• Yirsandy Rodríguez

Lo extraño y sorprendente del Juego de las Estrellas 2020

Y al fin, después de 86 horas estresantes, ya podemos decirlo: ¡El XXXV Juego de las Estrellas del béisbol cubano pasó a la historia!


Sí, eso esperábamos desde el pasado domingo, el resultado del juego entre las Estrellas del Futuro y el Presente, un nuevo duelo que se experimentó en esta edición de 2020. Así que lo único inusual no fue la espera de casi 5,000 minutos para escuchar la voz de playball en el estadio Guillermón Moncada: ¡También hubo muchas más cosas extrañas y sorprendentes que quedarán saltando en nuestras memorias como una pelota de ping-pong!


Con las mejorías del clima, vivimos este martes la primera edición del Juego de las Estrellas sin público en el estadio, debido a la pandemia de la COVID-19. Las competencias de habilidades no antecedieron al duelo clásico que había quedado ardiendo, con ventaja de 16-15 de Orientales sobre Occidentales. Esta vez, el plato fuerte llegó primero con el éxito de las Estrellas Futuras por 8-6 ante las Estrellas del Presente.


Y, luego, el entrante llegó al final para cerrar una divertida y a la vez emocionante tarde beisbolera, cuando el outfielder de los Vegueros de Pinar del Río, Yasser Julio González, exhibió el impacto de su swing para ganar el Derby de Jonrones. Y, por supuesto, mientras todo eso sucedía, aquí, en el Departamento de Información “extraña” y “sorprendente” de BaseballdeCuba.com estábamos cubriendo los hechos históricos y las hazañas de pequeña factura para dejarles saber qué no deberíamos olvidar del Juego de Estrellas de 2020 en el béisbol cubano.


Entonces, permítame profundizar en algunas cosas que inevitablemente captaron mi atención y tal vez la suya:


1. ¿Qué significó realmente el épico Grand Slam de Lisbán Correa?


Por supuesto que otro jonrón de Lisbán Correa no nos tomó de sorpresa: ¡El ‘58’ de los Industriales ha liderado la liga con 16 bombas este año! Sin embargo, aquí comienza lo extraño y verdaderamente sorprendente: Antes del partido, en 32 Juegos de Estrellas oficiales, se habían bateado 44 jonrones. De ese total, el único jugador capaz de acercarse con su swing al 10% había sido el outfielder avileño Yoelvis Fis, quien lideraba con cuatro jonrones. Junto a él, sólo dos bateadores más sumaban multi-jonrones en la historia: Danel Castro y Víctor Mesa, ambos con dos. ¿Recuerdas el Walk-off de Yosvany Peraza en 2008? ¿Y los dos juegos de seis jonrones combinados en 2011 y 2013? ¡Por supuesto!


Entonces, en cuanto a jonrones, había sucedido casi todo lo normal que podíamos esperar, incluso un juego de un hit, como ocurrió con el jonrón de Julio Pablo Martínez, antecediendo una cadena de 26-0 contra Occidentales. ¿Qué nos faltaba por ver hasta este martes, después de 255 carreras en Juegos de Estrellas? Sí, el siempre sensacional “Grand Slam”. Y, después de todo, llegó: ¡Lisban Correa fue el protagonista del primer bambinazo con bases llenas en la historia!


En el jonrón No. 45, por fin apareció un Grand Slam en Juegos de Estrellas, cuando el “Billy” subió al techo del estadio Guillermón Moncada una bola rápida del abridor de las Estrellas del Presente, Yosimar Cousín. Para más detalles, disfrute el jonrón aquí, y vea cómo Correa despidió ese pitcheo para desaparecer la pelota en cuenta de 1-2:



Sí, definitivamente fue un batazo descomunal, pero sabes qué, ese “big fly” también encerró algunas notas curiosas:

  • Aunque no se cuantificará para su historia de la temporada, de cualquier manera es importante saber que Lisbán Correa agregó su tercer Grand Slam consecutivo. ¿Tres? ¡Sí, eso es correcto! Tanto que, sus dos bombazos anteriores, fueron Grand Slam contra Frank Madan y Luis Danny Morales, ambos después de dos outs y para darle un giro total al score. Ante Madan, el Billy borró una desventaja de 5-3, y puso el juego delante 7-5. Contra el novato Morales, pulverizó el déficit de 1-0, y convirtió el marcador 4-1.

  • No, aún no hemos terminado. Vale, aquí vamos: Entonces, el 100% de los últimos tres jonrones de Correa han sido Grand Slam… pero, ¿y qué tal se fluctuaba esa tasa antes de esos tres bombazos consecutivos?: 4 Grand Slam en sus anteriores 102 jonrones, para una tasa de 3.9%. ¡Oh!

  • Y seguimos profundizando: ¿Sabías a qué lanzador Correa le bateó el primer Grand Slam de su carrera en Series Nacionales? Difícil, pero aquí estamos: Fue el 1 de febrero de 2007, contra Leinier Rodríguez, en el estadio Manuel “Piti” Fajardo del municipio de Boyeros. ¿Y fuera de casa? Sí, coincidentemente, a un pitcher de Camagüey, al derecho Fidel Romero, el 7 de enero de 2009 en el estadio Cándido González.

