Siglas: 
IND
Alias: 
Leones
 / 
Azules
Provincia: 

 

Industriales es el más antiguo de todos los equipos actuales de la pelota cubana, y el máximo ganador de campeonatos con doce, cuatro de ellos de manera consecutiva. Es un equipo muy polémico, con muchos seguidores y detractores, que nunca pasa inadvertido en cada certamen. El elenco Azul es el más popular de todos los equipos cubanos, el más popular fuera de la isla y donde han jugado un buen número de luminarias de nuestro béisbol.

Aunque en una época fueron bien beneficiados con la obtención de buenos jugadores del llamado equipo de desarrollo de Ciudad de la Habana, los Metros, también es verídico que no ha habido otro conjunto con más bajas en su nómina por situaciones de salidas del país.

Calificativo: "El León" es el calificativo más popular de Industriales en la actualidad, sobrenombre que heredaron del Habana de la Liga Profesional, aún cuando no aparece en el logotipo oficial. También se les dice "Los Azules", por su tradicional color a la hora de vestir. Hay quienes le dicen los "Leones Azules de la capital".

Símbolos: Tampoco es posible hablar de Industriales y sus símbolos sin citar a Armandito "El Tintorero". Su fan número uno, no faltó a un solo juego en el Latino y con la garganta preparada para animar a sus peloteros y dirigir al público a la hora de aplaudir y darle ánimos a su elenco. Sus dichos y frases en favor de Industriales y en contra del rival, siempre contribuyeron al espectáculo enormemente. Después de su fallecimiento, en el 2004, se le situó una estatua en bronce en la silla que siempre ocupó por la parte de tercera base, para quedar unido por siempre a sus amados azules.

Vale destacar que el color azul es otro símbolo de Industriales, pues la estabilidad y tradición han ido más allá de un simple color de uniforme. 

Otro símbolo de Industriales es el estadio Latinoamericano, aunque para la instalación el equipo azul puede parecer lo mismo. Por ser el Latino el estadio más importante de Cuba, e Industriales ser el elenco más popular de la isla, se crea una relación inigualable estadio-equipo que le le aporta muchísimo al espectáculo deportivo.

Uniforme: Desde su debut han utilizado el blanco y azul, con variaciones con respecto a la tonalidad del azul, así como su protagonismo en el uniforme. Hubo años donde usaron el azul claro en camisa y pantalón, como en 1985-86 por ejemplo. El azul añil fue el más usual en la década de los 90, salvo en la temporada 1995-96 cuando intensificaron el azul, mezclándolo con el rojo para las letras y números, en lo que puede catalogarse como uno de los diseños más discretos. En 2002 después de muchos años con el blanco como color protagónico para y el azul en un segundo plano, Industriales estrenó un nuevo diseño de home club, ligando el azul con gris pero con el primero como color primario. En esa misma serie comenzarían su estabilidad con los uniformes de visitador, los cuales tendrían el azul prusia para la camisa y el pantalón, con las letras y números en blanco y negro. En 2006-07 cambiaron el traje de anfitriones al rediseñarse la mayoría en el campeonato. Volvieron a tener el blanco de protagonista, con las mangas en azul  y los números y letras en negro. La gorra de Industriales ha sido azul en la inmensa mayoría de sus participaciones en Series Nacionales. Aunque ha habido matices diferentes en color y cantidad con respecto al azul, Industriales es uno de los pocos equipos en Cuba, que ha mantenido una tradición histórica con un mismo color, lo que se hace más meritorio si se tiene en cuenta la cantidad de campeonatos jugados por los giraldillos.

Números retirados: Ninguno.

Seis grandes jugadores de Industriales en su larga historia en Series Nacionales, de izquierda a derecha, Pedro Chávez, Agustín Marquetti, Santiago "Changa" Mederos, Pedro Medina, Javier Méndez y Orlando "El Duke" Hernández. (Fotos Archivo de BdeC)
Estrellas de Industriales

Reseña Histórica

Gran polémica existe sobre si el nombre del elenco Industriales surge a partir de una idea aportada por Ernesto Che Guevara. Era octubre del año 1961, cuando se crearon los nuevos equipos que intervendrían en el campeonato nacional amateur del béisbol cubano, la Serie Nacional de Béisbol, con una etapa clasificatoria que en este caso serían las Series Regionales. Llamados así por la fuerte actividad industrial de la capital, fueron segundos en la I Regional detrás del equipo Habana, por lo que no clasificaron. Pero en la II Regional terminaron al frente de la tabla para avanzar por primera vez a la Serie Nacional, que en 1963 desarrollaría su segunda versión, creando así, una expectativa entre los aficionados capitalinos, ya que la motivación se había perdido con el cambio del béisbol profesional al amateur, donde todo brillaba alrededor del equipo Almendares, ganador de varios títulos en la Liga Profesional cubana y equipo al que muchísimos aficionados apoyaban con desgarre. Es el más antiguo de todos los equipos actuales, pues debutan en la temporada del 1962-1963, en la que se llevaron el título por primera vez. En aquella serie el elenco terminó la etapa clasificatoria con un empate con Orientales en el primer lugar, ambos con balance de 16-14 (.533), lo cual obligó a una serie extra de tres juegos que culminó favorable a Industriales 2-1. Industriales tiene una larga y rica historia beisbolera que califica como la más amplia tanto por la cantidad, como por la calidad de sus resultados. A partir de ese momento y hasta la fecha, Industriales empezó lo que sería el dulce y amargo sueño de la pelota cubana, pues se convertiría en el máximo ganador de campeonatos con doce, cuatro de ellos de manera consecutiva desde 1963. Es un equipo muy polémico, con muchos seguidores y detractores. Se dice que quien no está con Industriales está contra ellos. La divisa azul no guarda secretos y según sus propios jugadores, el asunto consiste en vestir orgullosos las camisetas del mejor equipo de la pelota cubana, merecido calificativo respaldado por la obtención de 12 coronas como líderes indiscutibles. Salir a defenderla supone para cada integrante hacerlo bien, porque benefactores y detractores siempre esperan lo mejor, razón la cual están obligados a imponerse o caer con las botas puestas.

POR TEMPORADA/Lo mejor...y peor

1963: Debutaron en estos clásicos el 10 de febrero de 1963 con un triunfo inicial de 8x2 sobre Occidentales. El equipo terminó empatado con 16-14 junto a Orientales, por lo que tuvieron que ir a una serie extra dominada por los discípulos de Ramón Carneado 2-1, proclamándose campeones por primera vez en Series Nacionales.

Roster de Industriales en su debut, temporada 1962-1963/II Serie Nacional

Receptores: Ricardo Lazo, Jesús Jufre y Raúl Díaz. Jugadores de Cuadro: Raúl Ortega, Félix Rosa, Pedro Antón, Urbano González, Emilio Villavicencio, René Espinosa, Félix Ramos, Carlos Díaz, Jorge Trigoura, Antonio Jiménez y Eugenio Hernández. Jardineros: Humberto Silveiro, Angel Fuentes, Lázaro Pérez, Jesús Romero, Pedro Chávez, Santiago Scott y Pablo Cruz. Lanzadores: Cecilio Soto, Félix González, José Norat, Raúl Estévez, Pedro Prado Pico, Othoniel Estévez, Gilberto Bernal, Manuel Hurtado, Rolando Pastor, Rigoberto Roberts y Orlando Rubio. Director: Ramón Carneado.

1964/1965/1966: En 1964 repitieron su victoria, ahora con más claridad, y lo mismo aconteció en 1965 y 1966 para implantar una récord insuperable hasta hoy de cuatro títulos consecutivos, todos bajo el mando de Ramón Carneado.

Aquellos cuatro éxitos en línea llegaron bajo la tutela del experimentado mentor, Ramón Carneado, indiscutible conocedor del máximo pasatiempo nacional, entonces muchos repitieron el eslogan almendarista: El que le gane a los azules se muere. Pedro Chávez, Urbano González, Jorge Trigoura y Tony González, defensores de cuadro, y Manuel Hurtado y Alfredo Street, sólidos puntales en la lomita, acapararon titulares en los diversos medios periodísticos.

