• Yirsandy Rodríguez

“Está recuperando el ritmo”: El rápido ajuste de ‘Pito’ Abreu vuelve a demostrar su talento legítimo


El razonamiento clásico, por supuesto, era comparar las líneas de tiempo de José Dariel Abreu en este inicio de temporada:


(BA/OBP/SLG/OPS)


El 13 de abril: .209/.314/.372/.686, 51 PAs

El 13 de mayo: .290/.370/.613/.983, 148 PAs *siguientes*

Diferencias: .081/.056/.241/.297, 97 PAs


Como notarás, en 97 visitas más al plato desde el pasado 13 de abril—hace un mes—cuando Abreu sumaba 51 PAs, las diferencias han sido realmente significativas. Sin embargo, la principal avería de “Pito” sobresalió, un mes después, en esos .241 puntos agregados de su slugging. Y, por ende, el OPS creció en unos .297 puntos, también ayudados por el incremento de su OBP (.056).


Cuando tienes esas líneas comparativas, no es tan difícil ver qué parte del rendimiento de Pito Abreu ha sido el punto más negativo en su arranque lento durante el mes de abril: Estaba apagado con el madero, y su swing parecía llegar ligeramente más lento de lo común cuando decidía atacar los lanzamientos. Sin embargo, en un punto analítico detrás de los números y las líneas de tiempo comparadas aquí, Pito había focalizado la principal razón de su regresión durante casi un mes con los White Sox: Estaba siendo vencido con frecuencia por las bolas rápidas.


Después de haber sido retado con más de 300 bolas rápidas—que estaban representando un 54% de sus pitcheos recibidos—, la habilidad histórica de Abreu como verdugo de las fastballs de Grandes Ligas comenzaba a moverse en sentido contrario. Obviamente, al analizar la capacidad de un bateador profesional como Pito Abreu, es difícil preocuparnos cuando estamos en presencia de sólo el primer mes de la temporada. Sin embargo, también parecía sugerente no ignorar la idea de que, a los 34 años, cualquier regresión en el swing puede asomarse silenciosamente.


Así que, solo nos quedaba esperar y seguir valorando la evolución de Abreu, el más reciente ganador del Premio de MVP de la Liga Americana, y un hombre que ha machacado como pocos las bolas rápidas de Grandes Ligas: Tras ver casi 10,000 fastballs (9,333) antes de este jueves, Pito promediaba .326 en 2,075 veces al bate, y una velocidad de salida de 92.5 mph, según los datos de StatCast desde 2015.


¿Cómo terminó el primer mes para Abreu? El pasado 30 de abril, promediaba .690 OPS. ¿Diez días después? ¡Subió a .732!


¿Este jueves, tras irse de 3-1 en el éxito de los White Sox 4-2 sobre los Twins? ¡.793!

¡Tendencia en alza!


¿Se ajustó tan rápido? Sí, ¡un MVP puede hacerlo! ¡Pito ya está de regreso!


“Hubo algunas fallas mecánicas allí, había algunas cosas que estaban sucediendo en el recorrido de su bate en cada swing, que Abreu no estaba sintiendo”, dijo el coach de bateo de los White Sox, Frank Menechino. “Él podía verlo pero no lo sentía. Y ahora está empezando a prestar mucha atención a mantenerse enfocado en que le lanzarán rectas, para luego reaccionar contra cualquier cambio de velocidad. Se siente más relajado, así que creo que está comenzando a recuperar su mecánica y su ritmo”.


Eso es razonable cuando en menos de dos semanas puedes levantar por más de 100 puntos el OPS, pero… ¿dónde ha estado el gran ajuste aún en reproducción? Por supuesto, ¡en el desafío de Pito contra las bolas rápidas! Aquí hay varias métricas reveladoras:


Glosario: %: Porcentaje de bolas rápidas recibidas por cada pitcheo. PA: Apariciones en home que terminaron con bolas rápidas. HR: Jonrones. SO: Strikeouts. BIP%: Porcentaje de bolas puestas en juego. BA: Promedio de bateo. XBA: Promedio de bateo esperado. SLG: Slugging. XSLG: Slugging esperado. EV: Velocidad de salida promedio.


Centrémonos en sus promedios tradicionales y las respectivas expectativas. Antes de este jueves, Pito estaba bateando sólo .188, con .215 xBA y .467 xSLG contra las bolas rápidas. Sin embargo, he aquí el comienzo de sus tendencias de recuperación: Desde el pasado 20 de abril, o sea, en sus últimos 17 juegos—la mitad de sus 34 antes de este jueves—ya había levantado sus promedios a .247 xBA y .632 xSLG.


Las gráficas comparativas también ayudan, ¡dale un vistazo!


(A la izquierda, aparecen las velocidades de salida promedio por zonas entre el 1 de abril y el 19. Y, a la derecha, las más recientes, del 20 de abril pasado al 12 de mayo)

La mejoría ha sido apreciable: De registrar sólo cuatro partes dentro de la zona de strike con al menos 90 mph en la velocidad de salida a inicios de abril (gráfica de la izquierda), ahora Abreu aumentó ese acumulado a siete.


De hecho, un valor apreciable ha sido la velocidad de salida promedio (EV) de Pito en todo el año, incluso mientras la oposición encontraba un oasis lanzándole bolas rápidas: ¡95 mph! Y si reducimos esa muestra a sus últimos 17 juegos, entre el 20 de abril y el 12 de mayo, obtenemos esto:


Fuente: Baseball-Savant


¡Lugar nueve en el Top-10 para el MVP de la temporada de 2020! Entonces, ¿deberíamos olvidar por el momento cualquier preocupación? ¡Sería razonable!


Otra vez, Abreu está encontrando el ritmo, con su clásica y destructora mecánica de swing que ha comenzado a calentarse en este mes de mayo.


“Fue un gran problema de sincronización con él. Solo estaba yendo y viniendo, pero está comenzando a relajarse y a entrar en el ritmo. Él nunca deja de trabajar”, expresó Menechino sobre la tenacidad de Abreu. “He estado con él muy duro”, continuó. “Lo he estado desafiando y me he estado metiendo mucho con él para que comencemos a salir de esto.


A sus 34 años, pensar en regresiones aún no parece ser la perspectiva reinante en el debate sobre la durabilidad de Pito Abreu. Y, como lo sugieren nuevamente sus rápidos ajustes, no hay dudas de que su talento es legítimo.


(Foto de José Dariel Abreu: Getty Images)

5 vistas0 comentarios

NOTICIAS

ARCHIVO

ETIQUETAS