• Yirsandy Rodríguez

I Liga Élite: Señales en las series del Opening Day



Por: Yirsandy Rodríguez

Bien, decidí archivar los Box Scores del Opening Day de la I Liga Élite del Béisbol Cubano por tres razones deducibles:


1) Era el día inaugural y lo hago por tradición; incluso guardo las hojas de anotaciones en mi archivo.

2) Nunca puedes predecir el béisbol, y vimos estallar algunas tendencias en sentido contrario: se anotaron 16 carreras en tres partidos—a razón de 5.3 por juego—, 10 de ellas (62.5%) en el estadio Latinoamericano entre Agricultores vs. Portuarios, quienes también se combinaron para producir 21 de los 49 hits este sábado en la LEBC.

3) Hubo 30 ponches y sólo 10 extra bases (seis dobles y cuatro jonrones). La mitad (2) de los vuelacercas fue producida por los bateadores de Agricultores (Raico Santos y Rafael Viñales) en 46 apariciones al plato: el resto de los equipos se combinó para dos jonrones (Yordanis Samón y Yariel Duque) en 185 comparecencias.


Las proporciones en comparación con el pico de probabilidades fueron hilarantes: los lanzadores propinaron 3.0 SO/X (ponches cada un extra base permitido) en este Día de Apertura. ¿Qué indicaban los números de la pasada Serie Nacional en ese mismo contexto? Extrayendo los datos de cada enfrentamiento pitcher vs. bateador solo entre participantes en esta LEBC, fue de 1.6 SO/X.


Todo esto simplemente significa que el dominio de los lanzadores podría ser un espejismo del Opening Day donde, además, lanzaron la mayoría de los mejores pitchers disponibles. De hecho, Alberto Bisset fue el único abridor que no llegó a la quinta entrada, y salió del juego con cuatro innings en un duelo sin carreras ante el diestro espirituano Yuen Socarrás.


Este tipo de datos tan aparentemente pequeños me encantan, por lo significativo y silencioso que suelen ser: los lanzadores golpearon a un solo oponente en 231 enfrentamientos. ¿Fue pura efectividad o los pitchers continúan sin retar a sus rivales con lanzamientos pegados? Los managers ordenaron seis bases intencionales, pero Michael González al mando de Portuarios, fue el único que obtuvo lo que esperaba: dos jugadas de doble play al instante para cerrar la amenaza.


Entonces, demos un viaje rápido por los tres estadios donde comenzó la LEBC. He aquí algunos pensamientos aleatorios sobre cada decisión de este sábado en el Opening Day:


Tabacaleros 3, Centrales 2

Yariel Duque abrió el marcador con un jonrón de dos carreras contra el abridor de Tabacaleros, el diestro pinero Jonathan Carbó, quien admitió siete embasados en cinco innings. Sí, realmente Carbó corrió con suerte, pues Centrales atravesó por el principal problema que marcó la diferencia negativa: dejaron a ocho corredores en posición anotadora. Como es obvio, cada manager diseña las alineaciones para buscar producción y turnos de calidad de sus bateadores.


El manager de Centrales, Armando Ferrer, encontró el calor en la tanda baja, del sexto al noveno bates, quienes produjeron seis de los nueve hits del team. Sin embargo, esta vez la fórmula esperada no les funcionó a Centrales: entre el lead off Luis Vicente Mateo (5-1), Yadil Mujica (3-0) y Danel Castro (4-0), se fueron a la historia 11 outs de 12 apariciones en home. Y, espera, lo peor: dejaron a ocho corredores esperando remolque en posición anotadora.


Así es difícil ganarle a cualquier equipo, incluso a Tabacaleros, quienes proyectan el peor OPS+ (95) para la lid debido al historial de sus bateadores durante la pasada 61 Serie Nacional. Por su parte, la selección que comanda Alexander Urquiola al menos no careció de pólvora: a excepción del veterano de 45 años, Luis Felipe Rivera, los demás titulares produjeron como mínimo un hit. Todos fueron sencillos y, con la ayuda del Tie Break, una línea al right field rociada por el swing de Leonardo Urgellés protagonizó el walk-off.


—Señales a las que se le debería prestar atención: La variante de Centrales con tres outfielders que deben aportar consistente ofensiva parece interesante, pero… ¿Yusniel Ibáñez sería el defensor ideal de Ferrer en el centerfield? Ibáñez no jugó en la posición número ocho durante toda la pasada 61 Serie Nacional, y fue un fildeador por debajo de la media en el rightfield, permitiendo una probabilidad de hits del 53.5%.


Mensaje de los Tabacaleros: podrían exhibir uno de los mejores bullpens de la liga. Y, de hecho, ya registraron cinco ceros con siete ponches y dos bases por bolas, una de ellas intencional.


Agricultores 6, Portuarios 4

En 79 minutos de juego, así, al ritmo en que Pedro Luis Lazo tiraba un lanzamiento y otro o Enrique Díaz se robaba la intermedia y luego estaba listo para despegar, Yadián Martínez y César García tenían algunos lanzamientos que estresaban a los bateadores. Cierto, ¿estabas allí o viste el juego por la televisión o en YouTube?: el poder de sus brazos no era la velocidad.


Las armas de exterminio carecían de estamina, pero registraban outs. Y outs. Y más outs. César admitió un solo hit contra sus primeros 15 oponentes, sencillo de Yasniel González al center después de ponchar a Dennis Laza para obtener el primer out del cuarto inning. Por cierto, César se molestó, y luego también sentenció a Alexander Pozo a base de strikes.


En resumen: lanzó cinco innings y admitió tres hits. Dos de ellos fueron los cañonazos consecutivos de Jorge Luis Barcelán y un doble del oportuno Oscar Valdés. Luego, Yuniesky Larduet evitó males mayores degollando un lineazo de Yosvany Peñalver que produjo el empate, 1-1. Para el manager Carlos Martí, César había cumplido su trabajo.


El dominio de Yadián Martínez también fue destellante. Después de permitir un jonrón solitario de Raico Santos en el primer episodio, el as de los Huracanes sacó todos los outs importantes para asegurar cinco ceros consecutivos: dominó a Andrés De La Cruz con dos outs tras el doble de Guillermo Avilés durante el segundo inning. En la entrada siguiente, le ganó la pulseada con bases llenas a cuarto y quinto bates, Yosvany Alarcón (elevado intrascendente a primera) y Rafael Viñales (elevado al center). De ese primer tercio en adelante, Yadián retiró a 11 de sus últimos 12 oponentes.


El duelo César García vs. Yadián Martínez cerraba con cifras combinadas de apenas cinco ponches ante 45 rivales, pero la pizarra se mantuvo igualada, 1-1. Luego, llegó la debacle: ambos bullpens terminaron admitiendo cifra combinada de 12 hits, 12 embasados y ocho carreras entre el séptimo y el décimo inning. Los relevistas de Portuarios sacaron la peor parte, soportando siete hits en cuatro entradas. Obsequiaron cinco bases por bolas y, lo más preocupante para un Opening Day: no pudieron ponchar a ninguno de sus 22 oponentes.


En medio de la tempestad ofensiva con bates tronando y nueve cambios de lanzadores por ambos bullpens, Rafael Viñales envió un cohete a más de 400 pies por el left field, que aseguró de un golpe la ventaja en el inicio del Tie Break. No fue nada nuevo, por supuesto: Viñales ha bateado cuatro jonrones en igual número de juegos contra Industriales en el estadio Latinoamericano este año, el doble de los que había acumulado durante su carrera.