• Yirsandy Rodríguez

100 jonrones y una pregunta persistente: ¿Puede Jorge Soler volver a brillar como el slugger de 2019

Actualizado: hace un día


Después de sus primeras 220 apariciones en home con los Royals de Kansas City este año, la temporada de 2021 de Jorge Soler se resumía, en gran medida, a dos historias de superación: 1) La lucha por salir del slump que ha tenido apagado su poder con el swing sumergido en un océano de ponches. 2) ¡Llegar al centenar de jonrones en MLB!


Obviamente, cuando acumulas 99 bombazos al más alto nivel del béisbol y línea ofensiva de .176/.270/.321 con una velocidad de salida promedio de 93 mph, pero 66 strikeouts y sólo .144 ISO, es fácil focalizar el principal problema: A pesar de que los contactos de Soler han producido hasta el momento la tasa estacional de batazos contundentes más alta de su carrera (52.4 Hit-Hard%), los ponches han limitado seriamente sus destellos de poder.


Sí, poncharse en 41 de 56 juegos durante esta primera mitad de temporada ha sido frustrante, sobre todo para un bateador que hace dos años impactó liderando la Liga Americana con 48 jonrones. Aun así, la noche de este jueves fue un día histórico para Jorge Soler, quien bateó el jonrón 100 de su carrera en Grandes Ligas ante el zurdo de los A’s, Jesús Luzardo.




El bambinazo a 389-ft del plato en Oakland-Alameda sacudió el score 6-1 a favor de los Royals en el inicio de la octava entrada. La hazaña personal trascendió oficialmente 2,540 días después de que Soler golpeara su primer jonrón en MLB, el 27 de agosto de 2014 contra el diestro de los Reds de Cincinnati, Mat Latos.


En cuenta de 2-1 y vistiendo la camisa de los Cachorros de Chicago, Soler despachó la pelota de línea por el centerfield del Great American Ball Park. Dos días después, “El Crudo” protagonizó su primer partido de multi-jonrón, aplastando par de pitcheos de Shelby Miller y Pat Neshek de los Cardenales de San Luis, ambos al primer lanzamiento en Bush Stadium.


Tras debutar con los Royals de Kansas City en mayo de 2017, Soler acumulaba 27 jonrones en 211 desafíos. Jugando para los Cubs, nunca fue un titular a tiempo completo. Soler recibía constantes elogios por su talento, y fue parte del título de los Cachorros en la histórica Serie Mundial de 2016 ante los Indios de Cleveland. Sin embargo, Soler ha escrito las principales hazañas personales en su carrera con los Royals de Kansas City.


La clave principal: Al poder convertirse en un titular de todos los días en el lineup, Soler fue desarrollando sus principales potencialidades: ¡Poder, poder y poder! Los ponches y las deficiencias de su swing para tener contacto de slugger élite no siempre fueron el problema. Incluso, aunque Soler inició su carrera con un solo hit en sus primeras 25 apariciones en home con los Royals, poco a poco su poder comenzó a imponerse.


Demoró, es cierto: Soler bateó dos jonrones en sus primeros 47 juegos y 158 visitas al plato, pero seguía proyectándose como una de las principales figuras destinadas a impactar con un breakout en Kansas City. Superó lesiones y momentos difíciles, pero la confianza proporcionada por la organización fue clave en el proceso de maduración de Soler hasta que, ¡sucedió! ¡Y su temporada de 2019 fue sorprendente!


Cuando analizas su recorrido camino a este jonrón 100, puedes apreciar el progreso de su talento:


-Demoró 1,733 días para batear sus primeros 50 jonrones.

-Demoró sólo 746 días para producir los siguientes 50.


Por supuesto, ¡los 48 jonrones en 2019 impulsaron seriamente la carrera de Soler rumbo al centenar en MLB! Y ahora que entró en el club selecto de sólo 16 peloteros cubanos con al menos 100 jonrones en Grandes Ligas, el bombazo de este jueves no podía ser más oportuno: Marcaron sus RBIs número 299 y 300.


Un jonrón: ¡Dos cifras redondas!


Ahora Soler acumula 73 jonrones en 358 juegos con los Royals, 13 de ellos contra los Tigres de Detroit, 36 sobrepasando los límites por el left-center, 15 en los octavos innings y 54 como bateador designado. En general, acumula 100 jonrones y 300 RBIs, pero es notable la diferencia entre su estado de forma y el que tenía cuando arribó a la mitad del centenar.


-Anteriores 56 juegos antes de llegar a los 50 jonrones en su carrera: 12 HRs, 33 RBIs, 70 K, 227 PAs.


-Anteriores 56 juegos tras alcanzar el jonrón 100 en su carrera: 6 HRs, 27 RBIs, 66 K, 224 PAs.


Eso sí, las grandes diferencias están en las tasas de contacto: Ahora Soler está promediando .179, y camino a su jonrón 50 bateó .245. Entonces, ¿dónde ha estado la gran avería que deberíamos resaltar?: En la ineficiencia de su swing contra las bolas rápidas y los pitcheos rompientes. Las gráficas ilustran sus porcentajes de swing y fallos dentro y fuera de la zona de strike:



Como ves, Soler ha sido atacado constantemente con pitcheos del centro de home hacia afuera, zonas donde su swing no ha podido contenerse contra lanzadores derechos. Pero, ante rivales zurdos, buena parte de ese plan también se mantiene, con tasas superiores al 15% de swing y fallo en seis de las nueve zonas de strikes.


Esto es lo que encontramos al comparar la producción de jonrones de Soler en 2019 contra la de esta campaña:



¡17 (2019) vs. 6 (2021)! ¡Incomparable! El lapso escogido fue el mismo para ambos años, entre el 1 de abril y el 10 de junio, pero evidentemente Soler ha estado muy distante de lo que logró en el año más brillante de su carrera. ¿Cuáles fueron las diferencias más notables en cuando a bolas puestas en juego y jonrones? En la gráfica las notarás: Soler bateó bambinazos en seis de las nueve zonas de strike durante ese salvaje inicio de 2019, y en cuatro de ellas consiguió al menos dos.


‘Resultados verdaderos’

Las múltiples “K’s” siguen siendo el gran problema: El 84.8% (56) de los 66 ponches de Jorge Soler, han terminado con una recta (23) o el breaking ball (33) este año. Ante ambos tipos de lanzamientos, su producción ha sido desconcertante, promediando .196 y .164, respectivamente. Si de tendencias se trata, tal vez la persistencia de Soler en elevar la pelota le esté pasando factura, pues no ha podido sacar provecho de su altísima tasa de 31.5% elevados, la más alta de su carrera hasta el momento.


Lo cierto es que, incluso luego de haber logrado el jonrón 100 de su carrera este jueves contra los A’s, las dudas sobre las regresiones de Soler aún preocupan mientras avanza la temporada con los Royals.


¿Podrá ajustarse como se espera desde que repitió su slump mensual, bateando sólo .154/.210/.264 con 33 ponches en 26 juegos durante el mes de mayo? ¿Será inspirador el arribo a su esperada cifra de 100 jonrones en MLB?


El talento sigue estando ahí, en la fuerza natural del swing de Soler, pero tendrá que ajustarse y trabajar duro contra el insistente ataque de la oposición.


Aún nos restan dos tercios de temporada, esperamos que Jorge Soler pueda pulverizar nuestras dudas.

(Foto: Jorge Soler/Brian Davidson, GettyImages)

86 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS