top of page

Señales a seguir desde el Opening Day

¡El béisbol está de regreso! Finalmente, llegó el día esperado. ¡Y qué día! Fue un jueves cargado de emociones en el Opening Day de las Grandes Ligas, especialmente para los jugadores cubanos.

 

Me emociona saber que tenemos otra temporada por delante. Así que, habrá mucho tiempo para debatir y hablar de béisbol aquí. Por ahora, estas fueron algunas de las señales a seguir desde el Opening Day. ¡Feliz viernes!

 



Lourdes Gurriel Jr. en la casa

La temporada de 2023 del cubano Lourdes Gurriel Jr. fue sencillamente lo que esperaban los D-Backs: estuvo saludable todo el año, con un nivel de juego consistente, aportó suficiente calor ofensivo, la fortaleza de su brazo en el outfield y un sólido rendimiento bajo la presión de la postemporada. “Yunito” cumplió todas esas expectativas durante su primera temporada con Arizona, después de firmar un contrato por tres años y $42 millones. Gurriel Jr. sobresalió entre el talentoso núcleo de jugadores de los D-Backs y, sin lugar a dudas, su liderazgo aumentó el nivel de expectativas para esta temporada. Esa era una de las historias a seguir de cara al Opening Day de los D-Backs el jueves por la noche en Chase Field, recibiendo a los Rockies de Colorado. Y, luego de escucharse la voz de play ball, así comenzó todo:

 

El zurdo de los Rockies, Kyle Freeland, lanzó un slider que intentaba rotar por el centro del plato en cuenta de 1-0 y… ¡Espera! ¡Hagamos una pequeña pausa! Antes de llegar a la decisión, deberías saber que: Lourdes promedió apenas .239 en 98 apariciones al plato que terminaron con sliders el año pasado, el peor rendimiento de su carrera. En 2022, el swing de Lourdes arrojó la tasa más baja de Hard Hit (32.8%) contra sliders en su carrera. Y, sí, hubo más tribulaciones al desafiar las sliders: un año antes, en 2021, terminó con la peor tasa de swing fallidos (33.7%) de su carrera contra cualquier pitcheo.

 

Así que, era evidente, al menos cuando se trata de tendencias, ver a los lanzadores de Colorado intentando dibujar sus mejores sliders contra Lourdes Gurriel Jr. Sin embargo, hubo una diferencia notable esta vez: la slider de Freeland intentó penetrar por la zona baja interna, pero el swing de Lourdes la hizo trisas:



El jonrón de dos carreras abrió el marcador para los D-Backs, presagiando el diluvio ofensivo que desatarían contra los lanzadores de los Rockies. Dos entradas más tarde, en el final del tercer inning, Arizona comenzó la fiesta ofensiva. Gurriel Jr. volvió a abrir el ataque, esta vez con el primero de dos sencillos durante un rally de 14 carreras. Sí, como lo escuchas, ¡14 carreras de los D-Backs en la tercera entrada! Lourdes agregó tres remolcadas, para registrar cinco —la mitad de las RBI que tenía en 16 juegos contra los Rockies—, protagonizando un Opening Day para la historia.

 

La explosiva bienvenida de Yandy Díaz

El líder de los bateadores de la Liga Americana está de regreso. ¡Y de qué manera! Yandy golpeó un jonrón abriendo el juego contra el diestro de los Blue Jays, el puertorriqueño José Berríos. En cuenta de 2-2, Berríos lanzó un changeup en la esquina baja interna, y Yandy desató un swing halando con furia el lanzamiento de apenas 86 mph. Después de esa línea bestial que Yandy conectó a 107.2 mph, sacudió sencillo y doble, quedándose a un triple de conseguir el ciclo tras terminar de 4-3 en la derrota por 8-2 de los Rays ante los Blue Jays.



El jonrón de Yandy fue el primero de un lead off cubano en la historia de MLB, y el sexto extra bases (tres dobles e igual número de jonrones) en sus últimos 10 juegos contra los lanzadores de Toronto. Camino al título de bateo el año pasado, Yandy machacó el pitcheo de los Blue Jays promediando 1.084 OPS, y en el Opening Day su swing volvió a lucir indetenible. Por supuesto, la temporada acaba de comenzar, pero Yandy Díaz vuelve a sobresalir entre los fuertes candidatos para repetir la brillante temporada del año pasado.

 

¿Yordan Álvarez como segundo bate de los Astros?

No sé a usted qué le pareció, pero la idea de colocar de segundo bate a Yordan Álvarez fue un movimiento que me encantó del nuevo manager de los Astros, Joe Espada. Espada está debutando en el puesto de manager, pero trae una gran experiencia de sus años como entrenador y coach de banca. Por supuesto, el movimiento me sonó interesante porque Yordan registrará más apariciones al plato.*


*Yordan había alineado de segundo bate como titular en un solo partido durante su carrera con los Astros, y fue en una gira por Chicago en julio de 2021. Por cierto, aquella tarde en Guaranteed Rate Field terminó de 3-0 y se ponchó dos veces contra el zurdo Carlos Rodón, quien admitió un solo hit de los Astros en siete entradas.


