• Yirsandy Rodríguez

Encendido desde su regreso: Yordan Álvarez comienza a impactar como figura clave de los Astros


Incluso antes de entrar al club house del Minute Maid Park y luego comenzar la práctica de bateo, para el cubano Yordan Álvarez hay un deseo mucho más apremiante que aturdir a los lanzadores de Grandes Ligas con el impacto de su swing.


Obviamente, tener éxito con el madero se convierte en un alto reto para “Air Yordan”, asumiendo responsabilidades como uno de los principales sluggers en el lineup de los Astros de Houston. Sin embargo, la salud está primero. Y, tras su operación de rodillas el año pasado, el primer paso en esta joven temporada era comenzar a lidiar con los efectos de la reinserción en la rutina de los Astros.


A inicios de abril, Yordan, de 23 años, debutó con buen ritmo ofensivo, aunque se notaba más ansioso de lo común. Esa es una reacción razonable para un jugador que regresaba tras perderse 58 de los 60 juegos de Houston el año pasado. Así que, ver a Yordan Álvarez golpear seis extra bases (cuatro dobles y dos jonrones) entre sus primeros 13 hits, embasarse 15 veces en 11 juegos y producir ocho remolcadas, sonaba fantástico para los Astros.


En esa misma racha, Yordan tomó sólo una base por bolas y se ponchó 12 veces después de sus primeros 33 fallos durante 46 veces al bate, mientras su velocidad de salida de 86.9 mph se notaba distante de sus habituales registros—promedia 91.8 mph tras poner 276 bolas en juego en su carrera—. De cualquier manera, el regreso del bateador designado tunero era una de las noticias más halagüeñas para la organización, aunque el 14 de abril pasado Yordan Álvarez tuvo que abandonar el equipo junto a otros compañeros debido a los protocolos de salud y seguridad de MLB.


Para suerte de Yordan y de los Astros, la incorporación demoró sólo siete días, hasta que el manager Dusty Baker le concedió un turno al bate contra los Rockies de Colorado el pasado martes 20 de abril. Desde entonces, “Air Yordan” se ha embasado en seis juegos consecutivos—¡12 veces en total!—, y acumula al menos un extra base en cuatro de los últimos cinco partidos de los Astros.


¡Bienvenido de regreso a casa!



Luego de irse de 3-1 con su séptimo doble de la temporada en el éxito 2-0 de Houston este martes sobre los Marineros de Seattle, Yordan Álvarez está bateando .381 en sus más recientes 26 visitas a la caja de bateo.


En dicho lapso de seis juegos, acumula igual número de remolcadas y ahora suma 14 en general con 21 hits y 10 extra bases. Pero, más allá de este nuevo ajuste que va encabezando Yordan, la métrica más sobresaliente es la estabilidad de sus tradicionales velocidades de salida. En sus tres bolas puestas en juego este martes ante los lanzadores de Seattle, Yordan logró generar conexiones a más de 97 mph.


La primera, fue un elevado de sacrificio impactado a 97.5 mph en el cuarto inning. Luego, dos entradas más tarde, pegó un elevado a 97.7 mph, que recorrió 318 pies en Minute Maid Park. Y, en el final del octavo capítulo, agregó un doble a 100.6 mph.


En su historia de 106 juegos con una línea de .308/.361/.523/1.034 en MLB, Yordan Álvarez nos ha tenido acostumbrados a aplastar lanzamientos y despedir ese tipo de cohetes que estremecen los radares de StatCast, por eso esta noticia podría sorprenderte: Tras 51 bolas bateadas en este inicio de temporada, ¡fue la primera vez que Yordan registra tres conexiones con al menos 97 mph en la velocidad de salida durante un juego!


¿Era inédito para el cubano en 2021? Sí, pero duró poco: ¡unos 305 lanzamientos!


Lo más interesante siguiendo esta línea es que, desde su regreso el pasado martes 20 de abril, Yordan ha promediado 92.4 mph en la velocidad de salida de sus batazos. La otra métrica que también está ajustándose en sus ritmos habituales es la tasa de conexiones fuertes (Hard%), con un 46% similar al 47.8% acumulado históricamente por el astro cubano del número “44”.


Las diferencias son apreciables:


Hasta el 13 de abril (11 juegos): .283/.306/.500/.806, 2 HR, 8 RBIs, 1 BB, 12 SO

Del 20 al 27 de abril (7 juegos): .364/.462/.591/1.052, 0 HR, 6 RBIs, 2 BB, 7 SO


Fácil de notar: La línea ofensiva más reciente de Yordan Álvarez nos muestra el rendimiento que más se acerca a la brillantez de sus habilidades como bateador.


Es cierto que la tasa de ponches se mantendrá alta dependiendo cómo Yordan maneje su ansiedad en el plato, pero al parecer ya está tomando el ritmo adecuado en la coordinación de su swing. Y si se mantiene saludable, no dudes que muy pronto comience a producir sus batazos descomunales.


¡Es bueno verlo de regreso!


(Foto de Yordan Álvarez: GettyImages)

3 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS