• Yirsandy Rodríguez

Los impresionantes números de Yordan Álvarez impactan entre las actuales superestrellas de MLB


A veces siento que no se ha resaltado lo suficiente el impacto del cubano Yordan Álvarez en cada conversación sobre las actuales superestrellas de su generación en las Grandes Ligas.


De alguna manera, hay explicaciones razonables. Y es que, hasta hace 693 días, Yordan, de 24 años, había sido sólo un talento prometedor capaz de golpear 23 jonrones en 56 juegos al nivel de Triple-A en 2019. Luego, cuando fue llamado a las Grandes Ligas para debutar con los Astros de Houston el domingo 9 de junio de 2019, su estatus comenzó a cambiar.


Durante aquella primera prueba de fuego, Yordan comenzó parte de un impacto que, a día de hoy, lo convirtió en corto tiempo en uno de los bateadores más consistentes y respetados del juego.


En ese punto, no necesitamos decir la popularidad que ha ganado en los seguidores de los Astros de Houston, sobre todo tras su debut con 27 jonrones y 78 RBIs en 87 juegos (.313/.412/.655/1.067) durante 2019. Sin embargo, particularmente siento que, aun cuando se ha resaltado con letras mayúsculas el impacto histórico de Yordan Álvarez, todavía tenemos deudas con el legado que está construyendo.


¿La principal razón que podría agregar en este debate? A pesar de que Yordan Álvarez ya es parte ineludible cuando hacemos referencia a la actual generación de jugadores jóvenes de élite en MLB, popularmente se ha visto desplazado.


¿Por qué? Es probable que uno de los puntos más criticables sea su estatus como bateador designado, sin aún contar con una posición para desarrollarse dentro del campo. Aunque los Astros de Houston han intentado visualizarlo como un outfielder o inicialista en el futuro, la presencia de varios jugadores de categoría y perspectivas en dichas posiciones los hace reticentes a probar con Yordan Álvarez.


Otro tema ligado a esta situación es el historial de lesiones que ya persigue a Yordan desde sus primeros días en Houston. Producto de la operación de rodillas que lo alejó por 58 juegos de 60 el año pasado, los Astros han tenido que ajustar su perspectiva sobre el probable desarrollo de Yordan más allá de su posición como bateador designado.


Obviamente, cada una de estas razones ya ha influido en la carrera de Yordan Álvarez, quien demoró más de lo normal para acumular sus primeros 100 juegos en MLB. Pero, como mismo ha mostrado su impacto desde que implantó récord de jonrones (11) y RBIs (35) en sus primeros 30 juegos como profesional en Grandes Ligas—le destrozó las marcas de 10/34 a Albert Pujols (2001)—, Yordan ha dejado números tan sorprendentes como insuperables.


Si bien no ha sido el tipo de corredor o jugador defensivo de élite, capaz de exhibir múltiples herramientas, el impacto de su swing ha marcado la diferencia en sus primeras 467 apariciones en home con los Astros de Houston.


Es cierto, Yodan ha jugado 130 juegos y suma 555 apariciones en home menos que, por ejemplo, Pete Alonso (26 años) de los Mets de New York, uno de los jugadores que también está jugando su tercera temporada. Sin embargo, eso no minimiza el astronómico rendimiento de Yordan entre varias superestrellas del juego actual.


Y si tienes dudas al respecto, puedes estar seguro de que escogiste la lectura adecuada sobre un tema tan recurrente: ¿Son comparables los números de Yordan Álvarez con los de jugadores que acumulan tres temporadas? ¿Sería razonable ubicarlos en una comparación junto a ellos o contra el grupo de bateadores que aparecen con un rango similar a su cantidad de juegos (109) en Grandes Ligas?


Para ambos casos, investigué el tema y aquí les traigo varios de los argumentos más contundentes:


Estadísticas de bateadores con tres temporadas—sumando la actual—y al menos 350 visitas a la caja de bateo: Encontré a 29 jugadores con dichas características, sólo tres de ellos más jóvenes que Yordan Álvarez, siete con su misma edad (24 años) y 19 mayores entre los jugadores activos este año. Este fue el desglose por edades:


Años/Cantidad

22: 2

23: 1

24: 7

25: 5

26: 10

28: 2

30: 1

31: 1


Como verás, Yordan aparece en el grupo de sólo 10 jugadores que están en su tercera temporada, acumulan al menos 350 PAs en su carrera y tienen 24 o menos años. La mayoría, o sea, 19 de 29 (65.5%), son peloteros entre 25 y 31 años. ¿Qué nos dice ese porcentaje? El principal mensaje es que, aunque Yordan tiene sólo 24 años y está jugando básicamente su tercera temporada—que sería su segunda completa—, es admirable verlo entre la generación que llegó a Grandes Ligas con apenas 21 años (y 347 días).

Y unido a ese paso significativo, lo más especial sin dudas ha sido de la forma en que Yordan Álvarez ha mostrado todo su potencial en el plato. De hecho, he aquí las seis categorías estadísticas que lidera entre jugadores de tercer año:


¡Los números hablan por sí solos!: Hasta este domingo, Yordan ha liderado en Porcentaje de extra bases (X%: 13.8), Carreras impulsadas por cada juego jugado (RBIG: 1.14), Porcentaje de embasado (OBP: .400), Slugging (SLG: .625), Poder Aislado (ISO: .315), OPS (1.024) y OPS+ (168). Pero, además de ese impresionante rendimiento, marcha segundo en promedio de bateo (.310) donde lidera Luis Arraez (.321), porcentaje de bases por bolas (comanda Cavan Biggio con 12.1) y Extra bases por cada hit (Will Smith encabeza la lista con 52.8 X-H%).


Un punto debatible aquí, sin dudas, es que Yordan está en su tercera temporada, pero realmente no ha jugado nunca más de 100 partidos en un año. Y, además, su segunda campaña fue de sólo nueve apariciones en home el año pasado. Sin embargo, cuando calculamos las muestras de los 29 jugadores de tercer año escogidos aquí, tenemos estos resultados: Han promediado 153 juegos jugados, 577 apariciones en home, 51 extra bases, 21 jonrones, 71 RBIs y 54 bases por bolas.


¿Qué tan lejos está Yordan de esos promedios? Sólo 44 juegos y 114 PAs de diferencia, que probablemente habría acumulado de no perderse el resto de la temporada debido a su operación de rodillas.


Tras irse de 4-2 este domingo en la derrota 5-4 de los Astros de Houston (15-13) ante los Rays de Tampa Bay Rays (14-15), Yordan volvió a lucir una vez más el poder de sus muñecas con jonrón y doble, mejorando su OBP a .360 y el slugging hasta .550.


Al producir su tercer jonrón de la temporada tras atrapar un cutter de 89.9 mph lanzado por el diestro Michael Wacha, ahora Yordan suma 12 extra bases entre sus 25 hits, ubicándose entre los bateadores calificados más consistentes contra las bolas rápidas de MLB en esta temporada (.500 BA & .778 SLG)—superado sólo por Omar Narváez (.524 BA) de los Cerveceros de Milwaukee—.


Ese talento, como analizamos aquí, no parece ser una virtud pasajera. Hasta ahora, sin lugar a dudas, ha sido parte de las auténticas habilidades de un bateador que, si la salud lo acompaña, está llamado a hacer historia en el gran escenario beisbolero mundial de las Grandes Ligas.


(Foto de Yordan Álvarez: Zimbio.com)

8 vistas0 comentarios

NOTICIAS