos del antesalista Denis Peña, mientras obligaba al peligroso Saavedra a ceder el último out en rolata a las manos del intermedita Jorge Alomá, quien fue directamente a pisar la almohadilla de segunda para concretar el histórico Out 27 del choque.

¡Las Tunas ya era titular de Cuba!

Al concluir el choque y en el mismo terreno, una de las figuras más emblemáticas de la última generación de equipos tuneros, el receptor y capitán del equipo, Yosvany Alarcón, expresó a la Televisión Cubana: “Es inexplicable, que te puedo decir, estoy viviendo el mejor momento de mi carrera deportiva, gracias a Dios que nos dio esta segunda oportunidad para quedarnos con el título. Feliz, feliz que no puedo explicarte como me siento en estos momentos”, y culminó diciendo, “Al pueblo de Las Tunas, yo se que está botado a las calles, en las casas, dondequiera, esta alegría es incomparable, creo estamos viviendo algo grande, cada turno al bate, cada lance, siempre pensábamos en ese pueblo que estaba esperando esta segunda oportunidad que no dio la vida y afortunadamente logramos el objetivo y ahora vamos a disfrutar con ese pueblo el triunfo”   

Otro que dio palabras fue uno de los refuerzos más importantes del elenco, el lanzador zurdo camagüeyano Dariel Góngora, autor de 14 victorias en toda la temporada, y quien dijo sobre su primer campeonato: ”Bueno, eso es una cosa que se vive solo una vez, ser campeón en la Serie Nacional y estoy demasiado contento. A la provincia de Camagüey que debe estar contenta por la presencia también de Ayala - Alexander – y que los queremos con la vida”

El convertido en relevista, Yoalkis Cruz, uno de los pilares de este primer campeonato también expresó: “Bueno si ante todo agradecerle a Dios pues esto lo estamos buscando desde el principio, en los entrenamientos y gracias a Dios pudimos ser una familia y ya ve, la victoria llegó”

Yasiel Santoya, último refuerzo incorporado al elenco tunero y por primera vez campeón nacional, señaló: “Muy contento, muy contento con esto, todo atleta sueña con este momento de ser campeón, en donde el trabajo de todo un año de toda una vida se realice en unos minutos y es muy bonito. En realidad, desde que entré a las Series Nacionales he estado en postemporadas, los seis años que estuve con Sancti Spíritus y los siete con Víctor Mesa – en Matanzas – me tocaron”

Por su parte Jorge Alomá, líder de los bateadores de la temporada expresó: “Bueno si muy orgulloso de haber aportado bastante al campeonato de Las Tunas y ya me siento un tunero también, el pueblo se lo esperaba, el equipo jugó bien, supimos hacer las cosas pues estábamos frente a un rival difícil, vieron que hasta el último inning no se dieron por vencidos, supimos hacer las cosas bien y salió el título”, en cuanto a sus sacrificios para alcanzar su posición actual dijo, “Para que la gente vea que el sacrificio vale mucho, la entrega, la dedicación y las cosas te van saliendo, cuando le pones empeño y disciplina algún día las cosas tienen que salir. Civil me dio un voto de confianza, no era fácil tener que tapar a tres grandes bateadores del país y nada lo supe hacer bien y tuve suerte que las cosas salieron bien”

Por último, el mentor Pablo Civil expresaría: “Si mira, después de mi familia este ha sido el logro más grande en mi vida, este triunfo ha sido bien peleado, bien estudiado, bien diseñado y para mi es algo muy importante. Tuvieron que ver muchas personas en esto, los entrenadores, el colectivo de dirección que tengo, creo todos hicieron su trabajo, los atletas que se han entregado a un cien por ciento y ese público tunero que todo el tiempo nos apoya. Resulta un gran logro desde el punto de vista deportivo para Las Tunas, luego de la caravana del Comandante que pasó por nuestra provincia, el pueblo lo ha estado esperando y contento y sobre todo este espectáculo que se dio al pueblo ha sido algo muy importante, el equipo de Las Tunas fue uno de los equipos que dondequiera que iba llenaba los estadio, eso ha sido algo muy importante y al final gana el béisbol que es lo más rico en todo esto”, sobre el derrotado rival, Villa Clara, Civil expresó: “Si claro, mira, por supuesto que Villa Clara es un excelente rival, un equipo que nunca se dio por vencido, pero bueno yo siempre dije que ganando el buen juego, íbamos a ganar el campeonato, que para lograr el campeonato el equipo contrario iba a tener que jugar de manera excelente la pelota. Nosotros supimos hacer lo importante, lo que tocaba en cada momento y ahí se nos dio el triunfo. Al pueblo de Las Tunas que nos espere, que para allá vamos”, y terminó diciendo: ”Misión cumplida pueblo tunero”

FINAL DE CUBA 2019 (LTU GANÓ LA SERIE 4-1)
Juego Estadio Fecha Resultado
1 J. A. Mella Ene. 12 LTU 13, VCL 6 
2 J. A. Mella Ene. 13 LTU 8, VCL 4
3 A. C. Sandino Ene. 15 VCL 9, LTU 4
4 A. C. Sandino Ene. 16 LTU 7, VCL 5
5 A. C. Sandino Ene. 17 LTU 8, VCL 4

 

Sigue a Ray Otero en twitter (@baseballdecuba), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (baseballdecuba.ray@gmail.com). Síguenos también en Facebook (BaseballdeCuba) y no dejes de conectarte con nosotros. ¡Tenemos la mejor cobertura del béisbol de Cuba para usted!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
César Valdés canta strikes en cabina
Talión sobre el diamante
Resurgen los campeones
Fumigaron el tabaco
Más con menos
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue

ver más