top of page
  • Foto del escritorYirsandy Rodríguez

Playoffs 2023 | Terminó la racha de derrotas en Matanzas: Los Leñadores están a un éxito de la final

—Los Leñadores irán por el remate en el Juego 5, buscando la clasificación para discutir el trono.


Por Yirsandy Rodríguez


Yosvany Alarcón no había encontrado a ningún corredor en posición anotadora en esta Semifinal contra los lanzadores de los Cocodrilos.


En 13 apariciones al plato, una de las principales razones fueron sus ocho turnos abriendo inning, varias veces derivadas del slump de Danel Castro, quien entró al Juego 4 este martes bateando de 13-2 sin extra bases. Sin embargo, la historia cambió en su primera visita al plato de la noche: Danel produjo una línea al center, Eduardo Blanco intentó capturar la conexión, pero la pelota picó y se extendió hasta lo profundo del parque.


Antes de que el leftfielder Yurisbel Gracial devolviera la bola al infield, el leadoff Héctor Castillo anotó desde la intermedia, y Danel Castro se apuntó un doble.


Los Leñadores de Las Tunas salían delante por 1-0 en el Juego 4, retando a Naykel Yoel Cruz, quien se mostró inefectivo en sus primeros 15 pitcheos, sin la velocidad acostumbrada con su bola rápida y carente de comando. Así llegaba la gran oportunidad para Yosvany Alarcón en el primer inning con un corredor en posición anotadora.


Después de dos pitcheos, en cuenta de 1-1, Naykel intentó ubicar un cambio de velocidad a 79 mph en la zona baja-interna, pero el cuarto bate tunero no lo perdonó: Alarcón haló a gusto y golpeó una línea bestial que hizo volar la Teammate hacia lo profundo del leftfield.



Las Tunas 3, Matanzas 0, fue una ventaja que trajo buenos augurios desde el inicio para los Leñadores. En ese primer inning, sacar del montículo a Naykel (tiró solo 19 pitcheos) y provocar la entrada del primer relevista matancero fue un gran paso para ganar el desafío. También trascendía que, después de 296 apariciones al plato, los bateadores tuneros conectaban su primer jonrón en estos playoffs.


Luego, con el avance del partido, el estacazo de Yosvany Alarcón se convirtió en el batazo clave para que los Leñadores finalmente rompieran su racha de seis derrotas en fila contra los Cocodrilos jugando partidos de playoffs en el estadio Victoria de Girón.


¿Recuerdas? Dos derrotas en la Semifinal de la 59 Serie, tres en Cuartos de Final de la 61, y una más anoche en el Juego 3 de esta Semifinal, tras cometer dos costosos errores en el noveno inning. Debido a ello, el manager Abeisy Pantoja realizó ajustes en su lineup: activó a Yunior Otero en lugar de Manuel Ávila para cubrir la intermedia, y mantuvo a Yudier Rondón en el right, buscando más ofensiva.


El resultado defensivo de los Leñadores volvió a ser crucial camino al éxito, sobre todo apoyando al pitcheo. En su debut durante esta final, Yasel Labrada logró dominar nuevamente a los Cocodrilos*, extendiendo su apertura hasta el final del sexto.


*En la 60 Serie, Labrada no admitió carreras ni extra bases en dos relevos donde acumuló 6 ⅔ innings contra los Cocodrilos durante la Semifinal.


Aunque el relevista Noelvis Entenza detuvo el ritmo inicial del lineup tunero, los Leñadores lograron agregar una carrera más que puso el score 4-0 en el inicio del quinto.


La velocidad de Héctor Castillo fue el factor “X”: bateó sencillo al center, amenazó con seguir para la intermedia, y el centerfielder Eduardo Blanco cayó en la trampa: tiró a primera en lugar de hacerlo hacia segunda, la almohadilla más adelantada que buscaba Castillo. La pelota se escapó y la antesala fue un destino seguro para el leadoff tunero. Y, luego, Castillo anotó su segunda carrera de la noche aprovechando un bounce de Yordanis Alarcón que capturó Entenza casi sobre la línea de cal por primera.


Con ventaja de 4-0, Labrada cerró la quinta entrada registrando un total de 58 pitcheos y sorprendente economía de 11.6 por entrada. De los 15 outs a su cuenta, ocho fueron elevados que no causaron peligro, seis rodados y un ponche. Su velocidad no era imponente, pero Labrada supo bordear las esquinas, lanzar en zona baja y variar velocidades.

Contra unos Cocodrilos que aún seguían sin despertar su poder ofensivo, Labrada había tirado dos innings en fila (primero y cuarto capítulos), y un solo corredor le llegó a posición anotadora. El trabajo estaba cumplido. Así pues, en el final del sexto, boleto a Ruby Silva y dead ball a Gracial fueron señales suficientes para que Pantoja acudiera a su bullpen.


Keniel Ferráz, quien ha sido uno de los relevistas más dominantes en estos playoffs, lanzó un boleto a Arruebarena que llenó las bases. Antes de la cuarta bola, hubo un segundo fallo de fluido eléctrico en el estadio Victoria de Girón, y al regreso los Cocodrilos intentaron remontar. Sencillo de Yariel Duque, rodado a segunda de Eduardo Blanco y otro sencillo de Ariel Sánchez cerraron el marcador, 4-3. De no haber sido Duque el corredor de segunda, probablemente el coach de tercera de los Cocodrilos, Alexis Garro, se hubiese arriesgado en mandarlo al plato.


Esa hubiera sido una potencial posibilidad de empatar el score 4-4, pero no pudo ser. Con el empate en tercera y una posible ventaja en la inicial, Ferráz fue sustituido por Alberto Pablo Civil, y el gran momento de los Cocodrilos solo terminó en amagos: Andrys Pérez falló con elevado a primera, y Aníbal Medina se ponchó.


El cierre de Civil pulverizó las esperanzas de los Cocodrilos, tras extenso relevo de 3 ⅔ innings con cuatro ponches. Matanzas tuvo dos probabilidades más de al menos empatar el partido pero, como ha sucedido a lo largo de esta Semifinal, sus principales bateadores no han logrado producir en momentos claves. En el séptimo inning, Arruebarena se ponchó con dos outs y Gracial en segunda. Esa fue una gran oportunidad, porque luego, en el inicio del noveno, un error en fildeo del rightfielder Ruby Silva sobre sencillo de Yunior Otero, dio vía libre a la quinta carrera de Las Tunas en las piernas de Dailier Peña.


Durante la parte baja del noveno, perdiendo por 5-3, Gracial también fue víctima por la vía de los strikes. El tercer bate yumurino tenía el posible empate con corredores en primera y segunda, pero tras quedar inconforme con la sentencia del primer strike, perdió el enfoque del turno. Civil y Alarcón, quien también merece un gran crédito por el dominio del pitcheo tunero, atacaron la zona de strike y ganaron la batalla.


Así terminó la racha de derrotas en postemporada visitando el parque Victoria de Girón, y el momento no podía ser mejor para los Leñadores del manager debutante Abeisy Pantoja: están a un éxito de disputar su tercera final en la historia.


(Foto: Periódico Las Tunas)

bottom of page