  • Resumen Final: ¡En su carrera, Correa ha bateado tres de sus siete Grand Slam contra lanzadores de los Toros! ¡Cosas del béisbol!



2. Yosimar Cousín y Lázaro Blanco: Terminan con las dos peores aperturas combinadas de la historia


Hacía 14 años que un lanzador no explotaba sin terminar el primer inning en Juegos de Estrellas. Durante esta 35ta edición, tal vez sucedió lo inesperado: Los dos abridores se fueron con dos out y siete carreras limpias permitidas. A Cousín (0 IP, 3 H, 4 R, 4 ER, BB) le fue imposible poner fuera a ningún bateador con sus 17 pitcheos. Y, por su parte, a Blanco lo sacudieron de 5-4, admitiendo par de dobles. ¿Quién fue el último lanzador con líneas similares? Luis Borroto, tras explotar el 22 de enero de 2006 contra Occidentales en el estadio Latinoamericano: 0 IP, 4 H, 4 R, 4 ER.



3. El histórico debut del cátcher Iván Prieto


Sin dudas, es gratificante cuando entras en la historia de un Juego de Estrellas con jonrón en la primera aparición en home: El cátcher Iván Prieto protagonizó esa hazaña este martes, cuando le desapareció un pitcheo al diestro de 35 años, Noelvis Entenza. El último bateador que consiguió un jonrón como emergente en un Juego de Estrellas, había sido el santiaguero Edilse Silva en 2013, cuando sustituyó a Alfredo Despaigne. Pero resumiendo todo al contexto vivido por Prieto, es importante recordar que ningún otro cátcher debutó con jonrón en un Juego de Estrellas para empatar el score. Los únicos cátchers de equipos orientales que acumulaban jonrones en la historia, hasta este martes eran Rolando Meriño y Yosvany Alarcón. Ahora, tras un swing impactante, Prieto también encabezó titulares en Juegos de Estrellas.


4. 27 hits/13 strikeouts


Cierto, no es una línea usual: ¡Pero sucedió! ¡Hubo más “H” que “K”, registrándose en nuestras hojas de anotaciones este martes! Con 27 hits combinados, el match de este martes entre las Estrellas Futuras y las Estrellas del Presente ha pasado a ser el segundo en la historia detrás del duelo ganado por Orientales 15-13 en 2011. Aquella tarde en el estadio 5 de septiembre de Cienfuegos, Orientales produjo 16 hits y Occidentales 13, para sumar 28. Está bien, de cualquier manera, no fue un caos total: Esta vez, hubo 14 hits más que los ponches, un diferencial inferior al de 29 hits y apenas 9 strikeouts en el juego de 2011. Ah, eso sí: Si quitamos las actuaciones de los lanzadores de Industriales, Andy Rodríguez (3 K) y José Pablo Cuesta (2 K), quienes cerraron el duelo por ambos lados, entonces el conteo baja hasta ocho.


5. Información imperdible adicional:

  • El bateador designado de Mayabeque, Javier Carabeo, se robó una base en el inicio del noveno inning. ¿Qué tan inusual había sido eso en su carrera? Bueno, después de embasarse 100 veces, ¡nunca había conseguido un robo de bases! ¡Buen trabajo, hombre!

  • "DP 2-2-3”: Esa fue la combinación por la cual fue out el cátcher de los Toros, Luis Gómez, quien bateó un elevado a la mascota de Yosvany Alarcón. Y resulta que, cuando salió el fly, otro camagüeyano, Yandy Yanes, había salido hacia segunda base con la inspiración de tomar ventaja en una jugada de “corrido y bateo”. Sin embargo, Alarcón capturó el fly, disparó a primera y Lisbán Correa recogió limpiamente para completar el double play por la vía “2-2-3”. ¿Lo has visto este año? Imposible: Los cátchers en esta 60 Serie han participado en 40 jugadas de double play, ¡pero ninguna había terminado con la combinación “2-2-3”!

  • Cuando es justo reconocer la efectividad: Lisbán Correa remolcó a 2 de los 3 corredores que encontró en posición anotadora como cuarto bate de las Estrellas del Presente. ¿El resto del equipo? ¡Sólo dos empujadas de los 14 corredores encontrados en posición anotadora después de 42 apariciones totales en home!

  • Parecía un juego dominado completamente por la ofensiva, ¿verdad? Pero las cosas cambiaron, un poco: A) En las primeras 36 PAs, se anotaron ocho carreras (57%) con 12 hits. B) En las siguientes 55 PAs, 15 hits y seis carreras.

  • Levante la hoja de anotación: ¡Los novenos bates de ambos equipos terminaron de 10-0 con 5 strikeouts recibidos!

Eso no fue tan insólito como la ocasión en que Yadil Mujica (Occidentales) y Luis Miguel Nava (Orientales), ambos novenos bate y torpederos titulares, se combinaron para irse de 4-0 en el Juego de las Estrellas de 2007 en Ciego de Ávila. Pero, de cualquier manera, es otra joya extraña en nuestro sorprendente e impredecible deporte favorito, el: ¡Béisbol!


(Fotos ACN/Miguel Rubeira & José Correa/Granma)

4 vistas0 comentarios

NOTICIAS