top of page

Mi Turno al Bate...edición II Liga Élite del Béisbol Cubano


Prosiguió la II Liga Élite con tanta locura como “competitividad”, con aún cinco de los seis elencos del torneo con posibilidades de anclar en la postemporada y tres de ellos igualados en la tercera posición. Mientras, la caída de Industriales y Sancti Spíritus y el ascenso vertiginoso de Matanzas constituyen lo más llamativo de la tabla de posiciones, en un momento que hay que nuevamente ratificar que, con apenas 12 juegos o tres subseries por celebrarse, matemáticamente hasta el mismísimo Santiago de Cuba, a siete juegos de la cima, pero a solo cuatro de la posición de clasificar, aparece con posibilidades de colarse entre los cuatro mejores. Pese a esto, sin duda 40 choques para un torneo de supuesta elevada calidad como la Liga Élite parecen pocos, pero con los signos que emite el torneo y la situación económica de Cuba, no creo pueda dar para más al menos por el momento. Sin embargo, si algo debe preguntarse la propia dirección del béisbol en la isla apenas concluya este evento, debe ser si el mismo cumple con el objetivo de elevar el nivel de calidad, no solo de la competencia, sino individualmente de los jugadores, de modo que estos queden mejor preparados para la futura formación de elencos nacionales y el desarrollo de jugadores jóvenes. Hasta ahora, con lo visto en este torneo – y recomiendo los lectores echen un ojo al gran artículo de nuestro colega Yirsandy Rodríguez de InsideBaseballdeCuba  https://yirsandy.substack.com/p/mision-imposible sobre uno de los tantos problemas de este evento- no creo ninguno de estos objetivos se cumplan.

 


Como decíamos, durante las dos últimas semanas vimos a Industriales y Sancti Spíritus navegar por aguas turbias. Los Azules primero cayeron por asombrosa barrida de cuatro choques ante Matanzas y llegaron a archivar seis derrotas en línea, hasta romper la racha con un triunfo de 9-5 ante Artemisa el pasado 10 de diciembre. Pero fue apoteósico lo visto ante los matanceros y en general en esas seis derrotas sucesivas aceptando su pitcheo 40 carreras entre los cuatro choques, incluyendo 24 entre los dos primeros encuentros. Tanto escándalo ofensivo aceptaron los lanzadores azules, que estos vieron incluso el debut del jugador de posición Jorge Alomá como lanzador, completando una entrada de una carrera sucia y un hit en el choque del 2 de diciembre que culminó por nocao beisbolero de 13-3. Y al parecer Alomá y el mentor Guillermo Carmona le cogieron el gusto al rol de relevo del jugador, que dos días después Alomá regresó en la derrota de 9-3, esta vez mejorando su labor con una entrada en blanco. ¿Qué le esperará pronto al verdadero “utility” del equipo capitalino, quizás una labor en el montículo del equipo Cuba? No se extrañe mucho. Pero no fue solo Industriales el que sufrió una caída, los Gallos espirituanos parecían cantar con mucho vigor en las primeras semanas del torneo, pero en las dos últimas muy bien desafinados que estos andan. Primero Matanzas les propinó una barrida de impacto con cuatro triunfos – aunque jugaron cinco encuentros en la serie- que incluyó un KO de 13-1, pero después dos derrotas sucesivas les hicieron llegar a ocho en línea y después con la división en la serie ante Santiago de Cuba, los espirituanos han perdido 8 de sus últimos 12 juegos. Asombrosamente y por el modo inestable del resto de los competidores, el impacto ha sido mínimo en la tabla de posiciones, y los Gallos todavía cacarean ubicados en el segundo lugar del torneo, a dos choques del actual líder, Matanzas.  Y estos últimos si han estado por todo lo alto recientemente. Ocho triunfos consecutivos, con barridas sobre Sancti Spíritus e Industriales, y otros dos cerrados triunfos, de 5-4 ante Las Tunas, tiene a los matanceros ahora con diez victorias en sus últimos 12 juegos, encaramados cómodamente en el trono mayor al parecer con pasaje seguro a la postemporada 2024 de este torneo élite. De otro conjunto un detalle vale resaltar, la estabilidad que exhibe ahora Las Tunas. Los vigentes campeones nacionales han logrado nivelar su juego, resultando el segundo mejor equipo en los últimos 10 encuentros con balance de 6-4, y una muestra de su potencial y mentalidad ganadora fue la exhibida en la última serie ante los líderes matanceros, a quienes estuvieron a punto de barrer y solo cayeron cerradamente dos veces con idéntico marcador de 5-4, cuando su pitcheo abridor no pudo cumplir con su labor temprano en esos encuentros. Con el actual paso del elenco, no me extrañaría para nada ver a Las Tunas ubicada en la discusión del título el venidero mes de enero.