Como estrategia, es razonable que tenga ventajas y riesgos. El año pasado, los octavos y novenos bate que utilizaron los Astros terminaron promediando .301 OBP, el porcentaje de embasado más bajo de todo el equipo. Sin embargo, la filosofía de Espada también podría traer resultados interesantes si Jeremy Peña (octavo bate) y Jake Meyers (noveno bate) consiguen rendir al máximo de su talento. Al menos en el Opening Day, Peña bateó de 4-2 y Meyers conectó un jonrón solitario contra el abridor de los Yankees, el zurdo cubano Néstor Cortés. Como de costumbre, Yordan se hizo sentir a la ofensiva conectando de 5-2. Los Astros también necesitarán la contribución de otro cubano, el primera base de 37 años, José Abreu, quien se fue de 3-0 en el Opening Day contra los Yankees.

 

Vista previa sobre el regreso de Néstor Cortés

Antes de unirse a Orlando “El Duke” Hernández (2000) como el segundo lanzador nacido en Cuba que abre un juego de Opening Day para los Yankees, la última apertura de Cortés había sido el 5 de agosto del año pasado, cuando admitió una carrera en cuatro entradas contra los Astros (fue un jonrón de José Altuve, el primero de solo dos hits de Houston en todo el juego). Tras dos meses de ausencia, Nasty volvió a salir lesionado, con una distensión en el manguito rotador izquierdo. Sin la presencia de Gerrit Cole para el Opening Day, los Yankees designaron a Cortés contra los Astros. Y, entonces, la pesadilla nuevamente se presentó. Los Astros anotaron tres carreras contra Cortés durante la primera entrada en Minute Maid Park, y Jake Meyers agregó un jonrón solitario en el segundo inning.


Astros 4, Yankees 0.


Después del jonrón, Cortés dominó a 12 de sus siguientes 13 oponentes, completando cinco entradas, mientras los Yankees intentaban remontar déficit. El ataque inició con jonrón solitario de Oswaldo Cabrera en el inicio del sexto, y un inning después, elevado de sacrificio de Alex Verdugo proporcionó ventaja decisiva por 5-4. Independientemente de la remontada, la apertura de Cortés captó la atención, sobre todo porque los Yankees esperan que esté saludable. A diferencia de sus últimas aperturas el año pasado, Cortés trajo su velocidad habitual, rozando las 92 mph con la bola rápida de cuatro costuras y el cutter. Eso sí, los problemas de comando y las complicaciones en el primer inning no suelen ser tendencias fuera del control de Cortés. Durante su carrera, ha permitido promedio de apenas .584 OPS tras enfrentar por primera vez a sus oponentes.


Así pues, si nos guiamos por sus habituales inicios dominantes en el juego, entonces Cortés deberá trabajar para brillar en una de las claves que lo llevó al éxito en 2022: restablecer el mando del cutter, que limitó a sus oponentes a .191 BA. Los bateadores estaban persiguiendo menos sus pitcheos, un ajuste que derivó en el aumento de la tasa de hits contundentes. Para Cortés, quien depende más de su arte sobre el montículo —buscando el efecto entre comando y velocidad de sus pitcheos—, el camino al éxito volverá a ser un gran reto. Esperemos que esté saludable, pero de cualquier manera, es reconfortante volver a ver a Nasty desafiando bateadores al más alto nivel del béisbol.

 

 

Simplemente, no puedes detenerlo

Por un instante, pensé que la postemporada había vuelto al Globe Life Field. ¡Qué ambiente más acogedor para disfrutar el regreso del béisbol! La fanaticada de los campeones de la Serie Mundial 2023 se emocionó y, realmente, no es para menos: el cubano Adolis García, uno de los ídolos de casa, subía al plato en el final del sexto inning con un out y bases limpias. Bueno, no sé si a ti también te sucede, pero desde que veo a Adolis en la caja de bateo, ¿podemos pensar en algo más que no sea un jonrón? Obviamente, siempre serán muchas más las veces que un bateador sea puesto fuera en comparación con el éxito de su swing. Y como la emoción que genera Adolis cuando está bateando supera cualquier probabilidad estadística para la fanaticada de los Rangers, este momento no me sorprendió: Adolis conectó su primer jonrón de esta temporada, crujiendo el cuarto sweeper consecutivo que ofreció el diestro Yency Almonte. Veamos un pequeño detalle:



Nadie quiere cometer estos deslices ni siquiera en el Opening Day, y por esa razón, aún me pregunto quién promovió la estrategia de tirar cuatro sweeper consecutivos en la misma zona contra el MVP de la pasada Serie Mundial. Luego, ya sabes lo que sucedió: Adolis conectó un jonrón solitario por el left field, y los Rangers igualaron el marcador, 2-2.




Sí, desde el Opening Day, simplemente no puedes detenerlo.

 

¡Bienvenido de nuevo el béisbol!

コメント


Noticias

bottom of page