• Ray Otero-Alonso

I Copa del Mundo B5 | De manera irrefutable, Cuba se titula campeón mundial

Actualizado: 15 nov

Vencieron a Japón por segunda vez en el torneo y terminaron de forma invicta en esta primera cita mundialista. El cubano Briandy Molina fue seleccionado el mejor jugador masculino del torneo. China Taipei venció a Venezuela por el bronce



De manera mereceida, Cuba es el primer campeón mundial de la especialidad de Baseball5.


Los nacionales de la isla lograron imponerse en una cita donde tomaron parte 12 naciones y donde ellos fueron los únicos que lo hicieron de manera invicta.


En la disputa por el título mundial, los cubanos no dejaron duda de su calidad al superar este sábado en la noche al más difícil rival que habían enfrentado en la fase de grupos del torneo, Japón, quien esta vez no encontró respuesta para la ofensiva y defensa de los caribeños, quienes terminaron imponiéndose 2-0, con marcadores de 9-1 y 6-2.



El Zócalo, centro histórico de la capital mexicana, fue el testigo del triunfo de Cuba, un merecido título al país iniciador de esta disciplina en el mundo.


Los nombres de Orlando Amador Molina, Lietis N. Arcia, Chaquira I. Azpiazu, Cristian Basabe, Eliani M. Castellanos, Claudia Lores, Briandy Molina y Roivelis Núñez, y del mentor Pablo Terry y el coach Liorvis Savón, desde este sábado quedarán en la memoria de los aficionados beisboleros de la isla y del mundo, para los primeros, quienes finalmente podrán disfrutar de un título mundial en el deporte para Cuba, desde el último logrado en el béisbol en la categoría U15 en la edición de 2016.



Sin duda, la superioridad de Cuba se manifestó desde el primer encuentro de esta primera cita mundial, cuando el pasado 8 de noviembre los cubanos disponían de Sudáfrica por marcadores de 11-1 y 2-0, y así se iniciaba el camino hacia un rotundo éxito que dejó en el camino a las selecciones de Lituania (7-1 y 13-1), Hong Kong (12-3 y 10-0), México (21-0 y 10-0), Japón (2-0 y 5-2), Túnez (10-1 y 11-1), Venezuela (8-0 y 11-0), China Taipei (8-0 y 8-3) y nuevamente Japón, esta vez por el título mundial, 9-1 y 6-2.



Tras una ronda clasificatoria en donde Cuba cosechó cinco triunfos, y una Súper Ronda en donde otras tres victorias se lograron, tras consumado el título, los cubanos terminaron con balance de 9-0 este primer evento mundial de Baseball5.


En el mismo, los muchachos de la isla superaron a sus rivales de manera inobjetable, anotando 164 carreras y permitiendo solo 16. De sus triunfos, siete fueron por la vía rápida, mientras un total de 8 de los 18 juegos celebrados, los rivales no pudieron marcale carreras, en gran parte a una hermética defensa y a un sentido táctico superior a de sus contrarios.


Cuba, con su labor, puso bien en alto y de regreso el llamado "cuatro esquinas" o "gato viejo", juegos de calles precursores de lo que hoy conocemos como Baseball5 , y que se practicaba en la isla desde casi los inicios del béisbol en Cuba en el lejano siglo XIX.


El título mundial, sin duda, debe disfrutarse en toda la isla y en cada rincón extra fronteras donde alguien apoye a una selección nacional de Cuba, pero no debe ser factor para olvidar que es solo el inicio de una competencia a nivel internacional, que muy pronto tendrá millones de seguidores y, por ende, mayor alcance global, rivalidad y calidad, sobre todo de cara a venideras competencias internacionales.


Solo minutos antes de que se iniciara la final mundial, la selección nacional de China Taipei se impuso a Venezuela 2-0 (9-2 y 2-0), para llevarse la medalla de bronce del torneo.



Tras el triunfo de Cuba, se dio a conocer el lineup del elenco Todos Estrellas de la I Copa del Mundo, y en ella el torpedero cubano Briandy Molina inscribió su nombre, además de llevarse el galardón al mejor jugador masculino del torneo.


Sobre su galardón como el mejor jugador del planeta en la disciplina, Briandy señaló a la prensa: “Para mí, este es el momento más importante de mi vida. He estado soñando con eso, sufriendo y esforzándome como jugador y entrenador apoyando a mi equipo y gracias a Dios estamos viendo esta victoria", agregando, “Este torneo fue lo más increíble de lo que he sido parte. Los fanáticos han estado fantásticos toda la semana en lo que fue un hermoso lugar. Estoy muy feliz de ganar este torneo”.



Como mejor jugador femenino y a la vez mejor coach, fue nombrada la japonesa Ayako Rokkaku, mientras el premio High5 fue a parar al también japonés Takeru Miyanohara.