Estadísticas históricas…Bueno y esto de los numeritos es siempre un atractivo en cualquier tópico que incluya el béisbol, sin duda el deporte con más estadísticas que exista. Quiero hablar en esta sección de las 100 victorias del derecho Erly Casanova – ¿o Erlis o Erlys, deberíamos preguntarle no creen? – Pues sí, el derecho de Pinar del Río cumplió y se embolsilló su triunfo 100 en nuestros torneos, esta vez lanzando con la casaca de Artemisa, con una espléndida victoria de 3-1 ante Industriales en el Latinoamericano el pasado 9 de diciembre, convirtiéndose en el lanzador número 81 en lograrlo nuestros torneos. Para los que han lanzado por elencos de la provincia pinareña, Erly se convirtió en el décimo lanzador en lograrlo – en realidad el onceno si consideramos a Gervasio Miguel quien laboró con Forestales en sus inicios en estos torneos, pero después su carrera estuvo completamente en Isla de la Juventud -, de una cadena iniciada por Jesús Guerra el 23 de diciembre de 1980, cuando dispuso de Isla de la Juventud en el Capitán San Luis. De los propios pinareños y antes de Casanova fue otro derecho, Yosvany Torres, quien el 8 de agosto de 2017 había vencido a Camagüey 11-5 en el propio Capitán San Luis, para resultar el previo ganador de 100 choques por la provincia. Casanova se une a una lista en la que, con su entrada, ya son 69 los lanzadores derechos que la representan, encabezada por el líder absoluto, Pedro L. Lazo con 257 victorias. De manera absoluta antes de Casanova había sido el zurdo de Las Tunas, Yudiel Rodríguez, quien había entrado en el Club de los 100 triunfos el pasado 7 de mayo de 2022 con su victoria de 5-2 sobre Ciego de Ávila en el estadio Julio A. Mella tunero. ¿El próximo en sumarse a la lista? Debe ser el veterano derecho de Villa Clara Alaín Sánchez -actualmente lesionado-, quien tras 18 campañas aparece con 93 triunfos a su cuenta. De Sánchez sumarse al listado en un futuro cercano como pudiera ser el mismo 2024, solo el zurdo de Granma Leandro Martínez, el derecho de Ciego de Ávila, Dachel Duquesne -causó baja este año con Ciego de Ávila-, ambos con 92 triunfos y el también derecho Yoen Socarrás (90) de Sancti Spíritus – este de regresar a Cuba-, aparecen como futuros candidatos…Y en una nota ofensiva pues el holguinero Yordan Manduley, esta vez jugando por Santiago de Cuba, arribó el pasado 3 de diciembre a la cifra de 1500 hits en Series Nacionales, esto ante el derecho Miguel Lahera de Artemisa. Su hit 1500, por demás, fue un sencillo al jardín central en la parte baja del noveno episodio que dejó al campo a los artemiseños en choque que culminó 13-12. Constancia visual del hecho nos llega con Yirsandy Rodríguez de InsideBaseballdeCuba:

  


 

Rapiditas…La barbaridad de 13 errores fue lo que cometieron precisamente los elencos de Santiago y Artemisa en el mencionado choque de 13-12 del 3 de diciembre, encuentro que incluso Santiago perdía por marcador de 10-0 en la cuarta entrada. Al final, los santiagueros cometieron 9 errores y de manera insólita se llevaron la victoria, eso sí, las nueve marfiladas no se acercaron al récord de 14 que está en posesión de Industriales precisamente ante Santiago de Cuba…Los matanceros siguen su “captura” de exestrellas mayor liguistas y será el primer elenco que juegue en Cuba con tres jugadores de esta categoría. A los conocidos Rusney Castillo y Erisbel Arruebarrena – debuta hoy en la Liga Élite -  hace ocho días se unió el jardinero camagüeyano Dariel Álvarez, quien en su debut el pasado 4 de diciembre se fue de 4-1…Precisamente el mismo día y de manera curiosa dos de los lanzadores líderes en triunfos de la campaña, Dariel Góngora por Las Tunas y Reemberto Barreto por Industriales, perdieron el invicto, lo gracioso fue que cinco días después, ambos lanzadores volvieron a triunfar en la misma jornada, disponiendo el primero 10-0 de Matanzas y el segundo 6-2 de Artemisa, para así ambos quedarse en solitario con el liderazgo del departamento (5)…Casi un juego perfecto tenemos el propio día 4 de diciembre, cuando Abel Campos de Cienfuegos pero lanzando por Sancti Spíritus, tuvo a Las Tunas en ascuas por espacio de 6 1/3. Campos fue entonces víctima de un sencillo de Yordanis Alarcón en ese séptimo episodio, y hasta ahí llegó su labor. Pese a esto, Campos terminó ganando por la vía rápida 10-0 en 8 entradas, cuando los Gallos marcaron racimo de cinco en el octavo inning…Y si de juegos perfectos o casi sin hits hablamos, pues qué decir del protagonizado por el zurdo Geonel Gutiérrez de Artemisa ante Industriales el pasado 8 de diciembre. Geonel tuvo sin hits a la tropa de Carmona por espacio de 7 1/3 hasta que Jorge Alomá -quien aparece por donde quiera en este torneo- le golpeó doble al jardín central para dejar en solo dos outs la posibilidad del tercer juego sin hits de Geonel en la pelota de la isla. Al final, el choque concluyó por KO de 10-0 en 8 entradas y Geonel, pese a regalar 6 boletos con 5 ponches, solo aceptó ese indiscutible en su trabajo…


