• Yirsandy Rodríguez

Playoffs 2021: ¿Más dominio (de Granma) o venganza (de Matanzas)?


Cuando se escuche la voz de playoffs este domingo para iniciar el Juego 1 de la final entre Granma-Matanzas, la 60 Serie Nacional del béisbol cubano llegará a su día número 197.

O sea que, para ver finalmente a un campeón en esta larga campaña azotada por la COVID-19, tendremos que esperar más de 200 días.


Ahora, desde este punto de vista en el camino, cualquier espera suena diferente, porque ya estarán sobre las líneas los dos equipos que discutirán el título nacional. Dos campeones recientes que han subido a lo más alto del podio en la última década y que, por una historia adjunta, harán de esta final un match aún más atractivo.


Los Cocodrilos de Matanzas, actuales campeones nacionales, esperan no sólo volver a conquistar el título bajo el mando del manager Armando Ferrer: ¡También necesitan saciar su sed de venganza porque han sido eliminados dos veces contra los Alazanes de Granma en Semifinales!


A diferencia de eso, los dirigidos por Carlos Martí vienen por mantener su historia de dominio ante los Cocodrilos, y completar el tercer título en fila durante igual número de visitas a la finalísima del béisbol cubano.

Dos historias, un dominio: ¡Victoria de los Alazanes!

En sus dos títulos anteriores, los Alazanes llegaron a la final luego de vencer a Matanzas en las Semifinales de 2017 y 2018, por 4-3 y 4-1, respectivamente. En ambas campañas, los Cocodrilos eran los súper favoritos. Primero, llegaron a la postemporada con récord nacional de 70-20 dirigidos por Víctor Mesa en la 56 Serie.


Después de haberse llevado la sub-serie 8-4 en la fase regular y estar delante 3-2 en el playoff, los Alazanes comenzaron su galopada a la gloria: Ganaron los Juegos 6 y 7, 9-6 y 12-2, cerrando la Semifinal con un estruendoso nocaut —10 de esas carreras las anotaron en el interminable quinto inning—. Sí, la fanaticada granmense nunca olvidará los jonrones de Guillermo Avilés, Carlos Benítez y los Grand Slam de Alfredo Despaigne y Yoelquis Céspedes en los Juegos 1 y 7.


Al año siguiente, los Cocodrilos también arrasaron durante la temporada regular. Con Víctor Figueroa al mando, obtuvieron marca de 61-29 y 7-5 contra los Alazanes. Sin embargo, tras vencer por 7-1 en el Juego 1 con una gran apertura del zurdo Yoenis Yera —ponchó a diez oponentes en seis episodios— frente al diestro Lázaro Blanco, los Alazanes triunfaron 12-11 en el Juego 2.


Aquella noche del 5 de enero de 2018, Granma llegó a tener una ventaja de 11-2, pero los Cocodrilos empataron el score con un rally de nueve rayitas en el final del sexto capítulo.

Después de ver el descontrol de sus primeros dos relevistas, los diestros de refuerzo Yosver Zulueta y Raidel Martínez, Carlos Martí no dudó en traer a su abridor del Juego 3, Alaín Sánchez. Al final, esa arriesgada decisión fue uno de los puntos de giro para eliminar por segundo año consecutivo a los Cocodrilos: El as villaclareño, quien protagonizó una excelente postemporada como puntal de en el staff de los Alazanes, ganó de relevo ese Juego 2.


La carrera decisiva se anotó por un passed ball del cátcher Ariel Martínez en el inicio del séptimo inning, para definir el score 12-11. ¿Qué sucedió en los tres partidos restantes? Alaín Sánchez regresó a la colina en el Juego 3, y encabezó el éxito 7-2 de los Alazanes. El intermedista Carlos Benítez volvió a ser el verdugo de los Cocodrilos y remolcó tres carreras, en una noche donde Granma decidió el match cuando anotó cinco carreras durante el inning de apertura contra el abridor Dachel Duquesne.


Los éxitos por 3-1 y 4-2, con joyas de pitcheo de Lázaro Blanco y el dúo Ulfrido García-Raidel Martínez, que superó a Yosvany Torres y Yoenis Yera, sentenciaron a los Cocodrilos de Matanzas.


En dos temporadas consecutivas, a pesar de su marca general de 131-49 y 19-17 ante los Alazanes de Granma durante las temporadas regulares, Matanzas no pudo imponer su amplio favoritismo en el terreno de juego.

¿Más dominio o la dulce venganza?

El resultado de esta serie final inédita entre Granma-Matanzas revelará otra historia de dominio, pero… ¿Los Alazanes volverán a vencer contra todo pronóstico? ¿O esta vez los Cocodrilos disfrutarán el placer de la venganza? ¡Estamos a pocas horas de comenzar a disfrutar el rodaje de varias batallas!


El sábado de la semana pasada, los Alazanes de Granma comenzaron sus entrenamientos luego de varios días en cuarentena tras presentar casos positivos de COVID-19. Durante la temporada regular, los Cocodrilos dominaron la serie 3-2, alcanzando todas sus victorias por blanqueada, incluyendo el polémico “no-hitter” acreditado al diestro Noelvis Entenza en el quinto partido de la sub-serie: 5-0, 5-0 y 3-0.


Por su parte, Granma ganó los duelos tres y cuatro, con marcadores de 12-1 y 3-2, en una serie que lideró el pitcheo: Los Cocodrilos ganaron 16-15 en carreras anotadas, lanzando para efectividad de 3.28, mientras los Alazanes promediaron 4.11.


Ahora, tres años después de su último enfrentamiento, el escenario de postemporada está listo para darle la bienvenida a otro desafío entre Granma-Matanzas —los Alazanes lideran 8-4 sus 12 match en playoffs—.


Luego de vencer en seis juegos a los Toros de Camagüey el año pasado, Matanzas buscará su segundo título de manera consecutiva en Series Nacionales. Pero, como ocurrió en 2017 y 2018, los Alazanes de Granma intentarán conquistar la corona en esta quinta final inédita en la historia de la postemporada.


(Foto de portada de Eduardo Blanco: Roberto Arestuche)

1 vista0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS