• Ray Otero-Alonso

WBSC Clasificatorio de las Américas: Cuba parece lista para próximo episodio de su aventura olímpica

Actualizado: 27 may 2021




La incertidumbre sobre la presencia de la selección nacional de Cuba en el torneo Clasificatorio Olímpico de las Américas terminó. Este martes la Federación Cubana de Béisbol confirmó la presencia de los antillanos en el torneo, después de recibir los jugadores y cuerpo ténico las correspondientes visas para su viaje al estado de La Florida, en los Estados Unidos, donde el evento, que ofrece un solitario boleto a la cita olímpica de Tokyo’2020, dará inicio el venidero lunes 31 de mayo.



Los cubanos, que dejaron definida su selección de 26 hombres el pasado viernes, viajaban precisamente al país norteño este miércoles, y una idea mejor sobre la forma del conjunto pudiera tenerse, cuando dos encuentros de confrontación sostengan los de la Mayor de las Antillas con los seleccionados de República Dominicana (Mayo 27) y Nicaragua (Mayo 29), dos de los aspirantes a ubicarse en la cita olímpica y contendientes del Grupo A del torneo junto a Puerto Rico y el país sede.



Por el momento, el debutante mentor del elenco nacional, el matancero Armando Ferrer, anunció la pasada semana su rotación para los vitales primeros tres partidos clasificatorios del equipo cubano en el Grupo B.


Ferrer, pese a dejar claro que por tal de buscar victorias el cuerpo técnico bien pudiera cambiar su rotación, contará con el veterano derecho Lázaro Blanco para enfrentar a Venezuela el 31 de mayo desde la 1 pm de la tarde en el debut antillano, mientras el martes 1ro de junio el también derecho Carlos Juan Viera enfrentará a Canadá en el horario nocturno de las 7 pm, para que el diestro Yariel Rodríguez se encargue de subir al montículo ante Colombia, en el último choque de la etapa clasificatoria pactado también para las 7 pm, pero del 2 de junio.


El roster de 26 hombres anunciado por Cuba presenta sin dudas grandes interrogantes. Nuevamente nos aferramos a la poca presencia de lanzadores y la inclusión de más de dos receptores. También dejamos poco definidos los roles de cada jugador con una gama muy amplia de tanto jugadores de cuadro como jardineros. Cuando lo que se debe buscar es cohesionar a un elenco de cara a un torneo tan importante como el que se avecina, la presencia de tantos jugadores más bien parece una continuación de la lucha de estos por un puesto de titular.


Quizás uno de los peores mensajes que la Federación Cubana mandó con la selección de sus jugadores, fue el llamado de solo un “importado” sin asociación con la Federación Cubana de Béisbol, en el nombre del matancero Yadir Drake. Nombres como los del infielder Alexander Guerrero o los jardineros Félix Pérez y Henry Urrutia, todos con suficiente aval en ligas extranjeras, entre otros que en algún que otro momento fueron manejados como posibles candidatos al roster final, terminaron fuera por diferentes razones no siempre explicadas.


Los cubanos aparecen con una escuadra que es la base de la vista en el pasado torneo mundialista Premier12, evento donde la actuación de los antillanos fue decepcionante con un décimo lugar. Sin embargo, me atrevería a decir que algunos cambios importantes pudieran verse para este torneo, cuando hombres como el propio Drake, el inicialista Lisbán Correa y el ahora tercera base Yadil Mujica, busquen sin duda cupos en el lineup regular.



Una de las mayores fuerzas con las que cuenta el equipo parece ser el pitcheo, con la llegada de tres que se lucen en la NPB japonesa, el abridor Yariel Rodríguez y los relevistas Liván Moinelo y Raidel Martínez. Los tres estuvieron presentes en el pasado Premier12, pero, tras dos años con presencia en la NPB, todos esperan esto pueda hacer gran diferencia para ellos en este torneo. No cabe duda que de estos nombres mucho dependerá el resultado final de Cuba, un conjunto que presenta repitentes de citas recientes como dos de los principales abridores, los veteranos Lázaro Blanco y Carlos Juan Viera, con la gran diferencia también que ahora ambos han sido expuestos a mayor acción en ligas extranjeras.


El pitcheo tendrá también grandes retos. Tres lanzadores que prometen mucho en los jóvenes Andy Rodríguez (22 años) – el cuarto hombre en este elenco asociado por la isla en Japón –, Bryan Chí (22) y Frank Álvarez (22), junto a Liván Moinelo (25), Yariel Rodríguez (24) y Raidel Martínez (24), constituyen una de las mejores muestras de mejoría del pitcheo en cuanto a juventud en una escuadra nacional de la isla. Son brazos jóvenes y fuertes, pero que, aun así, deberán demostrar que están listos para retos mayores sobre todo los de Yariel y Raidel. También dos zurdos de características bien diferentes presenta el cuerpo de lanzadores y que deben secundar al más fogueado internacionalmente Moinelo desde el montículo, con la presencia del matancero Yoenni Yera y el tunero Yudiel Rodríguez, un signo también muy positivo para un elenco que podrá contar en el relevo con tres hombres del mal llamado “brazo equivocado”.


La escuadra cubana presenta mayor experiencia o veteranía en el terreno que en su cuerpo de lanzadores. La presencia de jugadores como Yadir Drake, Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne, Lisbán Correa, Erisbel Arruebarena, Yosvany Alarcón, Roel Santos, Yordanis Samón, Yordan Manduley, Yadil Mujica, entre otros, dice mucho sobre las ansias de las autoridades beisboleras de dar prioridad a jugadores con alguna mayor o menor experiencia en ligas foráneas. Uno de las lastimosas ausencias en el elenco resulta la de uno de los prospectos más grandes de la isla, el jardinero camagüeyano Loidel Chapellí Jr., quien, acorde a las estadísticas de nuestro colega Yirsandy Rodríguez resultó sin duda el mejor jardinero de la pasada campaña cubana, pero sin embargo resultó eliminado. Chapellí junto al segunda base César Prieto, resultaban dos de los jugadores de posición de la escuadra cubana que mucho seguimiento tendrían por los “scouts” en este torneo.