1967: Cambian de manager por discrepancias dentro de la provincia alrededor de Carneado y Gilberto Torres, por lo que se designó al controvertido Fermín Guerra. El equipo perdió gran ventaja en la parte final del campeonato y cayeron en el choque de clausura frente a Orientales, en aquel famoso encuentro lanzado por Manuel Alarcón en el estadio Latinoamericano. Se cortaba así la racha de cuatro coronas al hilo.

1973: Después de mantenerse entre los mejores elencos del país, pese a no obtener título alguno, Industriales con Pedro Chávez, uno de sus jugadores emblemáticos en los 60, como nuevo manager, logra un quinto título en Series Nacionales.

1974: Quedan excluídos de la Serie Nacional para integrar el elenco a las nacientes Series Selectivas, y su lugar lo ocupó Agricultores que en 1975 fue el campeón. En las Selectivas que jugaron los azules (3) los resultados fueron bien discretos, pero mucho incidió que de los dos conjuntos capitalinos en ese certamen de mayor concentración cualitativa, las principales figuras iban al conjunto Habana. 

1976-77: El elenco retorna felizmente a las Series Nacionales, aunque no pudieron coronarse más hasta 1985-86, con campañas inestables tras ubicarse desde un segundo lugar hasta un 12mo. Fue una etapa difícil en la que se perdieron muchos peloteros en la capital por diversos tipos de indisciplinas.

1981-82: Desde esta fecha comenzaron a efectuarse los polémicos traspasos de atletas entre los dos planteles de Ciudad de la Habana, Metropolitanos e Industriales, con el objetivo de priorizar un buen resultado de los segundos, dada la disminución de figuras importantes por problemas de indisciplina e incluso, de purga en el elenco Metropolitanos que hizo bajar la calidad del béisbol capitalino con sanciones de por vida a muchos atletas de calidad incluyendo al estelar segunda base, Rey Vicente Anglada. Tiempo atrás, sobre todo antes de 1982, los cambios entre los equipos capitalinos eran estratégicos y equitativos, pero después las autoridades del territorio tomaron la decisión de reforzar a uno de los dos para aspirar a un mejor resultado.

1985-86: Para 1985-86 se pudo consolidar un buen equipo capaz de recuperar la supremacía nacional después de 13 años sin que Industriales se llevara el gallardete. Fue la famosa serie decidida por el jonrón de Agustín Marquetti frente a Vegueros en el Latino, para dejar al campo a los pinareños en un torneo donde comenzaron a desarrollarse oficialmente las series de Play Off o Postemporadas. Bajo la tutela nuevamente de Pedro Chávez se logró una de las mejores nóminas azules de todos los tiempos, con la experiencia de hombres como Pedro Medina, Agustín Marquetti, Rolando Verde, Ángel Leocadio Díaz y los nuevos Leones Azules de Lázaro Vargas, Javier Méndes, Euclides Rojas, Juan Padilla, y demás figuras.

1987-88: Asisten una vez más a estas Postemporadas como favoritos, sobre todo por su pitcheo, pero ceden en ambas con decepcionantes resultados, en torneos donde el potente elenco de Vegueros se llevó ambos títulos.

1988-89: Una de las campañas más decepcionantes del elenco Azul. Después de una etapa regular fabulosa y con cuatro triunfos en el bolsillo durante la Postemporada, Industriales cayó de manera sensacional ante Santiago de Cuba (2-1) y ante Henequeneros (8-7), para terminar cediendo el título a los santiagueros. Los cinco lanzadores de equipo nacional que poseía el elenco no fueron suficientes para la victoria y la decepción provocó una acto antideportivo del conjunto que abandonó el terreno de juego después de la derrota ante Henequeneros y no quiso presentarse a la ceremonia de premiación.

1991-92: Significa el regreso a la gloria del elenco con el empuje de un hombre como Lázaro Vargas quien fue todo corazón en cada triunfo del elenco, tanto ante Granma en la semifinal como ante el doble titular, Henequeneros, en la final de Cuba. El lanzador derecho Leonardo Tamayo merece mención así como el mentor Jorge Trigoura quien fue aglutinador para la causa Azul. Sería este el séptimo título del elenco, con un paso formidable de principio a fin, donde principalmente recitaron su demostración sobre el pitcheo, encabezado por los estelares Orlando "El Duke" Hernández y Lázaro Valle, y a quienes se unieron relevistas por excelencia como Francisco Despaigne y Jorge Fuméro, además de contar con sus establecidos como Javier Méndez, Juan Padilla y Germán Mesa.

1992-93: Clasifican con el nuevo formato de las Postemporadas y pese a resultar los favoritos, cayeron barridos 4-0 ante Pinar del Río en la semifinal Occidental. Clave resultó el primer choque con un duelo entre Omar Ajete y Orlando "El Duke" Hernández, decidido por un cuadrangular de Lázaro Madera después de un polémico boleto intencional a Omar Linares.

1993-94: Industriales ofrece una batalla inusitada por el título nacional con grandes labores de Luis A. González en la etapa semifinal y de Orlando Hernández y Lázaro Valle en la final que casi provocan el triunfo Azul, cediendo en siete juegos ante el coronado doble campeón, Villa Clara.

1995-96: Industriales vuelve a reinar en la pelota de Cuba evitando con su triunfo que Villa Clara igualara su récord de cuatro títulos en línea. En una triste página del elenco capitalino, su lanzador estrella, Orlando "El Duke" Hernández, es detenido por la Seguridad del Estado cubana con acusaciones de haber estado en contacto con agentes de peloteros fuera de Cuba. El Duke ya había sido excluído del elenco nacional a los Juegos Olímpicos de Atlanta, pero sobre el mes de octubre El Duke era sancionado de por vida para jugar béisbol en la isla en una burla completa a la afición pero sobre todo, a la carrera y persona del estelar lanzador capitalino. 

1996-97: Perdieron muchas figuras de calidad incluyendo a su torpedero estelar, Germán Mesa, quien fue temporalmente inabilitado de jugar en el béisbol de la isla por supuestamente estar involucrado en la salida del país de peloteros.

1998-99: Reciben grandes refuerzos del elenco Metropolitanos y el conjunto avanza a la Final de Cuba en donde, después de estar venciendo en la serie al mejor de 7, 3-2 ante Santiago de Cuba, cayeron vapuleados en dos choques consecutivos por los brazos de Osmani Romero y Norge L. Vera.

1999-2000/2000-01: Temporadas sin avanzar más allá del primer o segundo play off, pues entre lesiones e indisciplinas, además de la calidad de su principal verdugo en aquellos tiempos, Pinar del Río, evitaron un mejor desempeño de la entonces tropa de Guillermo Carmona.

2001-02: Se inicia la era de Rey Vicente Anglada pero con un discreto debut.

2002-03: Esta vez Anglada llevó al equipo a un aplastante triunfo con récord de victorias para una lid de 90 juegos. En la Postemporada completaron limpieza sobre La Habana (3-1), Pinar del Río (4-1) y Villa Clara (4-0).

2003-04: El elenco se creció pese a diversas dificultades y repitieron el triunfo de la justa anterior, en una campaña decidida espectacularmente por doblete del veterano segunda base Enrique Díaz.

2005-06: Industriales obtuvo la corona por undécima ocasión, luego de venir de abajo en todos los play off e imponerse finalmente a Santiago de Cuba 4-2. Los indómitos tomarían desquite en el 2007 con el mismo resultado.

2006-07/2007-08/2008-09: Tres años de sequía Azul con el subtítulo en el 2007 al caer ante Santiago de Cuba en la final, pero sin obtener medallas en las dos sigueintes temporadas. En la del 2009 hace su debut como director del elenco el ex-torpedero Germán Mesa con un decepcionante año.

