• Yirsandy Rodríguez

¿Pueden los Alazanes de Granma mantenerse en la cima sin Lázaro Blanco y Roel Santos?

Actualizado: feb 3

¿Te sorprenderías si escuchas que los Alazanes de Granma han sido el equipo más estable en esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano? Probablemente, pero la actuación de los dirigidos por Carlos Martí, puede sostener esa afirmación: Lideran la liga (empatados con los Cocodrilos de Matanzas) jugando para marca de 33-20, han ganado ocho de sus últimas 10 decisiones y suman seis de ellas de manera consecutiva.


Está bien, ese impacto de los Alazanes mejoró durante el mes de noviembre, pero también deberíamos tener en cuenta algo más: Ningún equipo este año ha registrado al menos .600 en su promedio de victorias como visitador y home club.


Sí, Granma ha sido el único equipo capaz de mantener su nivel de juego élite dentro y fuera de casa, con porcentaje de .625 (20-12) y .619 (13-8), respectivamente. Sin embargo, incluso en lo que se está perfilando como el mejor momento de los bicampeones nacionales, es inevitable preguntarnos si los Alazanes podrán mantener ese ritmo tras las salidas de Roel Santos y Lázaro Blanco.


Santos, bateó de 5-5 contra los Tigres de Aragua después de su debut en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, mientras Blanco tiró cinco ceros y registró su primer éxito con los Leones de León en la Liga de Béisbol Profesional Nicaragüense. Desde la última apertura de Blanco con los Alazanes, cuando lanzó seis innings y le permitió dos carreras limpias a Matanzas —completaba su séptima salida de calidad en 10 aperturas—, el equipo ha jugado para marca de 9-5.


Sin contar con Roel en el lineup, luego de su último partido el pasado sábado 19 de noviembre, el balance de Granma ha sido de 6-1. Si le das sentido a las “muestras pequeñas”, nunca deberías obviar que las estadísticas pueden dar cualquier tipo de giro.


Ese enfoque simplemente mantenlo en perspectiva, porque ahora es importante responder nuestra pregunta más apremiante sobre los Alazanes de Granma: ¿Podrán mantenerse en la élite sin Roel Santos y Lázaro Blanco, el leadoff del lineup y el as de rotación? ¿Qué necesitarán para defender su ventajosa ubicación en la tabla de posiciones? ¡Por supuesto!, analicemos aquí los principales retos de los Alazanes:



La rotación necesita el despertar de Leandro Martínez junto a Yoel Mojena y César García


Durante los últimos 14 juegos, el mismo lapso que Lázaro Blanco dejó de rotar como el principal abridor de los Alazanes, el dúo Mojena-García ha lanzado para marca combinada de 5-1. Mojena, tiene balance de 3-1, incluyendo la victoria este martes 11-1 ante los Tigres de Ciego de Ávila, su novena en general esta campaña.


Por su parte, García también ha encontrado la senda victoriosa, pero vale señalar que el apoyo ofensivo ha sido fundamental para los éxitos 15-0 frente a Villa Clara y 11-4 contra Cienfuegos. Sin embargo, el resto de los miembros de la rotación no ha sido tan consistente. De hecho, sin Blanco a la cabeza, el staff ha lanzado para 4.01 ERA. ¿Con Blanco? ¡Dibujaron 3.57 ERA en 207 innings durante 39 aperturas!


Entonces, es razonable esperar que el staff de abridores de los Alazanes sufra regresiones en su rendimiento. Hasta el momento sin Blanco, Martí probó tres lanzadores que no acumulaban ninguna apertura. Cuando Luis Miguel González lanzó 1 2/3 inning contra los Piratas de la Isla, tenía 22 días sin abrir un partido. También, el diestro Erluis Blanco (48 días) y el zurdo Yunier Castillo (45 días) recibieron la oportunidad después de pasar varios días inactivo.


A esta última variante de Martí para reajustar su rotación, podemos agregarle que el veterano de 41 años, Leandro Martínez, no fue consistente en noviembre: Permitió 12 carreras en 16 innings, para inefectividad de 6.75. Entonces, ahí estará la clave de la rotación: Que Leandro Martínez asuma el liderazgo ante la salida de Lázaro Blanco y, junto a Yoel Mojena y César García, puedan evitar un sobreesfuerzo de los lanzadores del bullpen.



Si el staff de abridores estabiliza al menos cinco innings de durabilidad en el montículo, la carga para los relevistas Carlos Santana (6-SV, 6.75 ERA y permite .911 OPS), Kelbis Rodríguez (2-1, 4-SV 4.71 ERA), el zurdo Miguel Paradelo (ha dejado a los rivales zurdos con promedio de .205) y Juan Danilo Pérez (5-0, 3.79 ERA) podría ser más resistible.


*Recordar, además: Los Alazanes iniciaron la semana con la segunda mejor efectividad de sus abridores, 3.71. Sin embargo, los relevistas eran octavos con 5.53 ERA, rozando la media de la liga (5.66).



El swing caliente de Guillermo Avilés será clave


Después de superar las lesiones que lo alejaron del terreno de juego el año pasado, Guillermo Avilés ha regresado dejando el impacto esperado: Lidera la liga con 54 RBIs entre inicialistas (sólo cuando hayan jugado la posición), y su OPS de 1.006 demuestra qué tan bueno ha sido para llegar a bases y al mismo tiempo producir carreras.


Por esa razón, los Alazanes necesitarán que Avilés esté sano y recibiendo constantemente la presencia de corredores en circulación cuando entre al plato.


Ese ha sido parte del éxito del lineup de los Alazanes: No depender de los extra bases o los jonrones como en otros años. Ahora, con este equipo plagado de bateadores de contacto que pueden combinar velocidad, la filosofía para Martí es diferente.



Con Roel Santos fuera, aún quedan bateadores hábiles como Osvaldo Abreu y Raico Santos, quienes registran OBPs de .431 y .452, respectivamente. Esa misma tanda de Abreu, Santos y Avilés, produjo de 8-6 este martes contra los lanzadores de Ciego de Ávila, con seis carreras anotadas y cuatro impulsadas.


Sí, la garantía de encontrar corredores, es algo que Avilés ha sabido aprovechar esta campaña. De hecho, en el 53% de sus apariciones en home, el inicialista granmense ha tenido oportunidad de remolcar corredores en circulación. Y, cuando ha fallado, recuerda, detrás de Avilés viene Carlos Benítez, quien ha bateado para .367 en situaciones de clutch.



Junto a ellos, Martí espera que los bateadores de la tanda baja del lineup se mantengan produciendo: Iván Prieto (.933 OPS) y Lázaro Cedeño (.931) también podrían aportar poder, mientras Darien García sobresale como el bateador sorpresa del team, con .916 OPS y 22 RBIs en apenas 103 apariciones en home.


Mantener la estabilidad defensiva puede ayudar si el pitcheo sufre averías


¡Los Alazanes están fildeando para promedio de .980! Y eso no es lo más sobresaliente, creo. No. Mira: ¡Han fabricado 86 jugadas de double play en 53 juegos! Guillermo Avilés fildea para porcentaje de .994. Carlos Benítez (.995) es octavo en factor de rango entre los intermedistas, pero ha cometido un solo error este año.


Yulian Milán ha estado en uno de sus peores campañas a la ofensiva tras regresar de la lesión, pero aún puede hacer el trabajo defensivo como uno de los principales torpederos de la liga.


Osvaldo Abreu está fildeando .968 en la antesala. Sí, no es un average de súper estrella, pero merece consideración cuando ves que la mayoría de los antesalistas tienen un pobre alcance y promedian menos de .940 en su average de fildeo. Sin Roel Santos, los Alazanes ya no podrán entrar en la discusión sobre qué equipo tiene el mejor cuerpo de jardineros de la liga, pero Darién García y Alexquemer Sánchez, en el left y right, respectivamente, han asumido la titularidad con mucha entrega.


Aprovechar las restantes cuatro series en casa


Tal vez suene sesgado, pero en estas dos líneas de barra podríamos definir por qué será importante que los Alazanes puedan aprovechar sus siete juegos restantes en casa. Sí, a veces los números dicen mucho…


(Home Club): .336/.434/.483/.917 (AVG/OBP/SLG/OPS), .287 RISP, 45.9 HRPA, 9.0 SO%, 12.4 BB%

(Visitador): .276/.368/.382/.750, (AVG/OBP/SLG/OPS), .211 RISP, 72.6 HRPA, 11.1 SO%, 11.6 BB%


Fuente: Stats-Info, BaseballdeCuba.com


Bueno, es lógico que ese par de slash line nos demuestren la habilidad de los Alazanes para aprovechar cada juego en el estadio Mártires de Barbados. Mi número favorito de los publicados ahí, es el 45.9 HRPA como home club en comparación con la actuación de visitador, porque las diferencias son preocupantes.


O sea que, cuando los Alazanes salen del estadio Mártires de Barbados, su frecuencia de jonrones por cada aparición en home aumenta de 45.9 a 72.6. Pero, también, se ponchan el 2.1% menos y, mientras brillan produciendo .287 de promedio con corredores en posición de anotar en casa, sufren una pérdida de efectividad hasta .211 como visitadores.


En Granma, a los Alazanes les queda recibir a tres rivales: Guantánamo, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba. Los 15 juegos restantes, deberán disputarlos como visitadores, viajando a Las Tunas, Holguín, Guantánamo y Camagüey. Como para casi todos los equipos en pugna por los puestos clasificatorios, será un final desafiante.


Para entonces, veremos si estos Alazanes de Granma podrán mantenerse en la élite y regresar a la postemporada.


(Foto cabecera Guillermo Avilés/Calixto N. Llanes. Fotos de los Alazanes de Granma/Ibrahim Sánchez Carrillo/Radio Bayamo)

1 vista0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS