• Yirsandy Rodríguez

El impresionante inicio de Aroldis Chapman continúa rozando la perfección


La postura a más de seis pies por encima de la colina en Camden Yards lucía imponente.

Tras ponchar a Ramón Urías con una sinker humeante de 102.4 mph, Aroldis Chapman mostró una vez más el dominio de esa especie de látigo que posee en su brazo izquierdo.


A través de su majestuosa figura, el “Misil Cubano” de los Yankees de New York estaba satisfecho después de lanzar su 18vo pitcheo y ponchar a sus tres rivales este jueves para mantener un empate 3-3 en el final del noveno contra los Orioles de Baltimore.


En su actuación perfecta, Chapman combinó 10 bolas rápidas de cuatro costuras, tres splitter, tres sinkers y dos sliders para marcar 13 strikes y sólo cinco bolas contra Ryan Mountcastle, DJ Stewart y Ramón Urías. La velocidad de su sinker tocó las 102.4 mph, haciendo fallar a sus rivales en dos de sus tres swings. ¡Puro poder!


Ahora Chapman extendió su cadena de ceros a ocho entradas, donde ha permitido sólo dos hits y acumula 20 strikeouts de sus 24 outs. Su WHIP se detuvo este jueves en un magnífico 0.63, mientras la oposición se le ha embasado únicamente por tres boletos y dos hits. Como analizamos aquí esta semana, uno de los ajustes que le está dando resultado a Chapman va siendo el efecto de su mezcla de pitcheos.


Después de ponchar a sus tres rivales de este jueves, Chappy ha logrado acumular K’s con todos sus pitcheos:

Sinker: 8 Ks, 40%

Splitter: 6 Ks, 30%

Bola rápida de 4-costuras: 4 Ks, 20%

Slider: 2 Ks, 10%


A diferencia de otros años, Chapman está confiando más en sus pitcheos secundarios para devorar a los bateadores en dos strikes, conteos donde hasta ahora la sinker y el splitter han sido letales—ambos registran más del 60% de efectividad para ponchar en dos strikes—. A su vez, Chapman ha combinado todo el poder y su manera agresiva de definir los conteos contra la oposición, retándolos más en la zona de strike. Sí, al menos en este inicio de temporada donde ya acumula 129 pitcheos, Chappy está marcando récord personal con el 56.8% ubicados dentro de la zona de strike.


¡El promedio en su carrera ha sido de 50.8%!


Probablemente ese porcentaje se ajuste sobre el 50% cuando Chapman agregue 350 o 400 pitcheos más pero, al parecer, la intención del “Misil Cubano” es atacar, asechar y sorprender con más frecuencia a sus rivales en el plato. En su última temporada con al menos 600 pitcheos registrados, Chapman marcó un 51% en 2019. Pero lo más interesante del caso no es su aumento de pitcheos dentro de la zona, sino cómo hasta ahora Chappy está logrando una regresión en el contacto de sus oponentes.


Antes de sus tres strikeouts este jueves, el impacto lucía así:


Zone Contact% (Contacto de los oponentes contra pitcheos en la zona de strike, según Savant Baseball)

2017: 75.6%

2018: 68.3%

2019: 74.8%


En su carrera: 68.6%

MLB: 82.2%

2021: 52.3%


Escogí las estadísticas entre 2017 y 2019, porque corresponden a las últimas tres temporadas donde Chapman lanzó al menos 800 pitcheos. ¿Notaron las impresionante diferencias? En comparación con las tasa de su carrera (16.3%) y la actuación en 2019 (22.5%), Chapman ha sido altamente efectivo con el promedio de 52.3% de este inicio de campaña.


Es cierto que apenas estamos terminando el primer mes de la temporada, pero a este paso de irrupción en 2021, Chapman se está robando el show, haciéndonos esperar cada una de sus salidas.


(Foto de Aroldis Chapman: Jayson Miller/GettyImages)

1 vista0 comentarios

NOTICIAS