• Yirsandy Rodríguez

Playoffs 2021: ¿Quién tiene la ventaja para ganar la Semifinal entre Granma y Pinar del Río?

Esta historia comenzó el pasado 12 de septiembre de 2020, con 16 equipos desafiándose durante una temporada regular de 75 partidos, amenazada todo el tiempo por la COVID-19. Ahora, hay cinco teams intentando sobrevivir en la postemporada de esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano, ¡y aquí están los Vegueros de Pinar del Río contra los Alazanes de Granma!


Sin la definición de la serie Santiago de Cuba-Las Tunas en Cuartos de Finales, quizás fue demasiado pronto la reanudación de los playoffs y sorprendió la decisión de no usar refuerzos en las Semifinales. ¡Pero de igual manera estábamos preparados para escuchar la voz de playball!


Entonces, ¿qué esperar de esta serie de Semifinales sin precedentes entre Granma y Pinar del Río? ¿Quién dominará el match al mejor en siete desafíos? ¡Aquí responderemos a tus preguntas más apremiantes!



¿Qué claves deberían unirse para definir el éxito y qué obstáculos presenta cada equipo?


-Pinar del Río: Indiscutiblemente, ¡la excelencia de su staff de pitcheo!

Sí, en esta serie de Semifinales entre Pinar del Río y Granma, la mayor expectativa gira alrededor del pitcheo, y eso lo saben ambos managers: El multicampeón y veterano de 72 años, Carlos Martí, al frente de los Alazanes, y el debutante Alexander Urquiola con los “pativerdes”.


Una de las principales razones, ha sido el impacto de ambos staff durante todo el año: Los Vegueros lideraron la liga con 3.58 ERA general, 3.66 ERA de los abridores y 3.46 ERA del bullpen, mientras los Alazanes aparecían en la avanzada con 4.34 (tercer lugar), 3.86 (segundos) y 5.16 (quintos), respectivamente. Sin embargo, ahora deberíamos reducir todo a la muestra más cercana que tenemos: La serie de cinco partidos entre ambos equipos durante la pasada temporada regular.


Al profundizar más allá de los números generales y adentramos en la serie de cinco juegos entre Granma y Pinar del Río, podemos ver cómo el pitcheo lideró todo el tiempo: Los bateadores promediaron línea de sólo .268/.340/.358, con .698 OPS y un deficiente .220 cuando encontraron corredores en posición anotadora. Tras cinco match, el discreto registro de .303 BAC (promedio en contacto) —bajo en comparación con el .332 de la liga— revela el dominio que podría volver a experimentar el pitcheo.


Es cierto que los Vegueros perdieron cuatro de los cinco juegos ante Granma, pero la barrida que recibieron en el estadio Mártires de Barbados fue durante el mal inicio del equipo en sus primeras sub-series. Al final, los Vegueros terminaron bateando más que Granma en la serie particular, a pesar de salir con esos cuatro reveses:


Granma: .255 BA/.333 OBP/.399 SLG/.732 OPS, .291 BAC y .208 RISP

Pinar del Río: .280 BA/.346 OBP/.321 SLG/.667 OPS, .313 BAC y .229 RISP


*Estadísticas avanzadas: BAC: Promedio en contacto. RISP: Average de impulsados con corredores en posición anotadora.


El juego ofensivo combinando velocidad y contacto será crucial una vez más para que los Vegueros puedan fabricarle carreras a Granma, aunque necesitarán estar a mejor nivel que el exhibido durante la temporada regular. En esos cinco partidos, Pinar del Río terminó anotando la misma cantidad de carreras (20). Ese no es el resultado que esperas de un equipo con marca de 1-4 en la serie de cinco partidos, ¿verdad? Pero sucedió. Así que, el mismo equipo capaz de robar 43 bases y mover a los corredores con 45 toques de sacrificio, podría volver a resurgir con su admirable “team-work”.


Un registro que sobresalió en la ofensiva de los Vegueros ante Granma, fue el 51.1% de hits bateados de rollings, a diferencia del dominio de Granma con 61.5% por 48.9% de FBH% (hits de línea y fly). No obstante, los Alazanes deberán cambiar esas altas tendencias en su ataque ofensivo, sobre todo porque no contarán con el primera base Guillermo Avilés —se rumora extraoficialmente que fue el caso positivo de COVID-19—.

De hecho, si reducimos el rendimiento de los Alazanes ante el pitcheo pinareño sin Avilés en esta campaña, los números descienden gravemente:

  • Granma: .255/.333/.399, .208 RISP

  • Sin Avilés: .226/.318/.338, .175 RISP

Cuando quitas a Avilés y Alfredo Despaigne del lineup de los Alazanes, la filosofía que deberá usar el manager Carlos Martí da un giro total: Ahora tendrá que aprovechar más la agresividad en las bases, el bateo de contacto ofrecido por la unión de los Santos, Roel y Raico, junto a Osvaldo Abreu, todos delante de Carlos Benítez e Iván Prieto, quienes deberán asumir los turnos de Avilés y Despaigne. Aun así, los Alazanes contarán con una alineación que puede producir carreras sin sus principales sluggers, pero al mismo tiempo el reto se hace más difícil ante lanzadores experimentados como los titulares de la rotación pinareña.


Con Erlys Casanova, Vladimir Baños y Yayfredo Domínguez iniciando los Juego 1, 2 y 3, Pinar del Río tiene una ligera ventaja sobre Lázaro Blanco, Leandro Martínez y César García. Después de esos duelos, el Juego 4 será uno de los partidos más importantes, cuando ambos equipos envíen al box a su cuarto abridor: Posiblemente sea un desafío entre Yoel Mojena por Granma, y el zurdo Dariel Fernández o el veterano Yosvany Torres, lanzando por los “pativerdes”.


En cada enfrentamiento, cada salida de calidad ayudará a que el bullpen de ambos equipos reciba menos carga dentro de una serie al mejor en siete partidos. Y si analizamos los relevistas situacionales de ambos equipos, también podemos ver cómo los “pativerdes” lucen su profundidad con Frank Luis Medina, Yoandy Cruz, Reilandy González, Frank Abel Álvarez, Isbel Hernández y el zurdo Branlis Torres.


Según informaron los administradores de los Vegueros en su cuenta de Facebook, William Saavedra estará de regreso como titular tras recuperarse de su lesión ante los Gallos, pero diestro Frank Luis Medina perdió días de entrenamiento al padecer Dengue y Yayfredo Domínguez ha tenido problemas personales. No obstante, todos estarán junto a los Vegueros en la Semifinal a partir de este sábado, cuando se enfrenten a los Alazanes de Granma en la burbuja del estadio José Antonio Huelga.