top of page

Historia de Cuba en Clásicos Mundiales: 2013...¿la mejor edición del elenco cubano?

Un recorrido por la labor de Cuba en las ediciones de los Clásicos Mundiales



Con la realización de la segunda edición del Clásico Mundial, en el 2009, la expansión y el futuro del torneo estaba asegurado. Un anuncio se realizó para entonces futuras ediciones, el torneo se jugaría cada cuatro años, siempre sin que este coincidiera con el torneo olímpico de béisbol - de celebrarse este - y se realizarían además clasificatorias por continentes, para buscar cuatro clasificados, con los 12 primeros elencos del torneo anterior teniendo un puesto asegurado en la próxima edición.


Cuba, sexto lugar en el CMB 2009, aparecía entre los conjuntos clasificados que no tenían que buscar un boleto para la cita de 2013, sin embargo, el equipo nacional - y en general el sistema beisbolero de la isla - comenzaba a sufrir la emigración de muchas de sus estrellas y el impacto se comenzaba a sentir.


Cuando el mes de marzo de 2013 llegaba, dos hombres como Yoennis Céspedes, integrante del Todos Estrellas de la edición previa del torneo, y Aroldis Chapman, una de la figuras más llamativas de aquella edición, no se encontraban con el conjunto nacional cubano. De las clasificaciones, anunciadas y jugadas en el 2012, cuatro elencos emergieron para el CMB 2013: Brasil, China Taipei, Israel y España. A Cuba, esta vez le tocó jugar en el grupo asiático, cuando para sorpresa de muchos, el elenco fue ubicado junto a Japón, en el Grupo A que jugaría en el Fukuoka Yahoo Dome de la ciudad de Fukuoka en el propio país asiático. Ambos elencos estarían acompañados de China y Brasil. Por tanto, de Cuba avanzar a la siguiente ronda del torneo, se corría el riesgo de tener en la misma a los conjuntos de Japón (doble titular del CMB), Corea del Sur (campeón olímpico) y Cuba (titular intercontinental), en una de las críticas más grandes realizadas al evento en cuanto a organización.


Lea también:



El torneo, que por segunda vez consecutiva se jugaría por el sistema de doble eliminación, tenía al Grupo A jugando del 2 al 6 de marzo de 2013.


Roster de Cuba


Camino de Cuba

Grupo A, Fukuoka, Japón

Rivales: Brasil (3 de marzo), China (4 de marzo), Japón (6 de marzo)


3 de marzo, 2013, Cuba 5, Brasil 2


Raisel Iglesias se apuntó un importante salvamento, frenando en seco a Brasil durante las tres últimas entradas, en el primer triunfo de Cuba. (Foto: Koji Watanabe/Getty Images)


Los dos encuentros iniciales de Cuba no asegurarían al elenco un conocimiento real de la fuerza de estos en esta edición del CMB. Sin embargo, Brasil, considerado una historia muy atractiva cuando logró su pase al torneo dejando atrás a elencos como los de Nicaragua, Colombia y Panamá, resultaron un rival algo complicado para los antillanos, que no pudieron vencerlos como esperaban.


Con menos de 24 horas tras la derrota brasileña 5-3 ante Japón, Brasil se vio abrumado por enfrentar a otra potencia como Cuba. Ismel Jiménez, participante del CMB 2009, tomó la pelota por los de la isla y no tuvo dificultades para caminar 4 2/3 entradas en blanco de 4 hits sin boletos y ponchando a 6. Pero lo llamativo fue que el abridor derecho brasileño, André Rienzo, fue capaz de marcar el mismo ritmo del cubano las primeras cuatro entradas, en donde no aceptó hits, regaló dos boletos y ponchó a uno. Eventualmente los cubanos, enfrentando la presión de su manager el carismático Víctor Mesa, pudieron marcar ante Rienzo en la parte alta del quinto inning.


En esa entrada José M. Fernández recibió boleto, Eriel Sánchez hizo una mala ejecución de sacrificio y terminó con ponche, pero Erisbel Arruebarrena golpeó sencillo que movió a Fernández a tercera. Desde allí, un rodado de Guillermo Heredia trajo para el plato la primera de Cuba y terminó con el trabajo de Rienzo, que tuvo que abandonar el montículo por exceder los 65 lanzamientos reglamentarios. Brasil entonces trajo a su primer relevista, el cubano y ex jugador de las Series Nacionales, el capitalino Ernesto Noris, quien fue recibido por Alexei Bell con sencillo que remolcó el 2-0.


Un inning después Cuba decidiría el encuentro ante un nuevo lanzador, el joven de 21 años Gabriel Asakura. Frederich Cepeda y José Abreu golpearían sencillos y Alfredo Despaigne recibiría pelotazo para llenar las bases. El emergente Raúl González forzaría a Abreu en tercera con un rodado, pero Cepeda pisaría el plato para el 3-0. Sánchez llenaría las bases con un sencillo y Arruebarrena redondearía las tres de la entrada por otro sencillo, este al izquierdo, que remolcaría a Despaigne y González.


Brasil pondría sus únicas carreras del juego en la parte baja del sexto inning ante el relevista Freddy A. Álvarez. Tras un boleto, un error del inicialista Abreu dejaría al tercera base y tercer madero, Leonardo Reinatto en la inicial, mientras un passed ball del receptor Sánchez movería a ambos corredores una base. Un infield hit de Matsumoto traería una anotación mientras el designado, Reinaldo Sato, batearía para doble jugada que puso la segunda de Brasil en la entrada. En el séptimo, el también cubano, el jardinero habanero Juan Carlos Muñiz recibiría al nuevo relevista de Cuba, Raisel Iglesias, con doble al izquierdo, pero una reclamación de Cuba eliminaría al corredor, por Muñíz no haber pisado la primera almohadilla. Era el fin de Brasil de poner una remontada. Iglesias completaría 3 entradas en donde dejaba en un solitario indiscutible a los brasileños con además 5 ponches, en efectiva labor de 33 lanzamientos, 24 de ellos strikes.


