• Yirsandy Rodríguez

A la altura de los grandes, Renner Rivero: Los Cocodrilos de Matanzas dan muestras de vida


Renner Rivero no dudó en recoger el toque de Andrés de La Cruz y disparar con decisión a segunda base. Ese fue su primer out en el final del séptimo inning, después de que los Cocodrilos le ofrecieran ventaja de 1-0 en un duelo de pitcheo ante el diestro de los Leñadores de Las Tunas, Alejandro Meneses.


Los siguientes dos envíos ante el intermedista Manuel Ávila no encontraron el comando esperado que Rivero estableció en su apertura de 6.1 innings, con 88 lanzamientos, cinco strikeouts y sólo tres hits permitidos —uno ante los últimos 20 tuneros que entraron a la caja de bateo—.


En el montículo del estadio José Antonio Huelga, Rivero aún intentaba realizar un esfuerzo final para terminar la entrada pero, acertadamente, el manager Armando Ferrer lo sustituyó. Primero activó al relevista zurdo Naykel Yoel Cruz, quien fue relevado al inning siguiente por el diestro Joel Suárez.


¡Control total de la situación!


A las 3:29 de la tarde de este miércoles, ya era oficial la primera blanqueada 1-0 durante las últimas ocho postemporadas: ¡Los Cocodrilos de Matanzas celebraban su primer éxito en la Semifinal ante los Leñadores de Las Tunas!


Serie Semifinal: Los Leñadores están delante, 2-1.


Historia del Juego: Con la serie debajo casi a punto de caer en el abismo de un 0-3, el manager Armando Ferrer removió el lineup: Subió a Yadil Mujica para el segundo turno, conectándolo así con el leadoff Aníbal Media —entre ambos, llevaban de 16-9 en dos matchs—. Jefferson Delgado y Yadir Drake pasaron para el quinto y sexto turno, respectivamente, y Yasiel Santoya entró por Javier Camero. Civil, como es de esperar, no hizo cambio alguno luego de dos victorias en condición de visitantes.


Así pues, tras los duelos Yoanis Yera-Carlos Juan Viera y Noelvis Entenza-Yudiel Rodríguez, no hay dudas de que el match Renner Rivero vs Alejandro Meneses se presentaba con menos expectativa de dominio. Sin embargo, ambos diestros rompieron las probabilidades, con un duelo que avanzó cero a cero y se registraron sólo siete hits combinados durante seis entradas.


Después del sencillo de Mujica en el primer capítulo, el próximo llegó 13 bateadores más tarde, durante el inicio del quinto. La única ocasión donde los Cocodrilos de Matanzas le pusieron dos corredores en base fue a la altura del sexto episodio, cuando Meneses dominó a Jefferson Delgado con rolling a primera. Al final, 10 de esos primeros 18 outs del diestro tunero fueron en conexiones de fly —su curveball conseguía buen efecto—, en una tarde bastante difícil para los bateadores debido a las condiciones del viento.


Por su parte, Rivero fue más imponente. Mezcló una bola rápida que tocaba entre 87-92 mph, con su slider y, sobre todo, el cambio de velocidad. Así, atacando a los bateadores y lanzando pegado, Rivero limitó el ataque de los Leñadores, evitando que sus corredores más veloces entraran en bases: Dominó de 7-1 a la tanda de “9-1-2”, Héctor Castillo (1-0), el leadoff Yuniesky Larduet (3-0), y Andrés Quiala (3-1). Pero, además de imponerse ante ellos, fue consistente contra el resto de la poderosa alineación tunera.


En seis innings consecutivos de los siete que abrió, Rivero sacó de circulación al primer bateador, y en cuatro de ellos logró los dos primeros outs. Luego del par de hits que le pegaron Andrés Quiala y Yosvany Alarcón en la entrada de apertura, Renner fue tan dominante que no volvió a soportar dos embasados en un mismo capítulo durante el resto de su apertura. Aun así, cuando terminó el segundo tercio del dramático Juego 3, los Cocodrilos no habían coronado otra joya de pitcheo de Renner Rivero en esta 60 Serie Nacional del béisbol cubano.


Pero llegó el séptimo, que esta vez sí se convirtió en el inning de la suerte para los actuales campeones nacionales. Yadir Drake sonó un doble al left y, luego del ponche a Yasiel Santoya —el primero de Meneses en el partido—, el emergente Juan Miguel Vázquez haló a sus anchas pero su fly al right no pudo irse del parque. No obstante, Drake se movió agresivo hasta la antesala, y acto seguido Eduardo Blanco sacudió un cañonazo de oro que al final definió el score 1-0.


