• Yirsandy Rodríguez

Historias de pretemporada: Los lanzadores más subestimados de 2021 — Parte II



Luego de una primera pieza con los cinco lanzadores que consideré los más subestimados en la pasada 60 Serie Nacional del béisbol cubano, espero que disfrutes esta segunda parte de la perspectiva.


Sí, hay notas y hazañas interesantes sobre otros cinco lanzadores que definitivamente también merecieron atención. Tenemos al relevista con la mejor efectividad—incluso por debajo de 1.50 ERA—, un hombre que influyó casi en el 50% de los éxitos de su equipo, al más ponchador de la liga, un especialista en evitar el contacto fuerte de sus oponentes y al segundo abridor de la liga más dominante en situaciones de clutch.


¡Lancemos cinco strikes! ¡Aquí vamos!


 

Lanzadores “subestimados” destacados, Ranking del 6 al 10:

Yankiel Mauri. Foto: Oscar Alfonso Sosa/ACN

6. Yankiel Mauri, Sancti Spíritus, RHP/Relevista: Participó en el 31.3% de los 48 éxitos de los Gallos, con marca de 10-2 y cinco salvamentos. Su efectividad fue sensacional, registrando el promedio (1.40) más bajo entre relevistas con al menos 50 innings, y sólo 80 OPS+ permitido. Mauri fijó la cuarta tasa de SO-BB% (Ponches sobre boletos) más alta para relevistas calificados con al menos 100 bateadores enfrentados, tras lesionarse lamentablemente a finales de la pasada 60 Serie Nacional. Y, bueno, aún no te he mencionado otro de mis números favoritos entre el dominio de Mauri: 82.2% LOB, el porcentaje de los corredores que sus rivales dejaron en bases. Quizás ya lo pensaste: ¡Esa eficiencia fue insuperable!


Carlos Damián Ramírez. Foto: RadioCoco

7. Carlos Damián Ramírez, Cienfuegos, RHP/Relevista: Terminó con más boletos (55) que ponches (52) en sus 34 relevos de toda la campaña—sumando playoffs—, pero logró el trabajo que el manager Alaín Álvarez necesitaba: Preservar victorias. Salvar juegos. Ramírez fue clave en 18 de los 42 triunfos de los Elefantes, con seis victorias y 12 rescates, lo que brindó un 42.9% de participación en juegos ganados.


Pavel Hernández. Foto: Jit

8. Pavel Hernández, Industriales, RHP/Abridor: De ser un lanzador con marca de 0-1 y 5.40 ERA en 2020, el talentoso diestro capitalino ascendió a 6-6, 4.73 ERA y 76 strikeouts en 80 innings. Ese parece ser sólo el inicio del rendimiento que podría aportarle Pavel a Industriales con su talento aún en irrupción. Durante la temporada regular de la 60 Serie Nacional, el diestro de 24 años, lideró la liga imponiendo su tasa de 8.6 K/9, un promedio que aún puede mejorar si progresa la calidad de sus lanzamientos en cuanto a spin rate y comando.


Luis Alberto Marrero. Foto: Alejandro García Sánchez/Invasor

9. Luis Alberto Marrero, Ciego de Ávila, RHP/Abridor-Relevista: Su No-hitter de cinco entradas (por súper nocaut, 15-0) el jueves 26 de noviembre de 2020 contra los Cazadores de Artemisa en el estadio José Ramón Cepero no fue la única joya de pitcheo del diestro avileño: Marrero encontró su ritmo como abridor de los Tigres, hasta cerrar con una efectividad de 3.06 tras 12 aperturas en uno de los peores staff de la liga. No fue ponchador, y su tasa de 4.0 K/9 lo demuestra, pero el efecto de los pitcheos de Marrero dejaron dos sensaciones interesantes: Admitió el más bajo BABIP (.257) entre 42 lanzadores calificados con al menos 71 innings, y la tercera marca más baja de H/9 (7.9).


Eriel Carrillo. Foto: Carolina Vilches Monzón/Escambray

10. Eriel Carrillo, Villa Clara, RHP/Abridor: Su actuación fue un gran éxito para Villa Clara. En primer lugar, Carrillo emergió como uno de los titulares de la rotación con 91 ⅔ innings en 15 aperturas y cuatro relevos. La marca de 4-5 y un rescate que registró probablemente no diga mucho, pero Carrillo ofreció durabilidad (18.6 bateadores enfrentados por apertura), y terminó siendo el segundo pitcher que menor promedio admitió con corredores en posición anotadora (.162). Su efectividad general de 4.22, se vio constantemente afectada por los 12 jonrones que permitió. La mitad de ellos, fueron con corredores en bases. El total de esos 12 bambinazos le produjeron el 50% (24) de las 48 carreras que permitió.


Si Carrillo logra mejorar su comando en 2022, será otro de los jóvenes lanzadores en dar el salto a nivel nacional.