2009-10: Germán Mesa conduce a Industriales a su último título nacional hasta la fecha, esta vez ante Villa Clara en la final en siete juegos y después de estar 3-2 debajo en la serie al mejor de siete. Luego de una campaña sumamente discreta en la que clasificaron a duras penas con 1/2 juego de ventaja sobre Pinar del Río, vencieron consecutivamente en los Play Off a Sancti Spíritus (4-1), a La Habana (4-2) y a Villa Clara (4-3) en un memorable séptimo juego que se extendió a 10 entradas y que fue decidido por un doble de Stayler Hernández en el 10mo linning, luego de que Yandri Canto lo empatara espectacularmente en el octavo con un jonrón de tres carreras. Los Azules se cuelgan de los brazos de Odrisamer Despaigne, y los relevistas Armando Rivero y Joen Socarrás para obtener el título, asi como de la potente ofensiva de Alex Malleta y Yohandry Urgellés camino a la victoria.

2010-11: El equipo de Industriales, campeón de la anterior campaña, llega a la Serie 50, llamada la Serie de Oro del Béisbol cubano ,con un equipo similar al que se proclamó campeón el año anterior siendo la ofensiva su fortaleza principal. Todos los especialistas lo dieron como fácil clasificado en la zona occidental, y sin embargo no clasificó. El equipo sufre sólo cambios importantes en la línea de pitcheo, renglón en el cual el rendimiento fue pésimo llegando a imposibilitar al equipo acceder a la fase de Play Off, tras quedar quinto en la zona occidental. Fue una actuación decepcionante de Industriales, que muchos seguidores achacaron a problemas de dirección, pues el equipo perdió más de 20 juegos por diferencia de una carrera.

2011-12: El ex-estelar tercera base Azul, Lázaro Vargas, se convierte en el nuevo manager de Industriales. Vargas reunió un equipo con poderoso bateo - aunque cedió algunos buenos peloteros como Staiyer Hernández y Roberto Carlos Ramírez a los Metropolitanos -, pero con grandes lagunas en el pitcheo, en cuya staff comenzaban lesionados dos de los principales lanzadores del equipo: los zurdos Ian Rendón y Arleys Sánchez. Finalmente Ián Rendón pudo incorporarse al equipo, no así Arleys Sánchez. Bajo la dirección de Vargas y basados en su ofensiva, Industriales se clasificó para los Play Off como segundo de la zona occidental. En la semifinal occidental derrotó contundentemente 4-1 al poderoso equipo de Cienfuegos y luego a un combativo Matanzas 4-3, para pasar a discutir el título con el campeón oriental y subcampeón de Cuba, Ciego de Ávila. Industriales en la Final de Cuba cae ante la inspiración de Ciego de Avila, esta vez 4-1.

2013-14: Vargas sigue en la dirección de los Azules. Llegan los hermanos Gourriel al elenco capitalino procedentes de Sancti Spíritus. Con la gran estrella de Yulieski Gourriel, Industriales avanza a la Postemporada y al final obtiene un meritorio 3er lugar, mayormente causado por un pitcheo debilitado. 

2014-15: Industriales vuelve a decepcionar y resulta este el último año de Lázaro Vargas al mando del elenco.

2015-16: El ex-estelar jardinero central Javier Méndez es designado como el nuevo manager de Industriales para la campaña 2015-16. El elenco avanza a la Segunda Etapa de la temporada ya entre los ocho mejores de Cuba, adicionando al elenco durante la selección de refuerzos  a Norberto González, Yamichael Pérez, Darién Pérez, Carlos Ramírez y Jayner Rodríguez. Industriales avanza a la Postemporada como tercero con balance de 52-35 (.597), pero en la semifinal cae barrido por el al final titulado campeón, el elenco de Ciego de Avila.

2016-17: Javier Méndez se mantiene al mando de los capitalinos, pero el otrora estelar jardinero no logra los resultados esperados y el elenco de manera desastrosa culmina con balance de 21-23 (.477) la etapa clasificatoria, quedando fuera de la Segunda Etapa y anclando en el 10mo lugar del torneo, seis puestos por debajo de lo logrado un año antes. 

AUTORES: Yasel Porto/Eloy Alvarez/Ray Otero