• Ray Otero-Alonso

Vegueros de Pinar del Río

Actualizado: feb 3


Pinar del Río forma parte de los cuatro grandes elencos de la pelota cubana de Series Nacionales, junto a Industriales, Villa Clara y Santiago de Cuba.


El equipo resultó el segundo de estos cuatro en realizar su debut, cuando en la temporada de 1968 la Serie Nacional sufría su segunda gran expansión, durante la campaña 1967-68, jugada a 99 juegos con un total de 12 elencos. Pinar del Río, como era de esperar, ancló en la última posición en su debut, y esta situación no cambiaría mucho, cuando en las primeras siete temporadas de su existencia alcanzó pobre balance de 179-367 (.328), logrando solamente un año con marca de .500 - 13 SN -, cuando obtuvo el 7mo lugar del torneo en 1974.


Sin embargo, las transformaciones en cuanto a la estructura de los torneos cubanos vieron al colectivo Pinar del Río desaparecer de los mismos en la etapa nacional, siendo incorporado su nombre a las Series Selectivas que apenas se iniciaban en 1975. En este torneo, el equipo creó una gran historia, alcanzando en sus participaciones un total de seis títulos, durante las temporadas de 1979, 1980, 1982, 1984, 1988 y 1991.


Bajo estas circunstancias, de 1975 hasta 1991, Pinar del Río, como provincia y elenco, quedó representado en las Series Nacionales por dos conjuntos: Forestales y Vegueros. La llegada de ambos a los torneos cubanos jamás podrá ser borrada, sobre todo si del representativo veguero hablamos, equipo que se convirtió en una clásica maquinaria de jugar béisbol, que dio gloria en años subsiguientes a la occidental provincia, con un total de seis títulos nacionales y una constante presencia en las postemporadas cubanas entre 1986 y 1991, sobre todo con el aporte de tradicionales del elenco nacional de Cuba como el segunda base Alfonso Urquiola, el tercera Omar Linares, los jardineros Luis G. Casanova, Lázaro Madera y Fernando Hernández, el receptor Juan Castro y lanzadores del calibre de Rogelio García, Omar Ajete y Reinaldo Costa, entre otros.


Forestales, por su parte, pese a no alcanzar galardón alguno en el béisbol nacional, se convirtió en un elenco importante para el territorio, sobre todo cuando al principio de su existencia llegó a codearse entre los cuatro mejores del país, sobre todo en las temporadas de 1977-78, 1979-80 y 1981-82, donde culminó en la cuarta posición de nuestros campeonatos.


A partir de 1984, pero, con especial énfasis desde la temporada 1985-86 con el arribo de la etapa de Play Off, Forestales corrió la misma suerte que elencos como Metropolitanos – en la capital de Cuba - y alternativamente Citricultores y Henequeneros – en Matanzas -, quedando reducido a una mera sucursal del más potente Vegueros.


En la temporada 1992-93, con la nueva reestructuración del torneo nacional cubano, tanto Vegueros como Forestales dejaron de existir, y el nombre de Pinar del Río era restaurado en las Series Nacionales.


Desde esa fecha para acá, Pinar del Río no ha abandonado su condición de grande, alcanzando un total de cuatro títulos nacionales y resultando un habitual visitante en las postemporadas.


Los más recientes galardones nacionales de los también llamados “Verdes” llegaron en las temporadas 2010-11 – 50 SN – y 2013-14 – 53 SN -, ambas al mando del ex pelotero y ahora mentor Alfonso Urquiola.


Del último triunfo de los Vegueros en las Series Nacionales, hay que destacar que este les dio el derecho a representar a Cuba en la Serie del Caribe 2015. Ya en el torneo, la escuadra con el uniforme pinareño alcanzó el título, convirtiendo a Pinar del Río en el primer elenco de Series Nacionales en alcanzar tal galardón, y también el primero en ganar una Serie del Caribe para Cuba, desde que los Elefantes de Cienfuegos se alzaron con la corona en la edición de 1960.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS