• Yirsandy Rodríguez

‘Hizo los ajustes a tiempo’: Yuli Gurriel se recupera y saca de circulación a los Angels


Una vez más, Shohei Ohtani tenía el control del juego.


El sensacional jugador japonés de dos vías, con 88 pitcheos—el 70.4% lograron marcar strikes—había limitado al lineup de los Astros de Houston durante siete innings en la noche de este martes: Ponchó a 10 oponentes, admitió apenas cuatro hits y exhibió nuevamente el arsenal de su abrumador repertorio.


Cada matchup del duelo Ohtani vs. Lance McCullers Jr. fue atractivo. Kyle Tucker puso delante a los Astros 1-0, tras golpear un jonrón solitario—su séptimo este año—contra una bola rápida de cuatro costuras de Ohtani en el final del quinto episodio. Sin embargo, Tyler Ward igualó el score atrapando un sinker de Lance McCullers Jr. en el inicio del octavo, para evitar la derrota de Ohtani.


Entonces, llegó la rebelión de los Astros ante el bullpen de los Angels.


Yuli Gurriel había estado en una noche terrible. Luego de recibir 10 pitcheos en tres enfrentamientos contra Ohtani, su swing se vio minimizado totalmente: Elevado de foul al cátcher (2do inning), ponche tirándole (4to) y ponche tirándole (6to) marcaron su historial de 3-0 ante el splitter, el slider y la imponente bola rápida de cuatro costuras del as japonés en la noche de este martes.


Sin embargo, Gurriel, quien lideraba en el equipo con 25 RBIs y ha sido imparable cuando juega en el Minute Maid Park de casa, promediando 1.164 OPS este año, encontró una oportunidad de redención en el final del octavo capítulo.


Shohei Ohtani ya no estaba en el box. ¡Y eso definitivamente fue un alivio para los Astros de Houston! De hecho, aunque Ohtani expresó a través de un traductor: “Mi cuerpo se sentía un poco pesado, un poco lento, pero creo que eso (mantenerse por tercera vez este año como lanzador y bateador) funcionó mejor para mi desempeño de hoy”.


Los registros de swing fallidos fueron alarmantes por ambos equipos:


Shohei Ohtani, provocó 15, y Lance McCullers Jr., 13.


Después de un out en el final de la octava entrada, el cubano Aledmys Díaz bateó sencillo al right field ante el relevista Aaron Slegers, que envió hasta la intermedia a José Altuve. El manager de los Angels, Joe Maddon, no demoró en acudir al bolígrafo. Sustituyó a Slegers por el zurdo Alex Claudio, pero Michael Brantley lo recibió conectando una bengala de 99.4 mph al centro del campo, que le dio ventaja de 2-1 a los Astros.


Acto seguido, Claudio se mantuvo en el montículo contra Yordan Álvarez, a quien dominó en jugada de selección tras un bounce donde torpedero David Fletcher sacó de circulación a Aledmys en el plato.


Dos outs. Y entonces llegaba otro momento decisivo para Yuli Gurriel. Tras irse de 3-0, habría sido interesante ver el cuarto enfrentamiento Gurriel vs. Ohtani, en un inicio de temporada donde el inicialista cubano de los Astros ha vuelto a demostrar su capacidad para hacer rápidos ajustes. He aquí una muestra del impacto de Gurriel entre los bateadores con un gran nivel de contacto en su swing este año y, además, que han registrado más bases por bolas que ponches:



La tabla está ordenada por wRC+ (Carreras Creadas Ponderadas), donde puedes ver a Gurriel en el Top-3 entre bateadores calificados esta temporada, que han acumulado más bases por bolas que ponches (BB-SO). Al mismo tiempo, ese interesante medidor Yuli Gurriel lo ha combinado con dos marcadas tendencias en esta primera mitad de la temporada: Su tasa récord de elevados (FB: 24.8%) y el menor registro de bolas haladas (Pull: 33%).


A ese ritmo de eficiencia madero en mano, podríamos agregarle que Gurriel ha machacado a los lanzadores zurdos, produciendo un OPS de .969. Sí, probablemente el diestro Noe Ramírez hubiera sido un oponente más adecuado que Claudio para lanzarle a Gurriel, pero Maddon no podía sustituirlo. Tres pitcheos después, par de sinkers de Claudio no lograron morder la zona de strike, y su cambio de velocidad en cuenta de 2-0 se quedó flotando peligrosamente sobre la esquina exterior. ¿El resultado?: Yuli Gurriel haló con furia el lanzamiento de sólo 73.7 mph, y bateó un jonrón de tres carreras por el leftfield.



Astros 5, Angels 1. ¡Golpe mortal!


Para Gurriel fue su sexto jonrón de la temporada, y así arribó a 28 RBIs que lideran en el lineup de los Astros de Houston. De esos seis jonrones, ahora Gurriel ha registrado cuatro en casa (Minute Maid Park), donde además acumula el 64.2% de su total de RBIs (18/28).

Ese, su noveno pitcheo de la noche, fue el único cambio de velocidad que lanzó el relevista zurdo de los Angels, Alex Claudio. Contra Brantley, disparó una sinker y tres sliders consecutivas. Ante Yordan, combinó sinker y slider. Pero, frente a Yuli Gurriel, probó el cambio de velocidad tras lanzar dos sinkers más.


Entonces, ¿era razonable que Yuli estuviera esperando otra sinker? ¿O estaba cazando una slider en esa cuenta de 2-0?


Si volvemos a la secuencia de pitcheo de Claudio, el cambio de velocidad no era predecible como posible tercer pitcheo. Sin embargo, la forma en que Yuli Gurriel haló el changeup de Claudio revela su agudo nivel de anticipación, y que parecía estar esperando algún pitcheo breaking ball. Gurriel se mostró paciente una vez más, pero no perdonó el lanzamiento en la esquina exterior.


Fue agresivo aunque sus oponentes apenas le han lanzado cambios de velocidad este año. ¿Con qué frecuencia? Guiándonos por los datos de Savant-Baseball, pudimos encontrar esto:


Nota del editor: La tabla está ordenada por pitch_PA%, que es igual a la tasa de apariciones en home del bateador, terminadas cuando le lanzaron un cambio de velocidad.


Antes de este martes, como ves, Yuli Gurriel era el tercer bateador en este Top-10 con la menor tasa de apariciones en home terminadas cuando el lanzador oponente le tiró un cambio de velocidad. Obviamente, existen varias situaciones asociadas a ese resultado, sobre todo porque a veces los bateadores reciben altas tasas de changeup, pero no en conteos que terminan siendo decisivos.


Aun así, Claudio y el cátcher Kurt Suzuki parecen haber confiado en ese cambio de velocidad tal vez con la intención de borrar el efecto de las anteriores cinco sinkers y tres sliders. Tiene sentido, pero Yuli Gurriel estaba preparado para golpear. Y, esta vez, el resultado contra un pitcheo ante el cual había fallado sólo un 20% de sus swings este año, superó las expectativas: ¡Después de ver 78 lanzamientos, bateó su primer jonrón del 2021 sobre un cambio de velocidad!


Sí, una vez más como dijo el manager de los Astros Dusty Baker a inicios de campaña: “Él (Gurriel) tiene esa genial capacidad. Una vez más, hizo los ajustes a tiempo”.


(Foto de Yuli Gurriel: Bob Levey, GettyImages)

0 vistas0 comentarios

NOTICIAS