Cuba, que no anotó más en las últimas tres entradas, inició así con triunfo su andar por esta nueva edición mundialista.


Gamecast | Box score | Play-by-Play

4 de marzo, China 0, Cuba 12 KO (7 Inn)

6 de marzo, Japón 3, Cuba 6

Grupo 1, Tokyo, Japón

Rivales: Holanda (8 de marzo), China Taipei (9 de marzo), Holanda (11 de marzo)


8 de marzo, 2013, Holanda 6, Cuba 2


Diegomark Markwell lanzó una joya ante Cuba. (Foto: Chung Sung-Jun/Getty Images)

Cuando Holanda y Cuba se enfrentaron por vez primera en el Clásico Mundial 2013, el favoritismo de los cubanos era real. Sin embargo, Holanda, que apenas dos años antes había vencido a Cuba en par de oportunidades, incluyendo un 2-1 en la final por el titulo de la extinta versión de la Copa del Mundo, esta en el 2011, nuevamente demostró estar listo y para nada intimidado ante el histórico rival.


En la misma primera entrada los holandeses llenaron las bases ante el derecho Ismel Jiménez, una de las pobres decisiones del alto mando de los antillanos para el importante choque. Sin embargo, Jiménez escapó ileso la amenaza. En el segundo inning, el derecho no correría igual suerte. Primero fue el inicialista Curt Smith, quien llevó al cubano a lo profundo del jardín izquierdo para una rápida ventaja de 1-0. Kalim Sams luego conectó doble y fue movido a tercera base por un toque del receptor Dashenko Ricardo, una muestra de que Holanda estaba dispuesta a jugar de cualquier forma para vencer a Cuba. Y el 2-0 llegaría por sencillo del torpedero Andrelton Simmons.


Pero los cubanos ripostarían con una anotación rápidamente en la parte baja del segundo episodio ante el veterano abridor zurdo Diegomar Markwell. Sería por intermedio de Alfredo Despaigne, quien jonroneó con bases limpias para un 2-1. El cuadrangular significaría la única anotación que el abridor holandés permitiría en el juego, aceptando nueve indiscutibles, pero siendo ayudado por una defensa que le fabricó cinco jugadas de double plays en seis entradas de trabajo.


En la parte alta de la sexta, Holanda consiguió las carreras que asegurarían el triunfo. Con un out, Sams conectó un doble ante el derecho Freddy Asiel Álvarez; y después del segundo out, Simmons siguió con sencillo. El inquieto mentor cubano, Víctor Mesa, llamó al derecho Yadier Pedroso - quien haría así su última aparición como lanzador para el elenco nacional de Cuba, ya que murió en un accidente automovilístico ocho días después - para tratar de detener el rally, pero Pedroso complicó más las cosas, cuando Jonathan Scoop le golpeó cuadrangular de tres carreras para ampliar la ventaja a 5-1.



El cuadrangular de Jonathan Scoop sentenció a Cuba. (Foto: Koji Watanabe/Getty Images)

En la parte baja de la séptima, Cuba puso otra carrera cuando Yulieski Gurriel jonroneó ante el derecho Leon Boyd. Sería la última que los antillanos marcarían en el encuentro. Sin embargo, en la octava Holanda pondría la puntilla, cuando Simmons golpeó sencillo ante un nuevo relevista, el derecho Yander Guevara, y terminó anotando por el tercer indiscutible de Schoop en el juego, un doble que remolcó la cuarta carrera del segunda base de Holanda y que sellaba el marcador final de 6-2. Boyd hacía el resto, retirando a los siete últimos bateadores enfrentados.


La derrota fue significativa para ambos elencos. A Holanda lo ratificó como un verdugo de Cuba en recientes torneos internacionales, y a Cuba la dejó con una presión enorme de cara a una posible y rápida eliminación en el siguiente encuentro. Por demás, la actitud del mentor cubano Mesa no fue la mejor durante la conferencia de prensa tras concluido el encuentro, cuando mencionó que Holanda no era tan buen equipo y que Cuba debió haber anotado más carreras. La declaración puso fuego en los oídos de los holandeses, que encontraron mayor motivación para un futuro encuentro ante los cubanos.


Gamecast | Box Score | Play-by-Play

9 de marzo, 2013, China Taipei 0, Cuba 14 KO (7 Inn)

11 de marzo, 2013, Cuba 6, Holanda 7

Estadísticas Finales

Posiciones Finales

​Pos

​Team

​G/P

​1



República Dominicana

8-0

2



Puerto Rico

5-4

3



Japón

5-2

4



Holanda

4-4

5



Cuba

4-2

6



USA

3-3

7



Italia

2-3

8



China Taipei

2-3

9



Corea del Sur

2-1

10



Venezuela

1-2

11



México

1-2

12



Canadá

1-2

13



China

1-2

14



Brasil

0-3

15



España

0-3

16



Australia

0-3

Jugador Más Valioso




​Robinson Canó

Todos Estrellas

Posición

Team

Jugador

C



​Yadier Molina

1B



Edwin Encarnación

2B



Robinson Canó

3B



José Reyes

SS



David Wright

OF



Nelson Cruz



Ángel Pagán



Michael Saunders

BD



Hirokazu Ibata

P



Nelson Figueroa



Kenta Maeda



Fernando Rodney



Comments