• Yirsandy Rodríguez

61 Serie Nacional: El inédito y eclipsante “ritmo ganador” de los Huracanes


Yadian Martínez/Foto: Radio Bayamo

Durante años, he conversado con varios managers, psicólogos y entrenadores sobre cómo los equipos intentan mantener el “ritmo ganador”, esa energía incuantificable que, incluso perdiendo juegos, logra mantenerlos motivados.


A veces el ritmo ayuda, pero en ocasiones cuando se pierden las perspectivas colectivas por diferentes sucesos y luego comienza a primar el interés individual, es bastante difícil que un equipo de béisbol—o cualquier otro deporte—pueda obtener victorias.


Si necesitas analizar cuán importante es el “ritmo ganador” y esa contagiosa vibra que se convierte en el mismo enfoque para un colectivo, ganar, ganar y ganar, los Huracanes de Mayabeque han demostrado ser el ejemplo a seguir en este inicio de la 61 Serie Nacional del béisbol cubano. Sobre los Huracanes (5-1), quienes encabezan la tabla de posiciones a pesar de haber perdido el invicto el pasado martes ante los Tigres, hay dos fortalezas ineludibles que se han convertido en tendencia durante los últimos tres años: Uno de los lineups más completos de la liga, y un cuerpo defensivo de excelencia.


Esas son dos de las grandes ventajas que heredó el manager Michael González, quien asumió la dirección del equipo en la pasada campaña. Durante la temporada regular de 2020-2021, los Huracanes exhibieron la ofensiva más productiva del juego. Lideraron la liga con 6.6 carreras anotadas por partido, pero una vez más, la gran avería del equipo fue el ineficiente staff de lanzadores, que se hundió en los últimos lugares del ranking nacional con 5.53 ERA (11no lugar), 5.53 ERA de los abridores (13er), y 5.54 del bullpen (9no).


De cara a esta 61 Serie Nacional, los Huracanes estaban claros de cuáles serían sus principales deficiencias para extender el “ritmo ganador” que los mantuviera como equipos contendientes más estables. Pero, más allá de las necesarias mejorías dentro del staff de lanzadores, el resultado clave que buscan los Huracanes es borrar sus malas rachas abriendo campaña.


El eclipsante ritmo ganador


En una década de historia en Series Nacionales, Mayabeque se ha combinado para marca negativa de 20-40 (33.3% de victorias) durante sus resultados de cada año en los primeros seis partidos de la temporada.


A veces depende desde qué ángulo intentemos analizar dónde se le podría haber escapado a un equipo la clasificación a los playoffs. Lo más común, por supuesto, ha sido enfocarnos en los distintos números mágicos, un ejercicio bastante divertido cuando esperamos que se definan ocho o seis clasificaciones a la postemporada. Sin embargo, esos partidos que a veces se categorizan como “los cruciales para obtener un boleto”, son tan importantes que las victorias y derrotas al inicio de la campaña.


Y ese ha sido precisamente el gran problema de Mayabeque: Pésimos inicios de campaña, con una sola primera semana donde abrieron la Serie Nacional luciendo más victorias que derrotas:


Marcas de victorias y derrotas de equipos de Mayabeque en los primeros seis partidos de cada temporada



Entonces… ya sabes por qué esta primera semana de los Huracanes ha traído vientos de victorias sin precedentes en la historia del equipo. El balance de 5-1, tras vencer este miércoles por nocaut de 11-1 y explotar al diestro Vladimir García en su debut con los Tigres de Ciego de Ávila, no sólo marcó un nuevo récord para Mayabeque: También podría ser el inicio de un largo camino donde los Huracanes logren mantener su mejor “ritmo ganador”.


Cuando Lázaro Martínez aplastó un lanzamiento del relevista de los Tigres, Yandy Suárez, para asegurar el nocaut en la parte baja de la séptima entrada, una pequeña historia sobresaliente mereció crédito: Mayabeque se incluyó como el quinto equipo con más carreras anotadas en la historia de las Series Nacionales durante los primeros seis partidos de una temporada.


Por cierto, hay algo que no podemos obviar:

Equipos con 48 o más carreras anotadas en la historia durante los primeros seis juegos


Manager (Equipo) SNB, CA

- Orlando Quirantes (Henequeneros) 27 SNB, 66

- Lázaro Vargas (Industriales) 51 SNB, 56

- Gerardo “Sile” Junco (Henequeneros) 29 SNB, 52

- Yorelvis Charles (Ciego de Ávila) 61 SNB, 49

- Michael González (Mayabeque) 61 SNB, 48


Tal vez te preguntarás, ¿qué significa encabezar este ranking? ¿En qué podría influir para un equipo de béisbol este inicio de 5-1 con 8.0 carreras anotadas por partido? Como hemos analizado aquí, podemos apelar a la historia y, por supuesto, enriquecer nuestra experiencia con el valor agregado que a veces pasa desapercibido: El “ritmo ganador”.


Cuando en un equipo logra primar el enfoque y se multiplican los deseos de no darse por vencidos ante ningún rival o situación adversa, la capacidad colectiva logra metas sorprendentes. Parecerá que por estar en el inicio de la campaña habrá suficiente tiempo para recuperarse, pero las victorias siempre ayudan desde cualquier fase de la temporada.


Con marca de 5-1 combinada hasta el momento ante equipos de élite como Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara, que seguramente volverán a discutir boletos a la postemporada, los Huracanes han sido imparables.


Lo que no había sido posible ni en los más apasionados pronósticos de mi amigo Enier, fiel seguidor de los mayabequenses, está comenzando a sentirse como una señal legítima: “El ritmo ganador” de los Huracanes.


Si el pitcheo les sigue respondiendo, no te sorprendas hasta dónde podrían llegar los huracanados vientos de Mayabeque.