• Yirsandy Rodríguez

José Adolis García: Capítulo VI

Actualizado: may 12


Como escribí antes, las hazañas sorprendentes del outfielder de los Rangers de Texas, el cubano José Adolis García, estaban por llegar en cuestión de tiempo.


Siempre hubo buenas proyecciones, hasta que llegó el momento. ¡Ahora! ¡Y cada episodio ha sido divertido en este inicio de temporada!


¿Por qué comenzaré por el Capítulo VI? Probablemente escriba muchas más piezas sobre Adolis este año—sobre todo si la salud lo acompaña—, por eso pensé que no podría haber un mejor momento que este para recrear sus actuaciones durante casi un mes de juego.


Tal vez cada semana tenga que volver aquí con un nuevo capítulo—¡definitivamente es lo que esperamos!—, porque Adolis está regalando un show de béisbol para deleitarnos: Ha realizado tiros impresionantes, atrapadas de leyenda, corridas salvajes que desafiaron la revisión en el video y, sobre todo, está comenzando a encontrar el punto dulce en su prometedor swing.


Sí, traer cada historia aunque el titular no siempre resalte lo positivo nos mantendrá expectantes: ¡Bienvenido al Capítulo VI encabezado por Adolis García!

Probando el poder: Descubriendo la consistencia

No sé cómo reaccionas cuando escuchas a alguien decir: “Aún es muy temprano en la temporada”“Muchas cosas pueden cambiar, estamos apenas en mayo”, refiriéndose al valor de las muestras pequeñas en el béisbol.


Por eso casi siempre acudo a uno de mis ángulos más básicos: No puedes ganar el banderín de tu división en abril, ¡pero sí podrías perderlo!


Ciertamente, para un jugador de béisbol esa teoría no funciona así en su línea de tiempo. Cuando termina abril, tanto los lanzadores como los bateadores acumulan sólo entre el 15 y el 20 por ciento de las muestras en una temporada de MLB. Así funciona cuando las lesiones no interrumpen el juego diario y, como puedes apreciar, el tiempo parece suficiente para que vayan haciendo ajustes.


Sin embargo, esa rutina encaja más cuando hablamos de jugadores establecidos, que no es el caso del cubano Adolis García, quien ni siquiera abrió la temporada en el roster principal de los Rangers de Texas. Por ende, iniciar caliente es mucho más importante cuando no tienes historial o, en el caso de Adolis, cuando aún eres solamente una promesa.


Por eso es posible que habitualmente obviemos el peso de las muestras iniciales en una larga temporada de béisbol. Sí, porque no significan lo mismo para todos los jugadores. Entonces, la pregunta es: ¿Los Rangers de Texas habrían mantenido la fe en Adolis si el cubano hubiera pasado por un mal inicio de temporada en el plato?


Es probable, sin dudas. ¡Pero no sucedió! Esta vez, incluso un complemento extra deportivo como la confianza, ha sido influyente para el actual rendimiento del outfielder avileño de los Rangers.


Adolis, de 28 años, había recibido pocas oportunidades en Grandes Ligas, pero cuando llegó a Texas en medio de una reconstrucción del team, parecía haber encontrado el lugar perfecto para desarrollarse. Aun así, ese primer paso fue un alto reto que puso en duda la capacidad de José Adolis. Siempre que fue llamado a MLB, debía demostrar hasta qué nivel podían impactar sus prometedoras habilidades mostradas en Ligas Menores.


Su poder legítimo, piernas veloces, brazo poderoso y talento para moverse por todo el outfield convertían a Adolis en un interesante prospecto a seguir. Una y otra vez, los Rangers le dieron seguimiento al atlético y siempre sonriente jugador cubano. Mientras, Adolis fue consolidando ajustes que, cuando recibió la oportunidad de subir al roster principal, no tardaron en detonar este año.


Desde su debut el pasado 13 de abril, Adolis ha sido uno de los bateadores más productivos del lineup. Incluso, reconozco que me sorprendió la rápida inserción en el centro del orden, pero los Rangers estaban totalmente listos para comenzar a ver la esperada irrupción del outfielder cubano.


Sí, la confianza va siendo clave. No tenemos cómo cuantificar cuánto ha influido en el rendimiento de Adolis, pero ya podemos percibir cómo está disfrutando competir. Y hasta ahora, 84 apariciones en home después, las capacidades de Adolis se han disparado cumpliendo las expectativas: Con su sexto jonrón este lunes ante los Twins de Minnesota, acumula 16 RBIs y una velocidad de salida promedio de 89.4 mph en sus bolas bateadas.


El jonrón de Adolis fue aplastando una bola rápida de Brandon Waddell, y recorrió 393-ft a 107.7 mph en Target Field. Hasta esa octava entrada en la noche de este lunes, la bola puesta en juego con más velocidad había sido una línea-out de Byron Buxton a 107.5 mph. ¡Pero el bombazo de Adolis removió el ranking de StatCast cinco innings más tarde!

Con ese sexto jonrón, ahora el outfielder cubano se coloca a uno del líder de los Rangers, Nick Solak, aunque Adolis lo aventaja 14.0 por 17.8 al producir una mejor frecuencia de jonrones por cada aparición al plato.


Al mismo tiempo, Adolis se convirtió en el líder de vuelacercas entre los bateadores cubanos durante este inicio de campaña, dejando atrás a José Dariel Abreu (5). Tras actualizar la actuación de Adolis anoche, así quedaba la lista:

Aunque los ponches se han mantenido ocupando el mayor por ciento de sus fallos, los ajustes en el swing le han permitido a Adolis el aumento en su ángulo de lanzamiento. Y, por ende, la calidad de sus conexiones han sido más peligrosas cuando eleva la pelota.

El éxito va siendo tan interesante que, hasta ahora, aunque la oposición lo ha obligado a fallar el 37.4% de sus swings contra bolas rápidas, Adolis combina esa notable avería con una dosis de venganza: Cuatro de sus seis jonrones han sido golpeados contra las fastballs de cuatro costuras, sinkers o cutters.


Aquí podemos evaluar al detalle varios resultados interesantes:

PI

Glosario: #PIT: Cantidad de pitcheos vistos. PIT%: Porcentaje de pitcheos vistos. PAs: Apariciones en home que terminaron con dichos pitcheos. BA: Promedio de bateo contra cada pitcheo. SLG: Slugging contra cada pitcheo. K%: Porcentaje de Strikeouts. HARD%: Porcentaje de batazos contundentes.


(Nota del editor: Las estadísticas no incluyen el juego de este lunes)


A excepción del impacto contra los cambios de velocidad (“Changeup”), los sluggings de Adolis y su porcentaje de batazos fuertes ha estado por encima de la media. También la velocidad de salida de sus bolas puestas en juego, incluso aunque todavía debe trabajar para mejorar sus tasas de swing y fallo (Whiff%).


De cualquier manera, estar escribiendo este Capítulo VI inspirado en el sexto jonrón de Adolis durante apenas sus primeros 20 juegos de esta temporada, se ha convertido en una de las sorpresas más gratificantes en cada titular sobre los peloteros cubanos que actualmente juegan en las Grandes Ligas.


Sí, ¡esperamos volver muy pronto con más historias emocionantes!


(Foto de Adolis García: Gina Ferazzi, GettyImages)

5 vistas0 comentarios

NOTICIAS