Con la ventaja mínima, tras hit de Quiala y boleto a Danel Castro los Leñadores le colaron empate y ventaja a Naykel Cruz abriendo el octavo, pero Joel Suárez volvió a convertirse en el salvador de Ferrer y los Cocodrilos. El diestro de 36 años exhibió su acostumbrado comando sobre la zona baja, lanzando pegado, con más suspicacia en su slider y cambio que velocidad en la recta: Dominó a Yosvany Alarcón y Viñales con elevados al infield y, aunque Yordanis Alarcón le pegó con solidez, Eduardo Blanco devoró la conexión al central y los Leñadores no pudieron pisar la goma.


En el noveno, como mismo lo retiró el relevista tunero Alberto Pablo Civil —quien puso fuera a sus siete oponentes—, Joel Suárez paseó la ruta, y un bounce al short de Dailier Peña cedió el out 27. ¡Victoria 1-0! ¡Los Cocodrilos de Matanzas están de regreso!

Momento clave: Los Leñadores dejaron par de veces en base la carrera del empate y la ventaja entre séptimo y octavo inning. En total, fueron cuatro corredores que representaron la posibilidad de al menos igualar el score 1-0. Durante el final del octavo, el guion de postemporada no pudo tejerse mejor: Perdiendo 1-0, dos hombres en bases, ningún out, y la tanda de “4-5-6” en fila contra el diestro Joel Suárez. Ya sabes lo que sucedió… Los hermanos Alarcón y Viñales fueron dominados.

MVP del Juego: Renner Rivero. Con 88 pitcheos en 6.1 innings, limitó de 22-3 al poderoso lineup de los Leñadores y ponchó a cinco oponentes. Rivero, de 24 años, no había tenido una salida a la altura de su efectividad contra los Elefantes de Cienfuegos en el Juego 3 de la serie de Cuartos de Finales. Sin embargo, este miércoles mostró que su talento sigue en ascenso y logró estar enfocado para asumir su alta responsabilidad sobre el box en el Juego 3 de esta Semifinal. Aunque al inicio del desafío pasó deslices con su comando, Renner supo ajustarse hasta establecer el poder de su mezcla de pitcheos.

Lo que no deberías ‘subvalorar’: ¿Esperabas un duelo de 1-0 entre Renner Rivero y Alejandro Meneses? ¿Trece innings combinados y sólo .196 de promedio permitido? Bueno, no… realmente. Pero sucedió. ¿Y por qué no podría haber sucedido? Por eso, siempre recuerda: Los “nombres” no juegan béisbol, y mucho menos las estadísticas. Entonces, ¿quién quita que mañana en el Juego 4 Ángel Sánchez pueda ser el próximo lanzador sorpresa en esta Semifinal? ¿O Naykel Yoel Cruz?... Estamos en playoffs: ¡A veces la mayoría de los protagonistas nos sorprenden!

Punto de giro a considerar: Obviamente, no es la misma perspectiva un Juego 4 con ventaja de 3-0 que 2-1. Pero aún los Leñadores están en una mejor posición. Si se empata la serie, aún estarían listos Carlos Juan Viera y Yudiel Rodríguez, pero sin dudas llegar hasta ellos con ventaja sería casi la garantía para clasificar a la final. De lo contrario, si la ofensiva de los Cocodrilos despierta y su defensa trabaja al nivel del Juego 3, la balanza podría inclinarse del lado de los actuales campeones, aunque… Jefferson Delgado, Yariel Duque, Ariel Sánchez y Andrys Pérez necesitan despertar: Se han combinado para sólo cuatro hits en 39 veces al bate (.103) en esta Semifinal.

La impresionante métrica que te hará reaccionar: .083... ¿Qué significa? El promedio de los oponentes de Renner Rivero durante sus terceros enfrentamientos en el juego, cuando encontraron corredores en posición anotadora. ¿Recuerdas qué sucedió en el Juego 3? ¡Control total!

Perspectiva del Juego 4

Con un éxito de los Leñadores, los Cocodrilos estarían obligados a ganar los últimos tres juegos: Pero ese panorama daría un giro si los actuales campeones empatan la serie 2-2.


(Foto de Renner Rivero: Oscar Alfonso)

1 vista0 comentarios

NOTICIAS