Y ofensivamente el tunero Rafael Viñales sigue en serio y golpeó sus cuadrangulares 7 y 8 de la justa el pasado 2 y 9 de diciembre, respectivamente, para liderar el triunfo de Las Tunas 7-2 y 10-0 sobre los dos líderes de la campaña, Sancti Spíritus y Matanzas, por ese orden...Y qué decir del robo del home plate ejecutado por Yurisbel Gracial el 7 de diciembre ante Industriales, el mismo día que golpeó su tercer jonrón del torneo tras haber conectado dos en el choque del día antes…Y el 5 de diciembre el partido entre Santiago de Cuba y Artemisa, demorado por problemas de electricidad en el circuito donde está ubicado el parque Guillermón Moncada de la ciudad oriental, concluyó con victoria para los anfitriones 11-9. Sin embargo, ese juego quedó bajo protesta por el uso indebido de un lanzador, Yoandris Montero. De manera inaudita el alto mando de los santiagueros no se percató de que Montero había ya trabajado 50 lanzamientos en dos días consecutivos y debía descansar dos jornadas, por lo que la reclamación de los artemiseños surtió efecto y, si Santiago no clasifica a la postemporada por un choque de diferencia, será difícil ver de nuevo a este cuerpo de dirección en las cercanías del estadio Guillermón Moncada…Ese choque tuvo más de qué hablar, pues Artemisa volvió a dar uso desde la lomita a uno de sus receptores, José Manuel Prieto, quien se encaramó y en 1 2/3 no aceptó carreras con 3 ponches y 3 boletos. Eso sí, de la confiscación del juego y acorde a las reglas, el resultado queda homologado con pizarra de 9-0, pero esto es solo simbólico pues todas las estadísticas individuales y colectivas del encuentro sí son acreditadas a jugadores, elencos y la mismísima tabla de posiciones en las carreras anotadas y recibidas por los equipos…Y por último, sigue encendida la batalla del liderazgo de por vida de los dobles, con Yordanis Samón acumulando 7 en la campaña por los 5 de Frederich Cepeda, de modo que ahora el primero sigue a la cabeza con 453 mientras Cepeda lo sigue de cerca con 451…


El brazo de hierro del pitcheo avileño, Lázaro Santana. (Archivo de BDC)

Del pasado…Y cerramos el tópico de los 100 triunfos en Series Nacionales con un detalle de este hecho en nuestros torneos. Si, ya conocemos que Braudilio Vinent fue quien inauguró este Club con su triunfo de 2-1 ante Industriales el 15 de mayo de 1976 durante la II Serie Selectiva lanzando por Orientales. Pero ¿quién fue el segundo? pues tomaría otro torneo selectivo para que un 3 de marzo de 1977 el derecho avileño Lázaro Santana, lanzando por Camagüeyanos, doblegara también a Industriales en nuevamente el estadio Latinoamericano capitalino para su victoria 100. Santana, que en ese torneo verdaderamente élite de aquella pelota de series nacionales, fue el caballo del elenco conformado por agramontinos y avileños, liderando no solo a su equipo en victorias, sino todo el torneo con 10, resultó factor clave en el hasta ahora único triunfo de un conjunto con el nombre o parte del nombre de Camagüey en torneos cubanos después de 1962. Santana en total obtuvo 16 victorias en la temporada, considerando los 6 triunfos que ese año archivó con Granjeros durante la XVI Serie Nacional. El derecho, un trabajador inaudito del montículo en cualquier rol que se le asignara y por lo cual su brazo de lanzar sufrió en exceso, dijo adiós a los torneos cubanos apenas cuatro años después de sus históricas 100 victorias, un 14 de noviembre de 1981 antes de un encuentro de la XXI Serie Nacional entre los elencos de los territorios que representó en los campeonatos cubanos, Camagüey y Ciego de Ávila.

Комментарии


Noticias

bottom of page