Momentos de clasificación: ¿Las Tunas su inicio más grande de todos?

La pregunta del momento es… ¿Será este —¡al fin!— el año de los Leñadores?

Las Tunas está disfrutando un gran inicio de (25-10), el mejor en la historia del equipo desde el (25-11) de 2005. Todo indica que este año ellos podrían superar ese buen paso, sobre todo si tenemos en cuenta que, esos Leñadores de la 45 Serie Nacional, jugaron para (22-33) del partido 37 en adelante.

Esa caída le costó un récord final de (47-43) en 90 encuentros, sin aspiraciones de clasificación, aunque aún se recuerda esa temporada porque constituyó para Las Tunas apenas su tercera con balance ganador en 29 años. 

Vamos a darle un vistazo a la producción general de cada equipo, teniendo en cuenta solo los primeros 36 partidos, aunque este conjunto de 2017 tiene 35:

Carreras por juego

2005: 6.06

2017: 6.08

Tenemos par de promedios bastante similares, así que hay que indagar más adentro…

Diferencial de carreras

2005: más-29

2017: más-81

En 2005, el equipo centraba su poder en un solo slugger, Joan Carlos Pedroso, quien registró 10 de los 25 jonrones totales. Sin embargo, esta selección del presente supera eso: Tiene 26 cuadrangulares, y al menos a tres jugadores con cinco o más. Los lanzadores trabajan para un 3.52 ERA, más efectivo del 4.38 ERA de 2005, y con grandes posibilidades de obtener el 26to éxito en 36 decisiones, lo que marcaría un nuevo récord del equipo en esa cantidad de partidos.

Decisiones por una carrera

2005: 13-4

2017: 7-2

El equipo de 2005 tuvo el 47% de sus primeras 36 decisiones por una carrera, y un buen éxito de 13-4. Pero en sus siguientes 44 partidos, ese genial resultado cambió, con un 6-8 en duelos culminados por la mínima diferencia, y 12-19 cuando la pérdida fue de una a tres carreras por debajo. O sea que, ese conjunto dirigido por (última vez) Rolando Ponce de León, fue ganador en la primera mitad, pero luego, con el paso del campeonato, la efectividad al jugar los juegos pequeños tuvo una terrible baja. Veremos cómo se mantiene el paso de este año, teniendo en cuenta que hay un alivio en el camino, con cinco refuerzos para la segunda fase.

De toda la acción en ocho parques este lunes, aquí tienes cinco momentos claves…

1. Yudiel Rodríguez prueba que puede ser un as… ¡Por una vez! Soy uno de los críticos del zurdo tunero, porque siempre he pensado que él tiene para más. Hace unos años, cuando estuvo de refuerzo con Industriales, tuvimos la oportunidad de conversar mucho en los entrenamientos y pre games. En aquel momento él batalló muchísimo contra bateadores zurdos, con muy poco éxito en la lomita. 

Desde esa experiencia, siempre quise ver un momento en que el zurdo tunero mostrara dominio, ya que tenía algunas herramientas para hacerlo: Es estudioso, dedicado y entrena con pasión. Su velocidad es bastante agradable en la presente liga, entre 86-90 mph con la recta, tiene una curva corta y un deslizador bastante bueno —que debería ser más impredecible contra bateadores zurdos—, pero todo depende de su control y enfoque en la zona de strike.

Este lunes tuvo una tarde de galas contra la alineación de Santiago de Cuba, con 10 strikeouts en el triunfo por 3-2. Con esa actuación, Rodríguez llegó a balance de (6-2), después de iniciar en una temporada donde solo permite un .257 BA a la oposición, muestras fieles de que está en uno de sus mejores momentos de dominio.

¿Y cuál ha sido una de las condicionantes fundamentales? Esto fue lo que vi: Yudiel inició el séptimo ganando por 3-0, y luego de un out, con dos hits, las Avispas colocaron corredores en tercera y primera. Acto seguido –en gran turno—, Ricardo Ramos golpeó un sencillo impulsor al jardín central, con una recta bien ubicada en la esquina de afuera tras el conteo de 3-2.

El bullpen estaba totalmente fresco, con Yosbel Alarcón encabezando la lista, pero Civil jamás pensó en otro lanzador que no fuera el zurdo de Jobabo. Aquí me detengo porque ese es el punto: La confianza depositada. 

Las cámaras mostraron al manager Civil en el dugout junto al pitching coach Rafael Correa, cuando Santiago de Cuba tenía empate y ventaja en base, y la serenidad estaba totalmente presente. En cuenta de 3-2, después de algunos sliders y rectas donde Rodríguez empleó un ángulo de salida lateral frente a Yoelquis Guibert (2-for-3 en el game), el joven jardinero abanicó en una elegante curva a la esquina de afuera, y el inning dijo adiós. 

No sé realmente si este será el año de Las Tunas, pero Civil y la dirección del equipo están conduciendo de la manera correcta.

2.  Al fin, llegó el día para Geiser Cepeda. Yo debería haber incluido este comentario en las tarjetas de “Ganadores momentáneos de la carrera por el Comodín”, pero la cita merece un espacio mayor. He escrito desde los primeros días del campeonato, lo bueno que sería para el manager debutante José Raúl Delgado, alinear con el prospecto de solo 19 años, Geiser Cepeda. 

Pero Delgado votó por utilizar a Daviel Gómez en el center field, opción que ya ha decidido comenzar a analizar, justamente en el momento donde en el campeonato se están decidiendo las seis clasificaciones a la segunda etapa. 

Gómez golpeó hasta este lunes solo .171/.277/.232, con un jonrón, nueve empujadas, mientras carece de poder y no puede utilizar apenas su velocidad por ese bajo .174 BABIP. En cambio, Geiser, juega una admirable defensiva de rango mayor en el campo central, se desplaza con elegancia, tiene un brazo considerable y ha desatado un interesante olfato para rechazar pitcheos fuera de la zona de strike. Su tasa de boletos es de 15.8%, mientras la de Gómez es solo 7.14%, dos veces peor con siete años más de vida.

Sancti Spíritus había pegado solo un hit en seis innings (Eriel Sánchez) frente al zurdo matancero Irandy Castro, hasta que Geiser Cepeda sonó un sencillo de rolling al center field, para empujar la carrera del suspiro, 1-1. Un episodio más tarde, los Gallos decidieron el desafío, con dos batazos claves: El doble de Orlando Acebey, y el sencillo de Frederich Cepeda frente al zurdo Ramón Licor. 

¡Tenemos un lugar sorprendente para los espirituanos! Ellos ahora son el cuarto puesto, con marca de (20-18), justo lo que necesitaban para luchar la batalla por el Comodín.

Matanzas perdió por 2-1 con Sancti Spíritus, pero no quiere nada con el Comodín:

3. Lázaro Hernández está caliente en el plato.

Jonrón del día (y quizás, del mes):

El Grand Slam de Lázaro Hernández decidió el partido con antelación, protagonista de un rally de cinco carreras en el cuarto inning, la quinta ocasión que la alineación de los Cazadores lo consigue.

¿Es nuevo todo este potencial que estamos viendo de Lázaro Hernández?

4. Misael Villa… fue el “villano” en Capitán San Luis. El zurdo artemiseño llegó al lucky seven con menos de 80 pitcheos y, a decir verdad, no fui el único que le pareció un poco sorpresivo su levantamiento del montículo por parte del manager Dany Valdespino. Después de ver 88 lanzamientos de Villa, Miguel Lahera constituía una buena carta situacional de relevo, pero vino distante del control que se necesita para preservar la ventaja. No estuvo efectivo y abandonó el box después de ver el marcador convertirse de una ventaja de 6-1 a 6-5. Sin embargo, Valdespino tenía otra carta más: José Ángel García.

“El Barbero de Guanajay” llegó para resolverlo todo, salvó por décima ocasión en esta temporada, para así sumar el rescate 227 de su carrera, líder de todos los tiempos. El out final fue un ponche a Reidel Álvarez, quien abanicó buscando una slider a la tierra, swing que se encargó de sentenciar acertadamente el árbitro de la inicial, Dámaso Martínez.

Artemisa juega ahora para (20-15), en una situación bastante favorable camino al Comodín. “Estamos luchando juego a juego, creo que este es el momento en que debemos adelantarnos y decidirlo todo. Estoy seguro que esta victoria número “20” nos dará la suficiente energía para salir adelante. Hemos sido subvalorados, pero estamos haciendo por echar abajo ese pronóstico. Los Cazadores no se dan por vencidos”, expresó el manager Dany Valdespino al final del segundo juego contra los Vegueros de Pinar del Río.

5. Ganadores momentáneos de la tarjeta de Comodín. Villa Clara sigue en la pelea, con una joya de Alaín Sánchez. 

Mientras, Ciego de Ávila no puede tener un momento peor: 

Camagüey noqueó a Ciego de Ávila por segundo año en fila, después de 15 años.

Batazo memorable del día: Danel Castro golpeó su hit 1985, y está a punto de entrar en el selecto club de los 2000.

Lo que no vas a creer… Arbelio Quiroz protagonizó el pitcheo “extraño” del día:

Industriales sigue pisándole los talones a Las Tunas, después de vencer por 8-3 a Guantánamo en el Latinoamericano. Tenemos ya 32 alineaciones diferentes de Víctor Mesa, y mira cuál aparición fue la más divertida e impredecible este lunes:

(…) ¿Pedro Luis Lazo está utilizando la sabermetría?

https://twitter.com/yirsandy/status/914997038785449985

¿Por qué hablamos poco de Mayabeque, si ellos son los mejores bateando?:

Si quieres twittear con nosotros, utiliza la etiqueta #RectaFinal45Juegos, así estaremos más cerca de saber qué piensas. Así que esperaremos tus cuatro clasificados directos y los enfrentamientos del Comodín.

Fuente: Foto (István Ojeda Bello) 

 
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Campeón en deuda ofensiva, cae nuevamente ante La Isla
Campeón triunfa y evita una vez más barrida
Pinar en busca de la reacción
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Resurgen los campeones

ver más

ver más